Summary: Trata sobre Videl una joven un tanto tímida y muy cariñosa que por cuestiones del destino se encuentra con Gohan, un joven quien guarda muchos rencores, ella presiente el gran peso que guarda el corazón de Gohan e intenta hacerle ver un mundo diferente, lamentablemente toda acción tiene su reacción… -UA-

Disclaimer: Los personajes de Dragon ball Z no me pertenecen, hago esto sin ánimo de lucro, rogaría que no me demanden, gracias…

Toda acción tiene una reacción.

.

.

.

Dolor

Era una fría mañana en la enorme mansión de un hombre cuya dignidad caía cada vez más bajo en el raiting de las malas lenguas, con justa razón se diría, puesto que su amada esposa huyó cual colegiala con un motociclista, él no la culpaba, ella solo se dejo guiar por el amor que le brindaban, amor que él no pudo dar, aquel amor que un día se prometió nunca perder por su esposa y demostrárselo cada segundo de su vida, pero lamentablemente olvidó la parte de demostrárselo y la perdió para siempre, ahora ¿qué haría él sin el adorable sonido de su voz despertándolo cada día?, ¿Qué haría sin el constante "te amo" que le dedicaba todas las mañanas?, ¿qué haría él sin el beso de buenas noches que recibía?, y lo más importante….¿qué haría él sin una madre para su pequeña hija?

Aquel hombre se preguntaba una y otra vez eso, poco o nada le importaba lo que las personas cuchicheaban por ahí, lo único que ahora y siempre le importaría sería y será su hija, ahora él sentía dolor, su hija aún era una niña, pero era muy inteligente, seguro preguntaría por su madre, pero él sabía exactamente que decirle…

-¿Dónde está mamá, papá?-preguntaba una linda niña de ojos azules como el profundo mar, y tez blanca, tanto se parecía a su madre que dolía.

-Pues ella está en el cielo junto con Kami-decía el hombre mientras esbozaba una sonrisa mientras que por su mejilla rodaba una lágrima traicionera.

-¿y Cuándo volverá?-preguntaba la niña con mucha curiosidad

-Ella no volverá Videl, ella se ha ido para siempre.-decía mientras limpiaba su mejilla esbozaba la mejor sonrisa que tenía y abrazaba a su hija con suma delicadeza

Ella no hizo más preguntas, él no las hubiese contestado, solo la abrazó y le dijo: Desde ahora yo cuidaré de ti, porque eres mí más preciado tesoro….hija…

Desde ese entonces han pasado 12 años, la hermosa niña se convirtió en una hermosa mujer, pero no una mujer cualquiera, si no, una llena de ilusiones, amor y ternura, gracias al cariño y cuidado de su padre a quien quería mucho.

Obviamente dado que es muy inteligente preguntó por la tumba de su madre pero su padre ya había previsto eso y mando a hacer una lápida con el nombre de su esposa grabado, completando así su mentira; tomando así la decisión de los cobardes, la salida fácil…

Esto es lo que yo considero una especie de prólogo, espero les haya gustado, es una de mis rebuscados, algo que estuve planeando... ojala le den acogida.

Spektro