cap anterior ...

— Hola Michiru - la saludo la mujer sacándola de sus pensamientos

— ¿Setsuna? - pregunto la peliceleste aun sin poder creer que "su amiga" había regresado


Lo movimientos de La araña

Cosas del amor,
Que el tiempo separó,
Cuando dijiste adiós.

Michiru miraba alternamente a Setsuma, Haruka y Hotaru

— Michiru, mira mi mama volvió - dijo la niña alegremente jalando de la manga a la peliverde

— ¿Ustedes se conocen?- pregunto Haruka temiendo y adivinando la respuesta

— Si, Michiru es, mi querida prima — respondió Setsuna con una sonrisa

— Creí que estabas en parís — susurro la peliceleste

— Pues ya ves que no, pero dime Michiru ¿ya conocías a Haruka y a mi querida hija? — pregunto, haciéndose la inocente

— Mama, ella es mi maestra de la escuela — le respondió Hotaru

— Vaya Michiru que sorpresa — dijo Setsuna

— Si, realmente una sorpresa — respondió la chica. presiono el botón y la puerta del ascensor se abrió, rápidamente entro y se marchó sin decir nada mas

— ¡Michiru! — dijo Haruka , quería hablar con la chica e iba acorrer tras ella por las escaleras pero la mano de Hotaru sujetando su muñeca se lo impidió, miro con suplica a su hija pidiéndole silenciosamente que lo dejara marchar, pero la niña no lo soltó y el no hiso amago de soltarse

Un golpe al corazón,
Un cuento que acabó,
En la desilusión,
Y aun te quiero

Mchiru llego al primer piso, salió corriendo y no para hasta que por fin estuvo en su departamento abrió la puerta y ya a salvo se dejó caer al suelo, las lágrimas no paraban de correr por sus meguillas ¿porque ahora ella tenía que volver, Setsuna? Cuanto la odiaba su prima, la hija de su tia Meiko y su eterna enemiga, ¿porque ella tenía que ser la madre de Hotaru, porque tenía que ser precisamente (la ex de Haruka)? las lágrimas no dejaron de ser , se sentía tan sola tan perdida ella.

El teléfono sonó y la voz de Maya, su madre se oyo cuando la llamada fue a dar al buzón de voz

— Michiru, Setsuna ha regresado y le estamos preparando una fiesta de bienvenida, sería un buen momento para que tu dejes de ser tan terca y regreses a casa…—

Michiru dejo de oír a partir de ese momento. su madre siempre vio en Setsuma a la hija que siempre deseo que aparentemente ella no era, además después de que sus padres la forzaran a marcharse, ella decidió cortar los lasos con su familia.

Quien me tiende hoy la mano,
No puedo evitarlo,
Ohhhh…
Me siento morir.

Los días que siguieron a la llegada de la peliverde fueron un tormento para la maestra, Setsuna se pavoneaba muy campante yendo a recoger a Hotaru cada tarde y pronto se ganó la simpatía de todos los que la conocieron, además la pequeña pelinegra so dejaba de hablar de cómo su mama se la vivía complaciéndola y mimándola.

— Espero que pronto mi papa y mi mama vuelvan a estar juntos — le confeso la niña a su amiga Saki

— No se Hotaru, ¿si tu mama te quiere tanto entonces porque se fue por tanto tiempo? — le pregunto la niña

Hotaru se quedó en silencio, abrió y cerró la boca barias veces pero no contesto a la pregunta, pensado en aquello siempre pero no se atrevía a decirlo en voz alta .

En la oficina de Haruka. el rubio, contemplaba los papeles sobre el nuevo proyecto pero realmente no había pasado de a primera palabra, completamente metido en sus pensamientos. Odiaba a Setsuna, la odiaba intensamente aun recordaba lo que paso aquel día que se la encontró lado de Hotaru

Flash back

Cosas del amor,
Que el tiempo separó,
Cuando dijiste adiós,
Te quiero

Hotaru se hallaba dormida y la niñera se estaba encargando de vigilar ala pequeña. después de que la niña le impidiera seguir a Michuru el rubio estuvo bastante ansioso y en más de una ocasión quiso marcharse pero se quedó hasta que la niña se durmió, finalmente tomo del brazo a Setsuna y la saco de la habitación

— ¿En qué pesabas? — pregunto molesto

— ¿Qué pasa cariño? — pregunto la mujer sonriéndole

— Te dije que podías ver a Hotaru, pero antes debemos coordinarlo, no puedes venir a hace lo que te dé la gana — dijo molesto

— ¿Porque te molesta acaso te molesta que la tonta de Michiru se enterara de lo que hubo entre nosotros? — dijo acercándose mas al rubio

— Eso se terminó y entérate ahora, Michiru es mi pareja así que no te metas más en mi vida, te lo dije, puedes ver y convivir con Hotaru, pero no te metas más en mi vida — dijo molesto

Cuento de nunca acabar es el amor,
Que te seduce y sonríes,
Y luego te hace llorar

— Haruka, Haruka, yo quiero, no te exijo que termines con Michiru — dijo ella

— ¿Qué? — pregunto el sorprendido

— Si querido y lo vas a hace si no quieres que me lleve a Hotaru conmigo — sonrió la mujer

— No puedes hacer eso, tú me cediste la custodia voluntariamente y …—

— Ahora la he solicitado de vuelta al ver que no has cuidado bien de nuestra hija — su sonrisa se ensancho mas

— No puedes …—

— ¡Ho! sí que puedo querido, y ya lo hice

— Ahora vas a dejar de ver a la mocosa de Michiru y seremos una vez más, la familia amorosa que siempre fuimos — dijo ella sonriendo

— Jamás — respondió el

— Haruka no me retes puedo llevarme a Hotaru conmigo cuando quiera, así que más te vale no hace nada estúpido — dijo

La peliverde saco de su bolsa una carpeta con varios papeles que le dio al rubio, tras darle una rápida mirada, el empalideció, no podía ser cierto ,

— Es imposible … — susurro

— Ahora decide Haruka, ¿qué es más importante tu hija o tu noviecita? — pregunto burlonamente la peliverde

— Esto no se va quedar asi setsuna … — dijo el con odio

— Has lo que quieras Haru, pero vas a descubrir que todo es absolutamente legal — sonrió mas antes darse la vuelta y marcharse

Cuento de nunca acabar es el amor,
Que ha de llegar por sorpresa,
Y así también partirá.

Uhhhh….
Uhhhhhh….

End flash back

Con pesar el descubrió que era cierto Setsuna tenía la custodia de Hotaru y en poco tiempo la mujer se mudó al departamento del rubio y se instaló campantemente en una de las habitaciones, y en todo ese tiempo el rubio no había podido acercarse a Michiru, hasta aquella tarde que sin impórtale la importante reunió que tenía salió de la oficina y se marchó, espero hasta que Setsuna se hubiese marchado y al final vio salir a Michiru, la joven lucia decaída, se bajó de su automóvil y se acercó a ella, sin pensarlo la abraso sorprendiéndola

— Haruka — susurro la chica

El la guio hasta el automóvil y cuando ella se puso el cinturón el arranco, su mano busco la de ella y la sujeto con fuerza mientras conducía, finalmente el automóvil se detuvo, frente ellos se extendía el océano, el suspiro y la miro a los ojos perdiéndose en ellos

— Lo siento — dijo en un susurro

Cosas del amor,
Ayer fui tan feliz,
Y hoy ya no se quien soy,
Sin ti…

Michiru sonrió débilmente y se abraso el, estuvieron así un buen rato el sol se empezaba aponer cuando Haruka decidió que era momento de regresar a la realidad

— Michiru, no olvides que te amo — dijo el besando el cabello de la chica

— ¿Qué paso Haruka? — pregunto ella

— Un problema que ya estoy solucionando, no te preocupes, no dejare que nada nos separe, no está ves - dijo el besando los labios de la chica y acallando sus preguntas

Ya lo había decidido lucharía por Michiru y por Hotaru, no pesaba renunciar a ninguna de las dos y si Setsuna quería guerra, eso tendría.

Sestuna estaba sentada en el sillón de la sala cuando Haruka ingreso al departamento, la peliverde le lanzo una oscura mirada,

— Creí que amabas a Hotaru, pero veo que no dudas en cambiarla por esa mocosa de Michiru a la primera — dijo molesta

— Las amo a las dos y voy a pelar por tenerlas a mi lado no pienso renunciar a ninguna — dijo decidido el rubio

— Ya veremos — susurro ella y se marchó a su habitación

Quien me tiende hoy la mano,
No puedo evitarlo,
ohhhh
Me siento morir.

Maldijo a Michiru, sabía que ya nada convencería a Haruka pero ¿y a Michiru?, una sonrisa oscura surco sus labios, si no podía convencer a Haruka entonces tendría una palabras con Michiru. El teléfono repentinamente sonó y la sonrrisa de la peliverde se ensancho ya tenia un plan pero primero necesitaba lejos a Serena distraer su atención, ¿pero como?, mas al ver el nombre en la pantalla sonrió

— eres muy oportuno Aries — dijo al contestar ...

Serena estaba estrujando los papeles que tenía en las manos, esa maldita arpíapensaba la rubia imaguinando que tenia entre sus manos el cuello de la mujer estrujo mas los documentos. Zafiro miro a la rubia con algo de temor, pero a ella no le importo intimidar a su amigo, estaba atada de manos, maldijo a Setsuna y al estúpido viejo pensando en como responder a sus amenazas finalmente ...

Cosas del amor,
Que el tiempo separó,
Cuando dijiste adiós,
Te quiero

— ¡Demonios! — grito poniéndose de pie y golpeando con los puños el escritorio

— ¿Qué paso? — pregunto Lita que iba entrando cuando la rubia salio hecha un fiera

— Setsuna a pedido la custodia de Hotaru y misteriosamente todos los tramites se han agilizado y le ha sido otorgada la custodia de la niña — le explico Zafiro

— ¿pero como es eso posible? — pregunto indignada la castaña .

Cuento de nunca acabar es el amor,
Que te seduce y sonríes,
Y luego te hace llorar.

Zafiro iba a responder pero el teléfono sonó interrumpiéndolo, Lita se apresuró a contestar y empalideció a medida que escuchaba la noticia Zafiro la vio inquieto preguntándose ¿que podría haber puesto a Lita tan pálida?

— ¿Que pasa? — pregunto preocupado cuando la chica colgó

— Seiya fue secuestrado— susurro la castaña pálida

— ¿Que? — pregunto el peliazul temiendo haber oído mal …

Cuento de nunca acabar es el amor,
Que ha de llegar por sorpresa,
Y así también partirá.

Continuara ….

ahoras si me pienso poner al corriente y publicar por lo menos un cap a la semana

grasias por tener pasiencia y a todos los que llen esta historia

bay y dejenme sus comentarios