¡Hola! Gracias por tomarse el tiempo de leer esta fanfic, espero que les guste y dejen un comentario. Es mi primer Fanfic de Naruto.

La guerra había terminado hacia años atrás, como era de esperarse él junto con Naruto habían logrado derrotar a Madara, sin embargo él no volvió a la aldea ¿por qué lo haría? Ahí ya no había nada para él, no intentaría destruir la aldea, lo había prometido a su hermano y de esa forma lo había liberado; pero eso no significaba que su odio hacia Konoha hubiese desaparecido, en cierta forma solo estaba siendo bloqueado por él mismo en forma de reto personal.

- Sasuke, - dijo su compañero Suigetsu - ¿escuchaste eso?

- Tranquilo no es de nuestro interés - respondió Sasuke con desinterés

- vamos que estoy muerto de aburrimiento- pidió Suigetsu

- Puedes ir tu si te interesa - concedió el líder, realmente no era líder ya de nada, la organización Taka se había disuelto con la guerra, y los únicos miembros activos era Sasuke y Suigetsu

Suigetsu salió brincando de la emoción fuera de la cueva donde se encontraban descansando, últimamente estaban viajando en búsqueda de las espadas de la neblina que tanto deseaba Suigetsu; era medianoche y una cantidad considerable de ruido los alerto, parecía un combate.

De pronto el ruido se detuvo un minuto y luego se volvió más insoportable; Sasuke fastidiado fue a calmar los ánimos, pero algo lo desconcertó gran cantidad de árboles habían sido destruidos, algunos árboles ardían y la voz emocionada de Suigetsu lo atrajo hacia la batalla

- No me la vais a creer- grito su compañero, quien protegía a alguien más en la rama de un árbol, frente a él un asustado Ninja salía huyendo de ahí - parece que encontré a una linda señorita

- déjala donde la encontraste- ordeno Sasuke con fastidio- los problemas entre aldeas no son asuntó nuestro

- ¿Sasuke?- hablo débilmente la mujer, Sasuke suspiro con pesadez al comprobar sus temores

- olvida lo que dije- dijo con rudeza- ve y adelántate a la posada más cercana- ordeno

- ¿y la chica?- pregunto, pero después su mirada cambió a una de entendimiento - ¿verdad qué es linda?

Sasuke no respondió mientras se arrodillaba a un lado de la joven y a pesar que no era un experto comenzó a curarla, mientras Suigetsu se adelanta a corriendo y saltando con maestría hacia la posada.

- Sasuke- escucho murmurar a la Ninja, mientras él la curaba, en cuento ella recuperó la conciencia detuvo la técnica curativa pues eso no era su fuerte- gracias- dijo ella mientras Sasuke la cargaba en su espalda y se alejaban de ahí.

- oye Sasuke, yo primero - dijo el hombre de dientes afilados

- eres un pervertido, nadie la tocara - expreso Sasuke

- la conoces, ha ya veo es de Konoha- dijo tras mirar la banda de la aldea - te daré espacio, creo que cerca hay un bar- comento distraídamente mientras salía de la habitación, no era una habitación lujosa, la aldea en la que se encontraban estaba siendo reconstruida algún terremoto la había afectado hace poco.

- ¿venías sola?- preguntó, mientras su ex compañera de equipo recobraba la conciencia

- Si- respondió algo confundida- Gracias Sasuke, de no ser por ti hubiese posiblemente muerto - admitió

- yo no he hecho nada- afirmo Sasuke con rudeza, Sakura lo miro pensativa, no lo había visto desde que se despidieron después de derrotar a Madara, no había cambiado mucho a pesar de los años, sólo que ahora el aura que lo envolvía era menos oscuro, su semblante parecía más relajado, incluso su ropa había cambiado ahora vestía un pantalón negro y una playera blanca no muy ajustado ni tan poco demasiado holgada,

- ¿Sabes que ya no eres un fugitivo?- pregunto Sakura después de media hora de silencio, no es que el silencio la hubiese incomodado sólo que temía no tener otra oportunidad para decírselo

- Lo sé- respondió Sasuke, su mirada estaba en algún lugar en las estrellas, no parecía molesto, más bien desinteresado

- ¿algún día volverás a la aldea?- pregunto nerviosa

- No lo creo - respondió con neutralidad, sin embargo sus ojos flamearon de ira cuando respondió, otro silencio pero esta vez incómodo inundo la habitación y el silencio se rompió cuando Suigetsu volvió, tenía impregnado un aroma fresco

- ¿quién eres?- pregunto Sakura a Suigetsu

- soy Suigetsu- respondió intentando coquetear- y tú eres

- Haruno Sakura- respondió

- ¿qué hacías en el bosque a estas horas sola, Sakura?- pregunto Sasuke

- tengo una misión, debo de entregar este pergamino a Gaara- dijo algo desanimada- sin embargo las cosas están muy tensas entre las aldeas

- ¿otra vez?- pregunto incrédulo Suigetsu -¿esta vez a que se debe?

- las demás aldeas acusan a Suna y a Konoha de no ser lo suficientemente disciplinados con sus Shinobi, debido a que los ninjas renegados por alguna razón han decidió asentarse entre ellas.- explico Sakura- y culpan a Gaara, Naruto y a ti Sasuke de no salvar a Oonki- admito Sakura

- Que divertido, ya tendremos algo que hacer - grito Suigetsu, Sasuke le dirigió una mirada mordaz

- No es nuestro asuntó, la muerte de ese hombre fue culpa de Madara y no nuestra - dijo Sasuke con aplomo

- el Raikage dijo que su aldea se mantendría al margen del problema, - dijo Sakura- tal vez si es tu asunto Sasuke- agrego Sakura, Sasuke la miro directamente, exigiendo una explicación - han capturado a Naruto, yo debía de reunirme con el kazakage y juntos con otros ninjas de Konoha iríamos a liberar a Naruto

- eso sería una declaración de guerra - afirmo Suigetsu - ¿por qué Konoha y Suna irían tan lejos por un solo Shinobi?- pregunto confundido

- porque Naruto aria eso y más por ellos- admitió Sasuke- Sakura, ¿puedes caminar?- preguntó, Sakura asintió aliviada, con Sasuke de su lado probablemente la misión pasaría de ser suicida a ser arriesgada, y sobre todo porque no había planeado encontrarse con Sasuke y mucho menos que el accedería a ayudarles en tremenda locura

- Gracias Sasuke- kun- dijo Sakura mientras los tres salían de la posada silenciosamente por la ventana; Después de un rato ante la mirada asombrada de Suigetsu Sasuke cargo en su espalda a Sakura y la joven se quedó dormida, al medio día llegaron al desierto, Sakura parecía estar mejor mientras que Suigetsu no paraba de quejarse del calor que hacía, Sakura mantuvo una conversación agradable con Suigetsu, mientras que Sasuke iba en un silencio sepulcral,

"¿Qué estás haciendo Sasuke?" Se preguntaba mientras se acercaban a la aldea de Suna, su mirada estaba perdida en la inmensidad de la arena, y sus pensamientos perdidos en su pasado, no en lo amargo de su niñez, no en la oscuridad del tiempo en el que buscaba venganza, si no en el tiempo que tuvo la oportunidad de ser feliz y que abandonó.

- ¿Quiénes son ustedes?- pregunto el guardia a el pequeño grupo mientras intentaban entrar a la aldea

- somos de Konoha- explico Sakura señalando la banda

- usted si lo es, pero y ellos- exigió saber el guardia

- son refuerzos, perdieron la banda entre la arena- explícito Sakura, Suigetsu sonrió divertido ante la facilidad de mentira de la joven, el guardia los observo incrédulo, sin embargo accedió a dejarlos entrar.

La aldea no era tan pintoresca como Konoha, pero Sakura caminaba cómodamente por esas calles extranjeras como si fueran propias, atrás Sasuke iba en silencio sin prestarle mucha atención a la aldea ni a las miradas lascivas y poco discretas que recibía de las aldeanas; Suigetsu iba molesto pues casi nadie lo miraba, pero aquellas que lo hacían recibían alguna mirada coqueta o atrevida por parte de él.

- Uchiha Sasuke, Sakura- dijo la profunda voz de Gaara tras este entrar a la sala donde usualmente se reunía el consejo de Suna, pero ahora solo estaban 4 personas- que bien que han llegado el resto no debe de tardar en unirse

- Kazekage- saludo Sakura de forma educada, Sasuke solo asintió

- Puedes decirme Gaara- pidió el Kazekage, Sakura sonrió divertida

- está bien Gaara- dijo cortésmente, el joven asintió,

- ¿por qué has venido Uchiha Sasuke?- pregunto Gaara con un tono autoritario propio del Kazekage

- Le debo el favor a Naruto- respondió sin mucho entusiasmo, Gaara lo miro a los ojos un largo rato

- oye Kazekage o Gaara- interrumpió el silencio Suigetsu- ¿acaso aquí no hay agua?

- disculpa la descortesía, vienen del desierto, deben de tener sed- dijo Gaara- si gustas puedes ir a beber la que desees haya afuera a 10 metros a la derecha está un bebedero- ofreció Gaara- por cierto ¿quién es él?- pregunto una vez que Suigetsu salió Casi corriendo de la sala

- es compañero de Sasuke, se llama Suigetsu - explico Sakura ante el desinterés de Sasuke quien parecía estar ausente.

Miraba el cabello rosa de Sakura y se sentía extraño, había sido suerte que se encontraran hace unas horas, ¿desde cuándo la suerte estaba de su lado? ¿Qué haría después de rescatar a Naruto? ¿Se sentiría otra vez atado a sus compañeros, había posibilidad de que esos lazos que el creyó rotos no lo estuvieran? Y si no lo estaban que podría hacer: romperlos o reforzarlos.

Tenía muchas dudas y lo único seguro era que era un estúpido y que sí fuera más inteligente o tal vez menos estúpido no hubiera ayudado a Sakura, después de todo el odia a Konoha y a sus habitantes ¿o no?

El tiempo de espera fue relativamente corto, pronto una risa de Temari rompió el silencio, a su lado Shikamaru y Kankuro se miraban con recelo, atrás venían Rock Lee, Hinata, Kiba, Tenten, el tipo raro que lo había sustituido, el gordo e Ino, un poco más atrás y algo cansada venía Matsuri bastante indignada y traía casi arrastrando a Suigetsu, quien estaba sonrojado.

-¡Sasuke!- gritaron algunos sorprendidos, el interpelado solo les dirigió una mirada vacía, sus ojos negros lucían vacíos y desinteresados;

- valla que problema- se quejó Shikamaru después de enterarse que tendría que considerar dos elementos en su estrategia

- ¿Por qué no dejan que la guerra inicie?- pregunto Suigetsu- sus ejércitos juntos podrían simplemente aplastar a los enemigos.

- Los Shinobi, todos nosotros- comenzó Gaara- combatimos en la guerra juntos, algunos hicieron amigos de entré los que ahora son nuestros enemigos, algunos se salvaron la vida mutuamente- recordó - Un ejército desmoralizado por muy grande y fuerte que sea, no será efectivo

- es una situación complicada- añadió pensativo Kiba- Yo no puedo creer que esos traidores de la neblina sean capaces después de todo lo que hicimos por ellos

- Yo no lo puedo creer de la Mizukage- comento Matsuri

- Y el Raikage, dejándonos solos- expuso molesto Rock Lee

- Esta situación no está clara- hablo por primera vez Sasuke, la mirada curiosa de los presentes se posó sobre él

- a nadie nos cuadra- dijo molesta Temari - pero Shikamaru no ha podido entenderlo todo aún - confeso, Shikamaru respiro profunda y sonoramente

- analicemos la situación una vez más - pidió Kankuro

- primero los ninjas renegados de todas las aldeas se instalan en nuestras fronteras- inicio Ino

- Secuestran a Naruto en una misión- agrego Sakura- la misión tenía como objetivo detener a un grupo de ninjas renegados

- La Mizukage y los de la Roca culpan a Gaara, Naruto y Sasuke de la muerte de Oonki y exigen que entreguemos a los dos faltantes- indico Temari

- El Raikage nos dé la espalda - comento Tenten.

- hay muchas incógnitas - expreso Suigetsu

- ¡no importa!- grito enérgicamente Lee- salvaremos a Naruto

- ¿Cómo lograron secuestrar a Naruto?- pregunto Sasuke- Al parecer sus ninjas renegados no son tan renegados- comento, Shikamaru asintió pensativo - en segundo lugar los Shinobi de otras aldeas deberían de estar en la misma situación moral que los de aquí - la mayoría se miraron confundidos - es obvio que hay algo más aquí que la búsqueda de justicia para el viejo- expreso

- tendremos que ir a investigar entonces - afirmo Gaara

- ¿actuáremos bajo tanta incertidumbre?- pregunto Shikamaru

- ¿En qué aldea tendrán oculto a Naruto?- pregunto Sai

- No en las aldeas- respondió Sasuke

- tienes razón - aseguro Shikamaru- estas acciones las debe de estar realizando alguien poderoso, alguien que es capaz de tener a los Kages bajo algún Genjutsu- afirmo

- Pero no puede ser tan hábil como para mantener a un grupo muy amplio de Shinobi bajo sus órdenes - expuso Sakura

- así es- dijo con pereza Shikamaru - es un gran problema, sin embargo tendremos que resolverlo por nosotros

- Es el poder de la juventud - grito Lee dando un fuerte golpe a la mesa redonda, llevándose una gran cantidad de miradas molestas

- qué tipo más raro- siseo Suigetsu - he Sasuke ¿así son todos de raros en Konoha? Si es así no me sorprende que no quieras volver - comento, sin embargo sus intentos de ser discreto fueron en vano y se llevó un fuerte golpe en la cabeza por parte de Ino

-idiota- insulto Ino, mientras se recomponía del ataque de ira, Suigetsu sonreía con malicia, para él todo esto se volvía mejor

- entonces estamos seguros de que Naruto debe de estar cautivo en algún lugar de entré las fronteras de las...- comenzó Gaara

- La aldea de la neblina suele ocultar a sus prisioneros en el país de las olas- revelo Suigetsu, todos a excepción de Sasuke lo miraron fastidiados

- Pudiste haberlo dicho hace un rato - grito Ino, dándole un golpe que lo derribo de la silla ante la mirada desaprobatoria del Kazekage

- fijemos una fecha próxima para ir por Naruto-kun - pidió Hinata jugueteando con sus dedos nerviosamente

- Mañana mismo- grito Lee- o quizá ahora mismo

- no te precipites rarito- dijo Suigetsu - si partes ahora te perderías en el desierto.

Lee lo miro admirado y con los ojos llorosos

- tienes razón, soy un tonto- dijo - tal vez debería dar 40 vueltas a la aldea en castigo

Suigetsu lo miro divertido, mientras se aseguraba de que tendría que convencer a Sasuke de volver a Konoha o él lo haría por voluntad propia, si eso podía significar que se divertiría tanto.

- No te canses por ahora, lo mejor que podemos hacer es prepararnos para partir mañana temprano- inquirió Gaara con ese tono tan propio de él.

- ¿tú también iras Gaara?- pregunto Kankuro - eres el Kazekage, no debes dejar la aldea- le recordó a su hermano

- estoy consciente de eso- afirmo Gaara- pero esto lo haré por un amigo- explico - la aldea estará a cargo de Matsuri - la joven miro a Gaara confundida

- pero Gaara- sama, digo Gaara-sensei, Kazekage- sama- se decidió al final,- ¿está usted seguro que seré capaz de mantener a la aldea en orden hasta que vuelva?-pregunto

- claro que sí, de otra forma no me daría el lujo de abandonar la aldea- afirmo Gaara mirando directamente a Matsuri quien al final acepto orgullosa y algo nerviosa por la responsabilidad que acababa de aceptar.

- demos la reunión por concluida- dijo Temari- Shikamaru informa a tu Hokage de nuestras decisiones, nosotros informaremos al resto del consejo y a la aldea en general- afirmo Temari

- Matsuri- hablo Gaara mientras algunos abandonaban la sala- asignarles una habitación a Sakura y a Sasuke Uchiha y su compañero- pidió

- claro- respondió Matsuri- síganme- pidió.

Sasuke se puso de pie y junto con Sakura siguiendo. A Matsuri mientras Suigetsu intentaba llamar la atención de Sakura recibiendo a cambio una conversación con ella; Sasuke solo observaba en silencio como Sakura respondía algunas preguntas algo personales para su compañero.

Su habitación no excedía de lujos, pero era bastante cómoda, además era solo para él, así podría tener su anhelada paz, la noche llegó a la arena y el sol perdió una batalla más frente a la luna; la temperatura comenzaba a descender, sin embargo no se encontraba tranquilo en la habitación, salió y subió al techo;

Se acercó a uno de las barandales y se recargo sobre uno, observando la aldea; El diseño de Suna era imposible de admirar desde abajo, para ver lo bien planificado de sus estructuras se tenía que observar desde las alturas; se quedó un largo rato como si estuviera hipnotizado contemplando la aldea de la arena, su cabello negro le golpeaba el rostro furiosamente.

-Hace algo de frio- escucho una voz femenina detrás de él, sacándolo de su ensueño

-Entonces deberías de entrar- respondió distraídamente, sin voltear a ver a la recién llegada, ella solo sonrió negando con la cabeza

-¿Problemas para dormir?- pregunto ella mientras se acercaba al barandal y se sentaba en él recargando su espalda sobre uno de los pilares.

-¿Pesadillas?-pregunto Sasuke, hablo realmente sin querer hacerlo

-Cientos de cadáveres, a veces veo a pacientes que no pude salvar morir una y otra vez frente a mí; escucho los lamentos de sus compañeros; el olor a sangre, desesperación, sufrimiento; esa peste a muerte- admitió la joven mirando a su ex compañero, este parecía prestar al menos un poco de atención a las palabras de ella; sin embargo otra parte del cerebro de Sasuke buscaba la razón por la cual había hecho esa pregunta.- Sasuke, ¿Por qué no puedes dormir tú?¿También sufres pesadillas?-pregunto la joven, Sasuke cerró los ojos, pero a pesar de que una parte de él no quería seguir hablando respondió a la pregunta

-No hay pesadillas, no hay sueños- explico, su voz no sonaba agresiva, solo era su voz, una voz vacía- no hay nada

Los ojos verdes de ella lo observaron con gesto comprensivo,

-No necesito tu lastima Sakura- comento Sasuke después de un rato de silencio en el cual ella lo había estado observado con el mismo gesto.

-No siento lastima de ti Sasuke- objeto Sakura con un tono algo molesto- suena cruel pero es algo que merecías- expreso, Sasuke sonrió- al final obtuviste lo que deseabas y luego ¿que sigue para ti?- se atrevió a preguntarle, los ojos de Sasuke se volvieron oscuros, sin embargo la sonrisa no se desdibujo de su rostro.

-Tú lo has dicho Sakura-respondió él- tengo que pagar por mis actos

Otro silencio surco en la arena, los ojos verdes de Sakura estaban perdidos en los de Sasuke; preguntándose porque él se estaba comportando de esa manera, y a pesar de que la médico no quería sospechar de su compañero, muchas dudas estaban surgiendo acerca del actuar tan diferente de él.

-¿Por qué lo haces?-pregunto molesta, Sasuke la miro con curiosidad- ¿Por qué te comportas de esta forma? ¿Por qué nos ayudas?-pregunto, mientras Sasuke se giraba completamente quedando frente a ella- Te exijo que me expliques tus razones, no quiero mentiras Sasuke, no creas que me tragare lo de que le debes el favor a Naruto

-Es la verdad Sakura- explico cansado Sasuke, su voz aún no se tornaba agresiva- Favor por favor- dijo intentando cerrar la conversación

-¿Qué le debes a Naruto?-pregunto o mejor dicho grito Sakura

-Me salvo de mí mismo Sakura, me duele el orgullo de admitirlo- reconoció, sus ojos flamearon heridos – fue el quien me saco de la oscuridad a la que me aferre por temor a la luz- grito por primera vez Sasuke ante la mirada confundida de Sakura, antes de girarse y alejarse de ahí, sin darle tiempo a Sakura de responder algo.

¿Qué tal estuvo? Bueno, malo, sin futuro con futuro; alguna idea o corrección… dudas o aclaraciones dejen un comentario y hagan feliz a una autora.