-Mucho gusto en conocerla, princesa- esa mano que hace unas horas habia sido besada por un desconocido ahora lo era por Oren Elsing. Definitivamente preferia la del desconocido Thomas pero tuve que obligarme a sonreir. Nunca me habia sentido tan falsa. El tenia setenta y cinco aniotes, parecia de veintiseis o algo asi y trataba de esconder muy bien esa sonrisa malefica.

-De acuerdo Oren, gracias por haber aceptado esta tregua entre Trylle y Vittra senora Elsing- esta ultima eran imponente, su larga cabellera dorada llegaba hasta el piso como rapunzel, y sus ojos negros parecian mas de cuervo que de humano (bueno, troll), a decir por la apariencia de la muje, no creo que Oren haya sido criado con abrazos. Y debo subrayar mi comentario al senalar el latigo que tiene de cinturon.

-Ya hemos estado en guerra muchos anios Dahl,- su voz era como un chirrido de una puerta- ademas- me miro intensamente y agradeci que no tuviera los poderes de mi madre ya que me taladraba- estoy segura de que la princesa sera una gran esposa- por el amor de Dios, ?acaso no estoy parada en medio de esto? Pero me obligue a callarme, mi padre me castigaria, nunca tuve tanto miedo a ello.

-Querida princesa por favor permiteme escoltarla, tengo un lugar que quisiera mostrarle- me ofrecio su brazo derecho como todo un caballero pero no queria ir con el, pero al menos me alejaria un poco. Y debia conocer a mi prometido.

Me llevo por una serie de corredores con una sonrisa, al parecer, la mas genuina que he visto en el, como si fuera una pequena cita privada a la que el anelaba llevarme en una carroza hacia las nubes. o al menos ese era mi sueno dorado.

-Querida princesa por favor permiteme escoltarla, tengo un lugar que quisiera mostrarle- me ofrecio su brazo derecho como todo un caballero pero no queria ir con el, pero al menos me alejaria un poco. Y debia conocer a mi prometido.

Siempre quise econtrar el amor, pero no se, nunca he estado enamorada realmente.


-Bueno princesa, cuentame algo de ti- me dijo Oren, con mirada fija al frente. Me habia llevado a afueras del palacio con un jardin hermoso, el mas bello de todos, parecia cultivado por hadas, era simplemente imponente y magico.

-No puedo decir mucho, acabo de llegar, soy un changeling nuevo. Si puedo usar la expresion, esto es demasiado y no es por ofender pero no es como si haya querdio venir y casarme contigo de imnediato.- el me miro por unos segundos como si estuviera analizandome- ?perdon? se te perdio algo o que.

-No, es solo que... bueno, es por pueblo y todo y la verdad yo no creo en el amor- en serio, la gota que derramo el vaso, si el es mi prometido, ?que me queda ahora?- no pretendia fastidiarte- coloco su brazo alrededor de mi cintura y me tense- podemos arreglar eso.

Thomas

Ahi estaba la princesa paseando con el principe Vittra, es increible, esa pobre muchacha que sera nuestra sobrana. Ella aun no sabe nada, es muy incocente, lo vi en sus ojos, e hicieron qu emi corazon diera un pequeno brinco, tal como con Annali, pero ella es mcho. Y yo no voy a ser la razon de que nos ataquen los vittra.

MUhco menos mi corazon.

Disculpen el aniotes, anios, etc. pero no tengo esa letra y no quiero escribir otra cosa.

Si tardo mucho en acabar una historia, o derepente empiezo con otra, lo siento si les molesta pero tengo esa mania de empezar algo y luego me viene otra lluvia de ideas totalmente diferente, je..je..

Por fa dejen reviws, acepto tanto tomates como rosas eh...

Saludos Andyna :)