Vivir otra vez.

Capitulo 1: Y así fue

POV Serena.

Hoy me despierto muy feliz. Hola soy Serena Tsukino y tengo 13 años, y hasta hace poco volví a caminar. Si oyeron bien, eso hasta hace poco, pues cuando cumplí 4 años tuve un accidente donde perdí a mi abuela paterna, mi capacidad de caminar y también mi vista. Durante un corto periodo de tiempo tuve amnesia pero luego recuperé completamente mi memoria. Aprendí a ver con mis manos y mis sentidos, pero gracias a eso conocí aquí en el hospital a mis 4 mejores amigas: Amy Mizuno, una chica inteligente y muy dulce, llego aquí porque se cayó de las escaleras y se rompió la cadera, también perdió durante un lapso de 5 años su capacidad de caminar y la recuperó, también tiene 13 años. Mina Aino, dice Amy que somos casi identicas, en facciones y ambas somos rubias, es un poco escandalosa y adora cantar, llegó aquí porque se rompió las costillas cuando jugaba volleyball, la pelota que iba a gran velocidad impactó directo en las costillas, lleva aquí 3 años y tiene 13 actualmente, somos inseparables, creo que si el parecido es tanto y el caracter también somos gemelas y nos separaron cuando eramos chiquitas ja ja ja. Lita Kino, dice Mina que es hermosa y muy alta, es castaña y de ojos verdes, llegó aquí porque el invernadero de su madre se incendió y ella se quemó totalmente desde el estomago hasta los pies, su cara quedo ilesa, sabe cocinar delicioso y cultiva unas flores que huelen divino, tiene 13 años. Rei Hino, Amy, Mina y Lita dicen que es bellisima, de ojos morados y pelinegra, cara blanca y un aire muy misterioso, es una gran chica pero a veces me molesta pero es como una pelea entre hermanas, y tiene tremendo caracter, esta aqui porque se cayó del balcon de su casa y se rompió casi todo, tiene 14 años recien cumpliditos.

-Chiquita, ya nos vamos. Todas te esperan afuera.-me dice mi mamá, hoy desperte feliz porque hoy salgo del hospital.

-Si, mami. ¿Me ayudas a salir de aqui?-pregunte dandole la mano a mi mamá.

-Claro, cariño. Me alegro que el destino te diera esas amigas, son dulces y nuestras vecinas.-claro ella nos va a llevar a casa.

-Si, mamá y las quiero muchisimo, son casi mis hermanas.-dije a mi mami.

-¡Serena!-oigo la voz chillona de Mina.

-¡Mina!-grito abriendo mis brazos y pronto sentí los suyos rodeandome.

-Amigui, estoy tan emocionada de que ya vayamos a salir de aquí.-me dice apretujandome de nuevo.

-Si, yo también.-le dije mientras ella me soltaba y senti otros brazos rodeandome.

-¿Adivina quien es?-me dice una voz tranquila.

-Eres inconfundible, Amy. Nada se compara con tu voz ni la calidez de tus brazos.-dije correspondiendo al abrazo de mi amiga.

-Vaya, los estudios son ciertos. Nada se compara con la voz ni la temperatura corporal de otros.-me dijo.

-Serena, te hice a tí y a tu familia un delicioso pastel de fresa.-me dice Lita, mmmm...ya me saboreo ese pastel.

-Arigato, Lita.-le dije abrazandola.

-De nada, rubia loca 2.-me dice, la rubia loca 1 es Mina.

-Serena, por fin nos libramos de este vil encierro.-me dice la inconfundible voz de Rei.

-Claro está, Rei. Por fin tendré una vida casi normal, ustedes totalmente normal.-les dije.

-Hermani, no importa, siempre estaremos para tí, somos las 5 winx jajaja.-me dice Mina, últimamente ha estado viendo Winx Club.

-Ok hermani.-le dije y pronto senti que arranco el automovíl.

Fin POV de Serena

POV de Darién.

Otro día en mi soledad. ¿Qué puedo decir? Soy Darién Chiba y tengo 16 años. Hace 10 años murieron mis padres en un accidente en que estuve yo y realmente perdí la memoria. No tenía familiares así que hasta hace poco salí del orfanato y con la herencia de mis padres me compre mi apartamento y estoy estudiando en el instituto Azabu, ya que tengo el mejor promedio de hombres en Japón, estoy junto con una chica de hospital, Amy Mizuno. Tengo solamente un amigo, llamado Andrew y considero a su hermana Unazuki como hermana propia. No he visto la luz desde el accidente, así que soy frio y amargado.

-Hola, Dar.-oigo a Andrew al otro lado de la puerta.

-Andrew, pasa. Hola Unazuki.-saludo a mis invitados.

-Hola Darien onii-san. Veniamos a ver si podias acompañarnos a recibir a una amiga que despues de 9 años salio del hospital.-me pide Unazuki.

-Por favor, amigo. Ella no hasta hace 3 semanas comenzo a caminar despues de nueve años y quedo ciega.-me dice Drew.

-Esta bien, chicos pero cuentenme todo sobre la chica.-pedí a los dos.

-Se llama Serena Tsukino y tiene 13 años y a los 4 tuvo un accidente que le quitó la capacidad de caminar, a su abuela paterna y también a su vista. Era su cumpleaños y su abuela la llevo a pasear y chocaron, cayerón a un rio y Serena sobrevivio de milagro.-me cuenta Unazuki, pobre chica.

-Entonces, ¿nos vamos?-pregunta Drew.

-Por mi, vamonos.-dice Unazuki.

-Esta dicho, nos vamos ya.-les dije a ambos.

En el transcurso a la casa de aquella joven que me cuentan, me puse a pensar que no soy el unico ser humano que ha sufrido mucho. Por ejemplo, ella pierde la vista y a su abuela, doy gracias al cielo que haya vuelto a caminar porque pobre niña, no tuvo infancia.

-Llegamos, Dar. Esta es la casa de Serena Tsukino.-me dijo Andrew.

-Yo llamo a la puerta.-dice Unazuki dando pequeños saltitos.

-Hola, cariño.-saluda una mujer de pelo violaceo.

-Hola mamá Ikuko. Vinimos a ver a Sere onee-chan. Oh el es Darién Chiba onii-san, es como mi hermano.-me presenta Unazuki.

-Buenas tardes.-saludo cordial.

-Buenas tardes, soy Ikuko Tsukino, madre de la recien llegada, mi hija Serena Tsukino.-me dice amablemente la señora.

-Un placer, señora Tsukino.-le digo dando mi mano para saludala y ella tambien me saludo.

-Hola, mamá Ikuko.-saluda Andrew.

-Hola cariño, ya llamo a Serena. Le dará gusto conocerte, Darién, es muy sociable y madura a pesar de su edad, a veces es infantil.-me dice la señora.

-Ok.-contestamos los tres.

-¡Serena, hija tienes visita!-grita la señora.

-¡Ya bajo, mamá!-contesta la voz más ángelical que haya escuchado.

Después de unos minutos veo a la niña más hermosa que haya visto en toda mi triste vida. Rubia, ojos celeste y unos labios color rosa. Caminaba torpemente por su ceguera, iba a caer pero actué rapido y la atrape entre mis brazos.

-¿Quién es?-me pregunta con esa voz tan ángelical.

El castillito de la princesa coneja.

Hola, ¿qué tal? Me llamo Flora Serena Yamileth pero me dicen Coneja. Es mi primer fic. Acepto sugerencias y comenterios.

Gracias por ayudarme prima Erika Serena Tsukino.

Muchas gracias por pararse a leer.

Besitos.

Coneja~