Hola a todos gracias por sus comentarios :D realmente me emociona leerlos TTuTT bueno aquí va el capi diez y como prometí ¡Hoy si es sábado! XD

Recuerden que seguimos en el pasado de Lucy, Eso :9

Disfruten

Cualquier crítica es aceptada: 3

Los personajes no me pertenecen, son obra de Hiro Mashima

Pasado – Part II

El héroe de Lucy

-Tsk…. Así no se seduce a una bella dama…-Los rayos de la luna iluminaban con sombras doradas el rostro del chico-… ¿Te encuentras bien?- el misterioso chico se agachó para poder estar a su altura y le ofreció su mano para poder ayudarla a levantarse-

Con todo lo que había sucedido, Lucy había perdido las fuerzas en sus piernas, hasta el punto que no le respondieron y se desplomó en el suelo. Temblaba, pero no por frio, sino por miedo, su cara seguía sangrando y mientras se abrazaba a sí misma, trataba de aguantar que las lágrimas salieran de sus ojos.

Al no ver respuesta de parte de ella, y al notar su herida, el misterioso chico sacó de su bolsillo una bendita adhesiva color piel y se la colocó sobre la herida, esto saco de los pensamientos a Lucy y volvió a sus cinco sentidos, levantó el rostro y observó el rostro del chico que la miraba con una dulce sonrisa, por alguna extraña y desconocida razón para Lucy, su corazón comenzó a agitarse rápidamente.

-… ¿Tienes hambre?-señaló el joven si saber realmente que decir-Hay un restorán de comida rápida cerca, si quieres…-Pero antes de que ella pudiera decir algo su estómago rugió-… -El chico trataba de contener la risa, Lucy ruborizó-

En el restorán el chico miraba con asombro como la chica estaba terminando de comer su tercera hamburguesa, no se le puede culpar, estaba tan asustada y nerviosa por lo que le diría su padre que apenas comió durante la cena, incluso durante todo el día.

Entonces Lucy salió de su estado de ardilla devora todo cuando escuchó la canción que tocaban en el restorán

-¿Te gusta esta canción? –Lucy asintió- … ¿No hablas mucho es sólo conmigo? –Lucy lo observaba inocentemente, moviendo su cabeza de lado como preguntando ¿De qué me hablas? -… Pues desde que llegamos aquí… han pasado ya treinta minutos y no has dicho absolutamente nada…-Lucy terminó de su vaso de bebida haciendo el típico sonido que advierte su término-

-…Gracias por salvarme…-Musitó-

-¡OH! Sabes hablar…-Señaló sarcásticamente con una sonrisa en sus labios-

-….-Lucy no sabía que decir, después de todo le habían enseñado que nunca hablara con extraños-… ¿Cuánto le debo?

-…Nada… yo invite…- indicó-… Mi nombre es…-Pero antes de que pudiera terminar la frase un grupo de hombres de negro entró en el restorán haciendo escándalo-

-¡LUCY-SAMA!

-¡Walker-san!-La aludida chica se levantó del asiento-

-¡Mi Lady Lucy! ¿Qué hace aquí? Nos llegó una nota de rescate…-El hombre de mediana edad observó al chico que se estaba enfrente de su amada Señorita- ¡Tú! –Chasqueó los dedos y un sequito de hombres de negro lo rodearon-

-¡Eh!-señaló el joven sorprendido mientras levantaba los brazos-

-¡¿Cómo tienes el descaró de secuestras a la heredera de la familia Heartfilia?!

-¡¿Qué yo qué?!

-¡Deténganse! –Lucy se puso en medio-

-¡Lucy-sama!

-¡Él no me secuestro! Él me salvo…

Entonces todos los hombres se alejaron del individuo, el hombre de mediana edad se disculpó y le agradeció que hubiera salvado a la muchacha y le ofreció dinero, a lo cual, el joven rechazó.

Antes de partir, Lucy se giró sobre sus pies y le dio las gracias con una dulce e inocente sonrisa; luego continúo su camino.

Al Lunes siguiente las cosas habían vuelto a la "normalidad" no había tenido ni un cruce de palabras con su padre después de ese día, éste sólo le mando a decir que si volvía a tener un comportamiento "rebelde" la llevaría con él en sus viajes y la educaría el mismo. Esto aterró a Lucy, de hora en adelante su padre la tenía en la mira, no podía hacer nada que él considerara "rebelde" o lo va a pagar muy caro, al día siguiente de su discusión, su padre volvió a viajar al extranjero.

Lucy miraba con ojos vacíos hacia el exterior de la ventana que se encontraba al lado de su pupitre, los pájaros revoloteaban por donde ellos querían, sin que nadie los atara, a veces le gustaría ser un ave, volar y volar por el cielo sin restricciones, sin penas, sin temor, pero la vida no era así, hasta los pájaros tenían sus captores, pensó en todas las aves que se encontraban en una jaula y que estaban obligadas a mirar como sus compañeras podían emprender vuelo a donde quisieran y, con amargura, saber que ellas jamás podrían. Recordó una veces cuando ella tuvo tres pequeñas aves, le entristecía verlas observar a sus compañeras, las soltó, cada una tuvo diferentes destinos, una nunca abandono la jaula, quizás por miedo, quizás por ignorancia; la otra no duró mucho, ya que era tan dependiente del humano que no sabía sobrevivir por ella misma, no se sabe si murió de hambre o de frio, o incluso por un depredador; y la tercera, quizás la más joven, ella fue libre, de vez en cuando visitaba a Lucy como dándole las gracias por la libertad que le dio, pudo volar lo que las otras nunca pudieron. Ella quisiera ser esa ave, pero en este instante está en la jaula, esperando a que venga alguien y la libere, acaso ¿Existirá alguien que quiera liberarla?

El cuchicheo de los alumnos sacó a Lucy de sus profundos pensamientos, estaba ocurriendo algo grande, eso sí, porque todos estaban comentando, incluso Sting, estaba tan metido en el asunto que no la molesto, ergo, es algo grande.

-¿Qué sucede, Yukino? –Preguntó a su amiga, aquella que se sentaba al lado de ella-

-Minerva….-susurró-

-¿Minerva?

-Minerva logró sacar a Saki-sensei –Murmuró-

-¿La profesora de Historia?-La chica asintió-… al parecer… le colocó una mala calificación y por eso la sacó…

-…Algunos dicen que fue porque encontró a su padre y a la joven profesora en el "acto" –Señaló un chico detrás de Yukino-

-¡Rogue! –Dijeron al unísono las chicas-

-¿Cómo sabes eso? –Preguntó asombrada la rubia- Por lo general no te involucras en estas cosas…-

-Sting…-Indicaron los tres al mismo tiempo-

Rogue Cheney, era el chico más callado que había en el colegio, el más bajo perfil, trataba de nunca meterse en problemas, por lo general él que lo metía en problemas siempre era Sting, su mejor amigo.

Lucy no podía entender que hacia un chico como Rogue en el grupo de Minerva, entonces recordó cuando este mandó al hospital a un chico por molestar a Yukino.

Los callados son los peores…

-Como sea…. El punto es que… Minerva está detrás de esto…

-Justo cuando quiero paz… y escucho su nombre a primera hora de la mañana…-Suspiro Lucy-

-Rogue… ¿Sabes algo? –El chico se sonrojo levemente y negó con la cabeza-…BU! –Bufo-… Pensé que podrías saber algo ya que eres amigo de Minerva… pero que se le va hacer- Yukino dio un largo suspiro y apoyo su mentón en su mano-

Si te gusta tanto ¿Por qué no te le confiesas de una vez? Los hombres son tan… -Entonces recordó el odio que poseía Minerva por Yukino y por ella-… ¿Cómo puedes se amiga de alguien así? –Observó a Rogue-

-¿Qué? –La confronto con la mirada-

-Nada… ¡Espera! ¿Quién nos va hacer clases entonces?

-Todo el mundo a sus asientos…-Señalo un profesor- Como muchos ya saben, por un motivo personal Saki-sensei nos dejó…-Todos lo miraban con cara de "¡sí claro…! Motivo personal se llama ahora-… Bueno, les voy a presentar a su nuevo profesor… Por favor entre Loke-sensei

Si no fuera por la silla en la cual estaba sentada Lucy, esta se habría caído por la sorpresa ¡El chico que la salvo era ahora su profesor!

To be continue