Bella y Tanya son dos hermanas que pelearan al Rey de Inglaterra, Edward XVIII; una por su afecto y amor y otra por la posición y el poder. ¿Quién lo lograra? ¿Qué sacrificaran? Basada en la película The Other Boylen Girl y en el libro del mismo nombre.

.

.

.

Disclaimer: los personajes pertenecen a la saga crepúsculo, la historia está basada en la novela The Other Boleyn Girl y la película con el mismo nombre. Yo solo la adapto por diversión.

Capitulo 2

Planes para una

El duque de Norfolk, y tío, Marco, llega rápidamente al hogar de estos para visitarlos y también, para informarles del plan. Deprisa lo reciben con grandes halagos, el Sr. Swan desea pasar un tiempo con él y se resguardan en el estudio del señor de la casa, una habitación amplia con dos enormes libreros, una ventana dando al jardín y una chimenea encendida contrarrestando el frescor nocturno.

–¿y cómo se encuentra el rey? –le pregunta el Sr. Swan tomando una copa del mejor vino.

–Nada del otro mundo, el rey está insatisfecho con su esposa, como no puede darle hijos varones para proseguir con la casa Cullen, apenas y se miran, nada complicado –El Sr. Swan sonríe poco ante la ironía.

–debió haber sido terrible.

Marco mira el fuego de la chimenea con lentitud, y comienza a trazar la idea:

–Por supuesto, muy pronto comenzara a necesitar de una mujer.

–¿lo crees? –le pregunta asombrado el Sr. Swan

El duque le brinda una sonrisa.

–el rey es lo suficientemente astuto en ese aspecto, no pasara mucho tiempo cuando las hijas de las demás familias desfilen cerca de sus narices –espeta tomando una copa de vino.

El Sr. Swan analiza algunas opciones en su cabeza, toma de su copa mas vino y con lentitud mira la estancia a su alrededor.

–¿tu crees que… bueno, podríamos ofrecer a Tanya? –balbuceo el Sr. Swan

Marco sonríe alegre, respira profundo y pronuncia la frase mas practicada en su viaje de Londres:

–¿y no es ella tu querida y favorita hija?

.

Esa noche, El Sr. Swan le cuenta el plan trazado a Renee, su esposa:

–¿¡acaso estás loco!? ¿¡Desfilar a mi hija ante el rey como mercancía!? –da vueltas molesta y consternada –¿en que estas pensando Charles?.

–entiende, ¡es para beneficio nuestro! –intenta el Sr. Swan calmar a su esposa siguiéndola y tomándola de los brazos.

– ¡no me importa! Toda le educación que le dimos, los modales que le impartimos y tantas cosas para que acabe… ¡como concubina del rey!

El Sr. Swan suspirando, abraza a su esposa para calmarla, no dijeron nada más. Pasaron minutos cuando Charles decidió hablar.

–no hay macha atrás Renee, la decisión fue tomada y para ello el rey vendrá de caza a nuestra región y se hospedara aquí…

La señora se queda estática.

–Tanya es nuestra única hija soltera, Es inteligente, tenaz y fuerte; además de hermosa, ella será la encargada de conquistar al rey.

La Sra. Swan consternada, se planta cerca del ventanal de su habitación y mira hacia la luz de la luna, como pidiendo ayuda y salvación. Pero sabe que no le queda mas remedio, ella nunca será escuchada.

–Pero, habilitar una casa para este tipo de visitas es muy costoso –dice sin voltear la mirada hacia su marido.

–tranquila, tenemos los recursos necesarios para la visita.

La Sra. Swan respira entrecortadamente. –no me queda más remedio ¿cierto?

–es para el beneficio de todos, querida.

.

Al día siguiente El duque de Norfolk y el Sr. Swan mandan a llamar a Tanya, pero ella no se encuentra cerca, esta platicando con su hermana por los jardines traseros de su gran casa.

–y… ¿Cómo estuvo? –inquirió la rubia guiñándole un a ojo a Bella que se sonroja al instante.

–pues… realmente no fue la gran cosa, no esperaba menos.

–¡tan mal estuvo! –exclama sorprendida.

–¡no! Bueno, un poco…las manos le temblaban terriblemente–comenzó a reírse por lo bajo y la acompaño su hermana en su risa.

–bueno, ya sabes que para mejorar se necesita practica –las dos se quedaron unos segundos en silencio y después estallaron en risas. Siguieron platicando de trivialidades cuando escucharon a alguien detrás de ellas, vieron al criado hacer reverencia y dando el mensaje.

–señorita Tanya, su padre y tío la mandan a llamar, al estudio de su padre.

Tanya mira a su hermana con el ceño fruncido.

–¿Qué necesitara? –pregunta Bella.

–Vamos a averiguarlo –dice tomando a su hermana de la mano y caminando detrás del criado que regresaba a la estancia. No tardaron en llegar, y mientras Bella espera en la sala a Tanya, esta entra al estudio de su padre.

–Buenos días, ¿para qué me han llamado? Padre, tío…

Los dos señores la observan, su tío el duque se acerca y le brinda una sonrisa.

–Tenemos grandes noticias para ti querida sobrina, el rey viene de caza a nuestra región y se hospedara en esta casa y tú… –la señala –serás la encargada de conquistarlo.

–¿Qué quieres decir? –pregunto curiosa y asustada.

El duque, le explica la situación que atravesaba el matrimonio real, Tanya asintió a cada cosa.

–¿aceptas el reto? –le pregunto su tío, ella se inmuta.

–no, ¡no! ¡Yo no voy a acabar como la concubina del rey! –Suelta la bomba y furiosa mira a su padre enojada –¡yo no puedo hacer eso!

–Tanya, es una excelente oportunidad, así podremos obtener un mejor titulo

–¡¿y yo qué?! ¡Mi reputación se irá a la ruina! –Se acerca hacia su tío furiosa –¿acaso me ves cara de zorra tío?

Marco respira profundamente y se arma de paciencia al ver la imprudencia de Tanya hacia su persona.

–tú eres una joven que necesita alcanzar más cosas, cuando obtengamos lo que queremos, tú podrías llegar a casarte con un conde o con algún duque –Tanya se queda estática.

–¿dijiste… casarme con un duque? –Parpadea confusa mirando a su padre -¿están… están seguros de eso? ¿No seré tachada de zorra?

–habrá obstáculos cariño, pero yo se que tu eres inteligente y de mejores capacidades que Bella… es por eso que te he dado esta oportunidad –el Sr. Swan se acerca hacia ella y la toma de los hombros –es tu momento de brillar.

Marco prosigue –El rey vendrá dentro de unas cuantas semanas a pasar un tiempo aquí, esa será tu oportunidad para poder casarte como una dama debe casarse, Tanya.

Tanya lo medita en segundos, era la oportunidad perfecta de demostrar que ella era inteligente, capaz y astuta para conseguir lo que quiere. Asiente y sonríe con gracia.

–lo haré.

El Sr. Swan mira a Marco con alegría.

–somos la única familia que sabe esto, en días lo sabrán las demás familias pero, nosotros seremos los primeros en mover nuestra pieza. Confiamos en ti Tanya.

.

.

Tanya entra a la habitación de su hermana para ayudarla a acomodar algunas de sus pertenencias, ya que aun debía mudarse a su nuevo hogar.

–Y… ¿qué quería mi tío Tany? –pregunta Bella ansiosa.

Tanya le sonríe coquetamente y soltando un risilla se lo cuenta –es una encomienda muy importante, el rey vendrá pronto… y mi tío quiere que, lo divierta –dice esto último con modestia y suelta una risilla de nuevo.

Bella asombrada la mira asombrada –confiaré en que el rey tendrá buen gusto.

Tanya se ríe con libertad –ni lo dudes hermana.

.

El día de la bienvenida llega, la casa está en ajetreo descomunal, acomodando, cocinando y limpiando cada rincón por donde pasaría el rey.

El guardia de la casa sale en su caballo a investigar si el rey se acerca, avanza entre las enormes praderas y colinas cuando a lo lejos escucha el sonido de los caballos y a la vez, la guardia del rey acercándose.

Rápidamente toma las riendas, y con energía avanza de nuevo hacia la casa de su señor, apenas entrando por la puerta comienza el llamado:

–¡ya viene el rey!

Nadie se detiene, al contrario, tomo mundo se apresura a poner todo en su lugar, a tener listo todo en su lugar.

El guardia se acerca a informarle a su amo.

–Es momento de salir –dice el Sr. Swan a su esposa. Jasper mira a su hermana Tanya nerviosa, la toma de la mano y le infunde valor.

Todos salen a recibir al rey, los criados, jardineros, cocineros, granjeros y los señores de la casa; se posicionan enfrente de la casa en fila horizontal. Del lado derecho en igual línea horizontal esta las otras familias importantes de la región, incluyendo a Bella y su esposo, Jacob. Bella está ansiosa.

A los lejos comienza a divisarse el polvo de las pisadas estruendosas de los caballos al correr, poco a poco comienzan a escucharse más fuerte, las trompetas comienzan a sonar. El Rey Edward XVIII Anthony Cullen había llegado a la Abadía Swan. Montado en su enorme y majestuoso caballo negro como el carbón en compañía de sus cortesanos y amigos de caza, hicieron esa llegada gloriosa y despampanante.

Las presentaciones no se hicieron esperar, la familia hace reverencia y sonríen llenos de felicidad.

–y su alteza, permítame presentarle a mi hija la Srita. Tanya Elizabeth Swan –Tanya hace su respectiva reverencia algo nerviosa, y mirando al rey con coquetería, impactada por sus ojos verdes. Debía aceptar que no era lo que esperaba ¡qué hombre para más apuesto! Era alto y de una piel pálida, cabello cobrizo y un cuerpo formado, grande y fuerte, ella se imaginaba más a un rey viejo y gordo. Esta sin habla.

–Nadie me había hablado de una hija, Srita Swan es un placer –el rey toma la mano de Tanya con galantería y deposita un beso, Tanya se sonroja pero le sonríe ansiosa.

A los lejos Bella mira algo nerviosa. Siente envidia de que tal hombre se fijara en su hermana, pero no era de esperarse, ella estaba casada y claramente, Tanya era mucho más hermosa que ella. Su esposo estaba comenzando a tratarla, estaba comenzando a quererla; eso era lo que más deseaba.

Tanya Elizabeth Swan, me sonó bonito, ¿a ustedes también?

Bella se ha puesto algo celosilla, ¿Por qué si ya está casada? ¿y feliz, no?

Reviews! :3

Pam.