Yo: bien aquí comienza este fic de regalo ^^

Ryuga: ¿Para quién?

Yo: para kzy oscura… bueno en realidad su cumpleaños es en mayo pero lo comienzo ahora para terminarlo en su cumpleaños

Dark: y la elegiste esta pareja ya que ella la adora

Yo: exacto, bueno sin más que decir por ahora, kzy comienza a disfrutar de este regalo, Reiji los honores

Reiji: beyblade no le pertenece a la autora del fic ni tampoco los personajes

Reiji Poov

Paso mucho tiempo desde la ultima vez que vi a mis antiguos compañeros de Dark Nebula, pero logre averiguar que fue de ellos…

Ryutaro comenzó con el negocio de revelar la suerte y realizar predicciones, para serles sincero ya me lo esperaba de él; los hermanos Kumade construyen casa para los más necesitados, y la verdad es un buen gesto, tal vez intentan remediar el problema que ocasionaron con Dark Nebula; Tetsuya vaya a saber uno como termino abriendo un restaurante; Ryuga viaja por el mundo, la verdad no se para que; Dan y Reiki comenzaron a trabajar en un estudio de televisión, aunque aun no son famosos; Yu se encontraba en China junto con ese niño llamado Kenta; y por ultimo Tsubasa que aun trabaja para la WBBA.

Por mi parte, en cuanto al trabajo había comenzado una florería en la entrada de mi casa, algo extraño si lo piensan bien, por alguna razón las flores me llaman mucho la atención desde la muerte de mi hermana menor, cosa que fue un poco después de que Battle Bladers acabara.

Me encontraba viviendo solo, ya que mis padres se tuvieron que mudar a causa de que mi padre tenía un nuevo rango en su empleo, lo que le obligaba a estar cerca de los cuarteles principales. Mi casa era muy pequeña, pero acogedora, la cocina, el baño y parte de la florería se encontraban en la planta baja, mientras que la antigua habitación de mis padres y mi habitación se encontraban en el primer piso, que claro la planta baja y el primer piso eran conectados por una escalera, que aun conservaba las marcas de mis múltiples caídas…

Con respecto a mis antiguos enemigos solo diré que nos llevamos mejor y según me entere Madoka aun trabaja en B-Pit, ahora ella es la dueña y enseña mantenimiento de beys a varios pequeños; Ginga y Hyoma se encuentran en la aldea de Koma por algún asunto que desconozco; Benkei abrió un restaurante de comida rápida, que casualmente es la mayor competencia de Tetsuya; Hikaru comenzó a trabajar en el hospital para poder estar al tanto de la condición de su madre, que estaba internada desde hace un tiempo, la verdad le tengo lastima, no por lo de su madre sino por el compañero de trabajo que le toco; ¿Quién en su sano juicio se hubiera imaginado a Kyoya de enfermero?, el pobre comenzó a trabajar ahí solo porque sus padres lo obligaron a buscar empleo, pero creo que solo Hikaru sabe como lo aceptaron ahí.

Todo era pacifico hasta el día en que me llego una invitación… ¿De quien era? ¿Para que seria? ¿Tendría que asistir?

-Esto tiene que ser una broma- me dije a mi mismo al leer la invitación

La invitación decía "Reiji Misaki estas invitado a la fiesta del Re-encuentro Blader, será el viernes a las cinco de la tarde, en la WBBA. Te esperamos" pero lo que mas me llego a asombrar e incluso asustar fue la posdata que me dejo Ryo al final de la invitación "Sera mejor que asistas o me encargare que termines como Doji". Al parecer no me quedaba otra opción, tenia que ir a la fiesta, aunque podía ser algo bueno despejarme del estrés del trabajo, aunque no lo crean vender flores no era algo tan sencillo.

Finalmente el día llego, era momento de ver a todos esos bladers que hace demasiado tiempo no veía.

Tome un respiro, cerré los ojos y entre en la WBBA, abrí mis ojos y ahí los vi, a mis antiguos compañeros y antiguos enemigos conversando y riendo, como si lo ocurrido anteriormente jamás hubiera pasado. Me asombre pero a la vez me alegre de que no hubiera rencor. Poco a poco me fui integrando en la conversación, pero algo o más bien alguien no dejaba de mirarme, una mirada seria proveniente de unos ojos ámbar, así es, Tsubasa, Tsubasa Otori no me había quitado la mirada de encima desde que había llegado ¿Por qué? No lo se, solo sé que no me molestaba.

Tras haber notado que yo me había dado cuenta de que él me observaba, tomo unas bebidas y se acercó a mí con una sonrisa. Lo mire fijamente, y tome la bebida que me ofrecía, la bebí y pude detectar un gusto algo extraño, pero no lograba identificar que era.

La tarde paso rápidamente y seguimos hasta la noche, pero como algunos debíamos trabajar en la mañana nos despedimos.

Me encontraba en la puerta de la WBBA y comencé a ver todo borroso, no sabía que me pasaba ¿Tenia baja el azúcar? No, eso era imposible, casi todo lo que me dieron a probar contenía azúcar.

Sentí unas manos sosteniendo mis hombros y cuando me doy la vuelta logro identificar a la persona, pero me quede paralizado al ver que era Tsubasa.

-Tomaste demasiado alcohol, será mejor que te acompañe a tu casa para asegurarme que no te desmayaras en el camino- me dio Tsubasa, cosa que me impresiono, ya que en toda la fiesta no me había dirigido la palabra, pero ¿Alcohol? ¿Qué acaso las numerosas bebidas que me dio contenían alcohol?

Considere mi estado y pensé seriamente, luego mire a Tsubasa, asentí y comencé a caminar con él a mi lado

Desperté la mañana del sábado y note varias cosas que me preocuparon bastante, mi habitación se encontraba completamente desarreglada, yo me encontraba desnudo, cubierto por alguna especie de liquido blanco. Sentí un dolor punzante desde la cintura para abajo, me costaba mucho calmarlo ya que no sabia que o quien me genero el dolor, y fue ahí donde lo vi, en la mesa de noche, un pequeño papel doblado, lo tome, lo abrí y comencé a leerlo. Al terminar de leer pude notar como de mis ojos salían varias lágrimas.

¿Quién no hubiera llorado al leer "Mi small snake esta noche fue perfecta y hermosa, la próxima semana lo repetimos, Tu gatito de ojos ámbar"?

¿Qué había pasado? ¿Cómo ocurrió esto? ¿Qué hice con Tsubasa? O más bien ¿Qué me hizo Tsubasa? Eran algunas de las miles de preguntas que cruzaban por mi mente hasta que finalmente logro entenderlo.

-Tuve sexo con Tsubasa-dije casi como susurro

Me recosté nuevamente y mire el techo, deseando que esto fuera solo un sueño.

El mes paso y cada viernes de ese mes Tsubasa aparecía en mi casa para repetir aquella noche mágica.

Al principio no me agradaba la idea de tener sexo, es más recuerdo que no lo quería dejar entrar a mi casa, pero me empujaba dentro de ella y cerraba la puerta con seguro, pero la verdad poco a poco fui cediendo y acostumbrarme, hasta el punto en el que se me hiciera satisfactorio tener su cuerpo contra el mi mientras el realizaba poderosas embestida y yo disfrutaba a cada momento.

Yo: y bien ¿Qué les pareció este inicio?

Tsubasa: *se desmaya*

Dark: *le echa aire*

Yo: ¬¬ si esto le sorprende no me imagino mas adelante

Reiji: ¿se viene peor?

Yo: algo así… bueno ya saben reviews, sugerencias, aclaraciones, todo es aceptado, incluso amenazas, aunque ya mi casa esta por explotar de tantas…

Reiji: somos flexibles ^^

Yo: kzy espero que te guste esta locura… y amigos nos vemos en la próxima actualización o fic… Mata-nee