Capitulo 10: Conociendo mi origen y un inesperado encuentro con una mujer que Darién no soporta.

POV Serena:

No salía de mi asombro, estaba en un estado de shock, es más ni me lo creo ni quiero creerlo, pienso que mi abue me quiere jugar una mala pasada y no lo voy a tolerar en lo absoluto. No quiero ni imaginarme la cara que tiene mi amadísimo Dari hasta que comencé a escuchar una carcajada suya y quiero saber así que preguntaré de inmediato ya por que bendita razón se ríe este estúpido en un momento critico como este.

-¿Qué demonios te ocurre?-le pregunte.

-Amore mio. Aquí te jugaron una mala pasada, había otro texto atrás de el mismo papel.-me dijo entre carcajadas.

-¡Habla claro, Chiba!-le dije en un tono de voz más alto.

-Dice: Chiquilla, con lo fantasiosa que eres sabia que desesperarías, pero ahora si entro en lo serio. Es cierto, eres una princesa. Yo soy la madre de tu padre, que después de todo si es un rey que renunció a su trono después de la muerte de tu verdadera madre. Ikuko, es solamente tu madre del corazón y se cuanto te adora y me permitió ser yo quien te dijera la verdad. Tu madre fue la princesa del castillo del Milenio de Plata que por cierto no sé si esté en ruinas o no. El nombre de tu madre es Selene y tú, mi pequeña consentida, no te llamas Serena en realidad pero tu padre insistió en cambiarte el nombre a un simple "Serena". Tu nombre, al principio de tu vida, era Serenity Flora Elizabeth Selene Marie Danielle Alexandra Sophie Tsukino Moon. Algo trabado pero cierto. Pequeña, yo no sé si para ese entonces yo ya no este en este mundo o si el reino haya perdido su esplendor pero, tu abuelo materno y yo nos pusimos de acuerdo que para que cuando cumplieras tus catorce primaveras fueras al castillo a reclamar tu puesto como la princesa del Milenio de Plata. Acéptalo, eres una princesa y te pido que quieras siempre a Ikuko porque ella te adora más de lo que te imaginas y ella fue una mujer paciente con tu padre y Kenji, quien siempre fue fiel a Selene, se enamoró perdidamente de tu madre gracias a los cuidados que te tenía o tiene a ti. No hacía caso a tu padre, sólo a ti y así fue como Kenji se enamoró de tu madre del corazón, y sé que para esa época ya debe de estar de 10 años tu hermanito Samuel y espero haberlo conocido de grandecito y que ahora después de leer esto vaya yo a acompañarte con tu abuelo, Artemis y tu abuela, Luna junto con tu tía Diana. Si ya no estoy para ese entonces, quiero que vayas con tu novio a quien no dudo que tengas porque siempre las niñas del jardín de infantes te han envidiado por tu hermosura y tu carita de ángel a la cual espero que no maquilles en exceso pues ya es hermosa. Te adoro, mi naricita de botón y espero que esto no cambie la relación con tu madre Ikuko. Yo prometí que te diría de la manera menos esperada y tu madre no sabe de la existencia de esta cajita y espero no le hayas dicho. Te quiero mucho y se puntual, ve mañana al punto de las 15:00 o 3:00pm que es como creo que tu conocerás al Milenio de Plata, con el collar que te di te van a reconocer y quiero que presentes a tu novio porque si yo estoy, igual irá con nosotras. No te enojes por nada de esto. Te ama: Tu abuela Janelle.-dijo mi Dari con su voz quebrantada, no se lo esperaba, yo lloraba y él me abrazó.

-¡Dari! No quiero ser una princesa. Simplemente soy Serena Tsukino, una chica ciega e infantil que ama perdidamente a su novio.-dije sollozando.

-Mia piccola principessa.-me dijo abrazándome.

-Es imposible que sea una princesa. No tengo madera para eso, ni siquiera para enfrentar que escondo una profunda tristeza por ser ciega. Soy muy débil.-dije llorando muy fuerte en su pecho mientras el me abrazaba y yo me aferré a Darién como si mi vida dependiera de ello, no se que haría sin él.

Fin POV Serena.

POV Darién:

¿Cómo es que Serena dice que es débil? Débil he sido yo, yo que no quise enfrentar mi realidad y ver hacia adelante con todo y la espina de dolor como lo hizo mi amada florecilla. Otra espina se le encaja a mi delicada florecilla silvestre, otra espina que le causará mucho dolor, adora a mamá Ikuko y ahora resulta que no es su verdadera madre. El Milenio de Plata es el castillo desde donde el Rey Artemis Moon y su esposa la Reina Luna Moon y su hija la princesa Diana Moon velan por el bien del planeta. Mi Dios, pienso que los reinos solo se debieron utilizar hasta el siglo XIX y no actualmente, estamos por pasar al siglo XXX y aún se utiliza el reino por el fallo que dieron los presidentes siglos atrás. (Nota de la autora: Upsi, olvide mencionar que hablamos del año 2999 y absolutamente todo es normal solo que un poquito más moderno) Ese fallo fue la cuarta guerra mundial pues la tercera se dio en 2040 pero desde la monarquía todo se ha mantenido en paz. Es momento de hablar.

-Amor, eres la mujer más fuerte que yo haya conocido. Siempre has sabido ver hacia adelante con una sonrisa que oculta el dolor pero lo oculta porque tu no quieres que se preocupen por ti y es por eso que eres fuerte y te amo fueses cobarde o no y es obvio que no lo eres.-le dije con firmeza mientras la abrazaba.

-Darién...no se que decir. ¿De verdad me conoces así de bien?-me preguntó aún en mi pecho, mi pobre muñequita.

-Claro, mi pequeña traviesa. Eres la persona con la cual me quiero casar y es obvio que te conozca y que te ame.-le dije.

-Darién, ¿cómo cuanto me quieres?-me pregunta mi pequeña e ingenua princesa.

-Serena, mi amor por ti es más grande que el universo.-le dije sellando mis palabras con un beso en esos dulces labios que tiene.

-Te amo, Darién, te amo tanto.-me dijo abrazada a mi.

-Muñeca, tranquilízate, ya veras que mañana todo saldrá bien cuando vayamos al castillo, ¿ok?-le dije y asintió levemente.-Ahora cenemos.

Entonces comenzamos a cenar y la tensión bajo considerablemente con la platica de trivialidades y una que otra palabra y/o frase completamente melosa. Hicimos unas cuantas maldades sin que se dieran cuenta como por ejemplo, mi rubia muñeca puso un poco de sal en el chocolate de un señor mayor, me sorprende que sea ciega y que sepa conque yo le diga por donde va el mesero, sepa donde va la orden. Yo puse mantequilla en el suelo y para mi sorpresa quien ha caído ha sido esa bruja, zorra, desgraciada, maldita etc. etc. de Esmeralda Black Moon. Que ni se atreva a decirle nada a mi adorada novia porque soy capaz de olvidarme que la pelos de lechuga es, para mi desgracia, una mujer aunque de mujer, la tipa solamente tiene el cuerpo porque hasta pelos de lechuga tiene...maldita zorra infernal.

-Vaya, vaya ¿qué tenemos aquí? Al gran Darién Chiba con su novia pelos de elote.-dijo, me lo advertí y se me ha olvidado que es mujer.

-Esmeralda, no acostumbro a faltar al respeto a una mujer pero lo bueno de mi novia es que es rubia y no tiene pelos de ejote.-solté sin más.

-Uy, parece que Chiba sacó lo peor de sí por la guereja y aparte ciega.-dijo carcajeándose, ahora sí no tendré compasión.

-Por lo menos no es una zorra que me quitó el dinero, se acostó conmigo para sacarme dinero y se fue con un cantantucho de bar.-le dije y resonó un ooohhh.

-¡A una dama no se le recrimina lo que ha hecho, estúpido!-me gritó y yo solo atiné a reír.

-Tú lo has dicho, a una dama no se le recrimina lo que ha hecho pero a una zorra como tú si.-le dije tranquilamente y en el restaurant se escucho un "así se habla".

-Ya nos encontraremos otra vez y tu guereja ciega desgraciada tu...-se calló pues para mi sorpresa ahí estaban los abuelos de Serena.

-¿Qué le iba a decir a mi nieta, a la princesa?-dijo su majestad, el rey Artemis Moon.

-¿S-su ni-nieta?-preguntó Esmeralda con su cara de ¡WTF! Esto esta para fotografía.

-Sus majestades.-yo me arrodillé ante la reina Luna, el rey Artemis y la princesa Diana que no sobrepasa los 30 años.

-De pie, hijo. Amas mucho a la princesa, ¿no es así?-me preguntó la reina.

-Si, majestad, amo a la princesa como a nadie he amado.-le dije a la reina.

-Es claro que ama a mi sobrina, madre. Serenity debe ser muy feliz al lado de este joven apuesto.-dijo la princesa Diana.

-Discúlpeme, princesa Diana, mi nombre ya no es Serenity Flora Elizabeth Selene Marie Danielle Alexandra Sophie, es simplemente Serena.-dijo Sere con reverencia.

-Así que tu padre si te cambió el nombre.-dijo la reina a Serena.

-Si, majestad, solamente por la ley porque por la iglesia sigo bautizada con ese nombre.-le dijo mi princesa.

-Vuelvo a preguntar que iba a decirle a mi nieta señorita Esmeralda Black Moon.-preguntó el rey.

-Pues es que estoy muy enojada porque enamoró a mi novio, a este joven pelinegro.-dijo Esmeralda e iban a regañar a Sere pero voy a intervenir por tal mentira.

-Majestades, si me lo permiten, Serena no ha hecho tal cosa, Esmeralda está mintiendo.-les dije.

-Entonces, ¿qué fue lo que paso?-preguntó la princesa Diana.

-Yo fui novio de Esmeralda Black Moon hace 1 año pero ella solo tuvo relaciones conmigo para que yo le diera dinero, se aprovecho de que yo estaba enamorado de ella y cuando le di una cantidad alta de 1'000,000 de yen me cambio por Diamante, un cantante de bar alcohólico. Estaba destrozado. Hace exactamente 4 meses, mis amigos, Andrew y Unazuki me llevaron a casa de Serena porque recién salía del hospital donde permaneció nueve años, después de un accidente cuando tenía cuatro años perdió a su abuela, la señora Janelle, no caminó hasta después de nueve años y aún es ciega. Me enamoré de su fortaleza, de su valor, de su ternura y su belleza angelical. Nos hicimos novios al día siguiente y para mi desgracia, al inicio de ese día me encontré con Esmeralda Black Moon cuando fui a comprarle unas flores a mi novia, tuvimos una pelea sin sentido y amenazó con separarme de Serena a como diera lugar.-les conté a los reyes y a la princesa del Milenio de Plata.

-Lo siento, hijo. Discúlpanos, Serenity, que así eres delante de nuestros ojos.-dijo la reina Luna.

-Esta bien, majestad, no hay problema con ello.-le dijo mi Serenity a su abuela. Es Serenity pero sigue siendo Serena para mi.

-Llámame abuela, cariño. Esperé durante doce años para volver a verte.-dijo la reina movida por reencontrarse con su nieta.

-Y a mi abuelo, pequeña copia de tu madre. Eres idéntica a Selene.-dijo el rey Artemis.

-Y yo soy tu tía Diana, hermana de tu madre a quien adoraba y a ti te mega adoro, sobrina mia.-dijo la princesa Diana.

-Y jovencito, ¿qué esperas para decirnos tú nombre.-dijo el rey.

-Majestades, mi nombre es Darién Armando Endimión Chiba Palazzo.-dije haciendo una reverencia.

-Déjate de formalidades, Darién. Ahora por ser el novio de mi nieta eres parte de la familia.-me dijo el rey Artemis.

-Esta bien, señor Artemis.-le dije.

-¡Nada de señor Artemis! A tutearnos se ha dicho, para ti soy Artemis, mi mujer Luna y mi hija Diana.-me dijo.

-Ok, Artemis.-le dije con poca confianza, pero un rey es un rey.

-Abuelo, abuela este, Dari no es mi novio...es mi prometido.-les soltó Serena.

-Darién...¡BIENVENIDO SEAS A LA FAMILIA!-gritaron al unísono Luna, Artemis y Diana.

-Muchacho, te doy de plazo 2 años a partir de cuando se casen para que me den un bisnieto.-me dijo Artemis dejándome sin aliento.

-Serenity Flora Elizabeth Selene Marie Danielle Alexandra Sophie...¡cásate pronto para ayudarte con eso de la ropita de bebé!-dijo Luna.

-Ay, abuela, para cuando nos casemos yo apenas voy a tener 16 años, esperen a que esté más preparada.-dijo mi princesa.

-Te doy de plazo a que tengas 19, hija.-dijo Artemis.

-Papá, deja que vivan unos añitos de pareja. Dales de plazo a que Sere tenga 22 o 23 años.-dijo Diana. Uff...que buen sentido común tiene.

-No, no y no, hija. A que Serenity tenga 20 y es el plazo máximo. Punto final.-dijo Luna.

-Estoy de acuerdo con usted, Luna. Que sea cuando mi futura esposa tenga 20 años.-les dije.

-Darién, amor, apóyame, ¿si? Cuando tenga 21 y haya terminado mis estudios.-dijo mi princesa con sus ojitos de perrito patentados a los cuales no puedo resistirme.

-No me hagas esa carita de cachorrito, Serena, sabes que no puedo resistirme.-le dije.

-Por favor, mi amor. ¿Si?-lo hizo. Me mató con su arma de hacer grandes sus ojitos y con su boquita hacer un puchero que me provoca besarla.

-Ja ja ja ja, los mismos ojos de cachorrito patentados de Selene. Eres un as, sobrina.-dijo Diana.

-Con eso te ha vencido, derrotado, triturado, cocinado y humillado, hijo.-me dijo Artemis.

-Cierto. No puedo negarle nada a Sere. Luego con su carita de tristeza me mata y estoy a sus ordenes.-y luego todos rieron ante la confesión.

-Entonces tu novio si te mima, sobrina suertuda. A mi, mi novio no me mima.-le dijo Diana a mi prometida.

-Si, Darién me mima muchísimo, lo tengo rendido a mis pies. ¿O no, mi amor?-me dijo haciendo otro puchero.

-Para que negarlo. Me tienes como un tonto a tus pies, muñequita mia.-le dije y me dio un corto beso en los labios.

-Tengo que irme ya. Mis papás me esperan en mi casa y no quiero que malpiensen de mi adorado Darién.-dijo Serena.

-Ve mañana a visitarnos al Milenio de Plata, Serenity. Lleva a Ikuko y a tu padre. A Ikuko la queremos conocer desde que Janelle nos habló de ella.-dijo Luna.

-También lleva amigas tuyas, Riny querida. Quiero que sepan de tu origen.-le dijo Artemis.

-¿Riny? Eso me gusta. Si tengo una hija se llamará Serenity y le diré Riny.-dijo Serena feliz.

-Es encantador. Nuestra bisnieta se llamará Serenity y le diremos Riny, Artemis.-nos dijo Luna.

-Lleva ahí a tu mascota si es que tienes una, adorada y tierna sobrina mia.-dijo la tía de mi amada.

-Amor, me llevarás a mi y a toda mi familia en tu camioneta al Milenio de Plata, ¿no?-dijo haciendo otro pucherito.

-Sabes bien que no te puedo negar nada, mi cielo. Mañana iremos al Milenio de Plata.-dije besando su mejilla sonrosada.

-¿Ves tía Diana? Darién está muy enamorado de mí, tanto como yo de él y hasta me obedece.-dijo mi princesa lo último con burla.

-Amas mucho a mi nieta, ¿no? Cuídala, no porque es ciega, sino porque es muy especial a su manera.-me susurró Artemis como si hablara con un hijo.

-Lo se, Artemis. La amo con todo mi ser y no la descuidaré aún después de la muerte permaneceré con ella por la eternidad.-le susurré y me sonrió con ternura.

-Espero así sea, hijo. Porque se nota que Serenity te ama con todas sus fuerzas y no quiero que la decepciones por nada en este universo.-me dijo el rey Artemis.

-Abuelito, abuelita, tía, ¿qué pasará con Esmeralda Black Moon? No quiero que le hagan nada por nada en este mundo, es una persona pase lo que pase.-dijo Serena.

-Que noble eres, sobrinita. Esmeralda, que esto quede como advertencia pero no te acerques ni a Serenity ni a Endimión, ¿entendido?-dijo Diana con tono autoritario.

-Entendido. Discúlpeme, majestad. Lo siento de verdad, Darién. Ahora me retiro. Con permiso, majestades.-se despidió Esmeralda para luego desaparecer en la puerta.

-Abuela, abuelo, tía, ¿puedo llevar a mi hermanito Sammy al Milenio de Plata? Es la persona que ha estado cuidando de mi y lo quiero mucho.-dijo Serena.

-Bienvenido sea, Serenity. Cuando Janelle nos hablaba de Samuel nos decía que era un recién nacido, ahora tiene ya diez años, quiero conocerlo ya.-dijo Luna.

-Entonces nos vemos mañana, hasta luego, abuela, abuelo y tía Diana.-se despidió dándoles un beso a cada quien.

-Hasta pronto.-me despedí y mi prometida y yo salimos al auto y nos fuimos rumbo a su casa, espero sus padres lo tomen bien, porque estaré ahí para apoyarla.

El castillito de la princesa Coneja.

Holis. De seguro pensaron que yo iba a ser más fantasiosa. Lo más fantasioso es lo del año 2999 y estuvimos ahí desde el principio, solo olvide mencionarlo.

Agradezco a:

yesiqui2000: Tutto vero mia caro amica. Pero es una Serenity a mi manera extraña y retorcida. Besos.

princessqueen: Algo así, supongo. Besotes.

Usako-Chiba-T: Lamento si hice que te comieras todas tus uñitas. Me haces sentir mal pues recién arreglé las mías. Aquí el cap. Abrazotes, besotes y saludos.

naiara1254:Je je. Claro que lo tiene bajo amenaza pero aun así, Kenji quiere a Darién como hijo propio. Saludos.

Nai SD:Non essere così sicuro, mia caro amica Nai. Uno di questi giorni che Darien Chiba sarà completamente mio. È così incancellabile e amo così tanto. È mio e nessuno più. Spero che un giorno trova un Darien per me, mi ami come io amo lui. Sono stato molto insicuro di me stesso, poiché è stato detto che mai nessuno amerà me per essere raro e tutti e cinque del mio gruppo di amici. Spero che un giorno essere amato. Stammi bene. Baci e abbracci da parte mia, del coniglio che vuole tutti i suoi lettori. (No estés tan segura, mi querida amiga Nai. Uno de estos días, Darién Chiba será completamente mio. Es como una tinta indeleble, lo amo tanto. Es mio y de nadie más. Espero que uno de estos días encuentre un Darién que me ame como yo lo ame a él. Es que estos días he estado insegura porque en la escuela me dijeron que nadie me va a amar por ser rara y una de las cinco raras de mi grupo de amigas. Espero un día ser amada. Cuídate. Besos y abrazos de mi parte, de la conejita que tanto quiere a sus lectoras.) Perdón si te molesté, es solo que necesitaba desahogarme. Besos.

Barbielove: Cierto. Eso cambiará drásticamente su vida para siempre. Yo sigo tus historias y ya quiero ver la conti de "El corazón de Endimión". Besitos.

Emilia-Romagna: No te preocupes, si yo hablo italiano es por mi ascendencia y porque viví tres años en Verona. Gracias por seguirme. Abrazos.

Conyta Bombon: Ya comprometidos y esperemos que en un futuro con hijos. Bueno ni tan interesante, no se porque siento que la medio regué. Besos.

patty81medina: Lamento que mi historia no haya sido de tu agrado. Pero como dicen pasado pisado y uno aprende de sus errores. Sayonara.

Vampirita17: Je je je. Quien no fantasea con Chiba por amor a Dios. Ya veras que pasa cuando sus amigas y papás se enteren besos.

Mi autoestima paso de estar de -99 a -100 bueno ya que.

Besitos.

Coneja~