Nota: ninguno de los personajes de cómo entrenar a tu dragón me pertenece solo los utilizo para esta historia y no busco enriquecerme con ellos solo soy un fand que se le ocurrió una buena historia

Nota 2: déjenme comentarios porfa de ahí me inspiro para los caps

Capitulo 14: fiebre mortal

Amanecía lentamente en berk los rayos del sol se asomaban por el horizonte amarillos como la mantequilla untada en una hogaza de pan, era el día número 5 desde que habían iniciado las pruebas. Hipo dormía tranquilamente y cómodamente sobre la cama descansaba como un tronco era de esperarse ya que el día anterior había hecho mucho esfuerzo, había no solo había vencido al kraken si no que también había tenido un momento romántico con astrid. Todo estaba tranquilo en el pequeño nido de amor, en ese momento hipo sintió leves tirones en su brazo lo que provoco que lentamente empezara a despertar, mientras lo hacía escuchaba una voz que le resultaba familiar, tardo un momento en reconocerla mientras habría sus ojos era la de hilda, trataba de decirle algo.

Hilda: (desesperada con lagrimas en los ojos) papa despierta a mama le pasa algo

Hipo: (abrió los ojos de golpe y despertó, al escuchar lo que hilda trataba de decirle) hilda que pasa

Hilda: no lo sé mama está mal (señala a astrid que estaba acostada junto a ellos)

Hipo: (voltea la mirada y ve a astrid, la cual tenía expresión de malestar y sudaba de calor) astrid que te sucede (preocupado, toca a astrid con la mano) ha (quita la mano rápidamente, astrid estaba ardiendo en mucha fiebre) astrid (asustado) hilda que fue lo que paso

Hilda: no lo sé cuando desperté, mama ya estaba así (llorando)

Hipo: un (desesperado, no sabía que hacer)

Hilda: papa que le pasa a mama

Hipo: no lo sé (toca la frente de astrid para comprobar) parece que tiene mucha fiebre

Hilda: (en su cara se veía la preocupación)

Hipo: (nota lo preocupada que estaba hilda) hilda tranquilaste, astrid va a estar bien ella es muy fuerte

Hilda: (secándose las lágrimas) está bien

Hipo: hilda necesito un favor

Hilda: que necesitas papa?

Hipo: abajó hay una cubeta, búscala luego llénala con agua del lago que estas junto a la casa, de alguna forma tenemos que bajar la fiebre de astrid

Hilda: si (rápidamente, baja por las escaleras a buscar el agua)

Hipo: (después que se va hilda) astrid despierta (preocupado por astrid, que no despertaba, por más que la llamaba) astrid por favor despierta (empieza a llorar, astrid no despertaba)

Mientras tanto afuera de la casa hilda corría con la cubeta en la mano en dirección al lago, cuando llego a este lleno rápidamente la cubeta con agua, la recogió y corrió con dirección a la casa, seguía muy preocupada tanto que no se dio cuenta de una roca que había en su camino de pronto tropezó dejando caer la cubeta, la cubeta cayo derramando la mitad del agua, hilda se levantó rápido vio la cubeta, se asusto y la recogió, vio que la cubeta a un tenia la mitad del agua así que siguió con su camino entro a la casa, subió las escaleras rápidamente y le aviso a hipo.

Hilda: papa aquí está el agua

Hipo: (se seca las lagrimas, para que no se de cuanta hilda que había llorado) gracias hilda (voltea para ver a hilda con la cubeta en las manos, tenía la ropa sucia y un poco raspada) hilda que te paso (preocupado)

Hilda: me tropecé pero eso no importa no me lastime, ahora lo importante es que mama mejore (preocupada por astrid)

Hipo: (conmovido por hilda) está bien pero luego te revisaremos, para asegurarnos que estés bien

Hilda: si (asienta con la cabeza)

Hipo: (toma una parte de las sabana, arranca un pedazo, luego lo sumerge en la cubeta con agua, lo saca lo exprime un poco, lo envuelve y lo coloca sobre la frente de astrid)

Astrid: (tenía los ojos serados, pero se podía notar un poco de alivio en su rostro al sentir el trapo mojado sobre su frente)

Hilda: ya está mejor (aliviada)

Hipo: eso parece (aliviado)

Astrid: (de pronto su expresión cambio de nuevo una de malestar y su temperatura subió un poco mas)

Hipo: por odin que está pasando (asustado)

Hilda: papa que es lo que pasa (asustada)

Hipo: no lo sé hilda pero necesitamos ayuda (recoge rápido su camisa y se la pone) espérame aquí iré a buscar ayuda, intenta bajar la fiebre de astrid con el agua, yo volveré lo más rápido que pueda (se pone sus botas)

Hilda: pero que paso si mama se pone peor (preocupada)

Hipo: (hipo abrasa a hilda) tranquilo volveré pronto

Hilda: (suspira) esté bien cuidare de mama mientras regresas

Hipo: gracias hija (soltó a hilda y bajo las escaleras)

Hipo corrió los más rápido que pudo, salió de la casa hacia el granero, tenia que ir lo más rápido que pudiera al pueblo ,abrió rápido la puerta, chimuelo lo vio y se levanto, iba a intentar derribar a hipo

Hipo: chimuelo espera necesito ir al pueblo astrid esta muy mal

Chimuelo: (escucho eso, se preocupo y salió del granero)

Hipo: (tomo la montura de chimuelo y se le coloco) muy bien amigo vámonos

Chimuelo: (levantó el vuelo, con un movimiento rápido de alas)

Ambos volaron en dirección al pueblo al que llegaron rápidamente, en menos de media hora había regresado acompañado de estoico, bocón y algunas de las curanderas de la aldea.

Hipo: (subió rápidamente a la habitación) hilda como esta astrid (preocupado)

Hilda: mama sigue igual no he podido bajar la fiebre (preocupada)

Hipo: tranquila traje ayuda

Curandera: (sube a la habitación, era una joven como de 17 años de cabello blanco, vestía con ropajes hechos de diferentes piel, tenia collares hechos con garras y hueso, tenían también un parche en su ojo derecho y cargaba un especie de mochila rustica echa de piel, posiblemente echa de lo que parecía piel de oso)

Hilda: quien es ella (confundida)

Hipo: es una de las curanderas de la aldea

Hilda: ella curara a mama

Hipo: si ella lo ara

Curandera: por favor salgan un momento tengo que revisarla

Hipo: está bien

Hilda: por favor cure a mi mama

Curandera: haré lo que puede

Hipo: vámonos hilda, dejemos trabajar

Ambos bajaron a la sala en la que ya estaban estoico, bocón y otra curandera, que segundos después que ellos bajaron subió a la habitación para ayudar a la curandera de cabellos blanco, mientras tanto todos esperaron sentados en la sala, el silencio se hiso presente nadie quería hablar todos estaban muy preocupados por astrid, lentamente pasaron los minutos mientras esperaban el diagnóstico de las curanderas de pronto la curandera de cabello blanco bajo lentamente por las escaleras, todos veían atentos como baja por las escaleras

Hipo: dígame por favor como estas (preocupado)

Curandera: (baja la cabeza) lo siento, pero no podremos ayudarles la fiebre que tiene no es normal

Hipo: que (asustado) a que te refieres, deben hacer algo

Curandera: no podemos, por más que intentamos bajar la fiebre con diferentes tónicos y medicinas ,solo la aumenta a este paso ella…..

Hipo: (enojado y preocupado) no lo digas, por favor no lo digas

Curandera: lo siento (baja la mirada) no sabemos qué hacer es la primera vez que tratamos un tipo de fiebre así

Anciana sabia: (de pronto se abre la puerta de la casa y habla) pero no es la primera vez que hay una enfermedad raras en berk

Estoico: que usted sabe algo de la enfermedad

Anciana sabia: en efecto

Hipo: (le implora) por favor díganos todo lo que sabe (se arrodilla frente a ella)

Anciana sabia: levántate joven vikingo no necesitas hacer eso con gusto ayudare (sonríe)

Hipo: (se levanta) por favor díganos que es lo que tiene astrid

Anciana sabía: no lo sé muy bien, pero creo que me parece conocida díganme cuáles son sus síntomas

Curandera: fiebre mucha fiebre y cada vez que le damos algo para aliviarla aumenta más de temperaturas

Hipo: también se ve en su rostro como si estuviera sufriendo

Anciana sabia: (asustada) no puede ser

Curandera: conoce la enfermedad

Anciana sabia: lamentable mente si (suspira con tristeza) es una rara enfermedad que fue bautizada como la fiebre Helheim (reino de los muertos en la mitología nórdica)

Bocón: un momento Helheim como Helheim el reino de los muerto

Anciana sabia: en efecto

Bocón: y porque alguien le pondría un nombre así a una enfermedad

Anciana sabia: (suspira) por que los que padecen esta enfermedad van al Helheim (mueren)

Hipo: no, no puede ser debe haber alguna cura

Anciana sabia: (niega con la cabeza) lo siento joven vikingo, no la hay

Hipo: (asustado) que, pero dijo que conocía la enfermedad

Anciana sabia: en efecto la conozco la vi por primera vez hace 65 años, cuando se sufrió una horrible epidemia en berk donde muchas personas perecieron entre ellos mi hermana (suspira con tristes)

Todos: (se silencia por unos segundos por respeto a los muertos)

Curandera: epidemia eso quiere decir que es contagiosa (asustada)

Bocón: recordé que deje el fuego encendido en la herrería (caminando lentamente a la salida)

Estoico: (lo sujeta de la camisa) no lo apagaste yo estaba ahí

Bocon: ¬¬

Anciana sabía: tranquilos no deben preocuparse no es una enfermedad contagiosa pero puede presentarse en diferentes personas aun que no haya factores en común

Curandera: entonces como puede ser una enfermedad

Anciana sabia: cómo explicarlo es más una maldición que una enfermedad

Hipo: (confundido) como que maldición

Anciana sabia: (suspira) creo que tendré que explicarles bajo qué circunstancias sucedieron los brotes de esta enfermedad hace 65 años

Hipo: un

Todos: (escucharon atentos a la anciana sabia)

Anciana sabia: todo empezó hace 65 años cuando la guerra contra los dragones estaba en su apogeo en ese entonces yo era una joven de tan solo15 años a la cual se le había elegido para el puesto de sacerdotisa y protectora de conocimientos, que hasta la fecha cumplo con agrado. En ese entonces la aldea de berk era gobernada por horg el fuerte uno de los hombres más fuertes que hayan existido y ferviente seguidor de la religión de los dioses

Bocon: a si yo es escuchado sus leyendas, hay una que dice que elimino a un Nader usando solamente una cuchara de madera (saliéndose del tema)

Todos: (ven a bocón ¬¬)

Bocón: que yo solo decía

Anciana sabia: (sigue con el relato) como iba diciendo horg era el líder de la aldea, pero en ese tiempo surgió otro líder llamados hilguay quien a diferencia de horg adiaba a los dioses y los culpaba por la guerra que había en ese entonces contra los dragones, ya que por culpa de la guerra había perdido a su esposa y pensaba que los dioses no habían hecho nada para habitarlo. Cada uno se hizo de un grupo de seguidores al grado que la aldea se dividió en 2, los que seguían a horg que respetaban la religión y los que seguían hilguay que dejaron de creer en la religión incluyendo a mi hermana mayor, montaron actos de burla acerca de los dioses e incluso contrallaron otra aldea al otro lado de la isla para no tener que estar con los creyentes, paso poco tiempo antes que los dioses mostraran su desagrado hacia estas personas, una mañana sucedió lo peor la epidemia se hiso presente ,la horrible fiebre mortal infecto a todos los seguidores de hilguay como si fuera un castigo de los dioses por sus ofensas, no pudimos hacer nada para salvarlos por más que lo intentamos al final (baja la cabeza)

Todos: (se quedaron en silencio)

Hipo: (asustado) entonces no hay cura

Anciana sabia: es una enfermedad creada por los dioses, no creo que en el mundo

Hipo: no puede ser (por la impotencia golpea una pared, con la mano) pero porque tenía que ser astrid (empieza a llorar y baja la cabeza) no es justo ha (golpea de nuevo, la pared)

Hilda: (empezó a llorar)

Estoico: hijo… (se intenta acercar a hipo)

Bocón: (lo sujeta del hombre)

Estoico: (voltea la mirada)

Bocón: tranquilo déjalo que se desahogue

Estoico: si tienes razón (baja un poco la cabeza con tristeza y ve a su hijo)

Anciana sabia: joven vikingo, no debes ponerte así toda vía hay esperanza

Hipo: (levanta la cabeza) a que se refiere

Anciana sabia: antes que todo no quiero que se hagan ilusiones peeero creo que hay una forma de curarla

Hipo: cómo? Por favor dígala

Anciana sabia: como te dije en este mundo no hay cura pero puede que en otro si la haya, pero creo que si tú dices la verdad y ustedes no han hecho nada para a ofender a los dioses ellos te ayudaran solo hay que hacérselos saber, ya que solo los dioses pueden curar la enfermedad que ellos crearon

Estoico: (enojado) pero que le sucede anciana se ha vuelto senil, no se a sabido de ningún encuentro de dioses con mortales nunca, como podríamos decirles lo que está sucediendo

Anciana sabia: eso es cierto pero antes de decirles la posible cura, debó decirte algo joven vikingo

Hipo: qué?

Anciana sabía: el día de hoy vine a tu casa para avisarte acerca de la prueba número 5 espero que estés consiente que aunque esté pasando esto las pruebas seguirán

Estoico: qué? no puede estar hablando enserio

Anciana sabia: hablo muy enserio, el tiempo de la prueba es hasta el final del día, solo te lo digo joven vikingo para que estés consiente que si vas por la cura no podrás completar la prueba y aun que la salves ambos morirán

Hipo: (traga saliva)

Anciana sabia: pero quiero que sepas que en el caso en el que ella llegara morir las pruebas se suspenden y tú vivirías, antes de decirte la posible cura quiero que me digas que es lo que aras

Hipo: (no lo pensó dos veces) dígame cual es la cura

Anciana sabia: (sorprendida) enserio no lo vas a pensar mejor joven vikingo

Hipo: no si se trata de astrid no lo pensaría dos veces, prefiero buscar la cura e intentar salvar a astrid, que hacer la prueba y saber que no hice nada para salvarla, además si encuentro la cura rápido quizás pueda hacer la prueba antes del limite

Anciana sabia: (sonríe) está bien joven vikingo

Hipo: cuál es la cura

Anciana sabia: como lo dije pienso que los dioses son los únicos que pueden curar esta enfermedad, así que devoras conseguir el favor de los dioses para poder curarla

Hipo: (decidido) como puedo hacerlo

Anciana sabia: para eso tendrás que ir a asgar reino de los dioses

Hipo: pero eso es imposible? (confundido)

Anciana sabia: joven vikingo si quieres salvar a tu amada debes empezar a creer en lo imposible

Hipo: está bien creeré con toda mis fuerzas pero que debó hacer

Anciana sabia: como lo dijo tu padre no se a sabido nunca acerca de encuentro de mortales con dioses, ni que mortales hayan ido al reino de los dioses se ha intentado muchas veces sin éxito

Hipo: pero…

Anciana sabía: jum pero en ninguno de esos intentos se tenía esto (de su manda saca el hacha, que hipo había usado en la prueba anterior aun tenia las letras de luz) un mensaje de aprobación escrito por la magia del mismito Odín y posiblemente una llave al reino de los dioses, te repito de nuevo lo quieres hacer será una tarea dura y difícil no hay seguridad que regreses o que haya cura lo harás

Hipo: (no lo piensa, guiado por su amor responde) si

Anciana sabia: aun que tu vida este en riesgo si

Hipo: si y diría si mil veces mas

Anciana sabia: joven vikingo me alegro, la prueba de hoy seria la prueba del amor, con lo que has dicho me has demostrado que en verdad la amas, yo una vez perdí aun ser muy querido por esta enfermedad y sé lo que sientes, se de esa impotencia que vi en tus ojos cuando pensaste que no había cura, te ayudare a que sientas menos presión dando la prueba por superada, pero quiero que entiendas que el viaje que emprenderás será muy difícil y posiblemente esta es la prueba de su amor

Hipo: muchas gracias y lo entiendo es peligrosos pero debó intentarlo

Anciana sabia: esta, bien pero tenemos que apurarnos la enfermedad avanzará rápidamente, después del atardecer podría ser muy tarde, curanderas sumerjan su cuerpo en agua funciono bien la ultima vez (hace 65 años)

Curandera: lo are

Anciana sabia: entonces ir joven vikingo el tiempo apremia (camina la anciana) tenemos que ir lo más rápido que podamos a la costa

Hipo: podemos ir en chimuelo

Anciana sabia: en tu dragón, no creo no me sentiré muy segura podría caerme

Hilda: (había escuchado todo) doradito y yo podemos llevarla, el es más grande que chimuelo y si se cae con su mano podría sujetarla

Anciana sabia: (lo piensa) está bien solo porque esta situación lo requiere pero hay que irnos ya (le da la pequeña hacha a hipo)

Los 3 salieron de la casa acompañados de estoico y bocón, mientras tanto a lo lejos de nuevo hacia su aparición el desconocido, esta vez vestía ropas extrañas de color verde, escondiéndose detrás de un árbol observa lo que sucedía

Desconocido: ajaja haber que haces niño con mi pequeño regalo, tal vez venciste al kraken pero no podrás con esto, me gustaría ver tu cara de agonía en este momento al ver como tu amada sufre y perece muajajajaja (de pronto los ve salir) que sucede, por que salieron de la casa se supone que deben quedarse buscando una cura um…. Da igual no importa lo que hagan el final será inevitable

Hipo subió sobre el lomo de chimuelo, mientras que hilda y la anciana subió sobre el lomo de doradito y levantaron el vuelo rápidamente, la anciana se asusto al principio pero después de un rato se acostumbro, volaron hacia la costa de berk

Hipo: ya llegamos a la costa ahora que hacemos

Anciana sabia: buscar un remolino

Hilda: ahí hay uno (a lo lejos en el agua había un pequeño remolino)

Anciana sabia: servirá vamos hacia el (se acercan volando al remolino)

Hipo: porque necesitamos el remolino (confundido)

Anciana sabia: los antiguos pensaban que los remolinos se formaban en los lugares que tenían conexiones mágicas con los 9 reinos (9 reinos de la mitología nórdica) con suerte podría conectar con asgar o podrías morir lo entiendes

Hipo: si está bien que debó hacer

Anciana sabia: levanta el hacha

Hipo: (levantó el hacha)

Anciana sabia: (lentamente empezó a recitar una especie de canción, como estilo conjuro)

Hipo: (empezó a notar como la letras se iluminaba mas, cubriendo el hacha con mucha luz)

Anciana sabia: joven vikingo deberás saltar ahora

Hipo: (asustado) pero si salto chimuelo, no podrá volar, ¿no podemos saltar los dos juntos?

Anciana sabia: me temo que no, los dragones no son bien recibidos en la tierra de los dioses

Hipo: entonces que hago (confundido) no puedo saltar chimuelo, se ahogara

Hilda: no te preocupes papa doradito lo atrapara, solo preocúpate en encontrar la cura de mama

Chimuelo: (asienta con la cabeza dándole el visto bueno al plan)

Hipo: está bien amigo si tu aceptas el plan

Chimuelo: (asienta con la cabeza)

Anciana sabia: joven vikingo debes saltar ahora o será muy tarde

Hipo: entiendo (desasegura su arnés y salta al remolino, con hacha en la mano)

Chimuelo: (en ese momento callo)

Doradito: (bolo hacía chimuelo y lo sujeto con su mano, hiso mucho esfuerzo pero pudo mantenerse en el aire)

Hipo caía con el hacha en mano en el remolino, de pronto el remolino se ilumino de un brillo de color azul, de pronto se vio un rayo de luz azul salió disparado al del remolino al cielo que solo duro unos segundos, después de que desapareció, la anciana e hilda postraron su mirada en el remolino el cual empezó a desvanecerse, buscaron a hipo con la mirada en el agua pero había desaparecido amabas se preguntaban qué había pasado acaso hipo había llegado a su destino

Con esto termina el capítulo 14 de la flor del matrimonio, gracias por su paciencia, tarde un poco pero aquí está el nuevo capítulo, gracias a los que leen comentan y están suscritos, la aventura apenas comienza.