bueno chicas/os qui les dejo otro capitulo mas, espero sepan disculpar la tardanza es que me dijeron que los haga mas extensos y eso estoy tratando de hacer je espero les sea de su agrado este nuevo capitulo! desde ya muchas gracias a quienes me dejan reviews y lo siguen! mil gracias!

capitulo 6

Luego de una noche de descanso de pocas horas despertaron más temprano de lo acostumbrado, tratando de no hacer mucho ruido así dejaban dormir un rato más a Hotaru y Setsuna. Ya en el baño.

cariño ven a bañarte conmigo – dijo Michiru a Haruka que estaba muy pensativa mirando al espejo.

Ah? Que?

Que vengas a bañarte conmigo así… gastamos menos agua – y puso esa mirada que despertaba en Haruka el deseo de poseerla allí mismo en el lugar que fuese , además la vista de ese cuerpo tan bien torneado… tan así que Haruka siempre pensaba que el cuerpo de Michiru había sido esculpido por los mismo dioses debido a su belleza.

Ahí voy mi dulce princesa – y le dio una de sus mejores sonrisas, entro junto a Michiru, la tomo entre sus brazos y comenzó a besarla con mucha pasión.

Tus besos saben diferente hoy…

Porque lo dices?

Siento en tus besos deseo pero detrás de ellos hay sentimiento de… miedo.

Pero porque? Si..si… si yo no tengo miedo a nada cariño – le encantaba escucharla balbucear, sabia que lo hacia solamente cuando estaba nerviosa, solo que en este caso sabia que se debían los nervios al miedo, miedo a lo que les sucedería, a lo que el destino les deparaba, a este nuevo enemigo que aun no se hacia presente.

Tienes miedo de quien será nuestro nuevo enemigo?

Mmm siempre tan directa jeje

Si jeje por eso te guste Haruka Tenoh.

Lo se… y si, tienes razón, tengo miedo pero no del enemigo sino de no poder protegerte y que te hagan daño – sus miradas se cruzaron y Michiru se acerco mas a ella besándola con mucha ternura.

Tranquila, todo estará bien, nada me pasara – y la volvió a besar pero esta vez con mas pasión haciendo que Haruka temblara entre sus brazos – tenemos que apurarnos cariño, las chicas ya deben de estar por despertar.

Si, terminemos de bañarnos.

Así terminaron de bañarse, se cambiaron. Bajaban cando vieron salir a Hotaru y Setsuna de sus respectivas habitaciones.

Haruka – hola preciosa, buenos días!

Hotaru – buenos días papá Haruka, buenos días mamá Michiru!

Michiru – Buenos días pequeña!

Setsuna – Buenos días chicas, han podido descansar?

Michiru – si, al menos hemos podido dormir un rato.

Haruka – si - Setsuna noto en la mirada de su amiga miedo y angustia, mientras preparaban el desayuno se acerco y le dijo por lo bajo para que nadie escuchara.

Setsuna – te encuentras bien?

Haruka – si…

Setsuna – tu y yo hablaremos luego, se que no me estas diciendo la verdad, algo te esta afectando.

Haruka – ok, esta bien como tú quieras Setsuna.

Se sentaron a desayunar y para tratar de no pensar en la amenaza nueva que se avecinaba se pusieron a hablar de banalidades y como le estaba yendo a Hotaru en el colegio Mugen.

Setsuna levanto la mesa y Michiru lavo las cosas mientras Haruka jugaba con la pequeña.

Hotaru - jajaja ya basta papá Haruka! – le hacia cosquillas.

Haruka - Hazme parar pequeña jaja

Michiru - Ya Haruka deja la niña en paz y prepárense que enseguida nos vamos.

Haruka - Esta bien Michiru – luego susurrando en el oído de Hotaru – vámonos antes de que la gruñona de tu madre nos mate…

Michiru – Haruka Tenoh te estoy escuchando! – dijo simulando estar enojada.

Haruka – ups… - su rostro demostró preocupación, sabia que las consecuencias no le alegrarían – lo siento Michiru, no lo dije enserio – su hija reía ante la situación.

Hotaru – jajaja – ambas la miraron al oírla reír.

Setsuna – no es justo que te rías de tus padres!

Hotaru – es que es muy gracioso verlos discutir así mamá Setsuna.

Setsuna – bueno, bueno ya basta todas, tenemos que irnos ya.

Salieron rumbo al templo Hikawa, en el camino Haruka intento en vano que Michiru se le fuera el enojo, su sirena no dio el brazo a torcer.

Llegaron, cuando Michiru se disponía a bajar la agarro de brazo.

Haruka – espera necesito hablar contigo – se dio la vuelta – Setsuna, preciosa mía ustedes adelántense y hablen con Rei, ya las alcanzaremos nosotras.

Setsuna – esta bien.

Hotaru – bueno papá Haruka, no se tarden – las vio irse y cuando estaban lo suficientemente lejos se dispuso a hablar.

Haruka – perdóname por lo de hace un momento amor – Michiru agacho la cabeza y una mirada triste se poso en sus rostro.

Michiru – en verdad crees que me he vuelto una gruñona? – la pregunta la tomo desprevenida.

Haruka – que?! No! No es así, yo solo lo dije por decir nomás cariño.

Michiru – enserio lo dices?

Haruka – claro, si eres mi sirena, dulce, tierna y… en ocasiones la mejor para decir comentarios que me hacen sonrojar – la miraba detenidamente y vio como se ruborizaba al escuchar sus palabras – y veo que aun puedo lograr que te ruborices jajaja.

Michiru – eres una tonta lo sabias?

Haruka – si, tú me tienes atontada de amor – y lentamente se acerco para en un beso hacerla sentir todo el amor que tenia en su corazón.

Michiru – wow Tenoh ese beso mmm…

Haruka – que sucede ahora con mis besos?

Michiru – será mejor que vayamos con las chicas y que no sigas por que si no no iras a ningún lado mas que a casa y luego a nuestra cama…

Haruka – dios Michiru no me esperaba eso – se sonrojaron ambas ante el comentario de cada una.

Haruka bajo, fue a la puerta del acompañante y la abrió.

Haruka – me permite señorita – dijo dándole la mano ayudándola a salir – vamos?

Michiru - si, vamos joven – Haruka le dio el brazo y Michiru lo tomo apretándolo con fuerza mientras caminaban.

Haruka – oye Michiru me lastimas, deberías tratarme mejor.

Michiru – jajaja después cuando estemos a solas.

Rei caminaba de un lado a otro, mientras hablaba con cada una de las chicas coordinando el horario de encuentro.

Quedaron que se verían al atardecer en el templo Hikawa.

Rei – bueno chicas nos veremos esta tarde entonces, yo tratare de ver si el fuego sagrado me muestra algo de este enemigo.

Haruka – bueno preciosa, cualquier cosa sabes mi numero – sintió como un codo se le enterraba entre las costillas – auch…

Michiru – eso te pasa por andar coqueteando.

Haruka – pero si tan solo lo decía por si encontraba algo sobre lo que nos enfrentamos Michiru.

Michiru – si si si, tu y yo tenemos que hablar luego.

Haruka – tengo que empezar a preocuparme? – todas las miraban y se tapaban la boca tratando de no reír, era muy cómico ver las escenas de celos entre ambas.

Michiru – no tranquila solo tenemos que tratar el tema del auto.

Haruka – ah, si ya se a que te refieres, ya te pedí disculpas cariño – no comprendía por que seguía ofendida, pensaba que todo había quedado claro.

Michiru – no es eso… me refería a lo otro querida…

Haruka – aaaaah jajaja – el tono de su rostro se transformo en rojo y todas se rieron, ya no podían aguantar más.

Michiru – ahora chicas si me disculpan, que es tan gracioso?

Todas juntas – nada nada – luego de despedirse se fueron a casa.

Setsuna cocinaba y Hotaru jugaba en la habitación. Haruka y Michiru estaban en la playa que se encuentra en frente de su casa, caminaban tomadas de las manos. De pronto se alza un viento fuerte azotando el mar y unas olas gigantes arremetieron contra las piedras. Se miraron.

Michiru – el mar esta desatando su furia.

Haruka – si…

Michiru – puedes sentirlo? – no tuvo tiempo de contestar, una bola de fuego muy grande se aproximaba a Michiru, Haruka no vio otra opción mas que abrazarla con fuerza para que no intentara zafarse de sus brazos y poner su cuerpo como escudo.

Michiru – no Haruka… noooooo! – fueron arrastradas unos metros pero siempre Haruka protegiendo el cuerpo de Michiru. Setsuna y Hotaru escucharon el grito y salieron corriendo, se transformaron en el camino.

Michiru tenia entre sus brazos a Haruka, lagrimas corrían por su rostro.

Michiru – Haruka no te atrevas a dejarme – levanto la vista hacia su sirena y le sonrío.

Haruka – nunca Michiru – un gesto de dolor cruzo su rostro.

Michiru – estas bien? Respóndeme por favor – de pronto se dio cuenta que tenia las manos y brazos manchados de sangre.

Setsuna y Hotaru llegaron.

Hotaru – que sucedió mamá Michiru? – sus ojos se abrieron desmesuradamente al ver a su padre – papá Haruka! – dijo en un grito desesperado.

Setsuna – debemos conseguir ayuda cuanto antes, esta perdiendo mucha sangre – Michiru no podía dejar de temblar al ver a su querida Haruka así. Una voz se dejo escuchar.

Voz desconocida – tontas… jajaja no podrán contra mi, esta vez la oscuridad reinara en este planeta y cada uno de los existentes en este sistema solar jajaja.

Todas alzaron la vista. No podían verla bien, era la figura de una mujer, poseia una voz potente y demostraba seguridad en lo que decía, pero quien seria?

Michiru – quien eres? Vamos preséntate.

Mujer desconocida – no es el momento, ya nos volveremos a ver, estén preparadas. Esto solo a sido un pequeño aviso jajaja – la silueta desapareció así como llego.

Haruka quiso levantarse, Michiru trato de que no lo hiciera.

Haruka – vamos Michiru ayúdame – la ayudaron a levantarse y al llegar a la casa la recostaron en el sillón.

Setsuna – Michiru tu quédate con Haruka, Hotaru reúnete con las chicas de inmediato y cuéntales lo sucedido, yo buscare a Amy para que la vea.

Hotaru – si mamá Setsuna – salio corriendo y Setsuna fue a buscar a Amy.

Michiru estaba atenta al estado de su amada. Haruka estaba muy lastimada, se quejaba por el dolor aunque quería aparentar estar bien.

Michiru – ya vendrá Amy a verte cariño – decía mientras acariciaba el rostro de Haruka tiernamente.

Haruka – no hacia falta… que la buscaran… - pero iba a seguir cuando vio que Michiru estaba llorando y su ropa y manos tenían sangre, intento levantarse mas no pudo, no tenia fuerzas y un dolor terrible la traspaso, iba por toda su espalda y su brazo derecho, además del ardor que sentía en su pierna.

Michiru – quédate quieta amor – dijo entre medio del llanto.

Haruka – Michiru… estas herida? Te han… lastimado? – hablaba con dificultad, sentía que se estaba quedando sin fuerzas.

Michiru – no yo… - no la dejo terminar de hablar.

Haruka – esa sangre en tu ropa y manos? Hotaru? Setsuna?

Michiru – es tuya… ellas se encuentran bien.

Haruka – es mía? Estoy tan mal herida?

Michiru – me temo que si cariño… - desvío la mirada un momento no quería que viera que comenzaba a llorar de nuevo, le dolía verla así y todo por protegerla. Noto que no recibió respuesta, pudo comprobar que Haruka había perdido la conciencia nuevamente.

Se asusto al ver que no reaccionaba, llega justo Setsuna con Amy.

Amy – me basta con verla para saber que no podemos dejarla aquí, llama a Serena que venga con Darien debemos llevarla al hospital de mi madre urgente.

Setsuna – si – hablo con Serena y al poco rato entraron corriendo ambos.

Darien – rápido ayúdenme a subirla al auto – Michiru y darien la tomaron y la llevaron al auto, la acomodaron detrás y cuando se disponía a subir la detuvieron.

Setsuna – no creo que sea lo correcto, debes cambiarte primero Michiru. Yo iré con Darien. Descansa un momento y luego te vendremos a buscar cuando tengamos novedades del estado de Haruka. Quédate tranquila sabes que ella es muy fuerte.

Serena – si Michiru no te preocupes yo me quedare contigo.

Darien y Setsuna se fueron junto con Amy, llegaron al hospital con Haruka en brazos y así como entraron la llevaron a quirófano debido a varias heridas que necesitaban puntos y algunas que no dejaban de sangrar, debían ver que no hubiese hemorragias internas.