Nota: The Hunger Games no me pertenece, pertenece a la maravillosa de Suzanne Collins, yo solo les traigo lo que sueño que pasa antes del epilogo.


Capítulo 20: Olvídame

Ahí estaba ella, posando sus labios en aquellos que habían sido míos horas antes, pero quien se creía?

Delly había ayudado a Peeta en el distrito 13 cuando él estaba en tratamiento para calmar sus impulsos asesinos, ella le contaba que yo no era mala, cosa que el Capitolio le había hecho creer.

Le agradezco su acción, pero no tiene ningún derecho a besarlo!

-Aléjate de él!- grito acercándome a paso firme.

Delly rompe el beso y voltea rápidamente en dirección hacia mí.

-Hey Katniss! Como estas?-dice ella con un tono nervioso !

-Aléjate de Peeta!-Grito más fuerte.

Ella da un salto hacia atrás, tratando de romper el abrazo que los unía, quita sus manos de la cintura de Peeta, pero él no hace lo mismo.

Al llegar la miro fijamente, desafiante, pensé que me tendría miedo pero ella se comporta de la misma manera que yo.

-Porque lo estabas besando?-pregunto con tono de acusación.

Ella me mira, está a punto de contestarme cuando Peeta la jala a su lado y pone una mano en su cintura .

-Que acaso no puede?- me responde él.

lo observo detenidamente, su expresión no es normal, sus ojos no son los mismos, no están dilatados pero tienen un toque de enojo muy evidente.

-Porque no puede Delly besarme Katniss?- me dice desafiante.

Me quedo sin palabras, pensaba armar una discusión con ella, no con él.

Porque no podía ella besarlo? Peeta era un hombre libre, podía besar y ser besado por quien quisiera.

No! él no es un hombre libre, yo solo puedo besarlo, porque yo soy la mujer a la que ama, nadie más puede tocar sus perfectos labios, él es mío.

-Porque no tiene derecho sobre ti!-respondo después de pensarlo mucho.

-Y tu si?- responde casi al instante.

Yo tengo derecho sobre él? Ser la mujer a la que él quiere me da derecho o no?

-Responde Katniss, tienes derecho sobre mí? tú decides con quien me puedo besar y con quién no?- me dice con tono alto.

-Si tengo derecho, Peeta Mellark! porque yo soy la mujer a la que amas-respondo sin pensar en las palabras que salen.

Él y Delly me miran.

-Delly, vete a casa, mañana platicamos- dice Peeta tranquilamente.

Ella lo mira, no habla.

-No Peeta! yo me quedo aq...

-Vete ! no quiero que te metas, mañana platicamos! - le grita.

Delly lo mira y sin decir nada se marcha, justo cuando pasa a lado de mi la escucho decir:

-Lo pagaras Everdeen.

Le dedico una mirada fugaz y la regreso a Peeta.

-Entonces crees que ser la mujer a la que "Amo" te da derecho a decidir que puedo y no puedo hacer con mi vida?- me dice sin rodeos.

Sus palabras me abruman, hasta qué punto llegara esto?

-Peeta...

-Señorita Everdeen, le pido por favor que a partir de ahora no me vuelva a llamar por mi nombre, y también le pido que no me vuelva a hacer una escena como esta.

Señorita Everdeen? qué demonios le pasa?

-Usted no tiene ningún derecho sobre mis decisiones, porque a partir de hoy dejo de ser la mujer a la que amo.

-Qué? - le grito.

-Como escuchaste! Me canse de tus humillaciones, tu inaptitud, tu corazón frío; Me canse de darte mi amor, mi cariño, mi apoyo!, me canse de que jugaras conmigo. Ya no mas Katniss, y si Delly me beso fue porque yo se lo pedi, porque me di cuenta que ella en verdad me quiere, ella me quiere tal y como yo te quise a ti. Yo también merezco ser querido Katniss, merezco amar y que me amen de regreso...

Mis lágrimas no se contienen y comienzan a brotar una tras otra, cada palabra que escucho es como un cuchillo que es clavado en mi corazón.

-Estas diciéndome que ya no me amas ?- mi respuesta es como una broma.

Me mira por varios minutos.

-No se puede olvidar a una persona de la noche a la mañana, pero tratare y sere fuerte para poder lograrlo, me costara bastante pero no será imposible.

Mis lágrimas siguen fluyendo, lo que me está diciendo en verdad me duele y bastante.

-No lo hagas- le digo.

Su mirada se vuelve fría.

-Lo lamento Katniss, es demasiado tarde, ya tome mi decisión... Buenas noches.

Concluyendo eso, se da la media vuelta con dirección a la puerta de su casa, dándome la espalda entra y cierra, me ha dejado parada, con la palabra en la boca y con el corazón destrozado.


Bueno, aqui tengo otro cap!

no me maten! juro ya no ser tan desgraciada ... pero es que demonios Katniss se lo merece!

si se dan cuenta no pierde la esencia de la trilogia!

pero creo que aprendio un poco su leccion :)

Besos ! y esperen pronto mi actualizacion :3

Pam MK