Aclaración:

"Estos son los recuerdos"

Capitulo 1: En busca de una vida tranquila

Otra vez ella sentía esa sensación de cosquillas cada vez que subía al ascensor.

Piso 5… y las puertas se abrieron dejando ver a una chica de más o menos su edad.

La peli rosa toco el botón para volver a cerrar las puertas.

No quiso preguntar porque tomaba el elevador que subía si ella se encontraba en el piso 5, de todas formas a ella ¿qué le importaba?

-¿A qué piso vas? – Le pregunto a la joven de unos cabellos azulados que recién entraba.

Toco el botón del numero 7, las puertas se cerraron y subió…

Parecían eternos los minutos, o segundos dentro de este.

La incomodidad del silencio….

La típica música de fondo…

Y el elevador parecía burlarse, entre más rápido querías salir de este más lento se hacía…

Cerraba sus puerta tan lento como si estuvieran oxidadas, emitían un ruido casi inaudible.

Después de todo ella se bajaba en el piso 8…

Y ese recorrido lo hacia 3 veces a la semana.

El leve sonido del ascensor abriendo sus puertas la saco de sus pensamientos.

Estaba tan ensimismada en ellos que ni se había percatado cuando la joven bajo y el ascensor había llegado a donde ella debía.

Sin dudar más salió, y recorrió los largos pasillos.

Llego a la puerta del departamento.

Toco el timbre y suspiro con desgano.

Hace 3 años que hacía lo mismo

Visitar 3 veces a la semana el departamento de Naruto y Sasuke.

¿Por qué?

Simple, Su amiga Ino era la culpable.

La obligaba a salir del el departamento que compartían, para ella poder estar a solas con su novio y padres.

¡Sí!, era frustrante, el padre de Ino tenía cáncer terminal.

Y por ende gastaban mucho dinero.

Pero hay que entender que el hombre quería pasar lo último que le quedaba de vida con toda su familia.

Y cuando le diagnosticaron el cáncer, decidieron ir al departamento que las amigas compartían.

No había mucho espacio, y sobre todo porque el padre de Ino estaba un poco loco, y quería ver como su hija vivía feliz con un hombre que la amara y cuidara.

Y ese era Sai, así que el también iba 3 días a la semana a quedarse con Ino.

Los domingo, lunes, martes y miércoles la peli rosa estaba en el departamento compartido con su amiga.

Solas.

Y los jueves, viernes, y sábado, debía irse al departamento de sus amigos para poder dejar a los padres, y novio de Ino en el departamento.

Intento varias veces irse con sus otras amigas…

Pero como saben, cuando los dioses te quieren joder la vida, lo hacen.

Y Naruto termino convenciéndola de que en su departamento había el suficiente espacio para los 3.

Sasuke, Naruto y Sakura.

Era algo molesto, ya que debía estudiar para la universidad, o preparar alguna presentación y le era bastante complicado.

Sobre todo cuando escuchas a Naruto gritar por todos lados por distintas cosas sin sentido.

O cuando Sasuke llevaba a su novia.

"Sasuke-kun quiero ver una película"

"Sasuke-kun ¿Por qué no le dices a tu amigo que baje la tapa del retrete cuando va al baño?". ¿Pero que le costaba a ella bajarla?, es solo algo llamado "adaptación", si no puedes con ellos, úneteles.

Además no es tan terrible…

Ella jamás alego cuando tenía que hacer limpieza y al entrar a la habitación de Naruto encontraba sus calzoncillos tirados.

O cuando Sasuke… ¡Si es algo vergonzoso….! Naruto deja sus calzoncillos tirados… pero Sasuke… si no lo conociera tan bien pensaría que era un travesti por las noches, había ropa interior de mujer regadas por el suelo.

"Sasuke-kun debes decirle a esa pelo de chicle que no puede venir todo el tiempo, dile que necesitas pasar tiempo con tu novia… tu sabes… y no puedes si esta ella metida en este departamento"

Si… esa chica era detestable…

Se podría decir que la novia de Sasuke era una completa molesta interesada.

Era desagradable ver como ellos se besaban frente a la peli rosa sin escrúpulo alguno.

Sin contar que Sakura y Sasuke no se llevaban del todo bien.

Ella sentía cosas por él.

Jamás le dijo nada.

Pero el día que ella iba a confesarle todo…

A él se le ocurrió llegar con novia.

Y desde entonces, desde que el llego con novia, ósea un 1 año que lo trata con mal humor.

Pero aun así no deja de preocuparse por el

Como la vez que él se lesiono la pierna y ella le llevaba el desayuno, el almuerzo o la cena cuando podía.

O si tenía un examen muy importante al día siguiente se levantaba antes para prepararle un café.

O en invierno se preocupaba de que los días en que estuviera con él, recordarle de llevarse un paraguas.

Y el por supuesto, reaccionaba al mal genio de la chica.

Son como perro y gato.

Y Naruto…

Pues Naruto los rociaba con agua en la cara, cuando comenzaban a discutir.

Para la oji jade Naruto era como su hermano, el era uno de los pocos que sabían de sus sentimientos por el azabache.

Naruto era su héroe, el que la salvaba del dolor.

Cada vez que Karin visitaba a su novio, el rubio se llevaba a Sakura a la terraza del edificio, ya sea para que estudiara, o simplemente conversaran.

Hacia lo que podía.

Pero no todo era tan fácil, ya que de vez en cuando debía salir, o iba a la casa de su novia, y ella quedaba sola en su habitación, escuchando las quejas de la peli roja.

Los monosílabos de Sasuke.

Y de vez en cuando los sábados por la noche el azabache llegaba a altas horas de la madrugada de una fiesta, pero no llegaba solo, ¡Sí! Ella era testigo de cómo Sasuke le era infiel a su novia con quien sabe cuántas mujeres.

Jamás dijo o hizo algo…

Eso a ella no tenía porque importarle.

Pero todo tiene un límite…

Su paciencia estaba por romperse.

Su vida era normal y tranquila hasta que llegaba el jueves.

Y volvía a ser tranquila el domingo.

Pero ya no daba más…

No cuando escucho tras la puerta de su habitación tratando de dormir, como Naruto, Sasuke, y Karin conversaban.

"- Sasuke-kun y yo nos vamos a casar cuando terminemos nuestros estudios-

-Pero eso es a fin de año –

-Hmp-"

Había reprobado dos ramos, y como escusa tuvo que decir que se le habían muerto sus padres.

Lo cual no era mentira, pero eso había sucedido cuando era pequeña.

Y así es como estuvo luchando con todos para poder ser transferida a otra universidad, a otro país, donde no habría dolor… donde no estuviera Sasuke ni Karin.

Por supuesto debía sentirse orgullosa y feliz que la aceptaron, y el sábado era su vuelo.

Pero muy en el fondo se sentía cobarde y triste, aun que ya no podía hacer nada.

Naruto abrió la puerta y al verla le sonrió, y la invito a pasar.

-Sakura-chan… Hoy estaremos tranquilos, el teme salió con su horrible novia, dijo que volvería tarde – eso la alegro un poco

-Naruto… - Intento sonreír pero en su lugar salió una mueca fea.

- Deja tu bolso, ¡tienes que ayudarme, tengo examen de algebra y no entiendo ni porque estamos pasando eso! – El rubio se coloco una mano en la nuca mientras sonreía con vergüenza e inocencia.

¿Cómo le diría a su mejor amigo, a su hermano, que se iría a otro país a estudiar porque no quería ver más a Sasuke?

-Claro – Dejo su bolso en un lugar y saco su libro de algebra para comenzar con la batalla.

Y como si no pudiera controlar su lengua soltó todo de una al encontrarse con los orbes de su amigo.

-Me voy a los Ángeles a estudiar, mi vuelo sale este sábado – Siguió mirando el libro mientras pasaba las paginas como si nada.

El silencio reino por 10 minutos.

El oji azul comenzó a reír.

-Estas de broma Sakura-chan… casi me la creo – Pero detuvo sus carcajadas cuando ella apretó sus labios y bajo la cabeza.

-¿P-Porque…? – Fue lo único que pudo articular.

-Naruto… ya no hay porque fingir mas, sabes por lo que me voy, no me voy a quedar aquí observando como Sasuke es feliz mientras yo me sigo farreando mis ramos, y como mi corazón se destruye – Naruto bajo la mirada.

¿Por qué su amigo tenía que ser tan estúpido?, como no se daba cuenta de la gran persona que tenia al lado.

-¡No tienes porque irte!, ¡Y mucho menos tan lejos! – Gritaba el rubio

Se esperaba eso.

La zarandeo y unas lágrimas le caían.

Sabía que irse era una mala idea.

Pero que Naruto llorara la hacía sentir peor.

-Ya no sigas… la decisión ya está tomada, además no es una despedida, puedes ir a verme y volveré cuando termine mis estudios si es que nada me retiene allá – Mintió, ella no iba a volver.

Él le sonrió, y luego suspiro con resignación.

-¿Me llamaras todos los días? – Ella asintió.

El volvió a su asiento y lo escucho susurrar algunas maldiciones.

-Tengo una idea, que tal si hoy te ayudo con tu examen y mañana me acompañas de comprar – El asintió.

Y así fue la peli rosa batallo para poder hacerle entender a su amigo algebra.

En la noche escucho abrirse la puerta de entrada y unos pasos y luego la puerta de la habitación de Sasuke cerrarse.

Al otro día muy temprano se levanto, y fue a despertar a su amigo, Sasuke no le preocupaba él se levantaba solo para irse.

A parte de la típica discusión que tuvieron Sasuke y Sakura nadie dijo nada más.

Naruto y Sakura se fueron de compras cuando terminaron sus clases.

El rubio no podía permitirle a su amiga irse.

Esa sería la única tarde junto a ella.

Porque en la noche ella volvería a su departamento a empacar sus cosas.

Y el sábado ya no estaría.

Había aceptado a que ella se marchara, pero ahora que le quedaba poco tiempo con ella, no podía dejarla irse así como así.

Llegaron al departamento con algunas bolsas de las tiendas.

-No te vayas Sakura-chan – le hizo puchero, supuso que Sasuke no estaba.

Ella abrió sus labios para persuadir con sus palabras a su amigo de dejarla irse.

Pero Sasuke salió de su habitación seguido de Karin.

Esta llevaba una camisa de él.

No había que ser muy listo para saber lo que había pasado.

Y obviamente esa era una de las razones por las que se iría

-¡Teme! ¡Dile a Sakura-chan que no se vaya! – Le gritaba el rubio al azabache.

-hmp – Como siempre a él no le interesaba en lo mas mínimo, mucho menos de Sakura.

- Naru-baka, ya te dije que te llamaría todo los días, y que volvería cuando terminara mis estudios, y si tanto quieres verme puedes ir a visitarme ¡Ya te lo dije! – Le entrego una mirada con rencor al azabache.

- La pelo de chicle se va Sasuke-kun, Por fin estaremos solos… - La peli rosa bufo molesta

-Así que te mudas… ¿Y quién es la pobre infeliz que te dejara vivir con ella? – Sasuke se burlo de la chica.

Realmente la sacaba de quicio, no sabía cómo es que se había enamorado de él.

-Mi novio, estúpido – Mintió, y es que ella se sentía tan indefensa gracias a los comentarios del peli negro

Sasuke no necesitaba saber sobre donde se iba, y porque se iba.

El iba a responderle pero Naruto comenzó a zarandearlo.

-¡Teme! ¡Dile algo! – Ella tuvo un grado de esperanza, de que él le dijera "quédate" y ella dejaba todo.

- Que se vaya, de todas formas el pobre infeliz no la aguantara y ella no tardara en volver – Soltó unas risitas, ella solo sabía que era un completo idiota.

Y que si no fuera porque tenía cosas que hacer lo agarraría a patadas.

-¡Sakura-chan se va lejos! – Insistió el Uzumaki

- No me interesa, ah… por cierto me regalaron un juego, tal vez a ti te guste – Y se lo entrego a su amigo y se fue a la cocina.

Estaba claro.

Todo seguía tal cual.

Sakura empaco las cosas que tenía en el departamento de Ino y en la de Naruto.

La noche paso…

Y el sábado llego…

Después de pequeñas discusiones llegaron al aeropuerto.

Se despidió con un gran abrazo de sus amigos, y por ultimo tenia a Sasuke…

-Su atención por favor… los pasajeros de vuelo 405 con destino a Los Ángeles se les ruega dirigirse a la entrada… - entre muchos de los vuelos que la mujer del altavoz mencionaba escucho el suyo.

La peli rosa se tiro encima de Sasuke rodeo con sus brazos su pecho, después de todo su novia no estaba.

El solo se sorprendió

-Ya no podremos discutir mas supongo, muchas gracias por todo, cuídate, cuida a Naruto, Cierra bien la puerta en las noches y cuando salgas, siempre la dejan abierta – Era una despedida

Ella no volvería, iba a hacer su vida lejos de Sasuke, lo sentía en el alma por Naruto pero así sucedieron las cosas.

El asintió

Por primera vez compartían el mismo aire y no era para discutir.

Ella lo soltó y camino hacia el interior de las puertas que la llevaría lejos del dolor.

Su vida en los Ángeles seria tranquila y sin problemas…

Se dio vuelta y se despidió por última vez con la mano.

-¡Sakura-chan! ¡Llámame cuando llegues! – Le gritaba su rubio amigo levantando una mano en forma de despedida.

Ella asintió con su pulgar.

Naruto no pudo evitar soltar unas lágrimas.

Y cuando llegaron al departamento tenía todos los teléfonos, el de Sasuke, el de la casa, y el del encima de una mesita al frente del televisor en espera de la llamada de su amiga.

Se quedo dormido, después de todo más o menos en 9 o 10 horas su amiga ya tendría que haber aterrizado.

Al despertar vio la hora y se alarmo y fue corriendo inmediatamente a todos los teléfonos, se había quedado dormido más de lo esperado.

Llevaba al menos 12 horas durmiendo.

Se fue al sofá decepcionado, no había ninguna llamada.

Giro su cabeza y su amigo estaba sentando con el control en mano.

-No ha llamado si es eso lo que vas a preguntarme – El solo asintió y bajo la cabeza, el ya lo conocía más de lo que quería.

Se sentó al lado de su amigo en espera de esa llamada mientras disfrutaban de una película.

El reloj ya marcaba las 12:00 am

-¿No crees que ya debió llamar? –Preguntaba un poco preocupado.

- Tal vez hay problemas con la señal – No sabía qué era lo que le pasaba, tal vez solo era porque apreciaba a su amigo, y decidió quedarse despierto todo el tiempo atento a la llamada.

Sakura iba y venía todo el tiempo, pero ahora era diferente, ella se fue, quien sabe donde, con su novio, y lo más probable es que no volvería.

Se sentía extraño.

Ni siquiera le había preguntado donde iba.

Lo iba a hacer en ese preciso momento pero la tv lo interrumpió.

-Noticias de últimos minutos – Escucho

Los dos prestaron atención, casi siempre esas noticias de último minuto decían algo sobre un corte de luz o agua, un incendio, o si se cortaban algunas vías de transito.

-"Una catástrofe" es lo que sucede en el aeropuerto de los Ángeles, "El apocalipsis zombie" es como mejor se denomina este acontecimiento. Estamos en directo con nuestra reportera que ha viajado hasta los Ángeles para tenernos al tanto, ¿Shizune me escuchas? – y luego cambiaron la escena a un joven de cabellos oscuros

- Si Tsunade, nos encontramos afuera de la entrada del aeropuerto, las autoridades locales acaban de aislar el edificio por completo, el acceso a la zona esta bloqueada, los oficiales no han hecho ninguna declaración, y en este momento tenemos poca información, sin embargo según fuentes no oficiales acaba de ocurrir un incidente de bioterrorismo en una de las terminales del aeropuerto. La situación está siendo controlada por miembros de las fuerzas especiales. Y se les recuerda que los vuelos a los Ángeles están cancelados hasta nuevo aviso – La reportera siguió dando toda la información que tenia, entrando en detalles como había ocurrido todo.

Naruto solo miraba con el shock en su rostro.

Sasuke no lo entendía.

Naruto tomo su teléfono y lo puso en su oído.

-Su saldo es insuficiente para rea- Pero Naruto mando lejos el teléfono, tomando el del azabache.

- ¿Qué haces dobe? – Levanto una ceja, sabía que su amigo era un hiperactivo, alarmista, y exagerado, no le sorprendería que después de ver esa noticia que por supuesto estaban exagerando, ya que tal vez solo eran unos dementes con armas y bombas asesinando a todos, su amigo estuviera como loco intentando comunicarse con la peli rosa

-¡No contesta! – Gritaba el rubio con desesperación agarrándose la cabeza

Su amigo no lo tomaba en cuenta, salió corriendo a su habitación y de este saco una tarjeta y volvió al sillón con el teléfono en mano

Lo escucho decir sobre "Necesito tu ayuda, ¡si viejo tu dijiste que te pidiera lo que sea cuando sea!"

Suspiro y luego volvió a poner atención al televisor.

-¡Personal de fuerzas armadas a disparado a un sujeto que cruzo las puertas del edificio!, ¡Es imposible las balas no le han hecho nada! – Todo eso lo tenía muy cabreado quito la vista otra vez, no entendía porque exageraban tanto nadie podía resistir disparos.

Su amigo cortó la llamada

Y la reportera otra vez comenzó a gritar - ¡Corre! – y muchas personas salieron del interior del aeropuerto lanzándose encima de todos.

Y hay por fin cayo, era verdad, no podía ser cierto que ellos inventaran eso.

Siguió atento…

Pero casi se le corta la respiración…

Una chica de cabellos rosas corría en dirección opuesta de aquellas personas que parecían caníbales.

Entonces un hombre del equipo de fuerzas armadas la tomo del brazo para que corriera más rápido.

No pudo ver mucho gracias a que la cámara se movía salvaje mente intentando enfocar hacia los sujetos que se tambaleaban hacia ellos.

No sabía si esa chica era Sakura… pero ¿Quién mas tenía el cabello de ese color?, aun que ahora muchas jóvenes se teñían el cabello de colores exóticos.

-¡VAMOS TEME!, ¡Sakura –chan está en peligro! – Le gritaba su amigo mientras tomaba su chaqueta.

- Naruto… - El peli negro se puso de pie – No me digas que Sakura se fue a los Ángeles – El rubio se detuvo en la puerta en seco.

Abrió la puerta y luego asintió para salir corriendo.

-Tsk – Sasuke tomo su chaqueta detrás de su amigo.

"Muchas gracias por todo…" "Cuídate", "Cuida a Naruto", "Cierra bien la puerta en las noches y cuando salgas, siempre la dejan abierta".

¿Serian esas realmente sus palabras de despedida?, ¿Serian esas sus ultimas palabras?.


Buenooo espero que les haya gustado la historia, y como se dieron cuenta... si es de zombies *-*

Me gustaría que dejen sus reviews de como estuvo...

Cuídense, besitos, y... pues... nos vemos en la próxima actualización (: