Capitulo 6- El beso

Hola, se que me he tardado mucho en subir capítulos pero lo que pasa es que me han encargado demasiada tarea, mucha, además no he tenido muchas ideas en mente sobre este fic y otro que tengo de Danny phantom, bueno pues quien lo lea espero que lo siga disfrutando y perdonen si hay faltas de ortografía, mañana o pasado subiré el siguiente capitulo ya lo estoy empezando a escribir. Bueno que pasen una muy feliz semana y nos vemos luego=D!

Los teen titans no me pertenecen, le pertenecen a cartoon network, quien ahora esta cumpliendo años (ni crean que se me quedaron todos los comerciales del canal XD)


Capitulo 6- El beso

-dudo que algún día podamos salir de aquí gnarrk- dijo kole golpeando débilmente con su puño aquella esfera azulada que los rodeaba, ya habían pasado 3 días desde que cheshire los había encerrado en aquel domo cristalino, por suerte tenían comida suficiente para sobrevivir por lo menos una semana, ya habían hecho todo lo posible para desactivar o por lo menos romper la burbuja y lo único que les quedaba era de que alguien los rescatara.

-pues créelo niña que no saldrán pronto de aquí- contesto mad mod apareciendo de entre los arbustos junto con la chica rubia minina quien solo sonreía.

-ni piensen que los jóvenes titanes los rescataran, créanme que ellos tendrán problemas peores de los que tienen ustedes- dijo la rubia mientras su sonrisa crecía mas.

-ni te imaginas lo que vendrá robín lindo- dijo en un susurro para ella misma.


-¿no les parece que el día esta hermoso?- comento starfire a sus compañeros mientras los demás se preparaban para almorzar en el día de campo.

-claro starfire, y mas para disfrutar de mi gran platillo principal, costillas a la parrilla- cyborg se encontraba asando varios pedazos mientras tarareaba una canción.

-viejo, sabes que soy vegetariano ¿cierto?- dijo chico bestia haciendo una cara de asco.

-tranquilo bestita, traje un poco de tu tofu, está en aquella vasija- señalo cyborg una vasija roja que estaba sobre la banca.

-gracias- chico bestia salió disparado hacia la banca, tomo la pequeña vasija y la abrió, su sorpresa fue de que un montón de harina salto sobre su cara dejándola totalmente blanca otra había caído dentro de su boca por lo cual tosía repentinamente expulsando polvo blanco.

Mientras él se limpiaba la cara y quitaba toda la harina de ella, escuchó como los demás y en especial cyborg reían a carcajadas.

Cuando por fin dejo de toser habló –¡me las pagaras cyborg!- y corrió hacia el mitad robot quien ya habia salido corriendo.

Starfire y Robín seguían riendo viendo divertidos como cyborg y chico bestia se perseguían el uno al otro siendo el último el que tenia aun la cara blanca a causa de la broma de cyborg.

Cuando habían parado de reir y de corretearse en el caso de bestia y cyborg, comieron lo que había preparado cyborg, se la pasaron riendo y jugando en el transcurso de esa mañana, al atardecer se dispusieron a descansar de tantos juegos.

Raven y starfire se encontraban debajo de un árbol meditando, mientras los otros solo estaban recostados en el césped.

-¿quieren un helado?- pregunto robín pero la respuesta de todos fue un gran sí. –está bien, iré a traerlos- contesto después, para luego pararse y dirigirse a otra parte del parque en donde había una gran fuente y algunos vendedores alrededor.


-¿estas lista?, justo como lo planeamos- dijo un hombre escondido entre unos arboles.

La chica solo asintió preparándose para salir.


Robín se dirigía hacia aquel vendedor con un carrito en el cual estaba dibujado un cono de nieve, pero alguien lo tomo del brazo antes de llegar, cuando volteo se sorprendió al ver a starfire jalándolo del brazo indicándole que lo siguiera, y así fue, robin no tardo en tomar la mano de su novia dirigiéndose al lugar que ella quería.

Llegaron a la fuente y frente a ella tomaron asiento en una pequeña roca, starfire le sonrió y tomo sus manos, robín también le sonrió.


-oigan, como que ya se tardo robín- comento un poco preocupada starfire levantándose del césped deshaciendo su pose de meditación.

-tal vez haiga demasiada fila- cyborg fue el primero en opinar.

-¡o quizás secuestro nuestros helados para luego comérselos el solo!- casi grita chico bestia mientras decía todo eso, raven le propino un leve golpe en la nuca -¡podrías cerrar la boca, estoy tratando de concentarme!-

-lo siento- susurro el chico verde mientras se sobaba la nuca.

-iré a buscarlo- dijo decidida starfire mientras caminaba lejos de ahí.


Sus rostros cada vez se acercaban mas el uno del otro, dejando más cerca sus labios, su respiración era agitada, starfire fue la primera en comenzar con el beso mientras robin le correspondía.

-¡robín!- oyó que lo llamaban, esa voz era de starfire y sonaba triste y con la voz entrecortada.

Robin de inmediato se separo y vio confundido como una Starfire, casi al borde de las lagrimas, observaba hacia él, -¿star?- dijo él muy confundido por lo cual volteo hacia donde se suponía que estaba starfire quien momentos antes lo estaba besando, y su sorpresa y confusión creció mas, frente a él se encontraba ¡starfire! Pero ésta en vez de una cara de tristeza parecía sonreir de una manera ¿maléfica?

-¿Qué pasa robín lindo? ¿acaso no te gusta como beso?- comento la starfire quien sonreía, robin de inmediato se alejo de ella, esa no era la voz de su Star, era la de minina, esa niña malcriada quien lo había obligado a ir al baile de graduación con ella, ésta también se levanto de su asiento pero sin desaparecer de su rostro esa gran sonrisa.

Robin aun seguía en shock, minina noto su reacción y se quito de ella un pequeño collar que apenas se percibía, al hacer esta acción volvió a su apariencia normal, chica rubia con ojos azules y piel pálida con un vestido rosa.

-te gusta mi nuevo juguete- dijo mostrándole el collar.


-¿raven ya terminaste de meditar?- preguntó por tercera vez chico bestia quien le estaba agradando fastidiar a raven aunque eso significase que recibiría muchos golpes.

Raven, con su aura negra, tomó una roca que estaba cerca de ellos amenazando al chico por sus interrupciones. Pero la roca comenzó a moverse en el aire por si sola y fue en dirección de chico bestia quien alcanzo a esquivarla.

-¡oye!¿acaso piensas matarme?- pregunto chico bestia recuperándose de ese susto.

-yo no fui- contesto raven, para sorpresa de todos.

-en eso tiene razón- contesto una voz muy conocida para los tres titanes quienes voltearon a ver si sus oídos no les mentían.

-¡terra!- gritaron los tres pero raven lo dijo con un poco de odio.

-creo que ya no necesito presentación, asi que vamos con lo que sigue- dijo la chica ojiazul flotando en una enorme roca, levanto sus manos y en un par de segundos varias rocas levitaron en el aire alrededor de ella, sus manos tomaron otra posición y las rocas salieron disparadas hacia los tres jóvenes titanes.

Los tres lograron destruirlas o evitarlas antes de que se estrellaran contra ellos, terra tomo oportunidad para atacar con algunas más.


-¿Qué acaso ninguno de los dos dirá nada?- sonrió minina viendo como robín la fulminaba con la mirada y starfire apenas contenía las lagrimas.

-bueno creo que ustedes tienen mucho de que hablar, supongo que debo de irme-al decir esto de éntrelos árboles salieron varias polillas, minina en un acto rápido logro subirse a una de ellas.

-adios, a y gracias por el beso- dijo mandándole un beso con la mano para robin, quien frunció el ceño, y antes de que el pudiera hacer algo ya se habia ido en una de esas polillas.

-star- robin se volvió hacia la pelirroja quien seguía aun parada con la mirada perdida. Se acerco mas a ella pero esta caminaba hacia atrás queriendo salir corriendo. Ella cerró los ojos dejando escapar una lagrima y corrió lo más rápido que pudo ya que al sentir aquella emoción le era imposible volar.

Robín comenzó a perseguirla pero no era tan fácil seguirle el paso, gritaba su nombre pero ella no se detenía, starfire se concentró en algún recuerdo feliz que la pudiera hacer volar para sacarla de ese lugar y lo logró, poco a poco sus pies dejaron de tocar el suelo y cada vez volaba más alto perdiéndose de la vista de robín.

-¡star!- el petirrojo gritaba pero nadie le respondía.

Su comunicador sonó, pensó que sería Star pero se equivocó, cyborg apareció en la pantalla.

-robín tenemos problemas, te vas a sorpren…- la comunicación se corto, robín corrió hacia donde se encontraban sus amigos y si minutos antes estaba sorprendido por lo de minina ahora lo estaba mucho más, frente a él se encontraban sus amigos combatiendo a terra, ella estaba vestida con un traje negro y naranja y con una insignia de "S"en el pecho.

-robin, ¿en donde esta starfire?- preguntó cyborg quien apenas se estaba levantando pues terra, con una roca lo había mandado hacia un árbol.

-no lo sé-dijo un poco para sí mismo.

-¿Cómo que no sabes, se suponía que ella te fue a buscar,- chico bestia se puso pensativo –a menos… de que ustedes dos se haigan comido nuestros helados y…- una roca lo golpeo interrumpiéndolo.

-hola, robín, pensé que no vendrías a divertirte- dijo terra acercándose a él.

-de nuevo con slade- dijo robín arqueando una ceja.

-ni siquiera te atrevas a volver a pronunciar su nombre- dijo la rubia con rabia. Cosa por lo cual le pareció muy extraño a robin.

Continuara…