Solía pensar en ella cuando aquellas noches comenzaban. Era la única forma en que lograba fingir lo suficientemente bien. La única manera en que tenía las fuerzas necesarias, para ser este personaje denominado "Finnick Odair", estrella y galán del capitolio. Después de varias noches en sus camas, el recuerdo se volvía opaco, doloroso e inalcanzable, pero era todo lo que me quedaba para no caer por completo.

—Annie —susurré, sentado al borde del inmenso lecho.

—¿Quién es Annie? —las uñas afiladas de la mujer a mi lado acariciaron mi espalda. Era relativamente joven, y quizás sin tanto maquillaje y alteraciones en el color de su piel, seria bonita.

Pero no era Annie.

Fingí no escuchar lo que preguntaba y acaricie su barbilla, aun así ella volvió a insistir.

—Es la chica de tu distrito ¿verdad? —me cuestionó, mientras yo intentaba distraerla con caricias que no funcionaban —¿es tu novia, o algo así?

Es el amor de mi vida; pensé, sin embargo…

—No es nadie —fue lo que respondí, antes de recostarla sobre las sabanas y besarle de lleno, y eso dolió mucho más que cualquier otra cosa que haya hecho antes, porque Annie no era "nadie".

Ella era todo.


Otro drabble de Finnick y Annie. Últimamente escribo mucho de ellos, para el próximo ya intentare cambiar de personaje :'3 Ojala le guste este. No olviden el review ;)

P.D- Soy pésima para los títulos, así que por mientras los capítulos se quedaran sin titulo :P

- Elise -