.

WAAAAA! aqui estoy, regrese

Dejenme disculparme (¬¬ nuevamente) no pude subir antes este capitulo. estaba demasiado ocupada y al final del dia ni siquiera tenia fuerzas para abrir la laptop

Una vez mas

MUCHAS GRACIAS POR SUS HERMOSOS COMENTARIOS

Cada vez que leo alguno me lleno de emocion snif snif snif

Ya dejo de escribir y las dejo leer en paz

Bye Bye...

.

.


.

Sakura caminaba pensativa por las calles, había pocas transeúntes ya que era principio de semana y por supuesto la mayoría se encontraba en sus trabajos o escuelas

Le sonrió a una anciana que con un gesto de su cabeza le dio los buenos días, se le había caído su pañuelo y Sakura lo recogió.

—Eres muy amable, pequeña— le agradeció la mujer con la piel levemente oscurecida por los años

—Tenga cuidado— dijo ella despidiéndose

Después de caminar un par de metros más, paso delante de una panadería y el olor a pan recién horneado junto a otros tipos de manjares la hizo sentir arcadas, en otras circunstancias hubiera entrado y llevado un poco de mucho, pero ahora se sentía tan mareada que tuvo que apoyarse en la pared de otro establecimiento para no precipitarse hacia el suelo

—Déjeme ayudarla— le dijo una mujer de cabello oscuro sosteniéndola gentilmente por uno de sus brazos

La observo con detenimiento, era hermosa aunque algo baja de estatura, lo que compensaba con unos zapatos tacón de aguja, su piel era muy blanca y sus ojos oscuros, vestía con un elegante traje femenino que incluida corbata y un chaleco color beige

—Su rostro está muy pálido— alego la mujer con preocupación

—Ya se me pasara— espeto la pelirosa con la frente perlada por el sudor, estaba segura que su presión había subido a causa del intenso calor que hacia

El verano estaba en puerta y por supuesto se manifestaba con fuerza

—Aun así acompáñeme, la llevare a su casa— propuso la pelinegra con amabilidad

Sakura se sentía tan débil que se dejó guiar por ella hasta que se vio sentada dentro de un lujoso auto, el aire acondicionado calmo un instante su malestar aun así sentía la fuerte necesidad de cerrar los ojos

—Vámonos— le ordeno la mujer al chofer mientras acomodaba mejor a la inconsciente pelirosa en el asiento

.

.

.

.

Sakura durmió lo que le pareció una eternidad, su cuerpo estaba lánguido y no tenía muchos ánimos de levantarse de la cama

¿Cama?, abrió los ojos asustada, no sabía dónde estaba, el lugar no se le hacía ni remotamente familiar

Se obligó a exhalar e inhalar aire para tranquilizarse

Recordaba haberse sentido mal, recordaba a aquella mujer de cabello negro y recordaba haber subido a su auto

—Genial Sakura, siempre te empeñas en meterte en problemas— murmuro para sí misma, recorriendo con la mirada nuevamente la habitación— ¿Qué decía mi madre?...nunca hables con un desconocido y mucho menos te subas a su coche

A buena hora lo recordaba…

Se acercó a una amplia ventana y sin querer, quedo maravillada por la vista, era un jardín enorme, limitado por un pequeño muro de piedra laja, a lo lejos se apreciaban los edificios y unas cuantas casas más

Se obligó a salir de la habitación asomándose antes si alguien se encontraba en los pasillos

El lugar era amplio pero no a la exageración y por lo que pudo apreciar era una estructura de dos pisos. Sin problemas encontró las escaleras para acceder al piso inferior sin dejar de admirar la sala, no había muebles pero parecía lista para una mudanza, la hermosa cerámica y las ventanas grandes daban la sensación de paz además de que entraba mucha luz

Lamento no encontrar a nadie para agradecer su hospitalidad pero le daba nervio estar en una casa que estuviera completamente vacía así que huyo por una huida estratégica, aunque su escape se vio frustrado por el sonido de una melodía, entonada por un… ¿Violín?

.

Atraída por el sonido se vio recorriendo los pasillos de aquella majestuosa casa hasta toparse con la puerta trasera de la misma y desde donde se escuchaban con más fuerza los acordes

.

—Sasuke…— susurro levemente sorprendida

El pelinegro tenía apoyada su quijada sobre la barbada de un violín mientras que con su mano izquierda sostenía el mango y con la otra deslizaba el arco sobre las cuerdas

—Estaba esperando que despertaras— dijo él deteniéndose y clavando su oscura mirada en los ojos verdes de ella

— ¿Qué haces aquí? — Pregunto— ¿Es tuya esta casa?

—Es realidad es tuya— respondió con calma

Sakura lo vio con escepticismo

— ¿Mío?...

—De nuestro hijo…pero puede ser también mí hogar si consigo que me perdones por todo lo que te he hecho pasar y las cosas tan hirientes que te dije

Sasuke se acercaba a ella con paso inseguro, nunca lo había visto de esa manera, parecía tan desprovisto de aquel rostro frio que la había atormentado los últimos días

—Esto también es tuyo— dijo extendiendo hacia ella el violín que apenas segundos había estado tocando

Sakura se cubrió la boca con una de sus manos al reconocer el instrumento, era el mismo que su madre le había regalado y creía que no tenía reparación

— ¿Cómo lo hiciste? — sollozo deslizando su mano por la madera

—Después de sacarlo de tu departamento lo lleve a la fábrica y ocupe uno de los talleres para restaurarlo

— ¿Tu lo reparaste? — el pelinegro asintió

—Aprendió como hacerlo hace algún tiempo— dijo restándole importancia— aunque confieso que nunca había tratado alguno que estuviera tan dañado

Sakura recordó entonces el instante en que llena de dolor y frustración lo había lanzado contra la pared, había creído que solo se había astillado pero en realidad el daño interno había sido mayor

—No quería que supieras de esto hasta que estuviera totalmente restaurado

— ¿Todo este tiempo que no hemos sabido de ti estabas con el violín?

—Los dos primeros días si, cuando termine me dedique a buscar una casa que te gustara ¿Te gusta?

Sakura se mordió el labio inferior

—Es hermosa— susurro secándose las lágrimas con el dorso de la mano

Sasuke se la tomo entonces

—Acompáñame…— dijo despacio, guiándola hasta un frondoso árbol que en primavera se llenaría de cerezos— Es absurdo que te pida que me perdones cuando yo mismo me negué a hacerlo contigo…— murmuro apesarado

Sakura no dijo nada

—Aun así no puedo dejar de intentarlo aunque antes debo decir que yo tampoco he sido sincero contigo

Ayudo a la pelirosa a sentarse sobre una manta pero él permaneció de pie

—Te dije que Kurenai formaba parte de mi pasado y que no estaba orgulloso de ello

—Lo recuerdo— dijo Sakura con el corazón en la boca

—Bien— murmuro lánguido— comencé una relación con Kurenai aun sabiendo que estaba casada para obtener algo a cambio— la miro directamente a los ojos— venganza…

La piel de Sakura se erizo

—Hasta que cumplí dieciséis años estuve a cargo de las personas que me recogieron cuando aquella enfermera me abandono, por supuesto tenía que pagar el "favor" que me habían hecho al mantenerme con vida, así que cuando cumplí catorce años me entregaron como "juguete" de una mujer adinerada…

Sakura abrió los ojos consternada y Sasuke se estremeció

Nunca le había dado demasiada importancia a ese asunto pero el solo pensar que ella lo mirara con asco o repulsión le hizo doler el pecho, aun así se obligó a continuar

—Era una mujer que vivía sola a las afueras de la ciudad, su esposo le había heredado una gran fortuna aunque había establecido en su contrato un par de condiciones, una de ellas era que nunca volviera a casarse o metiera a un amante a su casa…siendo yo un adolescente nadie sospecharía que tenía relaciones conmigo…durante los siguientes años me vi envuelto con un sinfín de mujeres más…

—Ellos te obligaron…— susurro Sakura

Él negó con la cabeza

—Al principio me sentí usado e incluso un depravado pero no es demasiado justo culparlos solo a ellos…también tengo que confesar que después no me resulto desagradable— vio de reojo la expresión en el rostro de Sakura— era una adolescente con las hormonas revolucionadas y me estaban dando lo que todo chiquillo a esa edad anhela

— ¿Qué tuvo que ver Kurenai en todo eso? — pregunto Sakura

—Uno de esos hombres era su tío, después de ganar el suficiente dinero para asociarse con el esposo de su sobrina y que este le ayudara a comprar las acciones de una empresa en remate dejo el "negocio"…—le dio la espalda— me canse de esa vida y decidí vivir solo pero no sin querer vengarme por todo lo que Danzo y Homura habían hecho conmigo, por eso use a Kurenai sin importarme que ella pudiera salir herida en el proceso

El silencio reino entre ellos

—Creo que será mejor que me vaya— dijo Sasuke después de unos minutos

Camino algunos metros hacia la casa hasta que escucho la voz de ella nuevamente

—Sasuke…— lo llamo, sus mejillas estaban sonrojadas y sus ojos húmedos— ¿Tú me amas? — le pregunto

—Te amo— le reafirmo

Sakura corrió hacia él y se arrojó a sus brazos

—No quiero pensar en el pasado…— dijo ella— quiero vivir el presente contigo y nuestro hijo

Sasuke sonrió y la elevo sobre el suelo

—Tú, yo y nuestro hijo— recito depositando un tierno beso en su estómago aun plano

.

Por fin la beso en los labios y sintió que su corazón por fin podía latir sin restricciones

Presiono el cuerpo de la pelirosa contra el de él y la acaricio

Estaba hambriento de ella y ella de él

Tomándola en brazos entraron a la casa y sobre la cama en la que había despertado ella, hicieron el amor

Lento, suave demostrándose con cada caricia lo mucho que se amaban

.

Yacieron uno muy cerca del otro hasta el anochecer

Sakura sentada entre las piernas de Sasuke y con la espalda pegada a su pecho, le acariciaba las manos mientras él depositaba tiernos besos en su cuello

.

—Me he enterado de la visita que le hiciste a Kushina— dijo Sakura de repente

Sasuke siguió besándola

— ¿Cómo es que sucedió?...

—Eres demasiado curiosas— sonrió contra su cuello y ella inflo sus mejillas

—Anda, dímelo

—Esa es otra historia— jugo— una que tiene que ver con tu ginecóloga

Sakura giro su rostro hacia él con una mirada de interrogación plasmada en su rostro

—No comprendo— frunció las cejas al verlo sonreír más ampliamente

Sasuke beso su nariz

—Ahora no tengo ganas de hablar— dijo deslizando una de sus manos desde su estómago hacia su centro

Sakura le cubrió la mano con la suya

—No te saldrás con la tuya— lo detuvo— quiero oír el resto de la historia y lo quiero ya— sentencio mirándolo fijamente

Sasuke sonrió de lado sabiendo que estaba rendido, ella podía hacer lo que quisiera con él con tal y nunca se separaran…

.

.

.

.

.

Epilogo

.

.

Sasuke contemplo el jardín de su nuevo hogar desde la ventana de su habitación

En el se encontraban Itachi e Ino animando a su pequeña hija Hitomi a que diera sus primeros pasos, aunque la pequeña estaba más concentrada en jugar con su oso de felpa, cerca de ellos Tsunade, Dan y Minato conversaban, Kushina, su madre se acercaba a ellos con su pequeña nieta en brazos

Su hija, Sayuri, dos meses menor que Hitomi era igual de hermosa que su madre, su pecho se hinchaba de dicha cada vez que la veía, ella era todo su mundo

Rio divertido ante la cara de bobo de Naruto quien por fin había encontrado una novia y era tan tímida que lo hacía enamorarse cada día más

.

Era sorprendente como su vida había cambiado en el lapso de unos meses

Ahora su familia se había agrandado y no podía estar más que feliz

.

— ¿Estás listo? — le pregunto Sakura abrazándolo por la espalda

Él sonrió

—Supongo que si— respondió girándose para ahora ser él quien la envolviera en sus brazos

—Tu madre está encantada con la idea de llevarse a Sayuri todo el fin de semana

—Eso nos dejara tiempo para estar solos y Sayuri necesitara hermanitos…— murmuro contra su oído— sería mejor empezar a encargarlos

Sakura rio

—Creo que sobrevivirá con Hitomi algún tiempo— se burlo

El pelinegro la presiono contra él, dejándola sentir que su cuerpo estaba en desacuerdo

—Ni siquiera lo pienses— susurro ella casi en un gemido

Se apartó de él y lo miro fijamente a los ojos

—Tenemos que ir— dijo en un tono pertinaz— ¿O ya no estas tan seguro de hacerlo?

—Lo estoy— sentencio

.

Tomados de la mano abandonaron la casa y condujeron aproximadamente una hora hacia su destino

.

El lugar era silencioso, se sentía la paz flotar en el aire

.

—Bueno, estoy aquí— murmuro Sasuke casi para si mismo

Detrás de él, Sakura permanecía en silencio

El pelinegro se acercó a la lápida que tenía delante y deposito un ramo de flores en ella

—Lamento no haber venido antes— hablo leyendo la leyenda escrita ahí— también lamento que no hayamos podido decirnos nada

Con la yema de sus dedos delineo las letras

—Fugaku Uchiha…perdón por ser tan soberbio

Según la fecha inscrita, ese día la cabeza de la familia Uchiha cumplía dos años de su deceso

—Solo quería que supieras que ahora soy feliz…— sintió la mano de Sakura apoyarse en su hombro

.

Ya su corazón no guardaba ningún tipo de resentimiento, solo lamentaba lo tarde que había sucedido

.

Guardaría y atesoraría en su memoria cada recuerdo de ahora en adelante y viviría al máximo junto a las personas que amaba, lo amaban y formaban parte de su vida

.

.

Fin…

.

.


.

¿TERMINO?...

ASI NO MAS, SIN ANESTECIA O.o

SI CHICAS, SIENTO NO HABERLES AVISADO CON TIEMPO PERO USTEDES SABEN COMO AMO EL DRAMA

^.^u no me linchen...

REALMENTE ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO, ESE ES MI MAS GRANDE DESEO

NO SE PREOCUPEN, NOS SEGUIREMOS LEYENDO, NO CREAN QUE SE ME HA OLVIDADO QUE LES DEBO EL FINAL DE OTRO FIC, REALMENTE ME HE QUEBRADO EL COCO PENSANDOLO PERO NADA...UFFF... PERO NO OS PREOCUPEIS, QUE ALGO SE ME OCURRIRA

BIEN PUES ME DESPIDO Y HASTA LA PROXIMA, AUNQUE NO ME VOY SIN ANTES AGRADECERLES NUEVAMENTE EL HABER SEGUIDO MI HISTORIA Y TODOS SUS COMENTARIOS

CHAO...^3^