Nada de esto me pertenece todos los derechos reservados para Pendleton Ward o cartoonetwork o el que posea los derechos de autor de Hora De Aventura

Cualquier parecido con la realidad o alguno otro fic en Inglés, español, chino, japonés, francés o cualquier otro idioma es pura coincidencia ya que nunca se sabe ¬¬

¡SOY UN HEROE!

Finn estaba sentado en una playa, se encontraba en una misteriosa isla desierta, era tan pequeña que no había más que unos cuantos arboles y arena, no había comido ni bebido en días, se encontraba en mal estado, su aspecto era demacrado, piel quemada por el excesivo sol, heridas las cuales nunca sanaban, de una batalla que no recordaba, el cuerpo deshidratado por la pérdida de fluidos, yacía tirado en la arena sin moverse, sin intentar escapar, su miedo al océano le impedía tratar de escapar.

Finn a pesar de su precaria condición aun tenia pensamientos positivos – si tan solo cortara unos árboles, si los uniera con lianas podría hacer una balsa y … – después de decir esas palabras una enorme ola se acerco hacia el mojándolo de las piernas lo cual hiso que se levantara aterrado y corriera a esconderse sobre un árbol – a quien trato de engañar, este es mi final, no hay nadie aquí, mis amigos me dejaron, no sé cómo termine aquí y el mar me aterra demasiado como para tratar de escapar – dio un suspiro ahogado y procedió a bajar del árbol en el que se encontraba.

Lentamente el sol fue bajando en el horizonte dando lugar a un frio que helaba los huesos y calaba en lo más profundo del alma; sin saber cómo ni porque el aire comenzó a ser mas frio que días anteriores esta vez Finn se sentía diferente se sentía nostálgico… él conocía esa sensación, era un frio que solo uno de sus amigos podría producir – ¡REY HELADO! – Grito el muchacho lo más fuerte que pudo, sin importarle que su seca garganta se desgarrara y le hiciera escupir grandes bolas de sangre - ¡REY HELADO! – grito nuevamente el muchacho mirando en todas direcciones tratando de encontrar a su amigo; un demente anciano poseído por una corona que lo hacía atacar y secuestrar princesas, pero a fin de cuentas su amigo.

PH: no lo puedo creer, aun sigues aquí – estas palabras hicieron que Finn se girara y lentamente viera como la figura del príncipe helado aparecía a su lado.

Finn: príncipe – salto tratando de abrazarlo con una expresión de alivio en el rostro, pero fue inútil ya que al mínimo contacto lo atravesó.

PH: Finn, alto, no tengo mucho tiempo escucha lo que te diré – dijo tratando de que el chico no hiciera preguntas sobre lo que acababa de pasar, cosa que por supuesto Finn decidió ignorar y de igual modo pregunto.

Finn: ¿Qué? ¿Cómo es eso posible? te atravesé.

PH: en dirección al este, por donde sale el sol, se encuentran los demás, todos están atrapados en las garras de terribles bestias, están siendo torturados y sufriendo cosas inimaginables – dijo ignorando las preguntas de Finn.

Finn: en las garras de bestias, rayos tenemos que ayudarlos construiremos una balsa y… - el rostro de Finn se lleno de temor pronto agacho la cabeza sin terminar la frase, lo cual el príncipe helado comprendió de inmediato.

PH: toma – le tendió una pequeña hacha al humano, el cual dudo en tomarla – esto te permitirá talar árboles para que construyas la balsa.

Finn no tomo el hacha, en su lugar alzo la cabeza para mostrar sus ojos llenos de lagrimas y después de un gran suspiro, tomando una gran bocanada de aire exclamo lo más fuerte que su debilitada garganta le permitió – ¡NO PUEDO SALVARLOS, SOY DEMACIADO COBARDE, SOY UN INUTIL!

PH: sabes yo aun recuerdo mis días de humano como si fuera ayer – tomando del hombro a Finn lo sentó lentamente en la arena mientras le dirigía una sonrisa amarga al chico, se sentó a su lado – el dolor de perder a alguien es imposible de sobrellevar, te consume por dentro, yo en cierto momento de mi vida tuve miedo de muchas cosas, pero las enfrente, los humanos siempre nos enfrentamos a nuestros miedos, es natural, está en nosotros.

Finn: pero yo no soy como tú, yo no soy como los demás humanos, yo soy un cobarde – sollozos ahogaron las palabras del chico mientras este bajaba la cabeza.

PH: las elecciones de la vida son duras, el tomarlas solo te hace madurar mas, es algo que todos los humanos pasaron y tú no eres diferente, aquí y ahora, tu tomaras una decisión, las vidas de tus amigos o tu temor al mar, a cuál de los dos elegirás aferrarte, cuál de los 2 preservaras.

Finn: me quedare aquí, solo, esperando mi final.

PH: un héroe es aquel que tiene miedo, pero que sin importar la situación los supera, por el bien común, por aquellos a los que ama y tu Finn eres un héroe.

El silencio reino en el lugar, por unos segundos parecía como si todo su hubiera detenido, Finn alzo la cabeza solo para percatarse que era real lo que suponía, estaba solo nuevamente, sin embargo no todo era como antes, no había sido una ilusión y la prueba de ello era él hacha que se encontraba a su costado, donde había estado sentado el príncipe helado, Lentamente tomo el hacha entre sus manos, la observo durante unos segundos, la dejo de lado abatido y decepcionado de sí mismo.

Finn: valla héroe resulte ser ni siquiera pude salvarlos, Jake fuiste mi hermano, mi mejor amigo, mi compañero de aventuras, un perro fiel y valiente, yo te decepcione, dulce princesa por años confiaste en mí, yo estaba encantado con ser tu héroe, con proteger a los dulces habitantes, con saber que tú eras mi amiga, con saber que podía confiar en ti, Marcelin tu siempre fuiste… - se levanto de golpe cuando una idea cruzo su mente ¿Que eran Finn y Marcelin? – Marcelin es para mí una amiga, es como una hermana, no, no solo eso, es incluso más, estos últimos días me he sentido más cercano a ella, cuando lloro en mis brazos sentí que era débil y frágil yo quería protegerla.

El joven humano alzo la cabeza, tomo nuevamente el hacha sobre sus manos, se dirigió con determinación hacia los pocos árboles que había en la pequeña isla, empuño con fuerza el hacha y con todo el poder de sus brazos golpeo el árbol que estaba frente a él.

Finn: ella siempre ha estado allí para mí – golpeo nuevamente el árbol.

Finn: cuando me necesito yo quería estar allí para ella – golpeo nuevamente el árbol.

Finn: es mi mejor amiga, mi hermana, mi… - golpeo nuevamente el árbol.

Finn: ¿Por qué no puedo decirlo?, ¿Por qué no puedo terminar la frase? – golpeo nuevamente el árbol.

Finn: ¿qué es en realidad Marcelin para mí? – golpeo el árbol haciendo que este callera y avanzo hacia el siguiente.

Finn: no es mi hermana, no es mi amiga – comenzó a golpear el árbol.

Finn: yo quería protegerla, quería ser el pilar sobre el que sostuviera – golpeo nuevamente el árbol.

Finn: es hermosa, fuerte, valiente, es toda una mujer, además es… - golpeo nuevamente el árbol.

Finn: es frágil, tiene mucho dolor en su alma, lo oculta pero cosas como la de Simón demuestran cuanto sufre – golpeo nuevamente el árbol.

Finn: me pierdo en sus ojos, me pierdo en su suave piel, me gusta su compañía – golpea nuevamente el árbol.

Finn: no es un simple gusto, el tiempo que hemos pasado juntos lo demuestra, es lo más fuerte que he sentido hasta hoy – golpeo el árbol haciendo que este callera y continuo hasta el siguiente.

Golpeaba mas arboles, desde el segundo árbol no había pronunciado palabra alguna, tenía ya varios árboles cortados, estaba golpeando un árbol cuando antes de derribarlo suspiro tomo aliento y grito - ¡ES AMOR! – en ese instante un destello lo cubrió y las heridas que tenia se curaron, sorprendido por este extraño fenómeno, decidió no darle importancia y seguir pues se sentía con un poco mas de fuerza.

Después de tomar unas piedras, algunas lianas y ramas, las unió junto a los troncos para crear una especie de balsa, luego de comprobar su flotabilidad tomo algunas ramas y las unió creando lo que parecía un remo, así sin duda, ni temor, zarpo rumbo al este, remaba con todas sus fuerzas, las olas que se dirigían a la playa golpeaban su pequeña embarcación, sin embargo el mar no pudo vencer a Finn, luego de mucho esfuerzo logro escapar de las olas que rodeaban la isla.

Luego de oras de remar en dirección al este, Finn perdió el valor inicial y comenzaba a tener miedo nuevamente, asustado miro a su alrededor, lo cual solo hizo que se asustara mas, entonces recordó las palabras del príncipe helado, suspiro, cerro sus ojos, pensó en sus amigos y en lo que estarían pasando, pensó en Marcelin, pensó en su misión, pensó en su deber, abrió los ojos de golpe, tomo aire, inhalo y exhalo una y otra vez hasta que consiguió calmarse – no me vencerás mar –dijo en un tono casi inaudible – yo soy un héroe, soy valiente, no soy débil, ¡ME ESCUCHAS, SOY UN HEROE, SALVARE A MIS AMIGOS, SOY UN HEROE!

El sol se poso detrás de Finn, estaba ocultándose, Finn cansado y a sabiendas de que en la noche perdería su rumbo decidió dejar de remar, después de unos minutos el sol se estaba por esconder por completo cuando un cansado, hambriento y sediento Finn, logro conciliar el sueño, mientras la barca en la que iba comenzó a hundirse, hasta que el mar se trago a Finn.

Unas horas antes.

El rey helado estaba terminando de descongelar al joven humano, el hielo en el que estaba cautivo era muy denso y el fuego no podía ser muy intenso, puesto que de hacerlo también derretirían el barco, así con una flama tenue el ultimo trozo de hielo que cubría al humano cedió ante el fuego, Marcelin tomo al chico y lo cubrió con grandes abrigos para darle calor, estaba pálido y su piel estaba azul, con precaución y mucho cuidado, Marcelin y el rey helado llevaron al humano hacia la enfermería, donde los esperaba Jake y el príncipe helado.

Jake: ¡FINN! Hermanito – se acerca a Finn con una cara de preocupación en el rostro – estaba muy preocupado creí que estarías congelado para siempre, el rey helado tardaba mucho – Jake noto que Finn estaba azul y no respondía, al ver esto Jake quedo horrorizado, cosa que Marcelin noto.

Marcelin: descuida Jake, aun está vivo, el azul de su piel es menor a cuando lo descongelamos, las pieles están funcionando debemos dejarlo descansar – con esto dicho Jake recupero la compostura y se sentó en una silla de la enfermería

PH: no está descansando si fuera solo eso ya habría despertado, el aun pelea con sus temores.

Marcelin: todo es culpa de esa maldita cara de chicle – dijo mientras ponía a Finn en la cama y lo cubría con mas cobijas.

RH: la verdad creo que estuvo bien lo que hiso mi querida boni – Marcelin lo mira con una cara de odio – es decir tarde o temprano debería de enfrentar su miedo al océano, además dijo que fue Finn el que le pidió la pócima a la princesa.

Jake: eso es verdad, sin embargo porque Finn no me dijo nada sobre el tema, podría haberle ayudado de algún modo.

PH: es exactamente por eso que no lo hizo, Finn no necesita tu ayuda Jake, esto es algo de humanos, no lo entenderían, es algo que Finn debe hacer solo, nosotros debemos dejarlo solo.

Jake: pe… pero es mi hermanito, si yo no lo ayudo quien lo hará, aun es un niño, no puede hacerlo solo.

Marcelin: mira príncipe, Jake tiene razón no podemos dejar a Finn de esta forma, yo digo que vallamos con la cara de chicle la golpeamos y le quitamos el libro para revertir el conjuro.

Jake: bueno a excepción de lo de golpearla apoyo a Marcelin.

RH: yo estoy con mi hijo esto es algo que el chamaco debe de realizar solo, deberían de confiar más en el chico, es muy fuerte.

Marcelin: pues no me importa lo que piensen, yo voy a golpear a esa princesita que juega a ser bruja y buscare algo para salvar a Finn – dijo mientras comenzaba a flotar y abría la puerta para salir de la habitación pero en ese momento una mano la detuvo.

RH: no lo hagas Marcelin, no puedes seguir haciéndole esto a la dulce princesa.

Marcelin: tú que sabes anciano, suéltame tengo cosas que hacer.

PH: Marcelin, padre tiene razón, no estás pensando bien las cosas, te dejas llevar demasiado por tus sentimientos.

Marcelin: tu también te pones de su lado, es que acaso todos están en mi contra, como puede ser que la defiendan, es un tonta creída, que cree que puede jugar a ser glob, se merece cada uno de los golpes que le he dado y muchos más, es por eso que debo hacerlo.

PH: ¡BASTA! ¡ESTOY CANSADO DE TU ACTITUD INFANTIL, ESTAS CASTIGADA! ¡VETE A TU HABITACION!

Marcelin: tú no me puedes mandar a mi habitación, yo ya no soy una niña, no me puedes ordenar que hacer.

La cara del príncipe helado se lleno de furia, el enojo recorría todo su cuerpo – dije que fueras a tu cuarto y no lo volveré a repetir – dijo esta última frase de forma calmada y serena lo cual asusto en cierta forma a Marcelin.

Jake: venga Marcelin, Finn debe descansar tenemos que dejarlo, preparare un burrito de todo, de seguro te encantara – la tomo del brazo y la saco de allí antes de que la situación llegara a peores.

RH: hay hijo esto es malo, esta debería de ser una gran aventura, todavía no tenemos ni dos días de viaje y ya tenemos tantos problemas.

PH: padre, estas equivocado, los problemas solo hacen la aventura más divertida, ya verás como esto se soluciona y el viaje solo será mejor.

RH: tienes razón, te dejo el cuidado del chamaco yo iré a dormir un poco.

PH: bien que descanses padre.

Cuando el rey helado salió el príncipe se acerco a Finn, lo examino un poco y posteriormente salió de la habitación, por los pasillos del barco se encontró con la dulce princesa la cual ya tenía un mejor semblante, se acercaron uno a otro, se sonrieron y la dulce princesa le dio un pequeño cofre.

PH: ¿está todo lo que necesito?

DP: si todo está dentro.

PH: bien, vamos, no tenemos mucho tiempo la condición de Finn empeora cada vez más, me temo que se está dando por vencido.

Dicho esto ambos se dirigieron a la enfermería, una vez dentro el príncipe helado preparo una especie de pócima, se la roció encima y toco la cabeza de Finn desapareciendo dentro de esta. (Aquí pasa lo que vieron al principio)

Bueno lo se me tarde demasiado para los que leen mi otra historia de el mas grande error creo que estaría lista el miércoles a mas tardar el jueves además espero y estas les haya gustado tanto como me gusto a mí, había planeado otras cosas para las pruebas de Finn pero ninguna me convenció lo suficiente cuando la plasme en la hoja por lo tanto después de algunos intentos lo logre y esto me convenció ahora viene lo más emocionante pronto vendrá el siguiente capítulo y con eso iniciara el viaje de una vez por todas aunque ya inicio aun no pasa nada pero pronto.

Dejen review se que no los merezco luego de tardar tanto en subir la historia pero por favor si no los dejan terminare llorando en un rincón de mi cuarto.

Perdón por las faltas de ortografía y/o gramática.