Bonjour~ aquí Satine reportándose tardísimo again! o/

Bueno me he retrasado olímpicamente otra vez pero ya aquí esta la actu del fic :'D (no sé como lo logre, pero lo logre ._.

Bueno ahora si antes que nada las sagradas aclaraciones! Hetalia no me pertenece es obra de Hidekaz-sensei que debería presentar a la persona en la que se baso para crear a Alemania *w*

Comenzamos!


María Guadalupe definitivamente hoy estaba experimentando el estilo de vida de los cangrejos ermitaños pues ya había amanecido y no quería salir de la cama, estaba totalmente tapada con su zarape y solo asomaba su cara, que por cierto estaba sonrojada pero tenía que salir, había quedado con Alfred y Arthur de salir ese día al parque acuático de Agua Caliente, salió casi con temor de debajo de las sabanas y se sentó en el borde la cama suspirando pesadamente.

- ¡Eso me pasa por bruta! – se regaño

Entonces tocaron a la puerta y de inmediato una de las muchachas que atendía la Hacienda se asomo tímidamente al principio.

- Srita. Lupe ¿ya esta lista? – le pregunto la muchacha

- Ah... si, ahorita bajo – le dijo entonces reacciono – oye, ¿puedo hacerte una pregunta?

- Si, claro – le contesto la muchacha

- ¿Qué se ponen ahorita para ir a nadar? – le pregunto algo apenada

- Pues un traje de baño de esos que están bien chulos – le contesto emocionada

Entonces María se le quedo viendo un tanto extrañada, según ella recordaba los trajes de baño no eran muy lindos aunque esos eran de los 30's y ahora que lo pensaba un momento, de verdad tenía bastante sin salir a divertirse casi siempre estaba apurada trabajando y esforzándose para mantenerse, entonces se decidió.

- ¿Tú tienes de esos? – le pregunto

- Si, uno... ¿quiere que se lo preste? – le ofreció la muchacha

- Eh... si me haces ese favorsote – le pidió tímida

Después de un buen rato de estar esperando, Alfred y Arthur solo se intercambiaban miradas molestas, de verdad no se soportaban y eso era un hecho que se notaba leguas, solo estaban ahí compartiendo el mismo espacio solo por María Guadalupe.

- ¿Por qué se estará demorando? – pregunto Inglaterra finalmente

- Hahaha... no sé porque el interés si estará todo el día conmigo – se burlo Estados Unidos

- Shut up! De todas maneras tu estúpida manera de hablar, de comer o de respirar terminaran hartándola – le dijo indiferente

- ¡Claro que no! Yo soy... – pero fue interrumpido por un golpe

Ahí estaba María Isabel con un largo pero fresco vestido blanco quien cojeaba para ir por la sandalia que le había lanzado al gringo para que dejara de decir estupideces y cuando se la puso, ya estaba tranquila.

- Perfecto, ahora vámonos que se hace tarde – les dijo

- Hey María, eso me dolió... – dijo quejumbroso el estadounidense

- Que poco aguantas Alfred – le dijo viéndolo indiferente

- Ya vámonos, si no nos llegara la tarde más pronto – agrego el inglés

De esa manera se subieron a la camioneta de ella, no sin antes montar sus cosas en la parte de atrás y se dirigieron rumbo al parque acuático de Agua Caliente y después de eso se irían a dar una vuelta al Lago Chapala.

En cuanto llegaron como no era época vacacional el lugar no estaba tan lleno y casi tan rápido como desempacaron las cosas en las mesas que estaban ahí, el estadounidense se quito la camisa y se metió al agua, empapando a la mexicana y al inglés, que ella ni tarda ni perezosa le lanzo otra vez su sandalia impactándosele justo en la cara.

Mientras el americano seguía ahí en el agua dejándoles todo el trabajo de acomodar a María y Arthur, de repente se sintió la tensión en cuanto se dieron cuenta, entonces el inglés decidió hablar por fin.

- O-oye María, sobre lo de ayer... – le dijo nervioso

- A-ah si... dime Arthur... – le contesto ella también bastante nerviosa

- ¿Qué querías darme a entender? – le pregunto finalmente

- P-pues yo... bueno ya sabes... eso era po's como... – trataba de decirse nerviosa

- Hey, María! Come on! El agua está fresca – grito el estadounidense desde el borde de la piscina

- A-ah... si... ¡ya voy! – dijo yéndose

Al parecer esta vez María había logrado huir de esa incómoda situación con Arthur, aunque tenía que pensarse muy bien que haría a la siguiente ya que ella no era ninguna rajona para andarle sacando a una situación así, pero ella ya no quería pasar por eso...

Se acerco finalmente donde estaba Alfred nadando y pudo notar lo habilidoso que era para nadar, podía ser irritante pero era bueno en esas cosas, entonces por un momento noto que se le estaba haciendo atractivo el gringo, reacciono, se levanto y se fue de ahí aun mas confundida.

- Ah, maldita calor que ya me hace divagar... si, es eso... alucinaciones por el calor... – pensó

Y cuando se dio cuenta de a dónde iba que era donde estaba Arthur se detuvo en seco, ahora estaba en un dilema: iba con Arthur o iba con Alfred, se dio la media vuelta y decidió mejor irse a comprar un helado pero cuando estaba a punto de llegar unos niños pasaron corriendo y le mancharon todo el vestido con un helado de chocolate dejándole una enorme mancha café en su blanco vestido.

- ¡Me lleva la que me trajo!... y yo que no quería andar con eso – dijo

Entonces se dirigió al baño, Arthur no le había quitado la mirada ni un solo momento a María hasta que vio que salió corriendo al baño, hasta que de repente le lanzaron un chorro directo de agua a la cara obra de Alfred que traía una pistola grande de agua y se le acercaba burlón.

- ¿Qué miras Iggy? – le pregunto despectivo

- Eso es algo que no te importa, idiot – le contesto molesto

- ¿Por qué te empeñas con María si sabes que al final se quedara conmigo? – le pregunto el gringo

- Que se quedara contigo... y dime Alfred ¿Cuándo paso eso? Por lo que veo ella no te quiere dar pero ni la hora – le contesto

Inglaterra ya se había levantado de donde estaba sentado y ahora tenía una batalla de miradas con Estados Unidos, que si de ponerse algo entre esas miradas hubiese caído fulminado con la pura fricción que causaban al chocar, hasta que ahora ambos fueron golpeados por la sandalia de María que al parecer se había vuelto experta de tanto lanzarla.

- ¡Con una chingada, compórtense los dos! – les regaño

Entonces cuando ambos rubios se voltearon no podían creer que esa era María, pues ahí estaba ella con ese rostro de molestia, en un traje de baño de dos piezas de color blanco que quedaba perfectamente con su piel morena clara y dejaba ver sus atributos bien, pero sin rayar en lo vulgar, con su cabello amarrado en un trenza que llevaba de lado, de verdad era la primera vez que podían verla así sin tanta ropa encima.

- Ma-ma-maría... – trato de decir el inglés

- María, te ves... muy bien ¿sabes? – dijo el estadounidense pícaro

- T-te parece... – contesto apenada

Entonces Inglaterra se fue dando medio vuelta y se dirigió al asiento donde estaba, María noto esa acción y ahora en vez de nerviosa estaba algo entristecida y se calmo finalmente, suspiro pesadamente y cuando se dio cuenta alguien le estaba tapando con una sudadera lo cual le sorprendió bastante al ver que era Arthur quien se la ponía algo apenado.

- N-no deberías ir por ahí – carraspeo – mostrando tanto, ponte esto encima – le dijo nervioso

- Hey Iggy, what's your problem with this? (¿cuál es tu problema con esto?) – quejándose mientras señala a María

- Óyeme tu zángano, osea ¿qué me estabas viendo de manera pervertida? – pregunto la mexicana poniéndose la sudadera

- Well... no, maybe just a little (Bueno… no, tal vez solo un poco) – contesto algo inseguro Alfred

- ¡Argh! ¿Sabes que Jones? Ya no saldré contigo solo por degeneradote, jum... – sentencio la mexicana yéndose ofendida

- No, María wait! (No, María ¡espera!) – trato de decirle el estadounidense

Arthur la seguía de cerca y en eso volteo a ver a Estados Unidos dirigiéndole una sonrisa burlona y luego alcanzaba a María, quien llevaba su sudadera que le llegaba justo al muslo haciéndola ver como una niña pequeña, pero tuvo que contener su mente o Londres lo podría delatar en esas circunstancias, hasta que la alcanzo.

- A-ah Arthur... gracias por la sudadera – le sonrió sincera y lo abrazo – me gusta lo caballeroso que eres – le dijo sonriéndole

- ¿E-eh? N-no es nada, yo no la usaba y n-no está bien que andes así toda e-emm... destapada, no porque me molestara la mirada que te dirigía Alfred ¡p-para nada! – trato de decir nervioso con la mexicana abrazándolo

Entonces Isabel se dio cuenta de la situación y todo lo anterior separándose rápidamente del inglés toda sonrojada y nerviosa viendo al suelo mientras jugaba con su trenza.

- B-bueno, me voy a nadar – y salió corriendo nerviosa

Arthur se quedo ahí pasmado por todas esas visiones de María que se habían dado tan rápidamente hasta que sintió un escalofrió en su espalda, el cual era causado por la mirada asesina de Estados Unidos que había visto todo eso también.

- Inglaterra... – dijo tenebroso

- A-ah... voy por un helado... – y también salió corriendo

- ¿Eh? ¡Ah, yo también quiero! – le siguió

- No, estas gordo Jones – le dijo burlón

Y así se mantuvieron parte de ese día en el parque acuático Agua Caliente ¿Qué pasara en el Lago Chapala?


Ese dia esta muy largo! xD (di que la haces de emoción ya hubo declaración y todo! xD) mi querida aquí la mula es parda hasta que el dodo diga lo contrario(? -w- ( ok... O_O)

Esta vez no habrá response time reviews por que mi tiempo es limitadísimo TwT pero agradezco enormemente sus reviews a Susan358 (grazie~ :3), Flannya (si eso de los rubios lo note durísimo xD y creeme Alemania y México tendrán su propio cap para ellos solitos~) y Cintia-2287 (yey! Eres una deidad ya! xD)

Nos leemos pronto ;D