Notas aclaratorias: Este fict está realizado en un mundo alterno en el cual ocho niños dieron a conocer al mundo humano a los digimons, ocho niños lucharon contra los darkmasters y ocho niños pasaron una grandiosa aventura de verano, pero estos ocho niños aquí no son Taichi, Sora, Yamato, Jyou, Mimí, Koushiro, Hikari y Takeru... tampoco nada tienen que ver ni Ken, Miyako, Daisuke ni mucho menos Iori, fueron simplemente ocho niños que nada tienen que ver con el desarrollo del presente fict.

De ahí, cada humano tiene a su digimon, sin embargo lo tienen como simple compañero, casi nadie pelea... casi nadie.

Apenas haga su primera aparición en el fict a continuación estará incluida una breve síntesis de la vida del personaje... algunos personajes cambian de personalidad, otros no mucho...

Capítulo 01:

El Valor de tus sueños


En la actualidad...

El rubio miraba al gentío afuera del estadio.

¡Cuánta gente!

Una sonrisa traviesa asomó a sus labios.

– ¿Vamos a entrar?– preguntó una vocecita en su cabeza.

– Por supuesto – contestó y comenzó a escabullirse entre la gente.

Ágilmente comienza a trepar una pared.


5 AÑOS ANTES...

– Es genial!– recalcó la de cabellera lila.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Miyako Inoue.

Edad: 17 años.

Digimon: Hawkmon, una especie de halcón rojo.

Aficiones: Computadoras y el canto, excelente con el órgano.

Es hija única, por lo que considera a 4 chicas como sus hermanas... del quintento es la única que utiliza lentes.. suele llevarse los problemas de sus amigas como si fueran de ella, es muy sensible.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– Verdad que sí?– dijo la pelirrosada orgullosa de su plan.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Mimí Tachikawa.

Edad: 18 años.

Digimon: Palmon, una especie de planta.

Aficiones: Aprender idiomas extranjeros, y el canto, excelente voz y una gran compositora.

También es hija única pero tiende a ser caprichosa y orgullosa, le gusta ser complacida y estar a la moda.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– A mí me encanta la idea, Mimí, eres brillante– afirmó la de cabellera castaña y larga.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Jiminisu Kamiya.

Edad: 18 años.

Digimon: Dratimon, una especie de dragona azulada.

Aficiones: La escritura y el canto, excelente con la guitarra eléctrica.

Tiene un hermano menor llamado Mamoru, ella es extrovertida y sincera, huérfana de padres por lo que adquirió una extraña madurez.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

La pelirroja suspiró dudosamente.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Sora Takenouchi.

Edad: 19 años.

Digimon: Piyomon, un ave rosa.

Aficiones: El tenis, diseño de modas y el canto; excelente con la batería y el órgano.

Hija única, siempre le gusta aconsejar a quienes la rodean, es prudente y sabia... su padre murió antes de que ella tuviera conciencia para recordarlo, vive con su madre.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– ¿Qué dices tú, Hikari?– preguntó Sora dirigiéndose a la última del quinteto.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Hikari Yagami.

Edad: 16 años.

Digimon: Tailmon, una especie de minina blanca.

Aficiones: La fotografía y el canto, excelente voz.

Sus padres viajan constantemente, tiene un hermano mayor, Taichi; y un novio, Takeru, aún nadie comprende cómo ellos se enamoraron.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– Pues no lo sé... me parece una grandiosa idea, pero renunciaríamos a nuestra vida privada, salir al cine, bailar...– respondió Hikari.

– ¿Bailar? Claro que bailaríamos, incluso cantaremos– Mimí estaba más que emocionada.

– Tendría que preguntarle a mi novio.

– ¡Oh, vamos! ¡No me vengas que tu vida depende de él! ¡ESO NO ES ASÍ!– contestó Mimí fastidiada y cruzándose de brazos.

– No me hables de esa forma– solicitó Hikari.

– Es que me molesta que para cada paso de tu vida debes «PREGUNTARLE A TU NOVIO»... antes de que él llegara a nuestras vidas ¡Eras libre! Ni Taichi te ha absorbido tanto– expresó Mimí.

– No volvamos con lo mismo, déjalo en paz– pidió Hikari.

– Chicas, calma, estamos aquí reunidas por nuestro sueño– dijo Jiminisu con ánimos de aplacar el ambiente.

– ¡Sí! ¿Quién diría que existía el digimundo? Gracias a esos 8 niños conocimos el valor de nuestros sueños– agregó Sora.

– Es a lo que me refiero, siempre nos gustó cantar, vayamos a esa entrevista mañana, sigamos nuestro sueño– animó Mimí.

– ¡Hecho!– recalcó Miyako, todas asintieron.


– Así que seré el novio de una famosa y preciosa cantante.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Takeru Takaishi.

Edad: 16 años.

Digimon: Patamon, una especie de ¿cerdo? bicolor con alas.

Aficiones: El baloncesto, Hikari, Hikari, Hikari & Hikari!

Este rubio vivió por mucho tiempo en Nerima, hasta que asistió a un Festival en Odaiba hace dos años atrás... entonces se encontró con la Sra. Natsuko Ishida que de inmediato afirmó que era su hijo, al que dieron por muerto al momento de nacer. Se formó un gran problema, puesto que la única que peleaba la custodia del chico era su abuela materna (de apellido Takaishi) quien tiene una seria enfermedad del corazón. La hija de la sra. Takaishi murió en el parto y el marido de la muchacha había fallecido mucho antes.

A pesar de que una prueba sanguínea demostró que el chico pertenecía a la familia Ishida, Takeru peleó hasta el final para quedarse con su abuela y se negó rotundamente a irse con su verdadera familia... fue una época muy difícil para el adolescente y la única persona que le brindaba confianza era Hikari, de aquí nació el amor que nadie acepta.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– No es seguro– afirmó Hikari.

– ¿Cómo que no es seguro? Cantas fenomenal. Ese tipo será un idiota si no las quiere representar.

– Pero si llegara a meterme en esto de la música... no tendría tiempo de verte– Hikari apoyó su cabeza en el pecho del rubio.

Comenzaron a besarse... una vez, dos veces... muchas más... Tan apasionados que se encontraban... hasta que Takeru lo recordó.

– Las reservaciones – insistió el rubio entre los labios de su amada.

– Bueno – aceptó algo desganada por la interrupción.

El chico la llevó a un elegante restaurant.

– Es precioso – murmuró Hikari extasiada por el lugar.

– Tú lo eres – le besó tiernamente la mejilla.

En medio de la cena le entregó una caja de aproximadamente ocho centímetros de largo y dos de grosor.

– Feliz aniversario, amor– dijo con una encantadora sonrisa.

Más que por el obsequio Hikari sintió emoción cuando él la llamó amor.

La chica tomó la caja y buscó algo en su bolso.

– Feliz aniversario, amor– contestó melosamente.

Takeru la mira un poco sorprendido.

– ¿Algún problema?– preguntó intrigada.

– No... es que... no imaginé que tú... bueno– respondió cogiendo las manos de la chica y besándolas amorosamente.


– ¿Hace cuánto que se fue?– preguntó un tanto celoso... ¡Qué va! Ardiendo en celos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Taichi Yagami.

Edad: 19 años.

Digimon: Agumon, una especie de mini– dinosaurio naranja.

Aficiones: El fútbol, las aventuras y vigilarle los pasos a su hermana.

Debido a la ausencia frecuente de sus padres, Taichi queda al cuidado de su hermana... esto nunca fue un problema... ¡Hasta que apareció Takeru! Su hermanita comenzó a salir con más frecuencia y demoraba más en regresar. Taichi sólo esperaba un paso falso del rubio para alejarlo de Hikari.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– Hace como media hora– respondió Miyako.

– Le dije que venía por ella– El mayor Yagami se cruzó de brazos sumamente fastidiado.

– Y ella te dijo que se iba a otro lado– le recordó una masculina voz afinando una guitarra eléctrica.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Yamato Ishida.

Edad: 19 años.

Digimon: Gabumon, una especie de reptil amarillo con una piel encima.

Aficiones: Los deportes, en especial el fútbol y el básquet... éste último ha dejado de practicarlo al enterarse que a otro también le gusta el deporte... es excelente músico pero no le apasiona mucho este género.

Este joven rubio es muy creído cuyo ego sólo le permite interesarse en él y en nadie más. En parte, la culpa es de sus padres que, al creer muerto a Takeru, lo convirtieron el centro de atención de la familia. Obvio que al mayor no le gustó para nada dejar de ser hijo único y tuvo que aguantar por muchos meses que sus padres no le brinden ni una mirada – según concepto de él –y se la pasen intentando convencer al aparecido de volver a la familia que pertenece.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– Está con tu hermano– objetó Taichi sabiendo cómo hacerlo rabiar.

Ese no es mi hermano, es un intruso fastidioso – afirmó Yamato.

– No hables así– solicitó Jiminisu incómoda.

– Yo hablo como quiera, idiota tú que coges los insultos del imbécil como si los dirigiera a tu hermano– continuó Yamato indiferente.

La chica apretó los puños y lo miró desafiante... el rubio no se intimidó.

– Nos vemos – le dijo a sus compañeras y cogiendo su bolso se retira del lugar.

– ¡Yamato! – comenzó Inoue, el pesar de su amiga le dolía en el alma.

– Nada de reclamos, le dije la verdad– insistió Yamato.

Sora suspiró pesadamente... desde que llegó Takeru todos comenzaron a discutir... quizá por ello la pelirroja le tenía fastidio al hermano menor de Yamato.


Jiminisu entró a su habitación lanzando el bolso contra la pared... las lágrimas asomaban a sus ojos... se tiró boca abajo a la cama.

– Otra vez – comentó una voz ingresando a la recámara.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Nombre: Mamoru Kamiya.

Edad: 16 años.

Digimon: Pumpkinmon, una especie de ¿? con cabeza de calabaza, muy alegre y fastidioso cuando se lo propone.

Aficiones: Videojuegos, chat y ejercitarse físicamente...

Tiene en mente darle una paliza a Yamato Ishida por haber jugado con los sentimientos de su hermana... él escuchó y vio cuando Taichi le pagaba trescientos yenes a Yamato porque este último logró sacarle una cita a Jiminisu y besarla en la misma... pero el mayor rubio admitió que no fue fácil... estuvo cerca de siete meses persiguiéndola a sol y sombra despertando en la joven sentimientos de amor... esto pasó hace aproximadamente dos años.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

– No deja de ser el mismo cretino de siempre– afirmó Jiminisu.

– Hermana... ya olvídalo... ese Yamato que te hizo creer no existe... fue solo una apuesta–

– Sí, sé que tienes razón... sé que el Yamato a quien amo no existe... pero te juro que no es fácil... parecía tan real.

– Aléjate de ese grupo, sólo te torturas más.

– Por culpa de ese tarado no me alejaré de mis amigas... mañana tenemos una entrevista con un manager... el mismo que custodia a Rabbit (*)

– Genial! Recuerda que soy el fanático número uno.

– Por supuesto – Jiminisu abrazó a su hermano.


Hikari observó el regalo de su chico. ¡Era divino! Una fina cadena con un dije transparente en forma de corazón que al tenerlo en la palma de la mano en segundos posteriores aparecía un mensaje: Ai shiteru, Hikari Yagami... / Takeru Takaishi.

El mismo rubio se la estaba colocando alrededor del cuello, luego la abrazó tiernamente. Hikari sonrió feliz, sólo ella conocía esa etapa del joven, ese estado de chico enamorado. Ninguna de sus amigas la entendía porque simplemente ninguna de ellas había experimentado lo que ella estaba aprendiendo.

Aun abrazándola el joven comienza a abrir el paquete que ella antes le había entregado.

Una sonrisa divertida pasó en los labios de Takeru.

– Esta es la fragancia...– comenzó sonrojándose visiblemente.

– Sí, la misma– contestó pícaramente Hikari.

**Flash back**

En un centro comercial una joven invitaba a los transeúntes a probar las nuevas colonias para hombres que habían salido al mercado, la joven aseguraba que por medio de una máquina podían saber la fragancia perfecta de la persona.

Hikari lo halló interesante y haló a su amado acompañante al experimento.

– Musk – salió impreso en el papel.

– Aquí tiene – la joven le entregó un frasco en aerosol.

Hikari cogió el envase y lo roció suavemente en el cuello del chico.

– Me haces cosquillas– afirmó Takeru y luego sintió helada esa zona.

– Probemos – afirmó Hikari abrazándose a su cuello...

Fascinante, simplemente fascinante... la chica se recostó amorosamente en el pecho de su amor.

– Esto es genial – recalcó Takeru y comenzó a leer en voz alta la etiqueta: – Ingrediente activo: triclosan... Ingredientes alcohol etílico, isobutano, butano, propano, fragancia, miristato de isopropilo, triclosan...

La joven impulsadora rio cómicamente ante la pareja.

No es buena idea – afirmó Hikari y dejando a un lado el envase se llevó a su apuesto chico.

** Final Flashback**

– Volví por él... es un aroma encantador – recalcó Hikari.

– Pero sinceramente yo no percibí olor alguno – afirmó Takeru.

Hikari saca el frasco y le echa un poco por el cuello... nuevamente esa sensación helada.

– Es que los hombres no tienen el sentido del olfato muy desarrollado... las mujeres sí. No debes echarte mucho porque podrías provocar en nosotras dolor de cabeza... aunque... quiero que lo uses sólo cuando andas conmigo– lo último lo dijo en un tono cómicamente amenazante.

Se abrazó al joven aspirando ese aroma que encajaba perfectamente con el chico.

Nuevamente comenzaron a besarse.


– ¿Y con qué canción se presentarán?– preguntó Taichi.

– Pues una que hemos compuesto, Dolor lunar (**) – respondió Sora.

– ¿Hemos? ¿Todas contribuyeron con la canción?– preguntó Yamato en un tono burlón.

– ¡Así es! ¡Todas! Y cada quien canta lo que compuso – afirmó Mikayo.

– Pero yo hice la música – afirmó Tachikawa con un orgullo comparable sólo al de Ishida.

– Pues ¡Qué desastre!– comentó sarcástico el rubio al momento que le sacaba música a la guitarra eléctrica... el inicio de Butterfly.

– Y nos presentaremos con el manager de Rabbit – continuó Mimí ignorando a Yamato.

– ¿Manager? ¡Tontas! Si quieren un representante yo podría hacerlo– expresó Taichi.

– Queremos a alguien con experiencia– recalcó Miyako.

– ¡Bah! Ya hablaremos de eso después... ¿Cuál es la letra? – respondió Yagami.

Sora le entregó la página al chico.

Comenzó a leer:

Al fin encontraste a tu amor / aférrate a él / descansas profundamente dentro de un sueño / Dejando un beso de adiós en tus párpados / te dejé atrás en el jardín del tiempo

– ¿Esto lo hicieron todas ustedes?– preguntó Taichi... Miyako asintió.

– Cambios por aquí, cositas por allá, eso fue lo que finalmen...– comentó Mimí.

– ¿Dónde está la parte de Hikari?– le interrumpió Taichi.

Sora se la señaló.

– ¿Montañas de luces escalaré hasta la cima? – preguntó intrigado su hermano.

– Pues sí, algo extraño, pero ella lo canta con una gran pasión – afirmó Mimí.


– Hikari no uzu, noboritsumeteku– comentó el rubio besándole tiernamente el cuello... su aliento le provocó cosquillas a su amada.

– Lo cantaré mañana – afirmó la joven.

– Reclamaré derechos de autor – le bromeó pero sin dejar de besarla, bajando cada vez más.

Hikari comenzó a reír y no era por el comentario... Takeru se detuvo.

– Gomen – afirmó mordiéndose los labios – Tengo cosquillas... recién ahora vengo a enterarme.

Takeru sonrió nerviosamente, eso significaba que ella...

Hikari se percató de las dudas del chico y lo abrazó besándolo en los labios halándolo hacia ella.

Takeru se recostó sobre ella correspondiendo a los besos.

– No te vayas a reír... me desconcentras – afirmó el chico comenzando a explorarla.

– ¿Necesitas de concentración? – preguntó con una amplia sonrisa.

– Toda obra maestra necesita de concentración... y esta será la más grandiosa obra de toda mi vida – le susurró al oído.

Ella asintió, no volvió a reírse en los siguientes segundos, solo una sonrisa amorosa tenía en su rostro. Takeru continuaba más en su descubrir.


– La llamaré al celular – la idea le vino como un rayo a la mente y sacando el suyo propio comenzó a marcar los dígitos.

De pronto el sonido de un teléfono.

Yamato buscó su celular... No, no era el de él.

Las chicas se miraron confundidas... cada una verificó sus teléfonos.

– Es este – recalcó Miyako señalando uno que estaba sobre una mesa en medio de los cables de los equipos musicales... adjunto al aparato una nota: Taichi, llegaré tarde, como verás no llevo conmigo mi celular porque no quiero que vuelvas a arruinarme la noche... y por favor, nada de preguntas que no te responderé nada.

– Mataré a ese cretino– recalcó furioso Yagami apretando ferozmente el papel.

Continuará...

Cree en tus sueños... tenles esperanza y se harán realidad!


¿comentarios? Me entero en el review.

( * ) Rabbit canta – It's love– , el ending de la película de Ranma – Gran golpe en Nekonron, China–

( ** ) Moon Revenge o Dolor Lunar es el tema principal de la película Sailor Moon R... no reclamo derecho alguno sobre ella, sólo la usé para este fict porque me encanta lo que dice, aparte de que las cantantes también son 5 y encajó perfectamente con mi fict... así que ni Mimí compuso la canción ni las demás la letra.

Esto no es un multicrossover ni nada por el estilo, sólo uso ciertos detalles de otros animes... este fict se basará sólo en personajes de Digimon.

Notas de la autora: Paciencia, paciencia... ¡Qué largo! Y eso que me falta mucho aún... les prometo que habrá acción, romance... drama, romance, humor... ¿les mencioné romance? ¡Es que soy una romántica!

Pronto todo tomará un giro inesperado... por favor dejen reviews, nunca imaginé lo importante que se volverían en mi vida... son ánimos para continuar con estas locuras y mejorarlas... por favor sean suaves conmigo... ah, disculpen los fans de Yamato... y sobre Ken, Daisuke, Iori, Koushiro y Jyou calma, calma.. pronto aparecerán.