Saludos!

Flannya reportandose!

Antes que nada, gracias! Muchas gracias a todas las personas que se tomaron unos minutos en leer mi fic! La verdad no pense que fuera acogida de esa manera, me siento honrada (hace una reverencia)!

Gracias a Wind un Serebro, Fantasydu, Yue-Black-In-The-Ai, Miharu Kirkland, Leidy Otaku y Susan358 por sus reviews! Me hicieron el dia!

En fin, lo prometido es deuda! He aqui el final alterno del fic! Este es mas comico... Mas...Ludwig hehehehe

Espero que les guste! :)

WARNING! VOCABLO FUERTE! MALDICIONES, GROSERIAS Y CHILANGUERIAS XD

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

(Anteriormente)

"Ludwig tienes que relajarte, todo lo que sientes se lo trasmites al bebe..." dijo suavemente la mexicana acercandose al lado izquierdo del alemán y posando sus pequeñas manos sobre su fuerte brazo al igual que recargaba su cabeza en su bicep.

Eso en definitiva no le relajaba! Sabia que estaba mas recto que cuando estaba en pleno entrenamiento militar y el bebé se estaba empezando a revolver incomodo en sus brazos... Pero tener a la nación latina prendida de su brazo, tan cercana, tan indefensa, tan suya... Podía inclusive oler su aroma a vainilla y madre selva...

"Porque no le dices algo Ludwig?" sugirió la mexicana al ver como se movio incomodo el bebé.

Ludwig tragó saliva. Que le iba a decir a un bebé?! Era obvio que no le iba a entender nada!

El bebe se seguia removiendo en sus brazos, cada vez mas incomodo. Maria se empezó a preocupar un poco al ver como el bebé mostraba su inconformidad y suponiendo que iba a llorar en cualquier momento. Suavemente acarició el brazo de Ludwig de donde estaba prendada, para alentarlo a calmar al niño.

"Ludwig...el bebé..."

"Lo sé, estoy pensando que decirle al niño..." mustio Ludwig con un leve gruñido su cabeza pensando en sin fin de posibilidades sin concretar algo.

No ayudaba el sentir la mano insistente de la mexicana acariciandole el brazo, no ayudaba sentir el pequeño bulto moviendose cada vez mas insistente contra su pecho!no ayudaba tener a la mexicana tan cerca haciendolo mas nervioso de lo que ya estaba! Ludwig necesitaba pensar en algo pronto, pronto!

El bebé empezó a removerse mas, moviendo sus pequeños brazitos, obviamente molesto. Empezó a gimotear y Ludwig podía sentir como un sudor frio le recorria la espalda.

Rapido, piensa piensa piensa!

"Ludwig... " empezó la mexicana algo preocupada, pegando su esbelto y curvilineo cuerpo mas (si era posible) al aleman "El niño..."

Mein Gott! Su aroma a vainilla...NO! No era el momento! El bebé! Piensa piensa piensa...

"Ludwig...?" insistio la mexicana con mas preocupacion en su voz al escuchar como el niño empezaba a gimotear mas fuerte y ahora daba pequeñas patadas al aire.

El panico domino a Ludwig. PIENSA, PIENSA, PIENSA!

"Ludwig...?"

PIENSA,PIENSA,PIENSA,PIENSA,PIENSA!

Y el aleman hizo lo unico que le vino a la mente.

"SOLDAT, ZU SCHLAFEN! SCHAFE IN DER AUSBILDUNG! SCHAF NUMMER EIN, SPRINGEN ÜBER DEN ZAUN! SCHAF NUMMER ZWEI, SPRINGEN ÜBER DEN ZAUN! SCHAF NUMMER DREI, SPRINGEN ÜBER DEN ZAUN! ICH SEHE NICHT SCHLAFEN SOLDAT!" vociferó Ludwig entrando en modo militar.

El tiempo se detuvo.

El bebé en sus brazos se quedo viendo al alemán que recién bramó a todo pulmon con los ojos como platos, inclusive se dejo de mover en lo absoluto. María le miraba con la boca abierta y los ojos desorbitados, todavia prendada de su brazo pero congelada de en su lugar. Ludwig se quedo quieto sin mover un músculo, apenas procesando que sin querer y actuando bajo presión, acababa de actuar como un general en plena batalla.

Oh. Mein. Gott.

Que acababa de hacer?

BWAAAAAAAAAAAAAAAA!

Ni un segundo paso y el bebé estalló en un llanto aterrorizado e iracundo. Ludwig encogiendose en su lugar volteo a ver a Maria a su lado, solo para ver como apretaba los dientes en ira y podía jurar que sus ojos negros tomaban un destello rojo demoniaco al igual que un aura negra surgia de su pequeña forma haciendola ver, en una palabra, aterradora. Ludwig, temblando en su lugar,trago saliva.

"Ma...Maria...?"

En menos que hubiese parpadeado, el bebe estaba ahora en brazos de la mexicana (en que momento se lo arrebato?!) y ella se acercaba amenazadoramente.

"MARIA, NI MADRES! TE ME LARGAS HIJO DE LA CHINGADA!

BWAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Ludwig retrocedia totalmente apanicado de la furia de la latina. Ya sabia como se ponia la mujer, lo que no sabia es comoo tanto terror se podia concentrar en tan pequeña silueta. Levantando las manos en manerande rendirse, Ludwig caminaba pateticamente hacia atras.

"Ma-Maria...en serio... Yo no queria... Me puse nervioso..."

"NERVIOSO?! AHORITA TE VOY A DAR RAZONES PARA PONERTE NERVIOSO SI NO TE ME LARGAS DE MI CASA EN ESTE INSTANTE, ORALE, A LA CHINGADA!"

BWWWWWWWAAAAAAAAAAAAA!

"Pe-pero las exportaciones de plata..." empezó Ludwig chocando de espaldas contra las puertas que daban al pasillo (y en su caso a su seguridad).

"AH SI?!" amenazó la Mexicana sacando de entre sus faldas una Colt. " PUES VAS Y LE PIDES PLATA A TU ABUELA! TE ME LARGAS HE DICHO!" vocifero la mexicana apuntandole con la pistola al aleman.

Ludwig palidecio tanto que parecia de papel. La mexicana no le dispararía... O si...?

"Ma...Maria?" intentó Ludwig con un hilo de voz.

Pero la mexicana le quito el seguro a su arma con un sonoro click! que retumbo en los oidos del alemán.

"LAAAAAAARGOOOOO!" bramó la pequeña mujer.

Ludwig no espero saber la respuesta y en menos de un segundo se encontraba ya fuera de la habitación apoyandose contra las puertas de madera, respirando agitadamente y sudando frio. Había huido de la mexicana de una manera que hubiera hecho orgulloso a Italia por la rapidez en su retirada. Con mano temblorosa se paso una mano nervioso por su pelo rubio tratando de calmarse.

No habia sido su intención gritarle al bebé de esa manera! Estaba sumamente nervioso de cargar a un infante! En su vida lo había hecho! Además ese niño se movia mucho y estaba a punto de llorar. Y escuchar a la mexicana decir que imaginara que fuese su hijo... Y el tener a la mexicana tan sugerentemente cerca... Todos los factores se mezclaron en su contra! Actuó presa del pánico!

Todavia de pie en el pasillo, la espalda contra las puertas dobles, dejo caer hacia atras su cabeza y cerro los ojos tratando de calmarse... Gott, la mexicana nunca se lo perdonaría...

En eso escuchó que el llanto del bebé disminuía hasta ser un gimoteo casi imperceptible y escuchó la voz de la mexicana, dulce, amorosa, calmada y maternal susurrandole al bebé para tranquilizarlo.

"...Te asustaste? Si...ese hombre te asusto... No fue su intención solo que es un poco bruto... Ya, ya mi niño ya paso, ya paso... Ya estoy aqui nada te va a pasar..."

Ludwig no pudo evitar sonreir un poco para si mismo. No había duda...Definitivamente Maria Guadalupe era una excelente madre.

Con esa idea en la cabeza, tomando además nota de conseguir manuales acerca de como cuidar bebés e irguiendose, empezó a caminar por el pasillo de la hacienda, alejandose de la habitación donde estaba la mexicana y el bebé, con una pequeña sonrisa en sus labios( que para sus estandares de rectitud, era como ir sonriendo de oreja a oreja).

Si, definitivamente tenía que venir mas seguido a Mexico.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Chan chan!

Hehehe ese fue el final alterno! Si, algo chusco, finalmente Ludwig siempre será Ludwig n_n

Lo que dijo (grito) Ludwig al bebé fue "Soldado, a dormir! Ovejas en formación! Oveja numero uno, salte la cerca! Oveja numero dos, salte la cerca! Oveja numero tres, salte la cerca! No lo veo durmiendo soldado!"

Bueno, esa fue su version de como dormir a un bebe contando ovejas. Pues que esperaban de Ludwig?

Bueno, con esto concluyo este fic. Proximamente uno estelarizando a una asombrosa persona!

Comentarios, sugerencias, son siempre bien recibidas! Porfavor diganme que piensan! Es de mis pocos intentos en tratar de hacer algo comico. Dejen muchos reviews si pueden :3

Saludos!