Capítulo I

Rememorando el pasado

Estaban acostadas, Haruka tenía a Michiru dormida entre sus brazos y mientras veía a su novia se admiraba de su belleza sin aun creer q era poseedora del amor de esa mujer recordaba cómo, cuándo y por quien se conocieron…

"Elsa grey, pensar que Michiru apareció en mi vida cuando más necesitaba de alguien a mi lado, tenía tantas cosas que no comprendía y a la vez q no quería aceptar…lo recuerdo como si fuera ayer, todo comenzó cuando comencé a ver las premoniciones sobre la destrucción, la llegada de la oscuridad, y ahí la vi diciéndome que el silencio se venía acercando y que debía buscar la persona indicada, y que nadie podría reconocerla más que yo, sailor uranus… fue luego de una carrera de obstáculos… todo cambio cuando la conocí… Michiru kahio"

(Elsa grey) Haruka tenoh, solo había escuchado rumores, pero eres sorprendente. Quiero presentarte a alguien, ven Michiru- me quede anonadada – ella es Michiru kahio, ella es un prodigio y además tiene muy buena fama en la pintura, ella dice que está interesada en ti.

(Michiru kahio) no tienes ni una gota de sudor eso es porque sabes controlar tu poder o no?

Que me quieres decir?

Creo que tú puedes escuchar al viento cuando sopla…

En ese momento me había dado cuenta ella era la persona quien andaba buscando, y además sabia mi identidad secreta. Yo había nacido para ser una sailor guerrera aunque yo no quería aceptarlo presentí que si aceptaba eso todo cambiaria en un abrir y cerrar de ojos.

Qué extraña eres, y dime para que me andabas buscando?

Quiero que seas mi modelo para una pintura.

No gracias, es que eso no me agrada mucho.

Luego de eso siguió el concierto en el crucero, estaba vestida con un traje blanco muy elegante, y ella… ella parecía un ángel ante mi… la gente abalaba de ella como si la conocerán desde hace mucho tiempo y sin embargo no sabían nada de su vida, decían q no tenía muchos amigos q era muy solitaria a pesar de ser una muchacha encantadora… a mi parecer era la mujer que me robaba cada suspiro aunque no lo quisiera admitir…

Le costaba hacer amigos, eso se rumoreaba…

Salí mientras escuchaba su concierto y vi una pintura que retrataba el caos del silencio…

Espero que te guste, sé que eres una de las carreras de autos Haruka Tenoh.

Parece ser que sabes todo sobre mi verdad? Esta pintura tú la hiciste?

Tienes mucha fama verdad? También en mi escuela hay admiradores tuyos que desean conocerte, conozco a alguien que aun siendo mujer le gustaría mucho pasear en tu auto cerca del mar…

Mmm con que el fin del mundo… no puedo ni creer que una jovencita que no puede ni matar ni una mosca pueda pintar un cuadro tan aterrador y lleno de ficción..,

No es una ficción, yo pudo ver con claridad igual q tu - ella se paró del escalón donde estaba sentada- en ese momento le dije prepotente.

No seas tonta, yo soy Haruka Tenoh y me dedico a correr autos y acerca del fin del mundo no sé de qué hablas pero sea lo que sea no tengo que ver con eso, supongo que alguien tiene que detenerlo, ¿Por qué no lo haces tú? Quiero que dejes de molestarme y de investigar cosas sobre mí.

No digas eso, son puras tonterías. A mí también me gustaría olvidar todo pero quiero ser una gran violinista en el futuro, proteger al mundo de la destrucción para mí tampoco tiene importancia.

Pero fue en una carrera que cuando me di cuenta de todo. Escuche un ruido, como el de un niño en una de las casillas.

Hay alguien ahí?

Ayúdame

Que te ocurre? Estas bien?

Ayúdame aaaaaah

Que te sucede? El niño se convirtió en un mounstro, agarre un hierro – ahora veras mounstro – y recordé que era el niño y no pude hacer más nada que protegerme. Me tira al piso en un momento y una luz se hacer ver en medio del mounstro y yo, aparece la pluma de transformación y cuando estoy por agarrarla escucho.

No! – y la pluma cae al piso, miro el lugar de donde proviene la voz y la veo… Michiru – no debes tocar eso, una vez q lo hayas tomado ya no podrás regresar a tu vida normal – y se trasformó en sailor scout. En eso ataca al mounstro y este es despedido al piso, en eso me le pongo enfrente.

No lo hagas este demonio era un ser humano, acaso no te importa? Estas cometiendo un asesinato.

El silencio se viene acercando si no hago esto aumentara el número de víctimas.

Y no escogerás otra alternativa?

No puedo, no voy a escoger otra alternativa!

Entonces tú crees… - y en eso el demonio se levanta y me está por atacar.

Cuidado! – y Michiru se lanza para protegerme con su cuerpo, se levanta, está herida – maremoto de Neptuno! – cae de rodillas, mientras el demonio vuelve a ser un niño. La tengo entre mis brazos ya que se ah desmayado, despierta y pregunta – y el mounstro?

Volvió a ser humano no te preocupes, todo ha terminado.

Pude haberlo matado, para la próxima si lo hare. No puedo quejarme ahora soy una sailor guerrero, yo hice esta elección.

Pero entonces porque me protegiste de ese mounstro. Si te lastimas tu mano no podrás ser una violinista.

No creas que investigue todo sobre ti porque dudaba que tú eras una sailor guerrera, porque yo ya sabía quién eras tú desde un principio, desde que saliste la primera vez en las carreras estaba observándote esperando una oportunidad para acercarme a ti y pasear en tu auto cerca del mar – mi asombro fue grande al escuchar sus palabras - tu no dependes de nadie Haruka siempre usas la honestidad de tus sentimientos.

Yo no utilizo la honestidad, siempre ando escapando.

Yo te conozco más de lo que puedes imaginarte y eso fue porque siempre te estaba observando, no quiero que camines por el mismo camino en el que estoy yo pero cuando supe que tú eras esa persona que estaba buscando me puse muy feliz – hizo un gesto de dolor – perdóname no quería hablarte de esto Haruka, olvídalo.

Desde ese momento no pude separarme de su lado, esos ojos de un azul profundo como el mar… esa mirada que me hipnotiza y me lleva a sentir tanto amor y cariño…"

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando se dio cuenta que Michiru la miraba fijamente con tanta dulzura."

Que piensas Haruka?

Solo recordaba cuando nos conocimos – dijo sonriendo – lo recuerdo como si fuera ayer que hubiese sucedido.

Sí, yo también – y acerco su cara para besar los labios de su amor.

Creo que deberíamos levantarnos, no?

Mejor quedémonos un rato mas – la beso con más ansias de pasión y amor.

No pudo ante ese beso decir q si o que no, al momento de sentirla tan cerca y cálida se perdió en él y sus manos buscaron habidas el cuerpo de su amante, sentir su suave piel y ese aroma a sal, a mar que llenaba su ser y alucinada su alma. Sus respiraciones se volvieron agitadas y sus besos más apasionados, Haruka se puso poco a poco arriba de Michiru y pudo sentir que las uñas de ella se clavaban en su espalda lo que la excitaba mas, le encantaba ver esos ojos llenos de deseo, pero no pudieron seguir con lo que estaban ya que escucharon que Hotaru tocaba la puerta.

Creo que… no podremos seguir… cariño – dijo Haruka jadeando mientras le dedicaba una sonrisa de esas que solo tenía para ella.

Si… creo que debemos dejarlo para… más tarde – correspondiéndole con otra sonrisa.

Haruka se levantó y comenzó a vestirse se pudo un jean azul con una camisa blanca y Michiru fue directo a la puerta para ver que sucedía.

Mamá Michiru tuve un sueño feo – dijo la niña poniendo ojitos de súplica.

Ven aquí Hotaru – y la alzo en sus brazos – tómala amor, yo me cambiare.

Bueno – la levanta sobre su cabeza – tu y yo iremos a hacer el desayuno mientras mamá se viste quieres?

Siiii papá Haruka – dijo la niña abrazándose al cuello de Haruka con fuerza y está sonriendo al sentir esos tiernos bracitos asirse a él.

Bueno amores enseguida estoy con ustedes – dijo Michiru mientras Haruka y Hotaru ya cerraban la puerta para darle intimidad y cambiarse.

Ya una vez abajo Haruka sentó a la niña en una de las sillas se dispuso a hacer el desayuno. Estaba poniendo la mesa cuando ella llego, no la escucho porque estaba enfrascada en sus pensamientos dando rienda suelta a una idea que venía desde hace tiempo ilusionando su corazón pero que no sabía cómo afrontarla y decirlo. La sorprendió cuando la tomo de la cintura y le dijo al oído.

Mmm cariño la verdad que me gusta verte hacer las cosas de la casa, me podría acostumbrar a esto. – sorprendida por el comentario Haruka se puso de todos los colores, era increíble como a pesar del tiempo esa chica de bellos ojos color verde profundo lograba ponerla nerviosa y hacerla sonrojar, ese sentimiento de estar eternamente enamorada… esa misma sensación de la primera vez.

Jeje espero así sea – dijo poniendo la mejor sonrisa conquistadora que tenía para su eterno amor.

Desayunaron hablando de los planes para el día, Setsuna no tardaría en llegar para buscar a la niña y llevarla a pasear así que ellas tenían el día libre. Le agradecían a Setsuna ya que últimamente entre las carreras y los conciertos no les quedaba tiempo para estar juntas, si bien en varias ocasiones Haruka llegaba a tiempo vestida de traje para acompañar a su amante con el piano ante la cara sorprendida de ella.

Tocaron el timbre y Hotaru salió corriendo a ver quién era ansiosa.

Yo voy yo voy… - abre la puerta, sonríe y se abraza a la cintura de Setsuna- mamá Setsuna! – dice mientras sus ojitos alegres rebozan de cariño.

Hola pequeña, como ha estado mi princesita?

Bien bien – dirigiéndole una tierna sonrisa.

Hola Setsuna.

Hola Haruka, veo que hoy se han levantado más temprano de lo usual. – dijo esta con algo de picardía en la mirada.

No es lo que piensas jeje – dijo algo nerviosa por el comentario – es que Hotaru tuvo pesadillas y vino temprano a despertarnos.

Mmm papá Haruka pero se tardaron bastante en abrirme la puerta – visiblemente sonrojada Haruka no sabía que decir.

Hijita cariño no delates a tus padres – dijo Michiru apareciendo desde la cocina.

Jajaja lo sabía! – Hotaru sonreía y aunque no sabía bien que estaban haciendo en la habitación sabía que Setsuna sí. – bueno cariño vamos?

Si mamá Setsuna!

Bueno cuídense cariño y no hagas renegar a Setsuna!

Si mamá Michiru. Adiós papá Haruka!

Adiós amor, cuídate mucho hija. Nos vemos más tarde Setsuna – y con esto se dispusieron a irse.

Michiru ni bien cerraron la puerta agarro a Haruka de la mano, la forzó a darse la vuelta y tomo el mentón de la rubia delicadamente mientras se acercaba lentamente a sus labios.

Bueno creo que estamos por fin solas… en que estábamos?