Hola chicos y chicas. Aqui Soldado Metaelite CET con Sombra de Maldad y Roxi Bad 43, presentando la parte N° 7 de la pelicula de Kick Buttowski. Bueno, hasta aqui le queremos dar gracias por los reviews que nos han dejado, nos alegra que les este gustando hasta ahora, esperemos que siga asi hasta el final. Bueno, hasta ahora Kick ha conocido un poco al enemigo de los jovenes desconocidos asi que vean que sucedio despues de lo sucedido con Wade. Bueno, sin más preambulos, disfruten de este capitulo.

Capitulo 7: Equipo completo.

Ha pasado el tiempo desde que Kendall se había reunido con los chicos, y juntos fueron en búsqueda de aquel trío, que aunque al principio pensaron que estaban locos, ahora estaban casi seguros que debían encontrarlos, y preguntarles más sobre lo que supieran de los soldados cibernéticos que los habían atacado. Luego de salir de los límites de la ciudad, ahora se hallaban caminando por una carretera la cual, según el chico del casco, los llevaría a la fábrica donde estarían los chicos a quienes buscaban, si la información de Wade era correcta.

KENDALL: ¿Cuánto falta? – pregunta, sintiendo el cansancio tras recorrer mucho.

KICK: No falta mucho, solo sigan. – responde, sin mostrar signos de fatiga.

GUNTHER: ¿Seguro? – también cuestiona en situaciones similares a las de la única chica del grupo.

KICK: Bastante seguro. Así que continuemos. – ya ninguno de los otros responde, continuando el camino en silencio.

Pasando otro tiempo, finalmente visualizan la factoría, y viendo que les faltaba poco para llegar, aceleran nuevamente el paso. Pronto los tres se hallan frente a las puertas de la industria. El edificio lucia muy deteriorado. Ventanas rotas con telarañas, pintura caída de los muros, oxido en las partes metálicas, pero sin ninguna señal de los chicos a quienes buscaban.

KICK: bueno, aquí es. – dice al verse todos en el lugar a buscar.

GUNTHER: Saben, siendo esto una fábrica donde solo se fabricaban raquetas de pingpong, y nada más, no me extraña que haya ido a la bancarrota. – reflexiona el rubio.

KENDALL: Estoy de acuerdo. – asiente antes de mirar por todos lados, tratando de alguna pista que les fuera de utilidad. - ¿Seguro que es aquí, Clarence?

KICK: Seguro. Wade dijo que aquí los encontraríamos, así que no debería haber problema.

KENDALL: ¿Y si se equivoco? – pregunta dudosa ahora de la información dada por el mecánico.

De pronto, un repentino BOOOOOM interrumpe a Kick cuando este iba a responderle a la rubia. El estruendo provino del lado opuesto de la factoría, así que ahí se dirigieron con cautela. Mientras recorrían el lado lateral de la instalación vieron los vehículos de los chicos a quienes buscaban, dando a entender que estaban cerca. Continúan caminando, y mientras lo hacían, continuaban oyendo un alboroto que solo habían oído en películas de guerra, hasta que oyeron una risa frenética y extasiada, que Gunther reconoció al instante.

GUNTHER: ya he oído esa risa antes… ¡Sí! ¡Es del chico que me secuestro! – informa a los otros.

KENDALL: eso significa que Wade tenía razón

KICK: Dejemos de hablar, y continuemos.

Su marcha prosiguió como Kick había pedido. Pronto, los tres llegan a una esquina. Con precaución se asoman simultáneamente, y con ello pueden ver claramente a los chicos a quienes buscaban. Pero no estaban solos. Pues frente a Max y los otros se encontraba otro grupo de Ciborgs, un número mayor al que ellos se habían enfrentado. Eran un total de 10 Phantoms y 3 Chameleons, todos ellos con todo su armamento en línea, y en uso constante, todos los ataques con dirección a los tres jóvenes.

KICK: ¡Ahí están! ¡Y tiene problemas! – dice con preocupación por los jóvenes amenazados.

KENDALL: No lo creo ¡Mira! – y haciendo caso a lo que le dijo la rubia, el acróbata enfoca mejor su atención, y lo que ve lo asombra.

Aunque nadie lo creyera, esos chicos eran capaces de darle una seria pelea a los robots de combate. DJ, dueño de la risa que Gunther oyó, llevaba puesto un guante grande de acero en la mano izquierda y sujetaba una pistola con la derecha, se enfrentaba cara a cara a un Phantom, el cual con insistencia intentaba acertarle un tajo letal con sus garras electrificadas, pero el chico los esquivaba con facilidad.

Y luego de otro zarpazo fallido, DJ dispara su pistola, arrojando de esta una pequeña bola eléctrica que impacta contra una rodilla del ciborg, aunque no le causo un daño físico, se vio que produjo un cortocircuito que averió la articulación, y lo obligo a arrodillarse. Ya en su nivel, el joven de gorra roja impacta su puño enguantado en el pecho del robot, atravesándolo, para luego sacar lo que parecía ser una batería, haciendo que el Phantom se apagara.

En seguida, DJ fija su mirada hacia otro trío de Phantoms muy juntos, así que aprieta con fuerza la batería que aun sujetaba, haciendo que esta se envolviera de un brillo rojo, y la lanza en medio de los ciborgs. A los pocos segundos, la batería explota con mucha potencia, haciendo que las maquinas cercanas salieran volando en pedazos.

DJ: ¡BOOOM, Nene! ¡JAJAJA! – expresa satisfecho por su último movimiento.

Mientras tanto, Nicole, armada solo con una pistola, exactamente igual a la de DJ, y un par de cuchillos de combate, los cuales usaba para bloquear los tajos constantes de la espada de un Chameleon. De pronto, un Phantom trata de atacar a la chica por la espalda con sus garras. Pero esta lo siente llegar, y se aparta del camino de la zarpa, pero aun así toma de la muñeca al Phantom, y con un tirón lo acerca a ella, lo suficiente como para enterrarle una cuchilla en el pecho.

El Chameleon viendo esto decide sacar su pistola y dispararle a Nicole. Pero ella también anticipa eso, y logra cubrirse tras el robot apuñalado a tiempo para protegerse de los disparos enemigos. Cuando a este se le acabo la munición, la chica aprovecha para cambiar su otro cuchillo por su pistola, y disparar tres tiros a la cabeza del ciborg. Los tres disparos eléctricos causaron que su cerebro biónico se averiara, causándole un estado homologo a la muerte.

NICOLE: Gracias por cubrirme. ¡Aquí tienes tu recompensa! – y diciendo eso, Nicole le da otro disparo al ciborg con el que se escudo, derrotándolo definitivamente también.

En cuanto a Max, equipado con un subfusil que disparaba ráfagas de balas eléctricas y un bate metálico con una perilla en la punta del mango, usaba este ultimo para bloquear las estocadas letales que el otro Chameleon presente le intentaba dar. En cuanto se hace a un lado para esquivar otro ataque del acero enemigo, el chico golpea directo al codo del ciborg haciendo que este soltara su sable. Luego, imitando a un tiro de golf, barre hacia las piernas del robot, tirándolo al suelo, y finalmente sujeta su subfusil y dispara una ráfaga prolongada de proyectiles eléctricos hacia el torso y cráneo del androide, provocando que de las zonas de impacto echaran humo, señal de circuitos fritos.

Con una evidente derrota inminente, cuatro Phantoms deciden salir huyendo de ahí, sin duda en busca de ayuda aliada. Max deduce eso apenas los ve escapando, y alerta a sus compañeros.

MAX: ¡DJ! ¡Nicole! ¡Vayan tras ellos, e impidan que encuentren refuerzos, yo me encargo de este! – ordena con fuerza, viendo que aparentemente el único que no huyo fue el ultimo Chameleon.

Sus chicos responden acatando la orden dada, persiguiendo a los ciborgs mientras les disparaban. Estando Max y el robot verde, sin contar a los que veían la confrontación, estos se miraban fijamente, en espera de que alguien hiciera un movimiento. El suspenso mataba a los espectadores, hasta que finalmente el Chameleon es el primero en lanzarse hacia su adversario, con su espada lista para mutilar al muchacho. Max, solo se quedo parado, moviendo la perilla de su bate hasta que este indicara la palabra "Home Run" como único movimiento que hace. Finalmente el ciborg está lo suficientemente cerca del niño para dar un corte horizontal directo al cuello. Pero el chico es más rápido, y se agacha a tiempo para que el filo del sable ni rosara su gorra, y en esa posición, lanza un batazo directo al vientre metálico de su enemigo. Para sorpresa de Kick y compañía, el golpe fue extremadamente poderoso, lo suficiente para que la zona impactada explotara, volando cables y componentes por los aires, y cayeran las piernas y la cabeza con pecho y brazos detrás de Max, mostrando solo una mirada seria tras realizar esta hazaña.

Los jóvenes de Mellowbrook quedaron con la boca abierta al ver la facilidad con la que combatió aquel misterioso joven, mientras este solo se sacudía el polvo de su ropa. Y estando a punto de reunirse con el chico del bate, ven como detrás de él apareció de la nada un Phantom, recordando así que los tres luchadores solo se habían encargado de 9 de ellos. Este robot sobreviviente una vez visible nuevamente despliega su escopeta incorporada, y apunta con ella directo a la cabeza de Max.

KICK: ¡Oye! ¡Cuidado! – alerta repentinamente el acróbata. Y sin que pasara un segundo después, se lanza en auxilio a Max.

Ese oye el llamado de advertencia de Buttowski, y al reconocerla, se gira sorprendido de que el acróbata que no creyó su relato estuviera ahí, y se sorprende aun más al ver a la unidad restante a segundos de dispararle. Sin embargo, Kick fue más rápido, y usando el lado plano de su ahora espada golpea por detrás de las rodillas del ciborg, tirándolo de espaldas al suelo justo cuando la maquina casi tira del gatillo. Estando derribado en tierra el robot, el temerario aprovecha su estado vulnerable para encajar su espada en el cráneo cibernético del Phantom tanto como pudo. La unidad se sacudió un poco antes de apagarse, ante la emoción de Kick, y la sorpresa y gratitud de Max.

MAX: eh… gracias. – dice aun en shock por lo cerca que estuvo su final. Pero se repone rápido para aclarar una duda. – Pero, ¿Qué hacen aquí?

KICK: Vinimos a ayudarte a ti y a tus chicos con esos robots. – responde a la vez que Gunther y Kendall se reúnen con ellos. Al escuchar eso, y al verlos a los tres juntos, cambia su mirada curiosa por una molesta.

MAX: ¿no me digas? – contesta sarcástico y enojado. Aun recordaba como ese trío no solo se negó a cooperar con él, sino que también se rieron. - ¿No era que mentía, y que estábamos chiflados?

KENDALL: ¡Tenias razón! ¡Ok! – se disculpa con cierto enojo por el tono que uso el chico de la gorra, para pronto volver a la preocupación. – esos robots nos atacaron, luego de que se fueron ustedes.

MAX: Ah. Típico. Primero no me creen, y después de que son atacados por maquinas de guerra homicidas, vuelven y dicen "hay, tenias razón". – continua con su frustración con ellos.

KICK: Bueno, sí, lo sentimos. Pero ahora queremos luchar con ustedes. – luego de esto, Max se tranquiliza, sabiendo ahora que al fin y al cabo ya tenía la ayuda que quería.

MAX: De acuerdo. Si van a ayudar… ¡AGACHENSE!

Al principio no entendieron la razón de aquel grito, hasta que una ráfaga de disparos pasó en medio de ellos. Debido al enorme susto producto del fuego enemigo, corrieron en búsqueda de cobertura. Al hallarlo detrás de unas cajas de acero oxidadas, buscan al responsable de la ráfaga, cosa que fue muy fácil.

No muy lejos de donde estuvieron se hallaba otro ciborg, pero su diseño era muy diferente al de los que se habían enfrentado. Este, de 2.5 metros, era más robusto que las otras variedades, con un enorme escudo en el brazo izquierdo, y en el derecho llevaba instalado una ametralladora pesada gatling. Su cabeza era muy pequeña, de color azul oscuro el chasis y verde los cables que tenia expuesto en el cuello, torso y hombros.

Este nuevo modelo empezó buscar con la mirada su entorno, buscando alguna señal de sus objetivos. Pronto se detiene al mirar una carretilla elevadora destartalada, y apunta con el su arma. De repente sale Max detrás del cargador averiado apenas a tiempo antes de que el robot disparar su potente arma. Y mientras la maquina pesada guiaba sus disparos hacia Max, este trataba de dispararle con su subfusil, pero el robot de guerra coloca su escudo frente a él, bloqueando así las descargas, y continuaba con su fuego simultáneamente.

Viendo que era inútil su contraataque, el chico de la gorra deja de disparar y se dedica a llegar hacia donde se refugiaban Kick y los demás. Llego a la cobertura aliada de un salto al sentir los proyectiles casi rozarle. Una vez reunidos con ellos, se asoma levemente para ver las acciones de la maquina, pero se ve obligado a volver a esconderse al verlo volver a abrir fuego sobre ellos.

MAX: ¡Demonios! ¡Es un Knight!- maldice y reconoce a la unidad que los amenazaba ahora. - ¡Ustedes, quédense aquí, mientras intento alejarlo! – indica con voz fuerte, debido a los estruendosos sonidos del calibre enemigo impactar contra su refugio.

KICK: ¡Olvídalo! ¡Vinimos a ayudarlos! ¡No a escondernos! – se niega a obedecer la orden del casi extraño con volumen igual al suyo.

MAX: ¡Esta no es un Mechatroop cualquiera! ¡Estate lejos y sin protección, y esa ametralladora te destrozara! ¡Acércate demasiado, y te romperá todos los huesos con un solo golpe! – intenta hacer ceder al acróbata de intentar luchar, cosa que naturalmente no funcionaba. Pronto, oyen que el tiroteo ceso para dar paso a la voz metálica de androide.

KNIGHT: ¡MetaelItes! ¡Ríndanse, o serán neutralizados! – demanda con fuerza y frialdad.

La amenaza del Mechatroop solo sirvió como detonante para que Kick saliera finalmente del escondite, con espada en mano, y corriera velozmente hacia el Knight. La maquina al verlo solo vuelve con el fuego letal con objetivo hacia el acróbata. El chico temerario en vez de preocuparse aumenta la velocidad, mientras esquivaba toda la andanada de la gatling con volteretas y saltos.

MAX: ¿Qué está haciendo? – se dice a sí mismo, sin poder creer como aquel chico evadía todos los tiros, al igual que los rubios que lo acompañaban en aquel espectáculo.

En cuestión de minutos Kick estaba de frente al Knight, siendo recibido por este con un intento de golpearlo con su poderoso escudo. Kick rueda por el suelo para eludirlo, y antes de que el robot escudero intentara algo más, trepa por el hasta llegar a su lomo. Estando ahí, el medio doble dirige su mirada al cuello, donde varios cables aparentemente importantes estaban expuestos. Así que sin pensarlo dos veces apunta la punta de su arma a los cables, y entierra con fuerza su espada, tal como lo había hecho con la cabeza del último Phantom.

Una vez realizado esto, el Knight empezó a moverse como si ya no tuviera control sobre su cuerpo, y a disparar su ametralladora a diestra y siniestra. Luego de un tiempo montado sobre él, Kick desencaja su espada, y de un salto vuelve a tierra. En cuanto sucede, el gigante metálico se desploma al suelo como árbol recién talado, y se apaga finalmente. Sintiendo la seguridad nuevamente en el aire, Max, Gunther, y Kendall se acercan hacia el héroe del momento, mirándolo con asombro y admiración. Ni si quiera Kendall reprimió ninguna de estas dos emociones.

MAX: un Knight vencido por un solo golpe… ¿es posible eso? – dice casi en susurro, mirando los restos del último adversario.

KICK: bueno, ya vimos que sí. – responde con orgullo el acróbata.

MAX: por cierto… ¿de dónde sacaste esa espada? – pregunta dirigiendo su mirada hacia el arma mencionada, recordando que Kick la tenía antes de que llegara el Knight.

KICK: la conseguí de uno de los robots que me ataco en la estación de servicio. Era uno que se disfrazo de un amigo que trabaja ahí.

MAX: Un Chameleon. ¡Vaya! ¿Y tú solo?

KICK: No. Gunther me ayudo. – responde mientras señalaba a su amigo.

GUNTHER: hola. – saluda con un poco de vergüenza. Max no hizo más que asombrarse más. Estando a punto de decir algo más llegan de vuelta DJ y Nicole dirigiéndose a él.

NICOLE: Perdón la tardanza, Max. Logramos interceptar a los Mechatroops que huyeron antes de que pudieran dar una alarma. – informa brevemente la castaña. – pero me temo que use el ultimo inhibidor para evitar que uno de ellos dieran la alerta a distancia. Tendremos que enfrentarlos directa… ¿qué hacen ellos aquí? – cuestiona apenas dándose cuenta de la presencia de los chicos de Mellowbrook.

DJ: ¿Kick? ¿Gunther? ¿Kendall? ¿Son ustedes, o son Chameleons disfrazados? – y dando esa posibilidad apunta el cañón de su pistola hacia la frente de Kendall.

KENDALL: ¡Sí! ¡Somos nosotros! ¡Venimos a ayudar! – responde rápido por el nerviosismo de tener un arma fijada sobre ella. No muy seguro por la respuesta, DJ tira del disparador, lanzando un proyectil eléctrico hacia la rubia, quien al oír el disparo cierra los ojos. Pero, para su sorpresa, no sintió más allá de un simple cosquilleo en su frente. Y una vez revisado que su cabeza estaba intacta, mira con furia a quien le disparo. - ¡Oye! ¡¿Querías matarme?!

DJ: Tranquila. Estas armas disparan munición electromagnética. Inofensivo para lo orgánico, pero letal para lo electrónico. – Explica con simpleza, mientras cambiaba el cargador de su arma por otro, pareciendo estos dos baterías más bien.

NICOLE: Pero, en serio, ¿qué hacen aquí? – retoma el tema anterior. – ustedes dijeron que no nos creían. ¿Por qué cambiaron de opinión?

MAX: Después hablamos, ¿OK? – interrumpe secamente. – El objetivo principal está dentro de la fábrica. Ustedes, vendrán con nosotros. – lo último se lo dice a los chicos de Mellowbrook. Y aunque Kick iba a aceptar al instante, pronto recuerda que él no era el único a quien pedían ayudad. Entonces mira hacia el Knight derribado, y sintiéndose muy preocupado por su amigo, y vagamente por la rubia, responde.

KICK: No sin armas. – Max mira hacia el punto en el que se fijo el acróbata, observando la unidad caída, tomando una decisión.

MAX: Nicole, DJ, desinstalen el escudo y la ametralladora, y sustraigan las municiones ¡Ya!

Los aludidos no tardan en ir a ejecutar la orden. Así, usando herramientas que Nicole saco debajo de su chaleco, removieron las herramientas pedidas rápidamente, y para sorpresa de de Kick, Gunther y Kendall, los cargan con suma facilidad hacia ellos a pesar de su aparente gran peso.

NICOLE: aquí tienen, chicos. – dice al dejar junto con DJ las partes extraídas. Teniéndolos en el suelo, el líder de los metalistas toma la ametralladora y se la acerca a Kendall.

MAX: Ametralladora gatling, capaz de disparos de 6000 municiones por minuto. Gran precisión y potencia de daños, solo el escudo de un Knight puede resistir por mucho tiempo su fuego continuo. Esta hecho de una aleación especial que permite ser ligera y muy dura, en caso de que alguien necesite usarla manualmente. – luego de esa breve introducción, la rubia toma el arma un poco insegura, y se sorprende al sentir su peso, que aunque era algo, ella podría llevarla por un buen tiempo.

KENDALL: gracias. – agradece con una pequeña sonrisa. Luego, ve como quien le dio el arma tomo la cinta de munición que trajeron y se la entrega también.

MAX: Cada disparo es valioso. Y vas a abrir fuego, asegúrate que dé en el blanco. – y en cuanto la ex presidenta de clase se ponía la cinta alrededor de ella, el joven líder tomaba ahora el escudo y se lo daba a Gunther, quien lo recibe agradecido.

MAX: el escudo de los Knights da protección de cualquier disparo y protección que impacte de frente. Aunque es ligero, debido a la misma aleación que tiene la gatling, su dureza la hace excelente para la confrontación cuerpo a cuerpo. – y en cuanto el vikingo empezó a ojear su nuevo escudo, Max se pone frente a Kick, quien tenía extendida la mano, en espera de un arma como sus amigos.

MAX: tú ya tienes un arma, Kick. Esa espada, aunque no puede atravesar el escudo, ni al chasis Knight, si puede hacerlo con el chasis de cualquier unidad. No te separes de ella. – esta última indicación no era lo que esperaba el acróbata.

KICK: sopas. – se queja al no recibir algo más.

Ya estando todos armados, miran por última vez la fábrica en el exterior, antes de empezar a buscar una forma de entrar. Kendall se sentía muy nerviosa aunque lo disimulara, pues era la primera vez que usaría un arma de verdad, y que su vida correría un verdadero peligro, que no era causado por el medio doble de riesgo. Gunther también compartía ese sentimiento, pese a que él descendía de una familia barbará, jamás pensó que tendría que estar en un enfrentamiento de este tipo. Y finalmente Kick, quien no sentía miedo ni nada parecido, la emoción previa a la batalla hacia que deseara más a que empezara esta. Pero nuevamente recuerda que no será él el único que luchara. Prácticamente, lo que sea que el haga, de eso dependerá si sus amigos seguirían sanos y salvos. Si Kick Buttowski nunca falla, tendría que mantenerse así, pues si lo que Max le dijo sobre la amenaza que asecha a Mellowbrook, toda la ciudad depende de él. Pero era eso exactamente lo que lo hacía más interesante.

Continuara.

Muy bien, y hasta aqui termino la parte 7 de la pelicula. Esto cada vez es más interesante, verdad? Esperemos que si. Bueno, una sugerencia para uds. les dejamos unos links con sonidos soundtrack para acompañar esta parte, sugerido por "Sombra de Maldad", nuestro editor. Solo lo sugerimos para que sea mas interesante.

LINK: watch?v=Tl09YIJyQYo

Bueno, nos despedimos y recuerden, unansen a nuestra pagina de Kick Buttowski por las novedades de la peli:

LINK: . . ?fref=ts

Nos vemos. Se despiden..

Soldado Metaelite CET, Sombra de Maldad y Roxi Bad 43