Espero que les vaya a gustar este fic, que es un agradecimiento a aquellas escritoras que he conocido en este tiempo, y no solo me han ayudado sino que también se volvieron mis amigas... ^^

"Beyblade no me pertenece, ni tampoco los personajes, solo me pertenecen los oc, el resto son oc de otras escritoras, ya que están basados en ellas"


Tsubasa, Ryuga y Rox habían llegado a los Estados Unidos, y como se esperaba, comenzaron a buscar la gema, pero algo paso en el camino, y les demoro la búsqueda. Ellos se encontraban el uno de los parques, con el cielo gris, y rápidamente frente a ellos aparece un hombre con una carriola, la cual deja y se va corriendo.

-¿Qué acaba de pasar?- pregunta Tsubasa, quien al igual que Rox y Ryuga, se encontraba en estado de shock.

Un llanto se comenzó a escuchar, y Rox se acerca a la carriola, y ve a una bebe de cabellos plateados y ojos chocolate, a la cual toma y brazos.

-A la nanita nana nanita ella nanita ella, mi niña tiene sueño bendito sea, bendito sea, a la nanita nana nanita ella nanita ella, mi niña tiene sueño bendito sea, bendito sea. Fuentecita que corre clara y sonora, ruiseñor que en la selva cantando llora, calla mientras la cuna se balancea, a la nanita nana nanita ella, a la nanita nana nanita ella nanita ella, mi niña tiene sueño bendito sea, bendito sea, fuentecita que corre clara y sonora, ruiseñor que en la selva cantando llora, calla mientras la cuna se balancea, a la nanita nana, nanita ella- canto Rox, para que aquella bebe se durmiera, pero no solo dejo a la bebe dormida, sino también dejo a dos bladers boquiabiertos.

-¿Cómo hiciste eso?- le pregunta Tsubasa, quien se acerca a ella.

-No fue difícil- le contesta Rox, mientras Tsubasa sostiene la carriola, y Ryuga, muy disimuladamente saca su celular y comienza a tomar fotografías de esa linda escena.

-Parecen los padres- pensó Ryuga, quien al haber sacado tres fotografías, guarda su celular y se acerca a ellos.

-Hay que buscar a sus padres- dijo Tsubasa, mientras tomaba a la bebe en sus brazos.

-Sara- dijo Ryuga, mientras Rox y Tsubasa le miraban confundidos.

-¿Sara?- pregunta Rox, sin lograr entenderle.

-Así se llama la bebe, lo dice en su ropa- dijo Ryuga, quien comienza a señalar el nombre bordado en la ropa de la bebe.

-Tienes razón- dijo Tsubasa, al notar el nombre bordado.

-De casualidad ¿no viste una dirección en la carriola?- le pregunta Rox, y Ryuga comienza a buscar en la carriola algo que les dijera donde encontrar a los padres de Sara.

-No hay nada- dijo Ryuga, y los tres suspiran rendidos.

-Mejor la vamos a dejar en la comisaria, por si sus padres van ahí a buscar ayuda- sugirió Tsubasa, y los cuatro fueron camino a la comisaria.

Pasaron los minutos y Rox se detiene al ver algo en un negocio de electrónica.

-¿Por qué te detienes?- le pregunta Ryuga, y luego nota como la chica había comenzado a asustarse.

-Chicos vengan a ver esto- dijo Rox, mientras miraba una televisión de la vidriera donde estaba puesto un noticiero.

-Se ha perdido Sara, esta bebe de cabellos plateados y ojos color chocolate, fue secuestrada esta mañana, un ladrón que asalto a sus padres, la uso de rehén- dijo el hombre de las noticias.

-La tenemos nosotros, llevémosla con ellos- dijo Tsubasa, pero el hombre que trabajaba en el noticiero siguió hablando.

-Sabemos que trabajaba sol, este ladrón de ojos dorados sigue prófugo, se desconoce el color de su cabello, en cuanto a sus cómplices son un chico de cabellos plateados y una chica de cabello castaño, si alguien los ve por favor llame a la policía de inmediato- dijo el hombre de las noticias, y luego pasaron a dar el clima.

Los tres comenzaron a entrar en pánico, la bebe había sido secuestrada, y los secuestradores tenían sus características.

-Esta bien, que cunda el pánico- dijo Tsubasa, mientras ponía a Sara en su carriola, y comenzaba a correr, junto con Rox y Ryuga, quien empujaba la carriola.

-¿Qué haremos ahora?- pregunta Rox, quien no dejaba de correr, y mirar a todas partes.

-No tengo idea- dijeron Ryuga y Tsubasa, hasta que chocan con una persona muy familiar.

-Ese es el hombre que vimos hoy- dijo Tsubasa, mientras los tres miraban al hombre.

-Maldición- dijo el hombre y se hecho a correr, siendo perseguido por dos bladers, una cazadora y una bebe.

En menos de lo que esperaban, llegaron a un parque y entre los tres acorralaron al hombre.

-¿Qué quieren?- pregunta el hombre, ahora enojado.

-Llevarte ante la justicia- grita Tsubasa, y en eso llega la policía, junto con los padres de Sara.

La policía rápidamente captura al ladrón, mientras que los padres de Sara la toman junto con la carriola.

-Les doy las gracias por cuidar a mi bebe- dijo la señora, mientras sostenía en sus brazos a Sara.

-No hay problema- dijo Rox, quien estaba a punto de irse junto con Ryuga y Tsubasa.

-Amor, mejor vamos mañana a la exhibición de esa gema- dijo el padre de Sara, pero tanto Ryuga, como Rox y Tsubasa logran escuchar eso.

-¿Qué gema?- preguntaron los tres al mismo tiempo.

-Están exhibiendo una extraña gema en el museo- les contesta el padre de Sara, y luego él, su esposa y su hija se van, dejando a tres personas con un muy buen problema.

-Creo que no nos queda otra opción- dijo Rox, llevándose miradas de dudas de dos bladers.

-¿Qué sugieres que hagamos?- le pregunta Ryuga, con cara de confundido.

-¿Qué no es obvio? Hay que robar esa gema del museo- dijo Rox, dejando a Ryuga sorprendido por sus palabras y a Tsubasa al borde de desmayarse.

-¿¡ESTAS LOCA!? ¡PODEMOS TERMINAR PRESOS SI NOS ATRAPAN!- grita Tsubasa, dejando a Rox, sorprendida por su reacción.

-Y entonces tu ¿Qué sugieres que hagamos?- le pregunta Rox, dejándolo sin habla, era lógico, no tenían otra opción, ya que ellos no eran los únicos que buscaban la gema, y si ellos no la robaban, sus enemigos lo harían.

-Tú ganas, robaremos esa gema- dijo Tsubasa, completamente rendido.

-Cazadora uno, chico águila cero- dijo Ryuga, logrando así una pequeña risa de la cazadora, cosa que los sorprendió bastante.

En ese momento una tormenta comienza, primero comenzó siendo una simple llovizna, y luego parecía que un tsunami se acercara, rápidamente comenzaron a correr hacia debajo de un balcón que estaba a una cuadra de donde se encontraban ellos.

-Maldita tormenta- dijo Ryuga, mientras corría debajo de al balcón, junto con Rox y Tsubasa.

-No culpes a la tormenta, debimos haberlo predecido por el cielo gris, que luego se torno negro- dijo Tsubasa, con algo de enfado.

-Pu… puede de… dejar de… discutir- dijo Rox, quien se estaba abrazando a si misma, mientras temblaba.

Tsubasa la mira, y se queda atontado, mientras que Ryuga le da su chaqueta, la cual ella acepta con sorpresa, y luego le sonríe. Por tal acto Tsubasa comienza a enfurecerse, y a tener ganas de matar al chico de ojos dorados.

-Gracias- dijo Rox, mientras veía a Tsubasa, quien estaba con los ojos cerrados.

-No lo mates, lo necesitas para buscar esa gema, pero sin él tendría a Rox para mi solo, un momento ¿Qué pienso? Hay no, ¡me enamore de ella!- pensó Tsubasa, y abre los ojos de golpe y con asombro.

-¿Estas bien?- le pregunta Rox, al notar la cara de asombro de Tsubasa.

-Si- dijo Tsubasa, con frialdad, a lo que Ryuga lo nota, y comienza a pensar.

-No me vas a engañar Tsubasa, te enamoraste de ella, bueno será algo interesante hacerte enojar por un rato- pensó Ryuga, y luego dirige su mirada a la cazadora.

Rox estaba confundida, no entendía que le pasaba a Tsubasa, ni porque Ryuga le estaba mirando, pero si sabía una cosa, que mientras estén buscando la gema, pasara cada rareza, que ni ella misma podrá evitar involucrarse.

-Chicos, será mejor buscar un lugar donde pasar la noche- sugirió Rox, mientras ellos la miraban.

-Pero son las cinco de la tarde- dijo Tsubasa, al mirar la hora en su celular.

-Pero el día parece no mejorar, y no se ustedes pero no creo que con esta lluvia podamos buscar algo- dijo Rox, dejando a Tsubasa helado, y a Ryuga interesado.

-Cazadora dos, chico águila cero- dijo Ryuga, y comenzó a reírse, mientras Rox se reía por lo bajo, y Tsubasa fruncía el seño.

-Mejor busquemos un hotel- dijo Tsubasa, mientras comenzaba a caminar con Rox y Ryuga siguiéndole.

Pasaron los minutos, y luego de mucho buscar encontraron un hotel, no era cinco estrellas, pero tampoco era un desastre.

-Yo iré por las habitaciones- dijo Ryuga, quien se acerca a la empleada, y comienza a hablarle.

-Hola joven ¿En que le puedo ayudar?- le pregunta la empleada, con una sonrisa.

-Necesito dos habitaciones- dijo Ryuga, con una sonrisa malvada.

-Claro, tome por favor- dijo la empleada y le entrega dos llaves- la primera es en el tercer piso, en la habitación 126, y la segunda es en el quinto piso, habitación 221- dijo y le sonrió.

-Perfecto- dijo Ryuga, y va con Tsubasa y Rox, que no se habían dirigido la palabra.

-Espera ¿Por qué tienes dos llaves?- le pregunta Tsubasa, al notar que Ryuga llevaba dos llaves.

-Debían ser tres- dijo Rox, quien se encontraba sorprendida.

-Solo tenían dos habitaciones, ¿Quién va a compartir con quien?- pregunta Ryuga, mientras ve como Rox, estaba levemente sonrojada.

-Ustedes son chicos, compartan entre los dos- dijo Rox, y toma una de las llaves.

-Con Tsubasa nos vamos a terminar matando si compartimos- dijo Ryuga, y le quita la llave a Rox.

-¿Qué acaso quieres que comparta habitación contigo?- pregunta Rox, ahora en forma de burla, lo cual hace que Ryuga se le escape una risa, y que Tsubasa tuviera un pequeño impulso asesino, el cual logro controlar.

-Si no quieres que esto lo vean todos, compartirán la habitación- dijo Ryuga, mientras les mostraba las múltiples fotos se ellos dos con Sara.

-Tú ganas- dijo Rox, y Ryuga le da una de las llaves.

-Mañana veré que tan bien la pasaron estos dos- pensó Ryuga, mientras se alejaba camino a su habitación.

-Sera mejor ir a nuestra habitación- dijo Tsubasa, con un sonrojo en sus mejillas, ya que no era solo su habitación, sino que también era la habitación de su amada.

-Ya que- dijo Rox, de una forma rápida, para que Tsubasa no se diera cuenta de los nervios en su voz.

Cuando llegaron a la habitación sus ropas seguían mojadas, y si no querían resfriarse debían quitárselas, pero ninguno de los dos quería quedar con ropa interior frente al otro. Pero lo que más les incomodaba era que solo había una cama, y era de dos plazas, eso significaba que debían dormir juntos.

-Encontré una remera y un pantalón de pijama- dijo Rox, mientras revisaba como desesperada lo cajones, ya que no quería quedar semidesnuda frente al chico de ojos ámbares.

-Yo no encontré nada- dijo Tsubasa, mientras salía del baño, y sin su camisa, dejando así a una cazadora mirando hacia otro lado, para ocultar el sonrojo.

-Ya regreso- dijo Rox, al minuto de entrar en el baño, y tirar el pijama en la cama.

Tsubasa suspira y toma el pijama.

-Esto es parte del destino, del destino llamado Ryuga- pensó Tsubasa, y luego nota como Rox salía del baño- bien escoge remera o pantalón- dijo, y se lleva una mirada de parte de la cazadora, y luego le da la remera, y el entraba en el baño, para cambiarse.

-Si las chicas se enteran de esto, me interrogarían más que en una investigación policiaca- pensó Rox, y luego se reía de sus pensamientos.

Tsubasa ya había salido con los pantalones de pijama puestos, mientras que Rox entraba a cambiarse, y cuando sale encuentra a Tsubasa dormido en la cama, ella se acuesta y se duerme, pero en el transcurso de la noche se habían comenzado a acercar más y más, pero dormidos, hasta que terminan abrazador. Ella estaba con la cabeza en el pecho de Tsubasa y lo abrazaba con su brazo derecho, mientras que él la abrazaba con ambas manos, y se podía divisar una sonrisa en los rostros de estos dos.


Yo: ¿Qué les pareció?

Yu: creí que pondrías la de China antes que la de Estados Unidos

Yo: dificultades con un borrador que sufrió debajo de la lluvia u.u

Tsubasa: te pasa por dejarlo tirado bajo el techo roto

Yo: ¬¬ no comiences una pelea

Dark: Tsubasa no la hagas peor, aun esta enojada por lo de su hermano

Yo: hablando de eso ¬¬ enz si lees esto, no aceptare tus reviews... así que no me los dejes

Ryuga: ya se enojo

Yo: antes de que enloquezca, ya saben reviews, sugerencias, aclaraciones, todo es aceptado...

Yu: somos flexibles ^^

Yo: nos vemos en la próxima actualización o fic... Mata-nee