Todos los personajes pertenecen a la serie de Sailor Moon creada por Naoko Takeuchi, yo solo me divierto creando esta hermosa y mágica historia que espero le esté encantando tanto como a mí! Disfrutenla!

IX

Ya habían recibido opciones para la ropa que utilizarían para la boda, era tarde. Serenity estaba en el balcón llorando en silencio por Seiya, el que había sido su mejor amigo, era un terrestre que había sido elegido para proteger Ilusión por su bondadoso corazón.

Endimion la abrazo por la espalda haciendo que se recargara en su pecho, le dio un beso en el cabello y ella se acomodó dejando caer su pesar en él, se veía hermosa la noche con las estrellas brillando y una parte de la vía láctea mostrándose a mitad del cielo siendo un paisaje romántico.

-Sé que estas triste pero lo mejor es concentrarse en lo que pasara mañana. Seiya hubiera disfrutado la boda.

-Si, lo sé, él era el más entusiasmado con la boda de Yaten, decía que al fin alguien le quitaría lo amargado- sonrió recordando.

Se limpió sus mejillas secando sus lágrimas, suspiró tomando fuerzas y continuó abrazada a Endimion disfrutando de su compañía.

Unos minutos después fueron interrumpidos por Luna y Artemis que los buscaban para anunciar la cena. Fueron llevados al comedor donde estaban los padres de Serenity, Yaten, Mina y Rei. Luna y Artemis entraron después de Serenity y Endimion.

Cenaron tranquilos, entre conversaciones superficiales. Al terminar el rey habló.

-hija-pronuncio el rey con semblante triste- reconoces esto?-mostrándole una rosa roja

-esa... Es la flor favorita de Endimion y de Se... Seiya... Es la flor de Ilusión-dijo con un nudo que le impedía hablar

-Sere... Desde que Endimion cruzo el jardín esta tarde, las flores de Ilusión se descongelaron, tu madre y yo creemos que es una señal.

-Así es Serenity, creemos que es momento de nombrar un nuevo gobernante, lo vimos con nuestros propios ojos y nos desconcierta de sobremanera.

-¿Y quien gobernara?-pregunto Yaten curioso

-Su madre y yo lo hemos platicado y llegamos a la conclusión de que será Endimion el que gobernara- El pelinegro abrió los ojos exageradamente por la sorpresa, Rei contuvo el aliento- No fue una decisión sencilla pero creemos que es el indicado, luego de ver como acarició las flores congeladas y estas comenzaron a revivir, se ven estupendas! Nunca las habíamos visto tan bellas. Ilusión es una tierra mítica que habita en la Tierra. Por lo tanto... Endimion… tu tienes un don especial, las plantas resucitaron luego de que pasaste cerca de ellas y es probable, de hecho no creemos estar equivocados, al decir que tu eres el heredero, al ser un terrestre sería normal que se te diera el titulo de heredero al trono, tienes algo que los demás Reyes de Ilusión no tenían.

-Estamos convencidos de ello al solo mirarte Endimion, sabemos que té eres el elegido- apoyó la reina Selene

-Y para darle solemnidad al acto también decidimos que...- Apolo miró a Selene con gesto contrariado, fue la reina la que hablo

-ustedes dos se casaran después de la boda de Yaten. Eso claro si Tu Endimion estás de acuerdo con todo esto.

Endimion estaba confundido y no sabía que decir, miró a Rei quien lo veía con gran angustia. Al no haber respuesta de su parte Selene tomo la palabra de nuevo.

-Sabemos que es muy apresurado y no queremos obligarte a ello, es solo que Ilusión ha dormido un par de meses, mientras mas duerma, corremos el riesgo de perderlo para siempre. Las Ilusiones, sueños y esperanzas que tanto caracterizan a La Tierra… podrían desaparecer y esto sería terrible, grandes males caerían en su mundo, se desencadenaría algo muy parecido a lo que ustedes describen como Apocalipsis…

La Reina Selene no podía siquiera pensar en ello, pensar en perder otro planeta más del sistema sería terrible, Black Moon habría ganado esta guerra maldita.

-Lo haré, Será un honor para mi ser el nuevo Rey de Ilusión y con agradecimiento tomaré a su hija por esposa, es lo que más deseo -dijo haciendo una reverencia leve en su asiento a los que serían sus futuros suegros.

Rei quien había retenido su aliento hasta entonces lo dejo escapar triste y resignada con un nudo en la garganta.

Serenity sonrió feliz por su nuevo compromiso. Tal vez el haberlo encontrado no había sido una casualidad después de todo. El destino es curioso al haberla llevado directo a su futuro esposo y al nuevo gobernante de Ilusión.

.

.

.

La boda finalmente se llevaría a cabo, los jardines del palacio estaban adornados con listones y carpas blancas, maravillosas flores de colores en tonos pastel, los sirvientes del palacio estaban atareados corriendo de un lado a otro llevando sillas, del otro lado poniendo las mesas para el festín que sería al aire libre, capricho de Mina por supuesto que no soportaba tanto el encierro ni hacer cosas normales.

Dentro era más o menos parecido, el rey estaba siendo ayudado por algunos otros sirvientes quienes lo asistían para arreglarse, la reina estaba vuelta loca entre dando órdenes a los del jardín y a sus sirvientas que iban y venían con sus accesorios y joyería que aún no había elegido para la ocasión.

Yaten estaba terminando de arreglarse, por los nervios se había levantado muy temprano y se arregló muy pronto, pantalón blanco, zapatos blancos, saco blanco con exquisitos decorados en oro en las solapas, camisa blanca, su cabello perfectamente recogido en una coleta baja, caminaba en su habitación de un lado a otro, parecía que quería hacer un hueco en el suelo, perdido en sus pensamientos.

Minako estaba menos nerviosa, Rei estaba maquillándola, la dejaría perfecta para la ocasión, Serenity dejaba que una sirvienta le peinara su cabello, estaba feliz por la boda, su hermanito querido al fin se casaría con su mejor amiga!

Al terminar de maquillar a Minako quien quedó fascinada por la naturalidad y belleza de su rostro abrazó fuerte a Rei quien rio apenada, siguió con el maquillaje para Serenity, haría también un buen trabajo con ella, de eso estaba segura.

Endimión por su parte estaba en su habitación, poniéndose el traje azul oscuro, muy de corte príncipe que había enviado Apolo para él, su saco era negro con cuello alto decorado en hilos de oro, abotonado en hasta el cuello con botones también de oro, los puños tenían una decoración similar a la del cuello pero más ancha, su pantalón era también negro, al verse al espejo creyó verse como un príncipe de siglos pasados; estaba terminando de abrocharse cuando entró Artemis a su habitación.

Él lucia su traje blanco con saco largo tipo túnica decorada con hilos plateados, su cabello suelto perfectamente peinado, ni un cabello fuera, rodeó a Endimion aprobando el porte y elegancia de su traje, cuando dio el visto bueno salió contento, era un día para celebrar.

Unas horas después las chicas apenas estaban vistiéndose, el vestido de Minako era hermoso, blanco inmaculado, con escote cuadrado, las mangas eran largas en campana que se abrían desde el codo, se abría desde la cadera, siendo un vestido muy amplio con pequeños brillantes en la tela, era sencillo pero sin duda tendría que serlo para no sobrecargar la belleza de Mina. Tenía una media coleta y rizos hechos a propósito y su corona.

-Mina te ves hermosa!- suspiró Serenity a quien terminaban de abrocharle su vestido plateado straples con escote en forma de corazón, en el cual tenía bordados en blanco que bajaban hasta la cadera donde se unían con otros bordados acentuando su forma femenina. Su cabello había sido ondulado y se veía hermosa.

-Gracias amiga, agradezco enormemente que estes conmigo, creo que ahora si me están dando nervios

-Cálmate, estas hermosa y tu eres la estrella este día, todo saldrá bien!

-Vaya es un día muy hermoso!- Entró Rei completamente deslumbrante! En un vestido beige straples, abierto desde la unión de sus senos hasta la boca del estomago, todo decorado con pedrería dorada, en la parte de las rodillas se abría suave como cola de sirena, su cabello bellamente peinado hacia un lado con algunas ondas, su rostro con sombras cafés, largas pestañas y labios en un sutil tono café claro.

Mina y Serena quedaron atónitas ante la imagen de Rei, no solo era hermosa era muy sensual.

-Estoy empezando a transpirar, oh no! Estoy nerviosa! Quiero vomitar, necesito aire! Abran las ventanas!- grito Minako aterrada

-Tranquila amiga, estarás bien tranquila! Yo me encargo, respira, uno, dos, suéltalo, eso es!- Mina hacia lo que Sere le pedía- regreso en seguida, solo… dame unos momentos y regreso, Rei acompáñame! Ahora!- le exigió

-Claro…- la siguió fuera de la habitación

Una vez fuera Sere corrió directo a la habitación de Rei

-Rei no quiero ser descortés ni nada, pero estas extremadamente bella y el punto de una boda es que la novia no puede ser opacada por nadie!

-Pero tú también estas muy bella- se defendió la morena

-No, no es cierto, escogí un vestido sin mucha gracia porque nadie puede lucir mejor que la novia especialmente si esa novia es la princesa heredera!

-Ya, entiendo, pero es que es el único que me gustó de los que me pusieron en el armario, si hubieras dejado traerme mi arsenal de vestidos para boda podría hacer algo.

-Veremos en mi armario

-Olvídalo, aunque quieras Sere tengo mas… arriba que tu- Dijo tocándose los senos

-Oh maldición, haré algo, lo prometo… espera aquí!- salió desesperada corriendo y gritando- Lunaaaaaa!

-Pasa algo princesa?- Luna hizo acto de aparición a la quinta vez que Serenity la llamo a gritos

- Tenemos emergencia, una novia nerviosa y a mi futura cuñada siendo el centro de atención, necesito un vestido elegante, bello y muy muy al estilo Rei, sabes que hacer, no cuento con nadie mas que tu para esto- hablo tan rápido que apenas entendía ella misma lo que dijo, Luna abrió horrorizada los ojos y salió corriendo para reparar la situación.

Media hora después entró Luna a la habitación de Rei quien había vaciado todo el armario en busca de algo que la convenciera, sin duda Rei estaba demasiado hermosa para la ocasión, estaría bien en la Tierra pero no en Milenio, no para ese día y menos para Minako quien podría hacer de ese día un infierno.

-Querida te traje unos vestidos, escogí los mejores para ti.

-Ay Luna, lamento mucho darte estos problemas- Dijo con visible pena, se apoderó de los vestidos que llevaba Luna y comenzó a inspeccionarlos, sin duda eran mas bellos que los que tenía en su armario, se dispuso a medirse uno a uno.

El momento al fin había llegado, los invitados esperaban de pie los reyes entraron del brazo, el Rey con su traje tipo túnica dorado y bordados cargados en hilo también dorado que hacían lucir mas aún su cabello rubio y ojos verdes, su corona de oro macizo adornado con esmeraldas y diamantes, era todo un deleite ese hombre, de su brazo venía la Reina con su hermoso traje azul, straples de escote recto, tipo sirena y bordados dorados de lunas crecientes en hilo de plata desde el centro de sus pechos hasta la cadera. Su cabello en dos coletas características de ella y con su corona de oro y zafiros engarzados de manera que formaban una mariposa delicada.

Detrás de ellos venían del brazo el príncipe Yaten y la princesa Serenity, ambos con sus respectivas coronas, la de Yaten en oro blanco con esmeraldas, la de Serenity también en oro blanco decorado con diamantes y rubíes engarzados en formas de flores pequeñas y corazones, al final un corazón mas grande se veía con un gran rubí al centro.

Detrás de ellos entraron Endimion y de su brazo iba Rei, todos contuvieron el aliento al verlos, Endimion tenía el porte mas elegante que el mismísimo Apolo en esos momentos, Rei por su parte, no había arreglado la situación, sino que la había empeorado, lucía un bellísimo vestido Rojo straples con cinturón de pedrería fina blanca, a media pierna la tela roja se abría para dejar ver una amplia cola en blanco que hacia mas amplio el vestido, su cabello lo había recogido y se colocó una peineta roja de pedrería y plumas negras, sus labios rojos y su maquillaje en tonos marrón, lucía una bella gargantilla de diamantes blancos muy delicados sin cargar su gloriosa imagen de diva recién adquirido.

Todos murmuraron asombrados de los hermanos provenientes de la Tierra que lucían tan atractivos.

Al final apareció la bella novia, todos suspiraron con ternura al verla, con su amplio vestido blanco, su ramo de hermosas flores blancas y rosas pálidos y coronando su belleza, su tiara de oro blanco con diamantes blancos formando picos y una bella estrella llena de diamantes amarillos al centro.

Minako caminaba al ritmo de una mágica melodía tradicional de Milenio, con sonidos de flautas armoniosas, era como verla flotar tan etérea. Unió su mano a la de Yaten, al tocarse sonrieron en complicidad y amor, así la ceremonia dio inicio y todos estaban maravillados con el resplandor de la familia real y los invitados terrestres.

Antes de iniciar el festín Apolo y Selene llamaron la atención a todos para dar un anuncio importante.

-Muchas gracias a todos por asistir a la boda de mi hijo el príncipe Yaten y la princesa Minako, quien llegó para iluminar nuestras vidas con su alegría, les deseamos lo mejor en su matrimonio hijos!- todos aplaudieron a las palabras del gobernante y levantaron sus copas para brindar a salud de los príncipes herederos.

-Aprovecharemos la oportunidad para hacer dos anuncios importantes y queremos su atención y su apoyo para lo siguiente- pidió la reina

-Como todos saben, Ilusión cayó perdiendo a su valiente Principe Seiya sin herederos, y sin alguien que pudiera hacerse cargo de esta tierra, pues bien, ha surgido un heredero, ese heredero es Endimion Chiba- el moreno se Acercó junto al Rey y se escuchó un murmullo general- él es el elegido para ser el nuevo gobernante de esta mítica tierra, Ilusión ahora le pertenecerá y confiamos en que gobierne sabiamente- todos aplaudieron al anuncio y lo felicitaron a gritos, Endimion sonrió complacido del apoyo que recibía.

-El siguiente anuncio es que Endimion ha aceptado comprometerse con nuestra pequeña Serenity-La rubia se acercó y el moreno la tomo de la mano besando su dorso- por lo que dentro de unos días anunciaremos oficialmente la fecha de su boda y su coronación como nuevo príncipe de Ilusión-De nuevo se escucharon murmullos y la gente se inquietó- Sabemos que esto es precipitado- alzó la voz la reina- pero les recuerdo que tenemos una amenaza de guerra sobre nosotros y necesitamos, por el bien de todos, el mayor número de aliados posibles para derrotar a Diamante y su grupo de mercenarios y si Endimion esta dispuesto a despertar a Ilusión de su tumba de hielo, entonces no hay mas que decir.

Las palabras firmes de la reina no dieron pie a ningún comentario extra, todos quedaron satisfechos sabiendo que Selene siempre había sido sabia en sus palabras y Apolo decidido en sus acciones.

Así la boda se desarrollaba, en algún momento Endimion fue al jardín donde había pasado la tarde anterior, el jardín de rosas que permanecían cubiertas de hielo, debía convencerse de que era la persona indicada, tomo una rosa y la acarició, espero y en menos de 5 segundos la rosa estaba sin rastro de hielo y más hermosa de lo que había pensado ver una rosa. No había dudas, él debía hacerlo.

-Endimion?- Escucho a sus espaldas a su hermana

-Si Rei?- no se giro a verla, continuo tocando varias flores para deshacer el hielo del mayor número posible

-Porque lo haces? Aceptaste algo que no deseas hacer

-¿Cómo sabes que no es lo que deseo?

-Tienes tu restaurante! Ese es tu sueño! Nada de esto parece real- reprocho la morena

-Te equivocas Rei, ese es un pasatiempo- dijo con tranquilidad el moreno tocando las flores como si estuviera contándolas, solo con la punta y éstas despertaban de su letargo

-De que estas hablando?

-Crees que estudie 3 carreras por ser rebelde o querer divertirme? Claro que no, estudie Medicina porque creí que era mi sueño, pero no lo era, no me llenaba, estudié Politica porque no quería decepcionar a nuestro padre, pero eso tampoco me hizo feliz, me metí a gastronomía porque quería hacer algo que no requiriera matarme estudiando, soy una persona más práctica, recuerdas?

-Abandonaste todas ellas, creí que era lo que querías, creí que al fin encontraste lo que querías

-¿Alguna vez te has sentido que te falta algo? ¿Qué haces todo por sentirte satisfecho con lo que haces y nada llena ese vacío?

-Lo sentí cuando murió mama- confesó triste-pero tu llenaste ese vacío

-Lo se Rei, y yo también lo sentí pero es diferente el vacío que genera una persona al vacío de no tener un sueño, un camino, y yo así me sentía. Cuando Apolo me dijo que yo era el indicado pensé que al fin había llegado al lugar indicado en el momento indicado, con las personas correctas y que al fin mi vacío sería llenado y así es! – al fín volteó a ver a su hermana de frente- Mi sueño lo encontré cuando vi a Serenity! Mi sueño no es tener grandes mansiones, carros de lujo o una gran reputación, mi sueño es tener cada noche a la mujer que amo entre mis brazos y sonreír con ella cada mañana, tener hermosos hijos con los que ría, quiero tener una familia y amarlos y protegerlos! Y si he de pelear para conseguirlo lo haré! No dejaré que un malnacido intergaláctico me arrebate lo que acabo de descubrir

-Pero… te iras y me quedaré sola- dijo con lágrimas en sus ojos

-Nunca te abandonaré, siempre estaré cuando lo desees, Serenity y yo viviremos en la Tierra, en el penthouse y yo seguiré con mi restaurante, el hecho de ser príncipe no significa que no pueda ser solo yo, el rey Apolo me dijo que Seiya era un músico que vivía en Londres, es decir que, puedo hacerlo! Puedo tener una vida normal y cuidar Ilusión, puedo cuidar los sueños de todos!- dijo con visible alegría

-Estas mintiendo, tu no vivirás en la Tierra, tu te alejarás y me abandonarás todo por culpa de Serenity, ojala nunca la hubieras conocido!- Gitó Rei en un sollozo de dolor, escucharon como alguien se alejaba y Endimion fue a ver, Pudo distinguir el vestido de Serenity

-Era Serenity

-Oh no!- Rei se tapó la boca con sus manos arrepentida de sus palabras- Lo lamento, no quise decirlo- comenzó a llorar desconsolada

-Escúchame Rei- la tomo suavemente por los hombros y la abrazó, le dio un beso en la frente, la alejó y limpió sus lágrimas con sus pulgares acariciando su rostro de forma fraternal- Quiero que entiendas que pase lo que pase voy a pelear esta guerra, creas que es mia o no, pelearé por ti, por Papa, por Zafiro y por todos los que habitan en la Tierra y que tienen un sueño que desean cumplir, porque Ilusión es eso, la tierra donde habitan los sueños, las esperanzas y los anhelos de todos los terrestres, te ayudé a cumplir tu sueño, puedo hacer que billones se cumplan… déjamelo a mi- le dio un guiño y una sonrisa. Se alejó, debía encontrar a Serenity

*u* _ *u* _ *u* _ *u*

Ya sé Ya se, no tengo perdón de nadie, me he tardado mucho pero de verdad no ha sido mi intensión, éste capítulo ya estaba hecho solo lo releí para enriquecerlo mas y dejarles (a mi parecer) un capítulo más mágico. Espero de verdad les guste y como ando en el trabajin no les puedo poner otro capítulo más, pero espero hoy en la noche o mañana les actualizo otro más porque se me cae la cara de vergüenza ¡!

Mil gracias a todas por sus reviews y nooo esto aun no acaba! Todavía sigue! Espero sus comentarios de verdad espero que les haya gustado este capi!