Los personajes de la historia pertenecen a Naoko Takeuchi creadora de Sailor Moon, la historia es original mia y solo lo uso con fines de entretenimiento entre los fans.

Hola chicas! Como mis escritoras favoritas han andado de parranda y no publican nada ahora me toca actualizar a mi jeje. Disfrutenloooo!

XII

-¿Mañana regresaras a la Tierra verdad?- preguntó la pequeña rubia acurrucada en sus brazos haciendo círculos en el pecho de su novio

-Si… mañana por la noche volveré y pasado mañana hablaré con mi padre y Zafiro, aún no sé cómo les voy a decir todo esto, no sé cómo lo tomen- contestó acariciando suavemente la espalda de la rubia

-¿Crees que se molesten?

-¿Por qué habrían de molestarse? ¿Por el hecho de que voy a casarme con una princesa extraterrestre o porque he conseguido el grado más alto que ellos? Pertenecer al parlamento era el sueño de mi padre, y ya lo cumplió, quiere compartir ese mismo sueño con Zafiro y sé que le tomará algunos años, y ahora de la nada vengo yo y les digo "¿Qué creen? ¡Soy el Rey de La Tierra!" Solo pensarlo se me hace un nudo en el estomago

-Tranquilo amor, sé que lo tomarán bien, son tu familia, no puede ser tan malo

Endimion no dijo nada pero soltó un suspiro fuerte, rogando a todos los dioses que su hermano no quisiera asesinarlo de envidia.

-Rei estará contigo, así que no temas

-Hablando de ella, ¿arreglaron sus diferencias?

-Si ya lo hablamos, seremos muy buenas amigas- sonrió y Endimion le dio un beso

-Por cierto… quería preguntarte si hay algún problema con el día de la boda, lo elegimos sin siquiera pensar en mas… dentro de una semana es muy poco tiempo

-No te preocupes estará bien, mientras más pronto te tenga entre mis brazos mejor

-Jajajaja Endi, pero si estoy en tus brazos!

-Bueno bueno… mientras mas pronto te tenga en mi cama mejor

-Pero… ya he estado en tu cama y de hecho ahora mismo estoy en tu cama, si mis padres nos descubren me darán una buena riña

-Eres una niña muy desobediente- Le susurró al oído y le deslizó la sabana que cubría su desnudes, antes de que el pudor llegara a su mente aprovechó para lanzarse al ataque de besos encendiendo la llama que hasta hace unos minutos habían apaciguado, pero que con los apasionados besos de Endimion y los sugerentes gemidos de Serenity de nuevo estaban avivando, incitando de nuevo la pasión contenida.

.

.

.

Era hora de partir, Endimion y Serenity no se habían separado en todo el día, no se verían en una semana hasta un día antes de la boda y eso la tenía triste. Se despidieron del Rey, de la Reina, Yaten y Minako.

-Sere no el preocupes por el vestido, te conseguiré el más hermoso! Y para la boda en la Tierra yo misma te lo haré, serás la novia más hermosa de los dos reinos, te lo prometo

-Gracias Rei! Eres muy buena- Las dos se abrazaron fuerte

-Rei es hora de irnos- la llamó Endimion

-Artemis irá con ustedes como guardia en lo que les asignamos una propia, no está de más que tengan guardianes el tiempo que estén en casa- El Rey Apolo les señaló a Artemis mientras que el peliplateado se ponía cerca de los Chiba

-Gracias Alteza lo tendremos en cuenta, bien, es hora

-Espera!- gritó Serenity y se acercó corriendo frente a Endimion dándole un beso acariciando con su lengua suavemente los labios de su novio- uno para el camino, tengan cuidado

-Lo tendremos

Artemis tomó de la mano a Rei y Endimion y desapareció dejando solo un vapor blanco que desapareció en el aire. Serenity se abrazó a si misma viendo fijamente hacia La Tierra que se veía en el cielo, sintió unos brazos rodearle la cintura y una cabeza recostarse en su hombro.

-Tranquila amiga, van a estar bien, Artemis esta con ellos

-Lo sé Mina, pero no estaré tranquila hasta tenerlo de nuevo a mi lado

-Si, eso es lo malo de enamorarnos, nos torturamos pensando en el bienestar del otro.

Serenity solo asintió, echó un último vistazo a ese zafiro del cielo y entraron al palacio después de sus padres.

.

.

.

-De vuelta en casa!- alzó los brazos Rei al sentir el viento nocturno y ver las luces de su ciudad

-Es muy tarde para que te vayas a casa, quédate esta noche

-No duermo bien si no es mi cama, mejor me llevo tu camioneta y te la mando mañana ¿te parece?

-Esta bien, nos vemos mañana!- y dicho eso bajó corriendo las escaleras del penthouse perdiéndose de vista.

Endimion se relajó, metió las manos en las bolsas de su pantalón y respiró profundo el aire

-Es muy tarde Majestad, debería descansar

-Artemis por favor no me llames Majestad, solo dime Endimion, solo estaba comprobando si se había tranquilizado la Tierra

-¿Tranquilizado?

-Si, antes estaba agitada, muchas cosas pasaron, terremotos, tsunamis, huracanes, fuertes nevadas, cosas así, pero ahora se siente tranquila la madre naturaleza. Ahora está en paz.

Artemis se sorprendió de que Endimion tan pronto pudiera estar en contacto con la naturaleza, con su propio planeta, sin duda había elegido bien al nuevo soberano, normalmente tomaba tiempo y entrenamiento entrar en armonía con su planeta, a él le había costado mucho tiempo entrenar a Seiya, pero Endimion ni siquiera había necesitado preguntarle algo.

-Vamos Artemis, dormirás en la habitación de Serenity, te prestaré algunas ropas mias.

-Oh! No se preocupe Alteza… quiero decir Endimion… traje mi propia ropa, no será ningún problema.

-De acuerdo, vamos a dormir, mañana será un largo día.

.

.

.

Por la mañana Endimion recibió las llaves de su camioneta de parte de uno de los sirvientes de su padre y una nota extra de parte de su hermana en la que decía que tanto su padre como Zafiro estarían fuera hasta las 4, pero que antes quisiera que la acompañara a comprarse su propio auto.

Tomó el desayuno con Artemis quien se había puesto una ropa que podría ser un tanto excéntrica ya que consistía en un pantalón blanco y una camisa naranja tipo túnica de tela ligera para el calor y de manga larga, su cuello era redondo y bordado en hilos dorados. Endimion lo noto muy arreglado pero no podía decirle nada pues ya estaba consciente de las prendas de Milenio, él por su parte solo se puso unos jeans azules deslavados y una camisa violeta claro con mangas dobladas hasta el codo. Salieron rumbo a la automotriz, ese sería el primer auto de Rei. Desde la muerte de su madre había evitado tener su propio auto, siempre pedía prestado el de sus hermanos y no es porque no le gustara la idea de tener uno propio si no que así sentía que aún tenía una familia a la cual molestar, una que le recordara que aún estaban ahí preocupándose por ella.

-¿Así que te has decidido?- preguntó al verla inspeccionar a detalle un auto gris

Ella volteó y al instante vio a su hermano y Artemis, les sonrió amable

-Si, lo he decidido, ya estoy suficientemente grande, debo independizarme, tengo una carrera profesional, no puedo andar por ahí con el auto de mi hermano, ni viviendo en casa de mi padre ¿Qué tal que quiero intimidad con algún hombre?

-Eso no pasará, te compras el auto pero te quedas en casa de mi padre, te quiero virgen hasta el matrimonio

-Ay hermanito, de virgen no tengo ni las orejas, llega tarde esa advertencia

Endimion se quedó de piedra y Artemis abrió la boca sorprendido.

-¿Qué opinas de este auto? ¿No es muy pequeño?

-Dejame ver…

Después de varias horas por fin lo decidió, había elegido un Porsche Carrera 911 en rojo pero Endimion no la dejó, alegando que era un auto demasiado llamativo para ella, volviendo así a la búsqueda de nuevo, la verdad es que si había sentido que era un auto demasiado llamativo y no es que a ella no le gustara ser el centro de atención, pero no quería serlo por su auto.

Finalmente se enamoró de un Audi TTS Prestige negro convertible, se aferró tanto a ese auto como una niña a una muñeca. Endimion y Artemis dieron el visto bueno y firmaron los papeles.

Regresaron a la mansión Chiba contentos, en un par de días el auto estaría listo y en la cochera.

-Artemis, necesito pedirte un favor

-Si Endimion, lo que desee

-¡No me hables de usted!

-Esta bien si eso es lo que quieres…

-Sí, pero ese no era el favor, necesito que te conviertas en un gato y cuando mi padre o Zafiro no me crean nada de lo que les diga, tú te transformas en humano y así me creerán

-O terminaran en un internado psiquiátrico- apuntó Artemis

-Artemis tiene razón- dijo Rei desde la puerta de la sala, había escuchado la conversación

-Pero si ellos no me creen, me encerrarán a MI en el manicomio

-Es irrelevante como quieres que se entere tu familia Endimion pero si quieres que sea un gato, esta bien, lo seré

Al instante Artemis ya estaba en el suelo sentado como un minino común.

Escucharon el auto de su padre Souichi y esperaron a que entraran animadamente platicando y riendo padre e hijo, eso era algo que rara vez hacía con Rei o Endimion, pero no importaba, en estos momentos era demasiado el nerviosismo del pelinegro como para sentir celos.

-¡Hijo! Que bueno verte, pensábamos que ya no volverían de no ser por que anoche vimos llegar a Rei. ¿Qué te trae por aquí muchacho?- le dijo dándole unas afectuosas palmadas en el hombro.

-Papa… Zafiro… necesito hablar con ustedes, reunión familiar por favor…

Dicho esto se fue hacia el despacho de su padre, atravesaron dos salas y en cada una Rei iba cerrando con llave, pues no quería que algún sirviente curioso se enterase de lo que estaba por suceder en la célebre familia Chiba. Finalmente llegaron al despacho y Endimion tomo asiento en el sofá con Artemis bien montado en su hombro como acostumbraba hacer desde que lo conoció.

-Vamos hijo, ya dilo, ¿por qué tanto misterio?

-¿No me digas que embarazaste a alguna chica y te tiene amenazado?- se aventuró a bromear Zafiro

-Si es así entonces hay que negociar, ya quiero ser abuelo- dijo Souichi con una enorme sonrisa

-Qué bueno que lo dices padre, porque eso podría hacerse realidad muy pronto!

Las bocas de Zafiro y Souichi pasaron de ser alegres a dos grandes O de sorpresa.

-Es en serio Endimion… ¿embarazaste a alguna chica?

-No padre, pero… voy a casarme pronto

Padre e hijo se miraron por unos segundos y tomaron asiento frente a Endimion, Rei tomo asiento al lado de su hermano y le acarició la mano para relajarlo.

-¿Casarte? ¿Con Serenity?- indagó sorprendido su padre

-Si, ella y yo nos casaremos el próximo sábado, yo sé que es muy pronto pero las circunstancias bajo las cuales nos casaremos son poco comunes

-¿Entonces si está embarazada?- preguntó casi afirmando Zafiro

-¡Que no! ¡No está embarazada! Además hay algo que debo decirles y que seguro les sorprenderá aun mas…- Ninguno se atrevió a decir nada así que Endimion continuo- Soy el Rey de la Tierra, el soberano de este mundo…

Zafiro y su padre soltaron una fuerte carcajada lanzando palmadas al aire como si fuera la broma más increíblemente tonta que hubiesen escuchado. Incluso se sujetaban entre ellos para evitar caerse del sillón, pero Artemis se lanzó al suelo, caminó a un lado del sillón que ocupaba Endimion y tomó forma humana dejándolos impresionados y asustados, con esa incredulidad vieron a Endmion y Rei quienes no reían en lo mas mínimo, los veían seriamente, y el gato blanco ahora transformado en un elegante hombre que también los veía fijamente.

-Esto no es una broma… ¿cierto?

-No padre, no lo es… ahora soy el Rey Endimion y haré a Serenity mi esposa debido a la diplomacia entre reinos, espero de verdad puedan entender… él es Artemis uno de los súbditos del palacio de Serenity, es consejero del Rey, el padre de Serenity

-Wo, wo, wo… detente ahí- interrumpió Zafiro- me quieres decir que Serenity es una princesa de otro planeta?- Endimion asintió- ¿Y tú ahora eres Rey de este mundo?- Endimion volvió a asentir- ¿Y tú pretendes que te crea?

-Zafiro, debes creerle- pidió Rei- yo estuve con él todo este tiempo, yo supe de Serenity desde el comienzo, desde que ella llegó… Endi, creo que lo mejor es que les cuentes todo desde el inicio…

Endimion asintió de nuevo y comenzó a relatarles desde que Serenity entró en su vida y hasta el día anterior en el que llegaron. Su pare y su hermano lo miraban como si les estuviera contando un cuento de fantasía, alguna cosa inventada, pero veían a Artemis arodillado a los pies de Endimion con porte erguido como aquel que no se deja intimidar ante nada.

Quedaron impresionados, ninguno pudo opinar nada, solo preguntaban y todo por supuesto tenía una respuesta, sin embargo Endimion pensaba omitir la parte de la guerra, pero Rei le obligó a contarlo también pues quería en parte que su padre lo hiciera desistir de aquella tontería.

Zafiro lo vio con recelo, su padre lo miró con preocupación, no sabían que pensar ni que decir, todo esto sobrepasaba su imaginación.

-Hijo… me alegra mucho que te vayas a casar, Serenity es una mujer muy bella y distinguida… y bueno, siendo una princesa es alguien que posiblemente sea difícil de complacer, ¿estás consciente de ello?

-Si padre, pero Sere es una mujer sencilla, se adaptará fácil a la vida en la Tierra ya verás.

-Estoy orgulloso de ti por ser ahora el Rey de nuestro mundo… es una tarea difícil la cual no puedo ni imaginarme cómo vas a llevar acabo, pero lo lograrás porque eres tu. Sobre el tema de la guerra… bueno… ahora eres el responsable de mantener la paz en este mundo y en el de tu futura esposa, así que… se un caballero y no faltes a tu honor, protege lo que amas y lo que es tu deber- opinó honesto su padre

-Sabes… - opinó Zafiro- cuando dijiste todo aquello te empecé a tener envidia pero cuando mencionaste la guerra definitivamente pensé "no quiero estar en sus zapatos" así que solo diré… has lo que tengas que hacer, pero regresa con nosotros, el negro no va con mi piel…- refiriéndose al luto que ya llevó una vez.

-¿Eso es todo lo que dirán ustedes dos?- la voz de Rei sonaba alarmada, incluso Artemis volteó a verla sorprendido

-Rei por favor ya lo hablamos

-Hablamos nada!-la morena se puso de pie- Yo me opongo a que tengas que pelear, desde un comienzo no pensé que aceptarías ser el sucesor, pero…

-No te atrevas a meter a Serenity en esto, se supone que ya lo hablamos- Endimion también se puso de pie a la defensiva

-Si lo hablamos y también lo hable con ella y con Apolo pero esto no tiene sentido, esto es una maldita mala broma

-Esto es destino y yo estoy listo para cumplirlo, amo a Serenity y a este planeta y no voy a dejar que algún maldito ególatra demente venga a arrebatarme lo que yo amo y eso los incluye a todos ustedes, si algo llegara a pasarle a La Tierra, no podría protegerlos de lo que llegue a pasar si Diamante viene a este mundo.

Zafiro y Souichi se mantenían en silencio escuchando atentamente como peleaban los dos hermanos delatando los sentimientos de cada uno.

-Escúchenme bien- Souichi se levantó con autoridad llamando la atención de todos los presentes como cuando daba algún discurso, estaba acostumbrado a mostrarse autoritario frente al público, pero pocas veces se proyectaba así con su familia- Rei, tu hermano ha tomado una decisión, no quiero que le discutas más, Endimion, me enorgullezco de tus palabras y de cómo estas tomando todo esto, sé que serás un gran gobernante y un esposo responsable, pero como dicen tus hermanos, no te expongas demasiado, es normal que tengamos miedo de que algo pueda pasarte, pero eres muy inteligente como para dejarte caer. Ve a la guerra y… regresa con bien

Souichi se dejó caer en su asiento del escritorio dándole la espalda a sus hijos, se quedó pensativo mirando el jardín, no entendía como una pequeña joven había enamorado a su hijo, lo había convertido en rey y ahora lo apartaba de su familia para enviarlo a la guerra, una guerra en la que estaba de por medio La Tierra… ¿Por qué su hijo? ¿Acaso estaba destinado a perder a toda su familia?

Los hermanos Chiba se miraban entre ellos sin saber que decirse, Endimion sabía que los había decepcionado… sabía que no quería separarse de su familia, pero era algo inevitable. Artemis lo tomó del hombro.

-Majestad debemos irnos, debe ver el asunto del restaurante, el día de la boda es su apertura.

-Tienes razón, debemos aplazarla hasta que se aclare todo esto, bien, vamos Artemis, nos veremos después

Endimion hizo una reverencia a su familia, Artemis hizo una reverencia más profunda y salieron en silencio cerrando la puerta tras ellos, Rei y Zafiro se miraron y sin decirse nada se quedaron hundidos en el sillón en silencio, ninguno de los 3 sabía que decirse.

Unos minutos después Souichi se giró a ver a sus hijos quienes lo miraban expectantes

-Rei, ¿tu sabias desde el inicio sobre esto?

-Bueno… papá, me enteré poco a poco también pero no tenía idea de que iban a hacer esto con Endimion

-Da igual, es un adulto y debemos aceptar sus decisiones, sean para bien o para mal… Acudiremos a la boda en la mejor disposición y no quiero escuchar reclamos, su hermano nos necesita, se ve presionado y desconcertado por todo el tema, así que sean buenos y ayudémosle.

Zafiro asintió, aunque él estaba celoso por casarse con una hermosa mujer, siempre pensó que él sería el primero en dar el ejemplo a sus hermanos y no que se adelantaran, quería encontrar a una mujer bellisima como Serenity, conocer el amor y casarse, eso completaría su imagen mental de éxito. Pero aún no conocía a la indicada y esperaba con ansias el momento en que llegara a su vida para darle todo lo que podía y más.

Rei estaba muy deprimida, pero aun así no bajaría la cabeza, aunque su hermano ya hubiese tomado una decisión no lo abandonaría… ella se prometió cumplir el sueño de su hermano y por mucho que le doliera, le ayudaría a cumplirlo fuera como fuera. Parpadeó varias veces para desaparecer esas lagrimas que amenazaban con salir, respiró profundo y se aclaró la garganta.

-Debo irme, quede con Serenity que iba a comprar un vestido de novia para ella, soy la dama de honor!- dijo con una sonrisa poco animada pero honesta

-Te acompaño a comprarlo, tal vez sea bueno distraerme- secundó Zafiro y ambos salieron de la oficina de su padre

Souichi se quedó pensativo regresando su atención hacia el jardín bellamente iluminado por el sol dándole la impresión de ser mas verde que antes, solo una pregunta rondaba su mente… ¿Qué sucederá con su hijo Endimion?

e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e.e. e.e.e.e.e.e.e.e.

Hola mis pequeñas, muchas gracias a las chicas que me dejaron su review! Quedaron contestados en el momento, creo que así es mas fácil jiji. Espero este capítulo les haya gustado! Nos leemos pronto con el nuevo capítulo, esto ya se está alargando, que dicen ¿les está gustando? Ojala q si!