Bueno bueno hoy pude actualizar más rápido, por lo cual les traigo el capítulo 7 de esta historia, espero que lo disfruten y que me dejen sus comentarios, recuerden que los personajes de Sailor moon no me pertenecen, ya que son propiedad de Naoko Takeuchi, solo la historia es de mi propiedad.

Pd.: Si gustan mientras leen pueden escuchar la canción "Enséñame a olvidarte de Jumbo (tributo a Intocable)", aquí les dejo el link ;)

watch?v=36xt4aOe6Fc

Ahora si a leer...

=^.^=...Ari...=^.^=


Y así con todos mis nervios me dispuse a desayunar¸aunque mi apetito se redujo, por lo que solo comí un poco de fruta, cereal y algo de jugo, sentía como si todos estos alimentos dieran vueltas y vueltas en mi estómago, y sentí unas tremendas ganas de vomitar todo en cuanto Darien terminó su desayuno y me sonrió diciendo "estás lista para ir por él?". Pero tome fuerzas para que mi desayuno no escapara, y sonriendo afirme con la cabeza, para así emprender nuestro camino en busca de ese cabeza hueca de Seiya.

Comenzamos nuestra travesía hacia la dirección que estaba escrita en aquel papel que minutos atrás me mostró Darien, después de media hora, lo que a mí me pareció una eternidad, llegamos al lugar indicado, era un hermoso edificio, el cual tenía una fachada antigua, lo cual lo hacía lucir más impresionante, nosotros no encontrábamos en el parque que se encuentra delante de este, esperando que el semáforo de la señal para que podamos pasar.

-Vamos, el semáforo ya está en verde –silencio…- que es lo que te pasa, por qué te quedas allí parada, acaso ya no quieres verlo…

Escucho como Darien me habla, pero no puedo responder, ni siquiera puedo moverme, mis ojos no creen lo que veo, siento como Darien voltea hacia donde mis ojos ven.

-Ese es Seiya?... pero y quién es esa chica que esa con él? Y por qué ella esta…

-Vámonos de aquí!

-Qué, pero acaso no piensas hablar con él, tal vez esto es un error

-Sí, tienes razón, es un error, es un error que haya creído en él y es un error haber venido hasta acá para buscarlo y encontrarlo con otra, y más aún es un error el haberlos visto tomados de la mano, y a ella embarazada, todo esto es un error, así que por favor llévame lejos de aquí! – y ya no soy capaz de pronunciar palabra, lo único que se oye de mi ahora son sollozos, y poco a poco mi rostro comienza a humedecerse por causa de la lágrimas.

-Está bien, vámonos. – Así Darien pasa uno de sus bazos sobre mis hombros, para ayudarme a caminar, no puedo evitarlo y volteó una vez más para verlos, ella en verdad es linda, tal vez al conocerla Seiya se olvidó de mí, si no fuera por su embarazo diría que es una modelo, con esa figura esbelta y alta, además de una hermosa tez blanca, y ese hermoso cabello pelirrojo, y más aún, esos hermosos ojos que parecieran son de fuego, hermosa de verdad.

Pero en ese momento la mirada de Seiya y la mía se cruzan, por alguna razón él volteó hacia donde estábamos, y ahora me mira fijamente, su rostro muestra sorpresa, después observa a Darien que se encuentra a mi lado, y su rostro ahora refleja ¿tristeza?, veo como se aleja de aquella chica y comienza a caminar en dirección hacia nosotros, pero el semáforo cambió de nuevo a rojo para los peatones, los autos comienzan a pasar, así que él se detiene y sigue observándome, hasta que un bus pasa, tapándonos la vista, permitiéndome regresar a la realidad y comenzar a caminar, veo que Darien ha parado un taxi, así que no dudo ni un segundo en subir a este, una vez abordo los dos este comienza su marcha, dejando a Seiya atrás junto con mi corazón.

No he salido de mi habitación desde que llegamos después de lo ocurrido, ahora ya es de noche y Darien se encuentra conmigo, no ha querido dejarme sola, y me ha insistido en que coma algo, pero no tengo ganas de comer, no tengo ganas de nada más que llorar y no salir nunca de aquí.

-Vamos, anímate, hay que salir, no siempre podemos venir a Inglaterra.

-Ahora no por favor, no tengo ánimos para salir, si quieres ve tú, yo estaré bien.

-No, no pienso dejarte sola en estos momentos, así que te propongo algo.

-Qué es eso que me quieres proponer?.

-Bueno te propongo quedarme toda la noche contigo, voy a hacerte compañía mientras lloras, así si necesitas golpear a alguien, puedes hacerlo conmigo, desquítate conmigo todo lo que quieras, llora todo lo que quieras, grita, patalea, has todo lo que necesites para sacar ese dolor, pero con la condición de que sea solo hasta que amanezca, una vez amaneciendo dejarás de llorar, secaras tus lágrimas, te darás una ducha mientras yo hago lo mismo en mi habitación, y después vendré por ti para ir a desayunar, y salir a pasear todo el día

Sin muchos ánimos le doy la mejor de mis sonrisas, -está bien, acepto tu propuesta-

- Entonces estoy listo

- Listo para qué?

- Para que me golpees cuándo quieras

- Eres un tonto

- Vamos hazlo, sé que no soy él, pero aun así, imagina que lo soy y golpéame, saca todo ese dolor ahora que puedes, porque mañana será un nuevo día, y con el un nuevo inicio, en el cual te estará prohibido llorar y sufrir nuevamente por lo sucedido-.

No puedo más con el dolor, y como él me dijo, imagino que es Seiya, y sin más le doy un golpe en el pecho, luego otro, y luego más, él no se mueve, parece no dolerle, así que sigo golpeándolo, sin importar que no sea él el verdadero culpable

-Te odio, por qué me mentiste, por qué me dijiste que me amabas si no era cierto, por qué dejaste que me enamorara de ti, para luego romperme de esta forma, te odio por lo que me hiciste, y nunca, nunca te lo perdonaré, me oíste!, nunca te perdonaré el haberme olvidado tan fácilmente, y ahora es mi turno de hacer lo mismo, te voy a olvidar y voy a deshacerme de todos estos sentimientos, así que nunca más vuelvas a aparecer en mi vida, te odio Seiya Kou!

Y así sigo, gritándole y golpeándolo, hasta que siento que mis fuerzas se acaban y mis piernas se doblan, haciéndome caer al suelo, dónde mis lágrimas parecen aumentar, y ahí una vez más Darien se agacha hasta donde me encuentro, y me abraza una vez más como en el aeropuerto, y ahí entre sus brazos sigo llorando y sollozando, ya no puedo hablar, ni gritar, este dolor me lo impide.

-Está bien pequeña, no te reprimas, saca todo ese dolor, no dejes que quede ni un poco de el dentro de ti…

Poco a poco mis lágrimas comienzan a cesar, y mis parpados comienzan a cerrarse por sí solos, como si tuvieran voluntad propia, siento como soy levantada del lugar donde me encontraba, y comenzamos a avanzar hasta llegar a la cama, donde suavemente soy depositada, y con mucho cuidado me cubre con las cobijas, como si fuera un pequeño bebé.

-No te vayas por favor, quédate conmigo,- él solo asiente, y poco a poco comienzo a quedarme dormida.


Ya han pasado dos años desde lo ocurrido, Darien hace un año que terminó la carrera y se tituló, pero aun así seguimos en contacto, a mí me falta poco para también terminar la carrera, ahora me encuentro realizando mi tesis.

Cabe decir que desde ese día ninguno de los dos hemos vuelto a hablar de lo sucedido en Inglaterra, y tampoco hemos vuelto a saber de Seiya, me imagino que ha de estar muy feliz con su ahora familia, a de ser un muy feliz y orgulloso padre, no puedo evitar sentirme triste al imaginar que yo pude haber sido la madre de sus hijos, pero ya no, ya no me torturare más de esta manera, es hora de que acepte la realidad y de que al fin deje ir a Seiya, además de que desde hace un año acepté empezar a salir con Darien.

El respetó mi espacio durante un tiempo, se comportaba como siempre, como mi mejor amigo, pero después de un año decidió declarárseme, y yo decidí que era tiempo de ser feliz nuevamente, con quien en algún momento fue mi primera ilusión, aunque no mi primer amor.

Después de algunas horas en la biblioteca buscando información para mi tesis decido que es momento de irme a mi casa, hoy saldré con Darien, así que tengo unas pocas horas para arreglarme, me dijo que quería celebrar mi cumpleaños, por lo cual me daría una gran sorpresa, no imagino a que se referirá, pero dentro de poco lo sabré, aunque por un momento no puedo evitar sentir nostalgia al recordar mi cumpleaños hace dos años, miro los dijes que traigo siempre con migo y los observo durante un largo tiempo, "desearía poder olvidarte, como tú lo hiciste conmigo".

Hoy decidí ponerme un vestido que hace unos días Darien me regaló, por suerte hace poco fui de compras, por lo cual tengo los zapatos y los accesorios perfectos para el. Unas cuantas horas después y estoy lista, escucho que tocan la puerta, por lo cual supongo que es él que ha venido a recogerme, y efectivamente, es Darien.

-Feliz cumpleaños mi princesa,- y lo veo extenderme un hermoso ramo de rosas

-Muchas gracias Darien

-Bueno, entonces si estas lista vámonos,- me ofrece su brazo y sin dudarlo lo tomo, para así comenzar a caminar a su lado, como tantas veces lo he hecho en estos dos años.

Media hora después y hemos llegado a un hermoso restaurante, no es muy elegante, pero aún así es lindo, supongo que recordó la primera vez que salimos y lo incomoda que me sentí al estar en uno de los restaurantes más caros de Tokio, por lo cul no puedo evitar una risita.

-Vaya lo recordaste

-Claro, como no recordar nuestra primera cita,- no puedo evitarlo y me sonrojo, como muchas veces lo he hecho ante sus comentarios.

Entramos al lugar, el cual es igual de lindo por dentro que por fuera, al igual que acogedor, no hay muchas mesas, lo cual hace que sea un lugar muy tranquilo. Llegamos a una pequeña mesa la cual es solo para dos personas, y como en cada salida Darien se porta de manera muy caballerosa, jalando la silla para que pueda sentarme, detalles como este son los que hacen que lo quiera cada día más que paso a su lado, tal vez, solo tal vez algún día me enamore de él.

A continuación una de las meseras se acerca a nosotros y toma nota de nuestra orden, unos minutos más y la cena llega, se ve muy apetitosa, durante la cena Darien y yo nos dedicamos a hablar sobre nuestro día, cómo le fue en el trabajo y como me va con la tesis.

-La verdad a veces me cuesta algo de trabajo encontrar cierta información.

-Serena te dije que si necesitabas ayuda no dudaras en pedírmela

-Si ya lo sé, pero es que tú a veces estas tan cansado después del trabajo que no quiero causarte molestias

-Nada que se refiera a ti es una molestia

La mesera de hace unos momentos regresa para retirar los platos, y después de esto se acerca nuevamente con un pequeño pastel y una pequeña vela adornándolo.

-Es muy lindo gracias

-Bueno ahora sopla la vela y pide un deseo,- un deseo, solo tengo uno en la mente, pero se que nunca podría hacerse realidad, así que será mejor desear algo más, "deseo poder ser feliz nuevamente, y enamorarme del hombre que tengo a mi lado", soplo la vela, esperando que lo que pedí se haga realidad, no puedo esperar más para probar mi pastel el cual se ve muy delicioso, tomo el tenedor para tomar una porción, pero siento como este choca con algo, que podrá ser?, sacó el tenedor para inspeccionar el pastel, pero en el momento que el tenedor sale veo que trae algo consigo, tomo ese algo en mis manos y no puedo creer lo que es, mis ojos comienzan a humedecerse…

-Serena Tsukino, me harías el honor de casarte conmigo?

-Si…

Fin del flashback


Hasta aquí el capítulo 7, es un poco corto (igual que los demás xD), pero espero les haya gustado, y las cosas una vez más dieron la vuelta, que les pareció, les gusta el rumbo que toma la historia, bueno al parecer el siguiente capítulo sera el final, asi que nos leemos la próxima :D.

Pd.: Si dejan un review dejando su opinión me harían muy feliz :D