Hola de nuevo, si mi asombrosa persona regreso (?) y traigo una pequeña continuación de mi fic anterior "Entre el tequila y el tabaco" aun no se de cuantos capítulos sea pero bueno tengo que sacar una idea de mi mente xD

Hetalia y todos sus bellos personajes que lo conforman no me pertenecen. El respectivo dueño es Himaruya Hidekaz.


Era temprano por la mañana el sol panas estaba saliendo y la casa en la que vivían Sur de México y Escocia aun se encontraba en absoluto silencio. Ambos seguían durmiendo en su habitación, el escocés abrazaba al mexicano por la espalda sin dejar nada de espacio entre ambos.

De repente de la habitación que compartían las naciones, se abre lentamente la puerta sin hacer ninguna especie de ruido, un pequeño rulo negro sobresale de toda la habitación, parece el periscopio de un submarino por el modo en que se fija en su objetivo.

Lentamente avanza a la cama (acompañamiento de música de Tiburón) donde se halla durmiendo la pareja, el invasor llega al pie de la cama y se levanta entre las sombras dejando solo ver sus ojos y una sonrisa diabólica.

Se sube y sin previo aviso se avienta a la durmiente pareja al grito de –BANZAIIIIIIIIIIIIII!-

Sur y Escocia despiertan asustados y retorciéndose por el dolor del golpe, frente a ellos se encuentra un niño de apariencia de 6 años con ojos verdes, cabello negro y un rulo en el centro de su cabeza.

-Bueeeenos días! Mamá y Papá!-

El pelirrojo se llevo la mano a los ojos tallándolos de cansancio y gruñendo, luego tomo al pequeño por el cuello de la piyama para levantarlo hasta sus ojos.

-¿Qué diablos crees que haces pequeña peste?...-

-Vine a despertarlos papá eso es obvio! Hoy es el gran día y ustedes se la pasan durmiendo…..-

El moreno suspiro cansado mientras tomaba a su inquieto hijo y lo sentaba en medio de ellos.

-Mira Ian….sé que estas feliz por tu primer día de escuela pero…..es muy temprano…apenas son las….- Voltea al reloj sobre la mesa de noche – ¿Las 5?!-

El pequeño hace un puchero cruzándose de brazos –Pero mamá! Cuanto más temprano mejor, no quiero llegar tarde….además si no se la pasaran haciendo tanto ruido en la noche se levantarían temprano….-

-¿A qué te refieres enano?- Pregunto el pelirrojo británico mientras se estiraba

-Que tú y mamá hacen mucho ruido….parece que estuvieran luchando o algo así….-

El niño se llevo una mano a su rostro de modo pensativo, los mayores se miraron entre sí mientras se ponían rojos, creo que sus actividades nocturnas no pasaban tan desapercibidas como creían. El escocés cargo al menor y lo puso en el suelo.

-Bueno ya! Ve a molestar a tus tíos y dame paz un rato enano….-

-Si señor!- Dice el pequeño haciendo un saludo militar para luego salir de la habitación corriendo, después de eso se escucharon los gritos de los gemelos Irlanda, por fin había alguien peor que ellos dos juntos.

Sur estaba levantándose de la cama y se dirigía al baño cuando alguien lo detiene abrazando su cintura.

-¿A dónde vas Itzae?...-

-¿A dónde madres crees que voy a ir?!-

-El enano va estar entretenido un rato y aun es jodidamente temprano….hay que ocupar el tiempo….-

Sin darle oportunidad de responder, el escoses gira al mexicano y atrapa sus labios en un beso hambriento mientras empieza a meterle mano a sus bóxers, pero duro le gusto el gusto pues los gemelos irlandeses entraron por la puerta cayéndose mientras eran mojados por dos pistolas de agua que traía el pequeño de la casa.

-Por lo que más quieras hermanoooo!-

-Quítanos a esta pesadilla! No deja de mojarnos!-

El escocés se mordía los labios para no estallar en risas, estaba molesto por romperle su momento eso sí, pero ver a sus hermanos siendo torturados por su hijo lo valía todo. Sur rodo los ojos y se separo del británico para tomar a su hijo y llevárselo cargando mientras lo regañaba por el desastre con el agua.

(…..)

Más tarde esa misma mañana, Escocia entraba a la cocina mientras terminaba de arreglar su corbata, ese día tenían una junta de naciones y por más que lo odiaba tenía que ir, pero antes debía dejar a su hijo en la escuela para su primer día.

Sur estaba en la mesa con el pequeño ayudándolo a servir su cereal favorito, los gemelos también disfrutaban ya secos su abundante desayuno, el británico mayor se sentó a la mesa para empezar a beber su café (con un pique de whisky que el mismo puso).

-Itzae….no se te olvide que hoy hay una junta…-

-No soy retrasado Allistor….claro que se mis jodidas obligaciones-

Contesto el mexicano viéndolo de mala manera, al pequeño no le extrañaba nada eso, el sabía bien que sus padres tenían un modo muy raro de expresarse y más cuando se daban afecto, lo único que si le extrañaba era el misterio trabajo de sus padres, podía tener la apariencia de 6 pero su mente era demasiado despierta, varias veces trato de saber sobre eso pero solo le cambiaban el tema o le contestaban algo totalmente distinto.

-Hay que apurarse o se nos va hacer tarde para llevar a Ian..-

-Bien…ustedes dos demonios no lleguen tarde a la junta…los veremos ahí…-

-Que grosero eres hermano….-

-¿Cuándo hemos llegado tarde a una junta?-

El escoses solo gruño y se levanto de la mesa mientras encendía un cigarro, Sur termino de arreglar al pequeño con el uniforme que ahora usaría, poco después ya estaba la familia en camino.

Durante el trayecto el pequeño se la paso cantando las canciones infantiles que se sabía, el pobre escocés sentía que le iba a dar un tic nervioso y solo deseaba dejar a su hijo en la escuela de una vez por todas.

Al llegar al recinto Ian se sintió nervioso, el edificio era enorme y se veía entrar niños de todas las edades y algunos profesores, instintivamente se aferro a los pantalones de si madre, este se agacho hasta quedar a la altura de su hijo.

-¿Qué pasa Ian…no estabas muy emocionado por esto?- Dice con un tono de preocupación, el pequeño empieza a jugar con sus dedos –Si…si mamá…es solo que….ustedes no van a estar…y..y…- El niño no pudo ponerse rojo, Sur lo abrazo con ternura.

-Todo va estar bien…eres un niño listo y fuerte….-

De repente una mano se poso sobre los negros cabellos del menor, Escocia también se había agachado a la altura de este, empezó hablar con su cigarro en la boca.

-Eres más fuerte de lo que crees enano…tienes sangre escocesa y mexicana…una combinación de temer…así que no te preocupes por tonterías….- Se acerca al menor con cara sombría –Y si algún bastardo te molestar yo me encargo de desaparecerlo….-

El pequeño moreno sonreía más tranquilo mientras Sur le daba un zape a Escocia por decir cosas como esas, tal vez no eran una familia normal pero se querían mucho.

(….)

Desde una ventana del edificio alguien los veía no muy a gusto, una vieja maestra muy tradicionalista veía con desdén la escena de ellos, se encontraba en el despacho de la directora mientras esta firmaba un montón de papeles.

-¿Así que esos son los padres de ese niño? Sabía que andaba algo muy mal con ellos-

-¿A qué te refieres?- Contesta mecánicamente la directora sin prestar verdaderamente atención a lo que dice la directora.

-Recuerdas a ese hombre moreno de ojos verde olivo-

-Si…tiene un hijo muy lindo pero travieso….- Vuelve a responder con tono neutro

-Bueno ese hombre me dio mala espina cuando lo vi, sabía que había algo que no era normal en él y ahora sé porque…-

-Aja si…¿y qué es?- Contesta la directora por inercia de nuevo, firmaba papeles como desesperada.

-Que ese chico tiene dos padres! Son dos hombres! Eso es inmoral!-

La directora se pone de pie por primera vez mira a través de la ventana, ve al moreno y al pelirrojo despidiéndose animosamente del pequeño, se da la media vuelta toma unos papeles y va hacia la puerta de su oficina.

-Es un alumno mas y ya….no importa quienes lo crían….no te metas en lo que no debes-

Dice tranquila la directora a la vieja profesora, este se cruza de brazos molesta, una vez sola en la sala habla para sí.

-Ya veremos que tan bien criado esta ese niño….-

(…..)

Los países iban en el auto rumbo a la junta de la ONU que tenían en la casa del estadounidense griton.

-¿Crees que Ian este bien?- Comenta Sur mirando por la ventana del auto

-Deja de preocuparte de una vez maldita sea! Va estar bien!-

El mexicano se cruza de brazos y empieza a maldecir por lo bajo, el británico lo ve y suspira resignado.

-Oye Itzae…-

-¿Qué?- contesta el moreno de mala gana volteando hacia donde estaba el pelirrojo, este le roba un profundo beso en los labios.

-El enano va estar bien….es hijo de los dos después de todo…-

Sur sonríe de lado, se estaba comportando como todo una mamá gallina.


Buenoooooo! Así empieza mi proyecto de continuar el fic anterior, espero que me digan sus sinceras opiniones…solo me queda decir

Dejen reviews y galletitas!