GUÍA PARA CONQUISTAR A DRACO MALFOY POR HARRY POTTER

ENLACE AL FIC ORIGINAL: www "punto" fanfiction "punto" net /s/5087479/1/Guia-para-conquistar-Draco-Malfoy-por -Harry-Potter

AUTOR: Viih.

TRADUCCIÓN: Grupo Traducciones Lagrimas del Fenix - Meliza Malfoy

BETA: Bellatrix_2009

DISCLAIMER: Harry Potter y todos sus personajes pertenecen a JK Rowling. No se ha ganado dinero ni se ha violado ningún copyright con este trabajo, la trama pertenece única y exclusivamente a Viih, sólo la traducción es de nuestro grupo.

RESUMEN: ¿Quieres conquistar a Draco Malfoy? Harry Potter tiene las respuestas. Pero advierte: Los resultados pueden no ser los mismos.


CAPITULO 7

7. Ve con todo, tigre.


Había pasado un mes desde que todo Hogwarts se enteró que Draco y Harry eran novios, y todo había vuelto a la normalidad, y a nadie le importaba. Quiero decir, casi a nadie. Ginny todavía no lo creía, y estaba molestando más a menudo a Harry y si no fuera por la intervención de Ron, Draco estaba bastante seguro de que habría arrojado un Crucio a la chica.

- Sabes que sólo tengo ojos para ti. – le dijo Harry poco después de que Ron comentara que quería tener una conversación muy seria con su hermana, al ver a Draco bufando de ira. Él le dio un beso, como si eso bastara para confirmar lo que acababa de decir.

- Lo sé, pero es que... Argh. Esa chica Weasley, no me gusta. – Pegado al cuerpo de Harry. Se sentía posesivo cada vez que veía que la pelirroja se acercaba, y con buena razón.

- ¿Sabes lo que pienso, Potter? - Harry saltó al oír la voz de Pansy muy cerca de él. - Qué podrías probarle a Draco que sólo tienes ojos para él de otra forma.

Harry miró aturdido a la Slytherin. Ella realmente no tenía vergüenza de hablar de cosas de ese tipo, y el tono de su voz no dejó ninguna duda acerca de lo que estaba hablando. El moreno soltó un bufido.

Como si ellos no estuvieran tratando de pasar al siguiente nivel en su relación.

El problema era que en todos los lugares donde habían probado, siempre pasaba algo que interfería. No era posible en el dormitorio de Gryffindor porque la última vez que Ron los cogió en la cama (aunque todo lo que estaban haciendo eran simples arrumacos) dijo que se quedaría traumatizado de por vida. El dormitorio de Slytherin estaba fuera de cuestión, ya que no todos los Slytherin podían ver la cara de Harry. Draco se había negado con vehemencia a intentarlo en el cuarto de las escobas, porque alguien podría agarrarlos (y Harry tenía que admitir que no quería que nadie apareciera en un momento de esos).

Esto los llevó a una gran nada. Debido a que no tenían idea de dónde iban a hacer eso, y estaban deseándolo demasiado.

Antes de que cualquiera pudiera responder a la frase de Pansy, la chica se había ido. Entonces algo ocurrió en la cabeza de Harry, se dio una palmada en la frente y dio un juramento por su estupidez.

La Sala de los Menesteres.

ooOooooOooooOooooOooooOoo

- Tú, Harry, eres un genio. - Dijo Draco, besando la cara de Harry en casi todas partes antes de darle un beso muy caliente en los labios al moreno.

Después de que Harry mencionara la habitación a Draco, ellos no demoraron en arreglar cuándo sería. Y ahora estaban allí, en la Sala de los Menesteres con Draco acostado en la cama y Harry encima de él, besándose con locura, como si aquello fuera lo último que harían en la Tierra.

Harry sacó la camiseta de Draco, y admiró la belleza del rubio. Él no era fuerte, pero si estaba bien definido, su blanca piel era extremadamente incitadora, llamando a Harry, pidiéndole que marque cada parte de Draco. Comenzó a distribuir chupones y besos en el cuello del rubio, luego descendió y empezó a mordisquear de un pezón - ya enrojecido - al otro. Sonrió cuando Draco gimió y se retorció debajo de él. Mientras mordisqueaba y lamía el pezón del rubio, su mano paseaba a través de su cuerpo, arrancando reacciones interesantes en Draco.

Retiró los pantalones del Slytherin, que se quedó en ropa interior, y la excitación era evidente.

- Estamos animados, ¿eh? - bromeó, pero no pudo contener un gemido cuando el rubio movió una de sus piernas sobre el miembro de Harry.

- Por supuesto - sonrió de lado y besó al Gryffindor con voracidad, y Harry se apresuró a responder. - Pero creo que llevas demasiada ropa. Ellas me están molestando.

- Bueno, no podemos molestarnos, entonces. - Harry planeaba enrollar su camiseta para sacarla, pero Draco fue más rápido y ya había arrancado esa pieza de ropa irritante. Harry era visiblemente más fuerte que Draco, y más bronceado. El rubio luego retiró los pantalones de Harry, dejándolos a ambos sólo en ropa interior.

Harry colocó a Draco en la cama de nuevo, recorriendo el cuerpo del rubio con una mano y con la otra retiró la última pieza de ropa de su novio, exponiendo totalmente la erección de Draco. Harry se puso más duro al ver lo excitado que estaba el rubio. Se quitó su propia ropa interior y Draco no perdió el tiempo, levantando las caderas, haciendo que las erecciones se tocaran. Ambos gimieron.

Draco tomó la mano de Harry y comenzó a lamer sus dedos mientras el moreno lo miraba, sus ojos oscuros y llenos de deseo. Paró de lamer cuando estuvieron lo suficientemente húmedos, y Harry pronto introdujo un dedo en la entrada del otro, oyendo a Draco gemir. Era incómodo, pero luego se acostumbró y empezó a impulsar sus caderas, una señal de que Harry podía moverse. El moreno se apresuró a mover su dedo, disfrutando cada vez más de los gemidos que salían de la boca del Slytherin. Introdujo un segundo dedo, esperó hasta que Draco se acostumbrara para empezar después a moverlos.

Ambos gimieron. Harry besó a Draco lenta y suavemente, añadiendo un tercer dedo e impulsándolos más rápido. Draco arqueó la espalda, llevando una mano a la nuca de Harry, aproximándolo para otro beso.

- Te quiero en mí. Ahora - Draco susurró de manera obscena, y Harry retiró sus dedos, ahora introduciendo su propio miembro. Draco gritó de dolor y placer.

Harry esperó hasta que Draco se acostumbró a la invasión de su polla y comenzó a moverse, un viene y va que los llevó a ambos a la locura. Cada vez que Harry ingresaba acariciaba su próstata, haciéndolo gemir más fuerte. Draco comenzó a masturbarse al sentir que estaba llegando al clímax, empujando cada vez más rápido. Llegaron a la cúspide, al mismo tiempo, y Harry se dejó caer encima de Draco. Estaban sudorosos y jadeantes, y sonreían. Draco depositó un beso perezoso en los labios de Harry, y éste sacó su polla de dentro del rubio, a continuación, envolvió sus brazos alrededor de Draco y lo besó una vez más.

ooOooooOooooOooooOooooOoo

Estuvieron en la Sala de los Menesteres durante un tiempo, disfrutando de su mutua compañía, y sólo decidieron arreglarse porque no deberían estar allí mucho tiempo - Pansy probablemente los estaría buscando, como siempre. Se limpiaron y comenzaron a vestirse nuevamente. Se besaron de nuevo antes de abrir la puerta y salir de la Sala de los Menesteres.

ooOooooOooooOooooOooooOoo

La mirada de Pansy estaba llena de diversión. Ver a Draco sentirse incómodo con su mirada era genial. Ver a Draco caminando de aquella manera tan divertida era un bono. Lo más sorprendente de Pansy es que ella se daba cuenta de todo, cualquier cosa. Lo que dificultaba todo cuando tratabas de esconderle algo a la chica.

- ¡Oh, qué hermoso! - Ella miró de Draco hacia Harry y volvió a mirar a Draco. - ¿Y entonces? ¿Cómo les fue?

- Esto no es algo de lo que debas preguntar, ¿sabes? - A pesar del tono de la voz, las mejillas de Draco habían ganado una tonalidad rosada.

- ¡Guau! - Ella bromeó. - Lo siento entonces. Bueno, yo me voy. ¡Adiós chicos! - Y antes de irse, golpeó el trasero de Draco y pellizco el de Harry.

Observaron a Pansy irse y Harry negó con la cabeza, divertido por lo que Pansy había dicho. La chica no tenía vergüenza, y no le importaba si alguien se sentía incómodo.

- Mi trasero me duele. - Se quejó Draco, mirando acusadoramente al Gryffindor.

- Oh, disculpa. - Pretendía hacerse el ofendido, pero luego sonrió. Se acercó a Draco y le susurró: - Pero yo sé que te gustó.

- Eso no lo puedo negar. - Sonrió y se movió otra vez, incomodo. - ¿Hey, Harry?

- ¿Eh? - Él acariciaba el cabello de Draco. Le gustaba el cabello del rubio, era suave.

- La próxima vez tú estarás abajo. - Harry se rió entre dientes.

- Sí, quién sabe.

ooOooooOooooOooooOooooOoo

Tres semanas más tarde.

Tomó mucho tiempo – por no decir bastante - para que Ginny finalmente entendiera que no, que ella no tenía ninguna posibilidad de conquistar a Harry. Porque Harry sólo tenía ojos para Draco, y eso no iba a cambiar.

Lo que no quería decir que ella estuviera toda sonrisa. Oh, todo lo contrario.

No es que Draco se incomodara, él estaba demasiado feliz con Harry para que le importara.

Algunas cosas habían cambiado también, después de mucho tiempo. Ron y Hermione finalmente descubrieron lo que sentían el uno por el otro, y ahora estaban enamorados. A Draco le gustaba decir que se veían como dos tontos cuando estaban solos - y juntos. No es que les importase mucho, y sólo sonreían cuando él hacia el comentario.

Pansy aún continuaba arrastrando a Blaise para lo que quisiera, pero al menos ahora las cosas no eran tan problemáticas.

- ¿En qué piensas, Dray? - Preguntó Harry, abrazando a Draco por detrás.

- Ah, sólo en cómo las cosas pasan rápido. - Se dio la vuelta y le dio un beso a Harry. - Y en que tú eres muy, muy sabroso.

- ¿Ah, sí? - Harry sonrió de lado y Draco sonrió de vuelta mientras empujaba al moreno contra la pared.

- Así es. - Y lo besó con avidez.


Nota: Draco Malfoy pertenece a Harry Potter, y solamente a él.


FIN


AVISO IMPORTANTE: Por el momento las traducciones estarán un poco lentas porque estaré ocupada en la Universidad y trabajaremos con un fic a la vez. Gracias por su comprensión.