Los personajes de Sailor Moon no me pertenecen si no a la creadora Naoko Takeuchi yo solo me divierto creando historias mágicas y románticas.

No los hago sufrir más! Aquí el ansiado nuevo capítulo! Disfrútenlo! Esta larguito!

IV

Las cosas pintaban bien, su padre no había mostrado indicio de anunciar su compromiso con la pesada de Beryl de la cual sabia cada 3 veces por semana gracias a los titulares y noticias de chisme en las noticias elitistas de moda.

Serenity había fingido toda la semana sentirse asustada por la película para dormir con él, pero Endimión tuvo que hacer fuerza de voluntad y controlarse, la enviaba de vuelta a su cama, no quería por ningún motivo que ella se ilusionara hasta saber qué pasaría con su compromiso el cual por cierto ni siquiera había comentado con la rubia.

Estaban desayunando tranquilamente cuando llegó Rei, se veía un poco más sencilla que de costumbre, unos simples jeans azul, una blusa blanca de manga y un blazer negro con unos zapatos flat negros, por sus ojeras se notaba que había trasnochado. Llevaba una caja blanca grande, una pequeña de zapatos y otra más delgada, detenido por su barbilla llevaba un portatraje. Al verla su hermano corrió en su ayuda.

-¿Qué tanto traes aquí?

-Son cosas para Serenity, terminé de confeccionar el vestido, pruébatelo con los zapatos, están en la caja, la otra son accesorios a juego, creo que te quedarán bastante bien, pero no dejes que te vea Endi, quiero que sea una sorpresa- guiñándole el ojo mientras se quitaba del cuello el portatraje que ya estaba marcándolo de rojo.

-Confio en ti Rei eres una gran diseñadora, se que no me decepcionaras- comentó su hermano que estaba curioso por el vestido

-Lo sé, soy el orgullo de la familia- jactándose burlona

-El orgullo de la familia es Zafiro, tu yy yo somos las ovejas negras.

-Ni lo digas, bueno debo irme, estoy muerta de sueño, los veo mañana en el baile, Endi tu traje, toma- dándole el portatraje cerrado

Salió con visible cansancio, en verdad se había esforzado tanto con el vestido, esperaba no decepcionarla al lucirlo.

X

X

X

El día había llegado, todo estaba arreglado, Serenity ni siquiera abrió las cajas, quería que llegara el momento indicado para hacerlo, eran las 4 de la tarde y se metió a dar una ducha, Endimión había salido a hacer unas cosas en el restaurante Luna Azul de Andrew a último minuto, había dicho que no tardaría.

Se tomo su tiempo para relajarse, tomo un baño de burbujas y sales, se quedó en la tina un rato escuchado música en el reproductor que le regaló Endimión que se perdió cantando a todo pulmón y jugando con la espuma, no escuchó cuando tocaron a la puerta así que se asustó cuando vio al pelinegro en la puerta del baño.

-Es tarde debemos apresurarnos- dijo acercándose con sonrisa burlona por sus gritos a todo pulmón

Serenity tenía las burbujas tapándole los senos pero aun así se sintió avergonzada.

-Es muy tarde?- tapándose

-Porque no ves tus dedos?- ella lo miró confundida y miró sus dedos, era como ver pasitas arrugadas! Le dio tanta gracia que sacó también los pies y se inspeccionó pero resbaló y se sumergió toda en la tina dando manazos, Endimion rápido la saco y ella tomo una gran bocanada de aire asustada, se pegó a él arrodillada en la tina, él estaba de piedra, tenía a una mujer hermosa de rodillas ante él y estaba desnuda, húmeda, demasiado sensual, pegada a su cuerpo. Él se separó indicándole que ya era hora de arreglarse para el baile, al separarse sus ojos en automático desobedecieron a su mente y la vieron… por primera vez veía sus pechos desnudos, la mitad de su cuerpo estaba al descubierto, con agua resbalando por su cuerpo y su cabello mojado.

-Endimion?- él estaba perdido viendo el perfecto cuerpo que tenia frente a él que no supo en que momento le llamó, pero lo vio levantarse y dirigirse a la puerta del baño, la cerro de golpe y volvió a ella. Sere en su confusión no sabía que iba a hacer, pero lo siguió con la mirada atenta, sus ojos se habían vuelto oscuros, enigmáticos, la tomo por la nuca y comenzó a besarla con deseo, con una pasión salvaje y demandante, al principio Serenity no entendía el porque, pero se dejo llevar por el deseo de él, la inclinó hacia atrás para que besara su cuello y bajar por sus pechos, comenzó a acariciarlos, los besó, lamio, succiono y jugó con ellos, Serenity estaba completamente ida, entregada a él, lo tomó por el cabello y él subió a sus labios para devorar su boca, con una mano la tomo de la espalda y la apretó hacia él, era tan salvaje que Serenity se sentía indefensa y le encantaba estar a merced de Endimion.

El pelinegro bajó su mano libre y comenzó a acariciar la intimidad de Serenity, ella al sentirlo casi se derrite y gimió de placer, él la estaba provocando dándole el placer más exquisito, él ahogaba sus gemidos con su boca, cuando la sintió lo suficientemente húmeda introdujo uno de sus dedos y ella gimió mas fuerte, se sujetaron fuertemente el uno al otro mientras Endimion se movía dentro de ella.

-Endimion, quiero… quiero ser tuya- Suplico

-Aun no, no puedo lo siento…- pero no dejo de acariciar a Serenity hasta que llegó el orgasmo de ella, él se sentía demasiado excitado, verla, sentirla, provocarle tal orgasmo había sido increíble.

-Debes apresurarte ya casi es hora de irnos- se separó de ella dejándola en la tina, se sentía en las nubes, salió de la tina y se dio de nuevo un baño de agua tibia, lo necesitaba para calmar el ardor en su cuerpo, había sido la mejor experiencia hasta ahora.

Cuando ella salió con el turbante en la cabeza y envuelta en el albornoz se sonrojó al ver a Endimion con el torso desnudo, caminó hacía ella casi estaban juntos pero él se desvió hacia el baño, eso le dio gracia a él, ella había creído que iba a continuar, cuando se giró él le saco la lengua y cerró la puerta haciendo que ella riera incrédula.

Cuando Serena sacó el vestido de la caja quedó impresionada, era más hermoso de lo que imagino!

Primero se maquillo, quería algo natural así que optó por el dorado y café en sus parpados, su mirada enmarcada con delineado negro y pestañas de impacto, sus labios en un suave tono café con destellos en dorado, su cabello lo sujetó en una cola y comenzó a hacer ondas a su larga cabellera, su flequillo lo alisó y colocó de lado cubriendo su frente, se veía hermosa, a sus ojos estaba perfecta y agradecía infinitamente esos consejos que su amiga Mina le había dado sobre maquillaje, aunque le debía a Rei el saber utilizar cada cosa.

Tomó el vestido y lo deslizó en su cuerpo, se ajustaba perfecto, lo cerró y parecía una extensión más de su piel, era hermoso, colocó las zapatillas doradas, abrió la pequeña caja y vio unos aretes largos de oro puro con lunas de oro blanco en la punta, también una pulsera muy fina con las mismas lunas crecientes. Su cuello fue adornado con el dije a juego también una luna creciente.

Endimion se encontraba en la sala esperando por Serenity, estaba colocándose las mancuernas cuando escuchó la puerta de la habitación del cuarto abrirse

-Vaya, creí que te tardarías una eterni…- enmudeció tan pronto la vio

-¿Qué opinas?- preguntó timida Serenity algo intimidada al ver a Endimion con su traje negro ajustado a su cuerpo denotando su torso ancho, sus piernas musculosas, su camisa era negra también y lo terminaba una corbata azul rey que no hacía otra cosa mas que resaltar el tono de sus ojos azules como el océano en el cual ella quería sumergirse.

-Te ves… hermosa, como una princesa…- él estaba sin palabras, su vestido era dorado strapless con escote en forma de corazón remarcando sus bien formados senos, estaba bordada la tela con piedras rojas puestas en flores delicadas desde la parte baja de su seno izquierdo hasta su vientre y a la altura de la rodilla derecha nacía un racimo de flores rojas también de donde se abría en una elegante cola de sirena hasta el suelo, era un elegante trabajo artesanal sin dudas, su cabello delicadamente recogido dejando algunos rizos caer en su espalda, se acercó a ella y acarició su cuello haciéndola temblar ante el toque- Espero esta noche ser lo suficientemente bueno para una princesa como tu- Luna y Artemis vieron a los 2 juntos y pudieron constatarlo… los dos estaban hechos el uno para el otro, sus ojos evidenciaban el amor que se tenían.

-Pero mira quien lo dice- sin apartar su mirada y algo sonrojada- tu pareces un príncipe de los pies a la cabeza

-Pero esta noche quiero ser solo tu príncipe y de nadie mas- mientras se acercaba para darle un casto beso

-Debemos irnos- susurró cuando se separaron aun con sus ojos clavados en los otros, los ojos celestes de ella lo llevaban justo a donde pertenecía… al cielo! Mientras que los de él, la llevaban al océano de la Tierra, cada uno era la representación física de sus terrenos.

Artemis los vio salir tomados de la mano, se separó de Luna para ir al balcón

-Artemis! Viste eso? Los dos se ven tan enamorados! Y mira que llamarla princesa! Es que de verdad hoy parece más un ángel! ¿y que decir de Endimión? En serio lo que dice la revista es cierto! Él es un Príncipe!, un Adonis! Un.. un… un dios griego!

-Ya entendí Luna! No necesitas ser tan abierta en tus opiniones- contestó celoso

-Ash amargado!- la gatita se fue a echar al sillón, encendió la televisión y comenzó a cambiar canales

-Amargado yo? Jaa- lanzó irónico, pero devolvió su atención a la Luna llena que aparecía en todo su esplendor en el cielo dándole un brillo aun más claro en su pelaje.

X

X

X

Cuando bajaron del auto fueron recibidos por reporteros, los flash de las cámaras no dejaban de perseguirlos, Serenity estaba asustada pero no perdió su porte, Endimion le daba seguridad y estaba bien aferrada a su brazo.

-Estas Lista?- preguntó divertido en la entrada del hermoso salón decorado en dorado y blanco dándole la impresión de estar en el reino del oro en lugar de un salón de baile de la Tierra.

-Esto es grandioso! Me gusta este lugar!

-A mi me gustas tu, te ves hermosa!- le dijo coqueto mientras bajaban las escaleras y todos volteaban a verlos, era la misma imagen de los dioses! Ella esbelta y delicada, él poderoso y seductor.

-Hijo! Al fin llegas! Creí que tendría que mandar a buscarte! Y esta hermosa jovencita quién es?

-Papa, no la molestes, es una amiga mía muy querida! Se la presente hace poco a Endi y al parecer se llevan bastante bien- intervino Rei para no dar mas explicaciones a su padre y hermano

-Hola Padre, hola Rei! Serenity quiero que conozcas a mi familia, mi padre Souichi, mi Hermano mayor Zafiro y bueno esta de más presentarte a mi loca hermana Rei

-Es un placer conocer a la familia Chiba, soy Serenity Tsukino- Dijo ella cambiando su voz a una de infinita educación y gracia

-Vaya que es hermosa señorita Tsukino, estoy encantado de que una belleza como usted nos brinde la alegría de tenerla entre nosotros- dijo Zafiro amable mientras besaba el dorso de su mano

-Para mi es un honor compartir con la familia del hombre que amo- Dijo esto sin pensarlo, Todos se quedaron estupefactos al escuchar estas palabras, Endimion no supo que decir, solo la tomo por la cintura atrayéndola un poco

-Disculpa?… algo que quieras contarnos Endimion?- preguntó su padre interesado levantando las cejas

-Eh… si… yo… bueno yo… Serenity y yo estamos… estamos… eeehmmm…

-Endimion?- Serenity se sorprendió, creyó que él estaría contento al escuchar que ella lo amaba, pero no era así, en su lugar hablaba como si tuviera 3 años balbuceando sin sentido -Perdón creo que fui muy rápida en mis palabras, me disculpo por lo dicho, la verdad es que yo lo amo a él pero creo que es mejor dejar las cosas así, si me disculpan un momento- dando una reverencia pequeña salió del círculo familiar Chiba y buscó con la mirada donde poder esconderse de la humillación que había pasado. Rei la siguió pisándole los talones

-Hijo, es una hermosa mujer, muy educada y fina, se nota que es de buena cuna, ¿de dónde la sacaste? No conozco a nadie con el apellido Tsukino en los negocios

-Endi si esa belleza esta enamorada de ti… te tengo envidia… oh no espera un momento aquí viene tu prometida del brazo de su mas reciente escándalo, Jedite… nooo creo que ya deje de tenerte envidia- dijo burlón Zafiro

-Comienzo bien la velada!- dijo ironico Endimion girándose para ver bajar por las escaleras a su "prometida" Beryl Metalia

-¿Crees que te hará un escándalo por Serenity?- Le susurró Zafiro serio

-Espero que no, Serenity es demasiado sensible, no creo que quiera enfrentarse a una araña como ella- le contestó por lo bajo

Mientras en el balcón…

-Sere estas bien?

-Si Rei, es solo que no se… no estuvo bien lo que dije, incomode a Endimión frente a su familia- Para la pelinegra era extraño escucharla hablar así, era como ver a otra persona, normalmente Serenity era muy fresca y despreocupada pero ahora se veía como una gran dama de sociedad, sus movimientos delicados, su forma de hablar, incluso el acento suave empleado al hacerlo era un gran cambio.

-No dijiste nada malo, aunque si nos sorprendió la respuesta tan directa, nos tomo desprevenidos- dijo la pelinegra bajando la vista- por cierto el vestido se ve increíble, lo luces divinamente! Será un éxito en la sección de moda en el periódico de mañana- el alboroto llamó la atención de las dos y entraron a ver el porqué de tanto lío.

Se acercaron a la fuente del espectáculo, Rei al ver a la pelirroja tomó a Serenity por el codo y halo de ella evitando que la viese pidiéndole que se fueran con Endimión que observaba apenado.

-En serio esa es tu prometida? Peleando con Jedite en un lugar público? Solo quiere atención!- sentencio Zafiro incrédulo

-Señor Chiba lo busca el señor Metalia, dijo que lo esperaría en la terraza- se retiró el mesero después de dar el mensaje

-Discúlpenme jovencitos pero su padre debe atender negocios- dijo pesadamente, cuando se levantó- Ah pero antes debo admirar una vez mas a mi bella hija- dijo fuerte cuando las dos jóvenes se acercaron a ellos

-Papa que cosas dices!- Rei se avergonzó del comentario, y es que a decir verdad se veía hermosa, su vestido era largo, el escote izquierdo en strapless , el hombro derecho cubierto y caía en hasta el suelo a modo de capa, en la cadera lucia un cinturón de pedrería blanca, el vestido era de seda negro que marcaba cada movimiento con mas gracia, era elegante y discreto.

-Endimion, discúlpame por avergonzarte delante de tu familia, no volverá a suceder- se disculpó Serenity en cuanto quedó junto a él

-No te disculpes, perdón yo, que no fui capaz de pronunciar palabras, me tomaste por sorpresa- atrayéndola hacia él le di un beso en la frente

Bailaron las parejas Zafiro con Rei y Endimion con Serenity, al parecer Beryl no estaba del todo emocionada por ver a su "prometido" ya que no le hizo el mas mínimo caso, ni siquiera intentó acercarse, en su lugar estaba melosa con Jedite después de semejante espectáculo que había montado.

Serenity se sorprendió de que Endimion fuera tan buen bailarín, toda la noche bailó con él, le dolían los pies y apenas podía mantenerse pero no podía dejar de bailar con él, menos aun pudo evitar ser el centro de las miradas, eran una pareja que llamaba la atención por si sola, era algo magnético lo que tenían ellos que nadie despegaba el ojo.

-Endimion, necesito hablar contigo a solas- pidió su padre poniéndole la mano en su hombro

-Claro

-Disculpa la interrupción querida, no tardaré en devolvértelo- dijo Souichiro a Serenity quien sonrió

-No tardo- guiñó un ojo a su pareja quien regresó a la mesa

Cuando estuvieron lo suficientemente alejados de todos y sin gente alrededor comenzaron

-Que sucede papá?

-Tengo una buena y una mala noticia, cual quieres primero?

-La mala, ya sabes, es una tradición

-Bueno, la mala entonces… la mala es que Beryl esta molesta porque trajiste aquí a esta chica tan hermosa y a ella la ignoraste olímpicamente sin dirigirle la palabra, ni siquiera la miraste, ella pensaba que harían formal el compromiso hoy

-Ja… ja… jajajajajaja- apenas podía creer lo que escuchaba- y por eso trajo aquí a Jedite? Además, te diste cuenta del alboroto que estaba haciendo? Tu sabes que no quiero que se me relacione con ella y menos ahora con lo del restaurant y Serenity, ha hecho escándalo casi a diario, es la persona más criticada en todos los medios!

-Eso me lleva a la buena noticia, Malachite me ha pedido cancelar el compromiso, dice que no quiere que tu reputación se vea afectada por la descontrolada hija que tiene y que vio lo bien que te llevas con Serenity de la cual quedó enamorado, dijo que es mejor que tu hagas tu vida aparte y que no interferirá. Además Beryl hizo tremendo berrinche diciéndole que no soportaba estar en el mismo lugar que tu, que eras un alzado niño creidito. El compromiso quedo cancelado pero aun así haremos negocios Malachite y yo, no es grandioso?

-Eso es estupendo!- se controló para no salir corriendo a abrazar a Serenity

-A mí también me sorprende lo bien que te llevas con Serenity, además es increíblemente hermosa, tiene algo que la hace diferente del resto, he visto mujeres hermosas pero ella no tiene comparación ¿Dónde la encontraste?

-Bueno, a decir verdad creo que ella me encontró a mi, pero eso no importa ahora puedo hacer planes con ella, puedo comprometerme con la mujer que quiero ooh siiiiiii estoy demasiado feliz! Gracias papá!- dijo abrazándolo efusivamente

-No agradezcas, no hice nada, además sé que no puedo obligarte a ti, eres mi hijo y no podría interferir en tus decisiones.

-Eso no pensabas hace unas semanas!- dijo en reproche

-Ya cállate y no te quejes o comprometo a Serenity con Zafiro- amenazó con una mueca

-Ok, no digo nada!- trago seco pues sabía que amenazas de su padre no eran en vano

Se acercaron a la mesa donde Rei, Zafiro y Sere estaban riendo todos voltearon a verlos cuando estuvieron cercanos a la mesa. Endimion sintió una mano agarrarlo por el codo, giro su rostro para ver quien era y se sorprendió.

-No puede ser! ¿Qué haces aquí?- dijo entusiasmado e incrédulo lanzándose a abrazar a esa chica

-Amyyyyyyyyyyy!- Rei se levantó histérica de su silla y corrió a abrazar a la recién llegada

-Chicos! Los extrañe mucho! Rei estas bellísima! Y tu Endimión! Estas mas guapo que nunca!- ante el comentario de la susodicha Amy, Serenity sintió un fuego en la boca de su estomago que encendió un poco sus mejillas.

-Gracias Amy! Tu también estas muy bella- contesto Endimion con cortesía

-Hace cuanto llegaste?- preguntó Rei

-Hace unas horas, solo llegue a casa a cambiarme

-Entonces tu padre esta aquí?- cuestionó Souichiro

-Perdone, no lo salude apropiadamente Señor Chiba

-Entiendo, estos dos te acapararon inmediatamente- Souichiro se acercó a ella y le dio un beso paternal en la mejilla

-A mi no me saludas?- Sonrió sin moverse de su asiento Zafiro

-Hola Zafiro, un gusto saludarte- dijo coqueta con mirada traviesa a lo que Zafiro sonrió complacido.

Serenity se sintió tan fuera de lugar que tomó de su vino y giró su rostro poniendo atención a las personas que bailaban, aunque en su mente tenia la imagen fija de Amy con su vestido azul intenso que no hacía otra cosa más que intensificar lo pálido de su piel y la belleza de su rostro

-¿Y ella quien es?- Preguntó al tiempo que tomaba asiento en el lugar que Endimion le indicó

-Es Serenity la novia de mi hermano- Dijo la morena

-Novia? Ah, ya veo, Zafiro al fin conseguiste una modelo, mucho gusto Serenity

Ante el comentario Serenity miró asustada a Amy y Zafiro rio con ganas

-Gracias Amy quisiera tener el crédito absoluto sobre semejante criatura angelical, pero la verdad no es mi novia- dijo mordaz y burlón

-Disculpa?- Amy estaba algo aturdida

-Yo decía que es la novia de Endimon, verdad?- preguntando directamente Rei a su hermano

-Asi es, es mi novia- Contestó Endimion mientras se sentaba junto a Serenity y la tomaba de la mano besando su dorso

-Mmm?…- Amy estaba desconcertada su rostro incluso palideció mas

-Es un gusto conocerte Amy, soy Serenity Tsukino- su educada voz y sonrisa amable provocó a Amy una sonrisa falsa de amabilidad que Serenity capto de inmediato

-Iré a ver a tu padre Amy hace tiempo que no lo veo quiero saber de los asuntos en Alemania

-Claro! Esta con los otros embajadores-señalando la dirección en la que se había ido su padre

-Y que dices Amy, ¿q tal Alemania?- cuestionó Zafiro

-Bastante bien sabes? Mucho que hacer allá, lugares que ver y estudiar, es maravilloso.

La velada transcurrió entre risas y anécdotas de la peliazul que les contaba todo lo que pasaba en Alemania, el país en el que su padre ejercía de embajador y ella de doctora en uno de los mejores hospitales.

Pronto se pusieron al corriente en chismes las dos amigas, Zafiro a ratos intervenía burlón con Amy que lo tomaba sarcástico regresándole sus comentarios de maneras ingeniosas. Serenity no podía sentirse mas incomoda y celosa ya que notaba los sutiles coqueteos que hacia la peliazul a su recién autonombrado novio.

En determinado momento Endimion también acompañó a su padre a saludar al padre de Amy quien fue con ellos para estar el mayor tiempo posible con el moreno.

-Hora de regresar, Rei debe estar muy cansada, se desveló estos días y mírala esta que se cae- Ambos dirigieron sus miradas a las mesas en las que estaban Serenity y Rei, las dos se veían cansadas y Zafiro estaba como la fresca mañana molestando a las dos picándole las costillas para que no se durmieran, los dos soltaron risas al verlas saltar al mismo tiempo y ver con ojos asesinos al mayor de los Chiba.

-Rei, es hora de irnos- Tomó a su hija por el brazo y la ayudó a levantarse, Endimión hizo lo mismo con Serenity

Se despidieron cuando llegaron sus autos y prometieron reunirse pronto.

En la camioneta Endimión vio a Serenity quedarse dormida, su cabeza colgaba hacia adelante, se estacionó y reclinó el asiento dejándola recostada, se veía hermosa aun dormida, no perdía el encanto.

Cuando llegaron la tomó en brazos y la cargó hasta su habitación, quería ponerla cómoda pero no sabía si era correcto.

-Bueno, me sacrificaré ya que esta tan profundamente dormida- se sentó en su cama y comenzó por quitarle los zapatos, sus pies eran pequeños, al sentir como sus pies eran liberados Serenity despertó pero no se movió, sabía que Endimión era quien la estaba tocando.

Después subió a su mano y le quitó la pulsera, los aretes y el collar, todo lo puso en su mesita de noche, ¿Cómo era que algo tan simple le estuviera despertando tanto placer? Tocarla así, tan superficialmente y crear tantas emociones… sin duda era mágico.

Soltó su cabello y su cascada dorada inundó la almohada, algo que sin duda le enamoró más de ella. Coloco sus dedos en el cierre del vestido pero se detuvo, no podía hacerlo, no quería que ella creyera que se aprovechó mientras dormía. Se levantó para arroparla pero sintió una mano en su muñeca, giró

-Hazlo- Endimion la miró confundido- Quiero que me quites el vestido- Serenity se sonrojo pero no podía apartar de su mente el recuerdo de lo que había ocurrido en la tina esa tarde.

-¿Estas segura? No quiero que creas que me estoy aprovechando de ti

-Yo te lo estoy pidiendo, además… eres mi novio no?- se incorporó sentándose, acercó sus labios a Endimion, su beso fue tierno, estaba lleno de amor, no había ni un ruido en el departamento, nada que interrumpiera ese beso, Endimion la abrazó por la cintura pegándola a su cuerpo, con una mano abrió el cierre de su vestido y acarició la piel libre de la tela lo que le provocó un escalofrío a Serenity.

Estaban tan ensimismados en sus sentimientos que no se percataron cuando Artemis se acercó a la habitación y los vió mientras Endimion acariciaba la espalda desnuda de su ama y ella acariciaba sus negros cabellos entregados en un beso demandante pero no lujurioso, sino uno en el que parecía querían unir sus almas.

Artemis bajó la mirada y se alejó dejando a la pareja, llegó hasta Luna

-Sabes que los padres de Serenity nos matarán si no la protegemos verdad?

-Si, lo sé Artemis- dijo hecha un ovillo la gatita negra- pero no podemos protegerla de su propio corazón, ese ya eligió

-Me preocupa que pueda salir lastimada ¿y si él no es para ella? Dentro de poco Sere debe volver a Milenio de Plata y lo sabes! Te imaginas el dolor de la separación? Llorará si está lejos de él

-El que vuelva o no es opcional eso lo sabes, -levantando la cabeza para ver a Artemis decidida- si ella es feliz en la Tierra sus padres no se opondrán y menos a un hombre como Endimión, es alguien bueno que le dará las comodidades que nuestra ama tiene en casa, no sufrirá, sé que no estás convencido del todo, pero, ¿no es acaso fantástico ver a Serenity tan enamorada? Se lleva bien con Rei y nos han respetado a pesar de ser simples mascotas. Estoy convencida de que Endimión es el indicado.

-Me preocupa que Endimión solo la vea como un juguete para pasar el rato

-Endimión la ve con amor, no puedes ser tan ciego como para no verlo

Artemis iba a replicar pero escucharon la puerta de la habitación de Serenity cerrarse y vieron a Endimión dirigirse hacia ellos, se dejó caer pesadamente en el sillón. Luna se subió a sus piernas y él empezó a acariciarla, Artemis subió a sus piernas pero sus intenciones eran arañarlo para que dejara en paz a Luna, solo que Endimión también lo acarició, su instinto le dijo que él estaba distraído, estaba feliz, estaba terriblemente feliz! Mejor no hizo nada, bajó de su regazo y se hizo ovillo en su pequeña cama escuchando como Endimion lanzaba un suspiro feliz.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

Dama9 reportándose desde los rincones del Pharaon 90:

Yeeeeeyyy! Aquí feliz de la vida entregándoles este nuevo capítulo! Me encantan sus comentarios y me hacen muy feliz! Mil gracias a todos los que me agregan a favoritos, los reviews los contestare en mensaje privado, pero en verdad miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiil y un gracias por sacarme risas con sus comentarios.

NOS LEEMOS EN EL PRÓXIMO CAPITULOOOO! No olviden sus reviews!