Resumen:Ya se había sabido que lo opuesto se atraía, pero al parecer aún a ellos les queda demasiado por comprender.
Tipo: Drabble.
Advertencias:Ligero OoC. Y Spoilers de la quinta temporada. Dhúm, para quiénes ya vamos al corriente con la serie sabrán bien la respuesta a la última pregunta. Adoro el programa, y esta es la primera vez que escribo de ellos, perdonen la simpleza.

Más allá de la amistad.

—¿Bones? —la antropóloga dejó los huesos que estaba examinando y volteó por sobre su hombro para atender el llamado.

—¿Qué sucede? —preguntó ella.

—Ya es demasiado noche, descansa —prosiguió Booth.

—No —mencionó tranquilamente—. Gracias, pero no, necesito saber la causa de su muerte, tenemos el cuándo, pero necesitamos saber con qué fue asesinado, para así saber quién fue el responsable —Booth no supo si seguía hablando con él o intentaba idealizarse un propósito. Su atención regresó cuando su colega le miró, de nueva cuenta—, realmente prefiero finalizar esto.

—¡Vamos Bones! —exclamó el pelinegro—, realmente es un caso difícil pero no por eso debes explotarte en el laboratorio, hasta Zack se fue con Angela y Hodings a cenar.

—No puedo —expresó nuevamente Brennan.

—Vamos —insistió—, será una noche de hombres —Temperance le miró—. Digo, no quiero decir que seas hombre, pero te comportas como tal —ella le siguió mirando— digo…no es que te comportes como hombre ni que seas hombre sino que te veo como hombre, aun que seas mujer, somos dos iguales —dijo nerviosamente por lo dicho.

—Entonces —contestó Bones—, antropológicamente hablando, tú eres prácticamente una mujer para mí.

—¿Qué? ¡Diablos, no! —la miró—no, no, no ¿sabes qué? Olvídalo. Ahora a descansar, eres humana Bones, no tienes que sobre esforzarte.

—Sólo trato de entender tú forma de pensar —reclamó ella con voz neutral—realmente odio la psicología —nuevamente tomó los huesos y examinó—. Sinceramente —habló mientras movía los huesos para verificar si no había ninguna anomalía— Cam sigue aquí, ¿por qué no le preguntas si va contigo? Es decir, si lo que quieres es comer, ella te puede acompañar.

—No Brennan —dijo él seriamente—, lo que quiero es que descanses.

—No puedo.

—Sí, sí puedes —añadió—. Y no acepto ningún otro "no" por respuesta, Temperance Brennan vienes a comer y descansar antes de que suceda algo malo.

—Seleey Booth —dijo divertidamente sin cambiar mucho su expresión—, ya te dije que no.

—No me hagas esconder tus huesos —retó.

—De acuerdo —dijo ella—, iré. Nadie toca mis huesos, ¿de acuerdo?

—No me meto con la antropológica y su cadáver —bromeó.

—Más te vale.

—Vamos a comer —comenzó, nuevamente, con sus insistencias.

—Zack, Angela y Hodings ya debieron de haber acabado —añadió Bones.

—¿Qué tal si vamos a tú casa, tomamos unas cervezas? —sugirió Booth.

Brennan le miró, aún sonriendo, y Seeley curveó una ceja.

—Y pedimos comida Tailandesa —dijeron al unísono.

La de hebras cafés tomó sus cosas, encaminándose a dónde su compañero.

—¿Qué sucede con Camille? —curioseó ella.

—Pues no creo que quiera acompañarnos —contestó Booth—. Bien, más comida para mí —sonrió satisfecho.

—Si tú lo dices —sonrió la antropóloga.

Seleey y Temperance salieron del Jeffersonian riendo y otras veces ella explicándole ciertas cosas, el sentimiento que invadía su alrededor era diferente a todo lo que pudiese existir, era una reconfortante sensación de calidez, una que pudiese nunca existir dos veces. Ya se había sabido que lo opuesto se atraía, pero al parecer aun a ellos les queda demasiado por comprender. ¿Acaso se estaban enamorando? ¿El agente del FBI y la antropóloga podían siquiera pensar en algo más haya de la amistad en su relación?

Demasiadas preguntas que no podrían ser ya escritas pues no siempre había una respuesta, el destino es engañoso y puede hacer que lo más ilógicamente imposible se vuelva en algo común. ¿Qué les deparará a ellos aquella fuerza descomunal de la juguetona vida?, ¿amor o, quizá, amistad?