EL FINAL DE UN NUEVO COMIENZO

.

CAPITULO 5 .- EXTRAÑOS EVENTOS

La historia es de mi autoria, los personajes los tome prestados de su creadora Naoko Takeuchi

.


.

El tiempo pasaba en la vida inmortal de Darien, había aprendido a ser rutinario, aunque desde el encuentro con Serena todo había cambiado, nadie más que él lo sabía, esperaba que Beryl no sospechara nada y esta le hacía creer muy bien que no era así, cumpliría su parte del pacto, no necesitaba a Jedite para saber que hacia, hablo con Malacai al respecto ambos coincidieron en que ahora más que nunca necesitaban a Darién de su lado así que le darían un mes para disfrutar de su libertad condicional después tomarían cartas en el asunto.

.

Llevaban alrededor de 5 años viviendo en America del Norte, las temperaturas no eran demasiado extremas así que se había adaptado bastante, lo cierto es que Beryl nunca pasaba tanto tiempo en un solo lugar, eran de un comportamiento nómada, pero ese lugar era un extraño imán para ella, le gustaba tanto que parecía no querer dejarlo o eso sospechaba Darién, aunque la realidad distaba un poco de lo que realmente sucedía, había cierto interés por algo que necesitaba y aún no podía conseguir, Jedite se encargaba de llevar a cabo esa tarea, realizaba una investigación de varios lugares que Beryl le indicaba, de hecho su nuevo estatus le proporcionaba cierto beneficio para poder acudir personalmente a dichos sitios sin que los demás sospecharan. Para la salida del martes el le había propuesto a Neflyte circular por nuevos rumbos, había uno de su particular interés, cierta agencia de talentos llamada Dark Agency.

.

— ¿para que quieres ir a ese lugar Jedite?, no creo que haya alguien con suficiente capital ahí como para poder gastarlo en un casino

— no de hecho no, pero hay gente bonita, necesitamos reclutar a gente que haga que nos veamos bien

— Creí que el motivo principal de un casino era hacer dinero

— Pero para atraer a un buen lobo, se necesita una linda caperucita Neflyte

.

A Neflyte no le quedo otra que aceptar, ya que a Beryl le pareció brillante el plan de Jedite. Apenas se ocultaba el sol cuando los dos hombres se apresuraron acudir a la Agencia, dicho lugar organizaba múltiples eventos, para que sus reclutados pudieran interactuar antes de ser lanzados completamente al estrellato, por el buen aspecto de ambos no tuvieron ni siquiera que hacer uso de ninguna de sus habilidades para poder acceder, se hicieron pasar por modelos y enseguida ya estaban dentro.

Había una especie de escenario y el entorno semejaba un bar, de muy buena categoría, Neflayte pensó que después de todo no había sido tan mala idea, en el entarimado como fuente de entretenimiento se presentaban diferentes actos, los asistentes eran una especie de jueces, si el que se encontraba enfrente lograba captar la atención del público pasaban la prueba y serian aceptados de lo contrario simplemente no tendrían que volver a pisar el lugar.

Neflayte se dedico a buscar clientes potenciales, pero al parecer a Jedite se le había olvidado el trabajo o al menos por el que Neflayte pensaba que se encontraban ahí, se acerco a un par de chicas que bajaban del escenario no habían logrado entrar pero eso no era lo que le interesaba, desapareció con ellas cosa que molesto visiblemente a Neflayte, pero gracias a ese acto no lo siguió se puso a poner sus capacidades en acción y conseguir que algunos hombres y mujeres que portaban una billetera grande salieran del lugar con una inexplicable necesidad de encontrar el Casino Metalia,

Jedite seguía con su investigación de campo, había utilizado a las mujeres para que le dieran santo y seña de lo que pasaba tras bambalinas, una vez que obtuvo la información que quiso de ellas les extrajo hasta la última gota de vida y las desapareció de la vista de todos, una vez hecho eso se introdujo hasta los camerinos, una chica de cabello negro y sonrisa inocente aconsejaba a la próxima concursante a subir al escenario, mientras Jedite la observaba a lo lejos, noto un brillo extraño sus ojos, entendió que se debía ir con cuidado.

— Hola me mandaron aquí para maquillaje

— ¿Tu eres?… muy guapo, seguro vas a hacer un gran papel, ¿cuál es tu nombre y que haces?

— Jed, soy modelo pero me intereso mucho por la locución, ¿crees que puedas ayudarme a entrar?, tal vez estando ahí pueda lograr lo que me gusta

La chica estaba realmente impactada con su belleza, el gancho había funcionado ahora solo necesitaba morderla para tener el control que necesitaba, ella lo dirigió a uno de los camerinos y sin tapujos comenzó a desvestirse, Jedite sonrió algo malévolamente, esto sería más fácil de lo que él esperaba, después de una sesión de buen sexo a el se le acabo la paciencia, así que la chica poco pudo hacer cuando este la mordió y la sometió a que le diera cierta información privilegiada, decidió no matarla ya que después del éxito obtenido necesitaba volver y desaparecerla podría levantar sospechas, así que hizo un gran esfuerzo, al terminar se acomodo la ropa y sin voltear a ver a la mujer que yacía completamente inconsciente en el piso salió del lugar. Durante el trayecto de vuelta Neflyte no pudo aguantarse las ganas de saber que era lo que realmente pretendía su nuevo compañero con haber ido aquel sitio.

.

— ¿Para qué estuvimos ahí?, hay muchos lugares donde pudimos obtener mejores clientes

— Lo dudo, los dos primeros sujetos que convencimos son lo bastante ricos como para dejar una buena cantidad de dinero en Metalia, no sé qué te molesta tanto de eso Neflyte, recibirás una excelente comisión

— Perdón ¿convencimos?, hasta donde recuerdo tu no hiciste mas que "divertirte"

— No se dé que me hablas, si te refieres a la mujer solo me atrajo y es todo, no veo por qué no puedo tener lo que quiero

Neflyte sabía que tenía que controlarse si quería obtener algún éxito de esa conversación, así que dulcifico la voz, era la primera vez que intentaría manipular a uno de sus compañeros, tal vez funcionaria o tal vez solo recibiera un fuerte golpe en la quijada y una advertencia

.
— Vamos Jedite somos compañeros, ¿por qué no me dices que es lo que realmente buscabas?

.
Este lo miro enfurecido pero Neflyte hacia uso de toda su capacidad para que Jedite cediera

.
— Neflyte, tu truco mental conmigo no va a funcionar, no me vas a manipular, yo no…yo… Yo…yo… busco a un sujeto

¿A quién?, ¿es de tu vida humana?

No lo conozco, lo vi a través de los recuerdos de Beryl,

— ¿Y por qué lo buscamos aquí?

— Por que… cuando estuvimos en Nebraska... dimos con una mujer que lo conocía y... y ella nos guio hasta aquí

El esfuerzo que Neflyte estaba haciendo era demasiado, la mente de Jedite era muy fuerte para sostener el control sobre ella por demasiado tiempo, volvió a su actitud osca y Neflyte ya no tuvo más control el resto de la noche.

Los siguientes días de ronda fueron los habituales Neflyte y Darien acudieron a los burdeles más bajos, donde los empresarios buscaban placer sin ser reconocidos, al igual que siempre reclutaban unas 10 mujeres para entretenimiento, mismas que después servirían de cena, al igual que algunos clientes que por extraña razón se fijaban más de la cuenta en Beryl.

Pero Neflayte no dejaba de pensar en aquella noche, Darién pudo notar su duda y su extraño comportamiento ya que su amigo nunca había tenido cercanía con ningún otro miembro del clan más que con él, ahora pasaba todos los días hablando con Jedite.

— Como siempre mandamos un buen número de clientes en tiempo record si quieres puedes buscar algún tipo de diversión sabes que no diré nada

— No lo necesito Darien, ¿porque dices eso?

— Bueno por que es obvio que te has vuelto muy buen amigo de Jedite, tal vez ahora también hayas adoptado alguna de sus costumbres, no te culparía él es mucho más activo que yo, es demasiado aburrido estar conm…

— No para nada, es distinto si, pero no me divierte, porque no mejor me dejas manejar tu nuevo transporte, esta de lujo

.
Dieron una vuelta por los suburbios y se adentraron en una calle bastante obscura, Neflyte detuvo el auto y se quedo serio un momento, después de venir bromeando y burlándose de Darien acerca de querer impresionar demasiado a Serena su actitud seria tan sorpresiva lo desconcertó

.

— ¿Sucede algo?, de pronto te quedaste mudo — Neflyte permaneció con los ojos cerrados y le indico con el dedo índice en el labio que se callara, de repente Darien entendió de que se trataba por que sintió una punzada en su cabeza, instintivamente cerro los ojos, no le causaba ningún dolor pero podía sentir la invasión, pasados unos minutos se sintió libre nuevamente.

— Odio que haga eso, cree que no me doy cuenta, pero siempre lo siento, aunque a veces no hago nada

— ¿Se ha metido en tu cabeza cuando me has visto con Serena?

— ¿No, por suerte siempre que lo hace ya estamos lejos?

— ¿Que pretende Jedite con ser tan entrometido?

— Mas bien que pretende Beryl, ella siempre lo utiliza, de hecho sabes tengo que confesarte algo, aun no estoy seguro de lo que se trata pero…

.
Neflyte estaba a punto de hablarle sobre la conversación forzosa que tuvo con Jedite días antes pero no pudo continuar por que escucho un corazón humano que latía tan fuerte que podía sentir la sangre agolparse una y otra vez, se quedo mirando a Darien que al igual que el también lo había percibido.

.
Ambos salieron del auto, tan rápido que ningún ojo humano lo hubiera detectado. Se dirigieron ágilmente hasta el callejón donde su olfato y sentido vampiro los guiaba, comenzaron a escuchar un grito que inmediatamente callaron.
Minutos antes un hombre había entrado ahí con una chica demasiado bonita y muy asustada.

.
— No tienes que gritar niña, aquí nadie te escuchara, estas fabricas están desiertas desde hace años, mejor será que cooperes.

— No, por favor no me haga daño, llévese todo lo que quiera…

— No entiendes que lo que quiero esta justo enfrente de mi

.
El hombre que sometía a la chica le sacaba dos cabezas, la tenia aprisionada sobre la pared, la abrazaba de frente mientras la amagaba con un arma apuntándole justo en la sien, en un par de minutos le sujeto las manos a la espalda con una siga y comenzó a besarla, ella intentó resistirse cosa que desespero al sujeto que le propino un par de bofetadas hasta tirarla al piso parcialmente noqueada, el tipo aprovecho para quitarse la chamara, la volteo bruscamente e igualmente le abrió el suéter que la cubría, se inclino sobre de ella y empezó a acariciar las piernas desnudas de la joven quien vestía una falda tableada, al sentir las manos que comenzaban a subir sobre sus muslos la chica grito, pero el hombre le tapo la boca, coloco el arma al lado de la cabeza de la chica lo más cerca de su alcance, le abrió bruscamente la blusa cosa que hizo que se desgarrara, ella se movía todo lo que podía pero el peso del hombre sobre de ella se lo impedía, sus fuerzas la estaban abandonado y las lagrimas empezaban a empañarle la mirada, entendía que no había forma de zafarse, dejo de moverse y se dedico solo a llorar cuando sintió las manos invasoras del sujeto que babeaba sobre su pecho ya desnudo.

.
— Así está mejor si cooperas tal vez no tenga que volver a golpearte

.
La empezó a besar por el cuello y cuando comenzó a meter sus dedos por las comisuras de la pataleta de la joven, ella simplemente cerró los ojos, así que no vio cuando los dos hombres que un par de minutos habían estado buscando de donde provenía el ruido se habían colocado justo detrás del tipo que poseído por el deseo tampoco se había percatado de su presencia.

.
— Seguro eres virgen, te aseguro que lo haré tan rápido que ni siquiera lo sentirás.

— Lo mismo digo yo

.

Esa última frase desconcertó al sujeto que volteo rápidamente a ver de dónde venía, tanteo con la mano el lado donde había dejado el arma pero no le dio tiempo de tomarla, de pronto sintió como si el aire lo levantara y lo estrellara sobre el muro que tenía a su espalda, la mujer que estaba tendida dejo de sentir el peso sobre de ella, para ahora sentir como si algo o alguien solo la cubriera, no quería abrir los ojos pero oyó un grito desgarrador proveniente del hombre que minutos antes la tenia presa, para su sorpresa los ojos que la miraban directamente a la cara eran de un rostro totalmente diferente

.

— Mírame, solo mírame a mí, no voy a tocarte, solo quiero que me mires.

.
La chica no podía dejar de llorar pero no desobedeció a al orden que le daba el chico de cabellos largos, mientras este al volver a oír los gritos del sujeto y ver como la chica se estremecía le tapaba los oídos. Darien no tardo en beberse al hombre que cayó como costal de papas con los ojos abiertos y sin rastro de sangre, al oír el ruido la chica volteo instintivamente para ver tendido al hombre justo a su lado pero ya sin vida, no pudo más que soltar un grito al ver la cara que parecía la de un cadáver que llevaba días pudriéndose, grito tan fuerte que espanto a un gato que se acercaba a la escena.

Ella comenzaba a hiperventilar, estaba completamente mareada y sus ojos llenos de lagrimas, el chico que la había cubierto la levanto como pluma y le quito el amarre del las manos, esta instintivamente se llevo los brazos al pecho para cubrirse, Neflyte se quito la chaqueta militar que llevaba y la rodeo sobre los hombros con ella, mientras esta tenia la mirada fija en el sujeto muerto.

.
— Estas bien linda no te hizo nada, ¿verdad?, necesito que me mires, dime ¿cómo te llamas?

.
Neflyte trataba de captar su atención sin tratar de forzarla, Darien se acerco lentamente a ellos, su rostro le parecía conocido, cuando ella lo enfoco noto como los ojos se le abrieron como platos

.

— Da…Darien

— ¿Molly?, ¿Molly estas bien?

.
Pero ella que no podía dejar de llorar retrocedió cuando él se acerco a revisarla, no entendía lo que había pasado, todo parecía borroso pero volvió a mirar al sujeto que yacía muerto a su costado, comenzó a señalarlo con la mano mientras balbuceaba palabras titubeantes

.
— Tu… tu… lo… lo ma…mataste?

—Molly necesito que me escuches

.
Darien trato de acercarse pero esta se aferro al pecho de Neflyte como intentando protegerse. Miraba a Darien con sorpresa no entendía como había podido dejarlo así, tampoco el aspecto de Darien ayudaba, el tono de su rostro grisáceo con los ojos de un azul más claro que el agua le causaba escalofrió.

— Que… que haces aquí, co…co…como lo ma…ma…taste?

— Necesitas descansar, escúchame solo a mí, no lo mires a él, solo mírame a mi— Neflyte dulcificaba su voz, hasta atraer completamente su atención, de momento Molly se olvido de su entorno vio directamente a los ojos al hombre al que se aferraba, este parecía haberse metido en su cabeza, le pedía que cerrara los ojos y que se dejara llevar, como orden Molly obedeció, mientras algo la golpeaba lentamente sobre el cuello, sintió como el ritmo de su corazón se detenía

.
— Detente Neflyte la vas a matar!

.
Este bruscamente se aparto de ella, sin soltarla, aun consiente Molly los escuchaba a lo lejos

.
Molly cuando despiertes estarás más tranquila, no viste nada así que no tienes que temer, trata de olvidar el dolor, tu estas bien, solo tienes que dormir…

.
Y esas fueron las últimas palabras que escucho Molly decir a Neflyte para después caer en un profundo sueño

.
— Este loco, pudiste matarla

— Lo sé, es que la manipulación no estaba funcionando creí que si la hipnotizaba sería más fácil...

— Esta bien, estoy seguro que servirá de algo lo que le dijiste

— Me agradaría tener el don de borrar la mente como lo tiene Beryl

— ¿Qué... dijiste?

.
Pero Neflyte no tuvo tiempo de contestar ya que el sonido de unas sirenas de patrulla los distrajo, este ultimo tomo a Molly en brazos mientras Darien tomo el cadáver que metió a la cajuela, encendió rápidamente el auto al tiempo que veía subirse en la parte trasera a Neflyte, para salir rápidamente antes de que pudieran verlos.

Manejo hasta el parque donde días antes había estado con Serena, pensó en llevarla precisamente con ella pero temió que se espantara, el efecto de la sangre humana en su organismo aun no pasaba tardaría unos minutos en volver a su estado habitual

.
— Necesito que te quedes con Molly, voy a deshacerme del cuerpo, se que ella vive cerca de aquí así que cuando despierte no me esperes llévala a su casa y nos vemos en el casino

— Está bien

— Y no más hipnosis, convencerla de otro modo

.
Neflayte sabía porque decía eso, ya que las veces que había tratado de hipnotizar a sus víctimas terminaba por matarlas, ya que para hacerlo había que extraer sólo un poco de la sangre de esta para tener control en ellas, después de que Darién desapareciera Molly no tardo en volver en si.

.
— ¿Que.., que paso?

— ¿Estas bien, como te sientes?

— me duele un poco la cabeza y estoy mareada...

.
Molly abrió los ojos para encontrarse directamente con el rostro de Neflayte que no dejaba de mirarla cosa que la intimidó, trato de incorporarse rápidamente pero sientio un fuerte mareo

.

— Quiero… quiero irme a casa, ¿quien eres tu?

— Soy... Soy... Me llamo Masato... Masato Sanjouin, recuerdas ¿que te sucedió?

— un sujeto me drogo, o no se, no tengo muy claro mis... Mis recuerdos

.
Molly miraba el auto y de pronto entendió que ya había estado ahí

.
— Este auto es de Darién... ¿donde esta? Se qué lo vi

— Molly puedes decirme que es lo que recuerdas y te diré que paso}

.
Pero la chica no recordaba mucho, así que Neflayte trato de tranquilizarla y manejo un poco su olvido a su favor

.
— Te encontramos tendida en el piso, al parecer un tipo trato de aprovecharse de ti pero Darién y yo logramos darle un susto, salió huyendo, perdón por no intentar atraparlo pero nos importaba más que estuvieras bien

.
— ¿Donde esta Darién?

— tuvo que regresar al trabajo, nos habíamos escapado un rato pero alguien de lis dos tenía que volver

— gracias por ayudarme, ya tengo que irme

— no quieres que te lleve a un hospital o algún lado

— no no, sólo a mi casa

.

Neflayte se instaló en el asiento del piloto y llevo a Molly donde ella le indicó, era un barrio de clase media, la pequeña casa a lo lejos se veía acogedora, la ayudo a salir del auto y la llevo hasta la puerta.

Molly busco debajo de una pequeña maseta cerca de la entrada una llave, abrió y se introdujo, Neflayte se quedo mirándola desde el exterior

.
— ¿No vas a pasar?

— Lo lamento es que no suelo entrar a casas ajenas sin invitación

.
Molly se quedo sorprendida, eso no lo esperaba, parecía un sujeto extraño pero aquello era medieval aún así, no quiso ser ofensiva

.
— Entra por favor estás en tu casa

.

Una vez dicho eso Neflayte atravesó el acceso, corrió auxiliar a Molly para que se sentará en el sillón más próximo, extendió la luz y fue a cerrar la puerta. Molly lo miro bien, a la luz era un hombre bastante atractivo, cosa que hizo que se sonrojara, había sido muy amable y le dolían las costillas y la cara pero no quería aprovecharse

.
— Si no te molesta puedo quedarme un rato hasta que te sientas mejor.

.
Molly no contestaba había quedado demasiado prendada de aquel sujeto que no conocía, era increíble cómo podía confiar en alguien completamente extraño con lo que le acaba de pasar pero por alguna extraña razón estar con él la hacía sentirse más segura.

Espero que les guste este capítulo, ya se empieza a desenredar el suspenso en la historia, espero poder escribir pronto y no dejarlas con la incógnita por mas tiempo, nos leemos pronto aaaaaaaaadios