EL FINAL DE UN NUEVO COMIENZO

.

CAPITULO 4 .- PREGUNTAS

La historia es de mi autoria, los personajes los tome prestados de su creadora Naoko Takeuchi

.


.

La semana transcurrió, Serena trabajaba lo mas que podía a pesar de ya tener el dinero para solventar sus gastos, había decidido no gastarse el dinero extra, todo fue a raíz de una plática que tuvo con su amiga Molly que estudiaba con ella, tuvo que contarle casi todo, solo omitió lo que ella creía era un asesinato, así que ambas habían llegado a la conclusión que hasta no saber que intensiones de aquel obsequio no debía usarlo, es mas lo devolvería. Pero el tiempo pasaba y el no volvía.

.

Por su parte Darien trataba de sobrellevar su estadía en el Casino, al igual que su relación con Beryl, disimulaba lo mejor que podía pero el hecho era que cada día le constaba más trabajo intimar con ella, por lo demás todo volvió a la normalidad, la única diferencia radicaba en el dia libre que tenia, cosa que no todos tomaron a bien. Malacai y Zoycite por supuesto objetaron, pero Beryl fue dura y les indico que no les estaba pidiendo permiso que era una decisión tomada, en lo que se refiere a Jedite no puso objeción incluso se ofreció a acompañar a Neflaite en las rondas, cosa que a todos sorprendió ya que el no salía, le disgustaba tener contacto con los humanos de esa forma, se limitaba a cobrar y atender el casino, de vez en vez también a escoger a las posibles víctimas de su reina.

.

Llego el tan esperado martes para Darien, lo primero que hizo al ocultarse el sol fue ir a una concesionaria, ya tenia programada la cita, el modelo de auto ya estaba seleccionado, solo había que llenar unas formas y estaría listo, no quiso que se lo llevaran a su casa, no quería levantar sospecha alguna de su procedencia, asi que paso por el auto el mismo, se había decidido por uno de lujo bastante llamativo color rojo, que al parecer le daría una excelente comisión a la vendedora por lo cual Darien no puso objeción.

.

Lo siguiente que tenía que hacer sin duda era alimentarse, se dirigió al lugar que frecuentaba con Neflaite, era más fácil conseguir víctimas de forma fácil ahí, se trataba de una calle donde trabajaban mujeres como prostitutas y con un automóvil como el que llevaba conseguiría su objetivo fácilmente. Y asi fue, después de realizadas las medidas pertinentes y que las dos chicas que le habían servido de su fuente de alimentación habían salido de su vista sin acordarse de lo que había pasado minutos antes, se dirigió a su destino.

.
Serena ajena a todo lo que acontecería esa noche había hecho planes para estudiar con Molly, esta última se había ofrecido a ayudarle ya que en su último parcial no le había ido nada bien, necesitaba mejorar si quería permanecer con la beca, tenían una semana para prepararse aún, por lo que Serena había decidido llegar a trabajar más temprano para de igual forma poder salir, Molly llego por ella puntual a las 8 pero debido a que Reí venía retrasada Serena no podría irse, además de que era un martes fuera de lo común, el lugar estaba casi lleno, Serena y Mina parecían pulpos, mientras Lita se encargaba azarosamente de la cocina, incluso Andrew quien casi siempre se encontraba metido en su oficina había salido para ayudarlas en la caja de cobro.

.
A las nueve aún permanecían ahí y ni rastro de Reí, Molly había aprovechado la comida gratis que su amiga siempre le ofrecía, mientras ella atendía unas mesas del fondo del lado derecho, Darien entro justo en ese instante, había recorrido el lugar con la mirada hasta encontrarla, al verla tan ocupada decidió tomar asiento en el lugar más alejado. Serena seguía sin percatarse de su estancia, la que si se dio cuenta fue Mina ya que a e ella le tocaba atender esa parte del lugar, así que cuando se acerco Serena a la barra no dudo en quejarse.

.
— ¡Hay no puede ser!, pensé que ya nos habíamos librado del sujeto "sólo café gracias"

.

A Molly y a Serena les causo gracia el comentario de Mina pero no voltearon a ver al sujeto en cuestión.

.

— es molesto que alguien solo venga ocupe un lugar por un largo rato, sólo pida café y encima no se lo tomé

Serena comenzó a reír de nuevo el comentario ahora no solo le causaba gracia si no curiosidad, mientras le servía más café a Molly ambas dirigieron la mirada hacia donde se encontraba el chico en cuestión mirando en dirección a la barra, a Serena se le borró la sonrisa y se apoderó de ella un nerviosismo acompañado por emoción al verlo de vuelta, tanto que se olvidó que servía el café.

.
— ¡SERENA DETENTE!

.
Molly llamo su atención al ver que el líquido comenzaba a esparciese por toda la barra, Serena limpio el desastre, Mina ya se dirigía a tomar una carta para llevársela a el sujeto que no les quitaba la mirada de encima, pero Serena se la quito de las manos.

.
— ¿Qué haces?

— yo lo atiendo

— pero Serena tu lado está bastante lleno yo puedo…

.
Ni siquiera le dio tiempo de reaccionar para detenerla Serena había salido como relámpago hacia la mesa. Unos pasos rápidos y ya se encontraba frente a el, no le extendió la carta ni espero que el la saludara ella simplemente hablo lo que pensó en ese momento.

.
— ¿Volviste?

— Si te dije que lo aria, pero veo que elegí un mal día

— no de echo es muy bueno

— me refería a que estas muy ocupada…

— no de echo hoy salgo temprano solo estoy esperando mi remplazo

.
Y como si la hubiera llamado sólo con pronunciarlo Reí entro en la barra poniéndose el mandil, mientras Mina y Molly no dejaban de ver hacia donde Serena se encontraba.

— ¿otra vez el tipo de "solo café"?

— creo que esta vez va a pedir más que café, al parecer

.
Contestaba Mina asombrada al comentario de Reí, por que si su vista no la engañaba veía como Serena parecía conocer al chico.

.
— Entonces reafirmo que elegi un mal dia para venir, ya tienes planes…

— ¡No!, no, bueno mi amiga Molly había venido para... ponerme al corriente con unas cosas pero nada que no pueda esperar.

.

Serena volteo a ver a la barra y se fijó que sus tres amigas no le quitaban la mirada de encima

— podrías esperarme unos 5 minutos, mientras podría traerte algo

— un café — Serena comenzó a reír, cosa que extraño a Darién

— claro... Un café, enseguida te lo mando

.
Al llegar de nuevo a la barra todas le soltaron preguntas al mismo tiempo pero no pudo hilar el sentido de ninguna.

.

— podrían por favor hablar de una en una, pero antes de que digan algo, Mina podrías llevarle un café

.

Su amiga se quejó pero tomo la jarra y una taza, se dirigió a donde Serena le había pedido, mientras ella se quitaba el mandil y se dirigía hacia donde estaba Andrew para avisarle que ya se iba, el no había notado su encuentro con el cliente así que se despidió de ella como todos los días, regreso donde Molly se encontraba ya que Reí se había metido a la cocina con Lita

.
— ¿Es él, el sujeto del dinero?

— si Molly es el

— ¿Y qué te dijo?, supongo que vas a hablar con el.

— Pues yo entendí que está aquí por verme, hay Molly ¿y si lo intérprete mal?, ni tiempo le di de explicarse, sólo le dije que me esperara

.
Pero Serena dejo de hablar, al notar que Mina ya estaba con ellas.

.
— ¿Lo conoces?, ¿de dónde? — Serena no sabía si decirle la verdad

.
— es… mi decano, te dije que la maestra Mónica me iba a poner a alguien para ayudarme, es el

.

Molly se le quedo mirando sorprendida, pero no la desmintió, aunque si se preocupó por de el porqué de la mentira. Mina conocía bien a Serena y noto el nerviosismo en sus palabras, pensó que en cuanto pudiera estar a solas con ella descubriría la verdad. Así qué Serena se despidió de Reí que a pesar de que acababa de llegar y no saber nada del asunto notó algo raro en ella.

.
— bueno chicas las veo luego

— Serena, ¿te vas a ir sola con el?

— no como crees Reí, Molly va con nosotros, — La pobre de Molly casi se ahoga cuando escucho su nombre

— ¿Ah si?, digo si, si claro yo voy a ir

.
Mina y Raí se miraban una a la otra pero cuando estaban a punto de dar recomendaciones de Mama preocupona se tuvieron que aguantar por que Darién ya se encontraba parado al lado de Serena.

.
— ¿Lista?

— Claro, estamos listas

.
Darién no paso desapercibido el "estamos" y volteo a mirar a las 3 chicas que tenían puestas los ojos en el preguntándose quienes eran, su plan no era hacerse conocido, pero no quería desairar a Serena.

.

— perdón soy una descortés, ellas son mis amigas, Mina Aino es mi compañera de departamento y también trabaja aquí, Reí Hino trabaja aquí y me cubrirá toda esta semana por que es una excelente amiga.

— y porque no me queda de otra

— vez es súper linda, y Molly Osaka es mi amiga de la escuela, ella es la que también va con nosotros.

.
Después de oír toda la explicación Darién entendió que Serena no les había dicho lo sucedido, se le dibujó una sonrisa de tranquilidad pero también entendió que no confiaba tanto en el como para ir sola.

.
— perdón pero no escuchamos tu nombre

— ¡Mina!

— lo siento Serena pero tu ya nos presentaste es correcto saber ¿a quien?

.

Pero Serena no sabía quien era, ¿notarían su titubeo?, sentía que todo su teatro se caería en dos segundos

— Bueno el es... — Darién notó el aprieto en el que estaba

— Darién... — miro disimuladamente a su alrededor y veía como un sujeto leía un periódico donde enfoco rápidamente un apeido — mi nombre es Darién Chiba un gusto.

Las chicas destensaron la mirada y los despidieron con una sonrisa, al estar afuera Molly estaba a punto de escabullirse cuando Serena se lanzo a sujetarla del brazo y le hablo en susurros.

— no me dejes sola con el, aunque si te sientes muy incomodaba después de un rato inventas algo...

— y ¿a donde se les antoja ir?— Ambas dieron un salto al oir hablar a Darien

— podríamos ir a... A la biblioteca central, para ver lo de... Lo del programa

.

Ahora era Molly la que se pegaba a Serena para que no la pudiera oir Darien

.

— ¿ a la biblioteca?

— está lleno de gente.

.
Las dos chicas caminaban en dirección hacia el norte pero Serena noto que Darién se detenía Y se oyó un sonido de auto como cuando le quitan los seguros, volteo a verlo, el ya había abierto las dos puertas para que ambas se subieran, a Molly se le cayó la quijada cuando vio el coche y ni se molesto en ver a Serena, simplemente se subió, el estaba más lleno de sorpresas de lo que se imaginaba. Lo miro y este le dedicó una sonrisa esperaba que se subiera para cerrar la puerta, cosa que a Serena le causo bochorno y se vio reflejado en lo rosado de sus mejillas, una vez dentro Molly le dio las indicaciones de por dónde irse, Darién no dijo nada aunque ya sabía dónde se encontraba, inclusive le agradeció.

.
— ¿y a que te dedicas Darién?.— Serena se sorprendió por lo desenfadado del tono de Molly.

— Aparte de ser el decano de Serena, trabajo en un... Negocio.— Este había volteado a ver a Serena cuando reafirmo su mentirá

— ¿Negocio? De qué tipó...

— Molly tienes que ser tan indiscreta

— no te preocupes, no me molesta, es de entretenimiento Molly, a donde ustedes no podrían entrar.

— estas hablando como de un burdel— A Darién le dio risa, pero negó con la cabeza

— me refería a un casino, pero también funge como burdel, creo

— a no pos nunca he estado en un lugar de esos — Serena permanecía callada se moría de la pena por la insistencia de Molly

— y supongo que ganas bien

— lo suficiente

— mi mama dice lo mismo y no tiene para comprarse un coche como este.

.

Eso de plano hizo que Serena se pusiera roja como tómate y que Darién soltará una carcajada coma hace mucho no lo hacía, los tres comenzaron a reí y el resto del camino Molly lo puso al tanto de la vida de Serena y la suya.

Cuando llegaron Molly no se espero a que le abriera, bajo del auto mientras el hacia su acto de caballerosidad con Serena

— bueno creo que ya los importune demasiado con mi presencia, así que los dejo.

— ¿no nos vas a acompañar?

— no Darién lo siento es que me acorde que... no le puse agua a mi cactus

— los cactus no necesitan mucha agua

— ¿No? no me digas eso, entonces corro, por que pude que entonces se este ahogando, llevo una semana poniéndole agua todos los días.

.

Se despidió de Darién y Serena para salir corriendo.

.

— eso fue raro.

— y penoso

— entonces, ¿si quieres entrar en la biblioteca?

— pues ya no tenemos que... Lamento el interrogatorio y las indiscreciones de las chicas.

— tus amigas se preocupan mucho por ti, no tienes de que avergonzarte.

— es que si les decía quien eras realmente, no creo que estuviera aquí.

— entonces debo agradecer la mentira, aunque tengo una duda ¿para que necesitas un decano?

— quieres caminar, hay un parque con un lago muy bonito aquí cerca y te cuento.

.
Serena le platico acerca de lo próximo que estaba para tomar una especialidad y que no era muy buena en los estudios, de la beca que tenía que conservar. Entre preguntas y respuestas llegaron al parque y al lago que también se había encargado Serena de describir. Tomaron asiento en una banca y después de darle muchas vueltas Serena se armo de valor.

.
— ¿que paso esa noche?

— ¿que es lo que recuerdas?

— pues todo es muy confuso, a veces creo que lo que vi no paso realmente, pero creo que tu amigo, no se cómo pero... Mato a ese sujeto

— ¿se lo has dicho a alguien?

— no, no exactamente

— ¿te dio miedo?

— más bien fue porque no sabría cómo explicarlo, cuando ni yo lo entendí, que podía decir, oficial dos hombres me ayudaron a escapar de un sujeto más raro aún que ellos y luego uno de ellos se bebió al tipo como vampiro

Serena se empezó a reír más de nervios que de gracia, Darien se contagio y también comenzó a reírse

— Y si así fuera

.

Serena se puso sería, era la respuesta que más temía, tal vez solo se tratara de que se estaba volviendo loca o que en realidad era cierto

.
— ¿es broma?, me estas tomando el pelo, esto es la vida real y los vampiros son sólo..

— ¿ficción?, creo que será mejor que te lleve a tu casa.

— No, no, es que aún es temprano

— Tal vez, pero no deberías estar sola conmigo.

.
Darién de pronto comprendió que había hecho mal en buscarla, no debía involucrarse con humanos, El ya se incorporaba cuando ella lo tomo de la mano, su frialdad le causo escalofrió en su piel cálida, pero no se quejó

— por favor solo un rato más ¿si?

Darién la miro, tenía la sensación de haber vivido ya ese momento, sin soltarle la mano volvió a su lugar.

— no quiero que te sientas obligada a estar aquí por agradecimiento

— no lo estoy

— Seguro tienes muchas preguntas que tal vez no tengan respuesta, yo también las he tenido

— ¿te puedo ayudar?

.
La volvió a mirar, quisiera que ella fuera realmente la mujer que soñaba y que le contestará porque sentía angustia al verla en sueños

— creía que si, pero...

— bueno yo ya te hice algunas preguntass y aunque no todas son claras, me las contestaste, tu puedes preguntar lo que sea

— ¿ya te conocía de antes?

— no, me acordaría de ti — A el se le dibujó una sonrisa, sólo de oírla,

— se que no debí acercarme a ti, estoy alterando tu mundo, y no te pido que trates de entender lo que viste sólo necesito que por favor nadie lo sepa

— esta bien pero no me pidas no tener curiosidad, no tienes que alterar nada, podríamos solo tratar de conocernos, tal vez salga algo bueno de esto para ambos.

— No se si para ti

— Podriamos jugar a algo para aclarar todo esto, te are una pregunta y tu podrás contestarla o no, pero si no tendrás que recompensarlo y viceversa.

— me parece interesante

— lo tomate como aprobación, ok, empiezo yo, cuando muerden a alguien se convierte en... Ya sabes

— no...

— ¿necesitan otr...

— Hey no, me toca a mi, no hagas trampa

Comenzó nuevamente a reírse, llevaba solo un par de horas con ella y ya se había reído mas que en todo el transcurso del año, la veía acomodarse en la silla de forma que quedo frente a el, no había notado que sus manos seguían enlazadas, pero en vista de que ella no hizo nada para soltarse siguió en la misma posición

— ¿que te preguntare?

— Pues es que mi vida no es muy interesante…

— espera, es que ya me contaste mucho de ti, o bueno de tu escuela, pero no de tu familia, se que vives con tu amiga pero ¿tienes hermanos, mama?

— oh si, un odioso hermano, una exigente mama y un celoso papa…, ahora mi pregunta, ¿puedes salir a la luz del sol? ¿O sólo es mito?

— por desgracia es verdad, aunque no para todos

— ¿que quieres decir ...?

— te das cuenta que eres tramposa, me toca, ¿alguna vez has estado en Japón?

— no, yo nací aquí en América

.

El trataba de conectar los puntos, el provenía de Japón tal vez si ella tuviera alguna conexión, para su suerte las respuestas de Serena llevaban mas explicación que las suyas.

.
— aunque sé que mi tátara abuela creo que tenía familia haya, ok me toca, ¿que edad tienes?
— pues sólo puedo decirte que me tienes que llamarme de usted y comprarme un bastón

— ¡caíste!, no contestaste, así que te toca recompensarlo,

— y ¿que vas a pedir?

— fácil, verte mañana

— eso no puedo cumplírtelo, pero te parece la próxima semana

— esta bien, pero puede ser el viernes

.

El comenzó a reír, no podía creer que estuviera tan encantado con ella, y más aún que al parecer ella no le importará la extraña situación, siguieron un rato hablando de ambos hasta que ella comenzó a bostezar, pese a sus negativas tuvo que aceptar que era demasiado noche y que tenía que irse a su casa.

Después de una noche fuera de lo común, Serena no quería despedirse pero al parecer su cuerpo no opinaba lo mismo

— nos vemos el próximo viernes, ¿si?— Más que una despedida parecía una súplica de parte de ella.

— cuídate, no te pongas en peligro

.

El era muy alto así que tuvo que agacharse para poder besarle la mano pero Serena se adelantó pensando que sería la mejilla, por lo que sus caras quedaron completamente a milímetros y por primera vez Darién sintió el impulso de besar unos labios que no eran los de Beryl, el corazón de Serena comenzó a agitarse, el podía sentirlo, oía claramente como la sangre se agolpaba, pero ignoro su sed para darle satisfacción a su desea de sentir su piel cálida sobre sus labios, le tomo tiernamente el rostro y la beso, ella no sentía el frío solo la sensación más increíble que jamás había sentido, pese a no ser fea era insegura y muchas veces hostigosa con los chicos que le agradaban por lo que a sus 18 años solo había besado un par de labios torpemente, pero con él fue diferente, él sabía qué hacer con cada parte de su boca, sólo se dejo llevar, hasta que el aire que le produjo la separación la hizo abrir los ojos y mirarlo directamente a los suyos, su mirada era triste pero tenía un brillo diferente al de la primera vez que lo había visto. No decían nada sólo se miraban, de no ser porque desde el interior del departamento se oyó la voz de Mina llamando a su amiga podían haberse quedado tal vez más tiempo en esa misma posición.

.

— Serena ¿eres tu?, ten piedad son las 3 de la mañana ya veté a dormir.

.
Serena hablo en susurro, muy pegada a él.

.
— Nos vemos el viernes, a las 9 en la parte trasera de la cafetería, me la pase muy bien, gracias por volver.


Se que tarde mas de lo esperado, pero el tiempo se me pasa volando y no puedo poner en orden mis ideas, espero les agrade este capitulo, esta algo fresa pero de esto se trata el amoggg, por cierto ¡feliz 14 de Febrero!, nos leemos pronto aaaaaaaaaaaaaadios