Ángel había tenido solo dos parejas en su larga vida. Fue la pareja de Darla durante todo su periodo de Angelus y a Buffy solo la tuvo unos breves años pero ya como Ángel y por lo tanto con alma, y con toda su alma la había amado.

Buffy, su amada Buffy, su relación fue breve, apenas unos años pero esa mujer estaría con él toda la vida. Buffy había sido el amor de su vida, eso sin duda, ella era aún la razón por la cual seguía adelante. Y fue precisamente Buffy la primera en hacerlo padre, cuando supo que Liam estaba en camino, ni siquiera sabía que un vampiro pudiera engendrar. En teoría no pueden, pero cuando en la ecuación intervienen brujas, dioses o genios…bueno, digámoslo así, las reglas se vuelven siempre un pelín más confusas cuando intervienen alguno de ellos. Así que tras asimilar que tras casi tres cientos años de existencia iba a ser padre, decidió asumir al 100x100 el nuevo papel de padre que el destino le había deparado.

Pero pronto empezaron los problemas, y la vida del Buffy y del bebé se veían constantemente en peligro debido a que ella era aún la cazadora y de los muchos enemigos que se había ganado él tras muchos siglos de ser Angelus. Ángel aterrado por la idea de perder a Buffy y a su hijo, Liam, por culpa de alguno de estas amenazas decidió alejarse de ellos y permitirles así tener una vida más tranquila. Y así fue como llegó a Los Angeles, para empezar una nueva vida y para darle una oportunidad a su hijo.

Pero no contó con que Buffy seguía siendo la caza vampiros y sobre todo seguía siendo Buffy. Así que tras morir por sacrificarse para salvar al mundo de un apocalipsis certero, Liam pasó a ser criado por Giles y el resto de amigos de Buffy. Ángel pensó que hacía lo mejor para su hijo apartándose de él, pero al nacer Connor y morir Darla convirtiéndose en padre "soltero" a la fuerza, se dio cuenta que había sido un cobarde y trajo de vuelta consigo a Liam, para que los dos hermanos crecieran juntos. No era demasiado tarde Liam solo tenía 6 años y Connor era un recién nacido, aún estaba tiempo de hacer las cosas bien. Pero entonces apareció Holtz…y todos sabemos que pasó a partir de entonces.

Hacía tres meses que Connor había regresado a casa, Ángel pensó que era el momento para ir normalizando la situación. Apuntaría al chico a la escuela ese mismo otoño y traería a Liam de vuelta a casa. El destino le había negado la felicidad por demasiado tiempo, y aquello ya era hora que se acabara. Iba a tener a su familia con él e iba a ser el mejor padre del mundo para sus hijos.

Ángel había perdido a Connor un año atrás por culpa del odio de un fanático vengativo como Holtz, de uan relación que había durado más de un siglo con Darla solo había habido destrucción, odio y dolor. Solo había habido eso hasta que vino al mundo Connor, Connor era la prueba fehaciente de que del mal podía surgir el bien. Connor le devolvió la esperanza a Ángel que des de su ruptura con Buffy no había vuelto a sentir esa alegría por vivir el día a día.

- Nos vamos ya a Sunnydale, cualquier cosa, tienes el teléfono, igualmente Gunn y Lorne, se quedan. Están al mando, no quiero ni una queja de ti.

- Sí, papá

- Connor, hablo en serio. Tienen permiso para zurrarte si te pasas de la raya, y ten por seguro que si tengo quejas de ti, cuando regrese te las verás con el cepillo ¿entendido?

- Sí, pero ¿aun no entiendo porque me tengo que quedar aquí? ¿Por qué no puedo ir yo también? Spike va.

- Hijo, quiero hablar con Liam antes de traerlo a casa. No sé cómo se va a tomar todo esto de tu reaparición, él espera un bebé no un hermano mayor. Además, tienes que prepararte para la escuela, dentro de unas semanas empezará ¿y no querrás ir con los pequeños?, tienes aún que ponerte al día de muchas cosas.

- La escuela no es importante

- Sí, sí que lo es, lo es para tu futuro. Y no quiero oír nada más. Te he dicho que te quedas y no hay nada más que discutir.

- No es justo.

- La vida raramente lo es. Llamaré cada día para ver cómo te va (dándole un beso en la cabeza) pórtate bien.

- Ya lo has oído, cachorrito, pórtate bien (dijo Spike revolviéndole el pelo, Connor se apartó y le enseñó el dedo)

- Que grosero (fingiendo estar ofendido y escandalizado de forma sobreactuada)

- ¡Connor! (le avisó Ángel)

- Empezó él (dijo cruzándose de brazos y enfurruñándose)

- Y lo acabo yo (agarrando a Spike por el brazo y arrastrándolo a fuera del Hotel) Connor (volviendo a la puerta) sabes que te quiero ¿verdad?

- Siiii (poniendo los ojos en blanco)

- Y un "yo también te quiero estaría bien" ,al fin y al cabo me voy (dijo Ángel un poco triste)

- Solo un par de semanas (dijo cansado Connor)

- Ven aquí y despídete como es debido de tu anciano padre, dame un abrazo y un beso

-¡Papá!

- Ni papás ni nada, ¡ven! (Connor se levantó del sofá y haciéndose el remolón fue hasta su padre dio un suspiró de resignación y le dio un abrazo rápido y un beso casi imperceptible, incluso para un vampiro) Lo puedes hacer mejor.

- Papá por favor, hay gente delante.

- Si, tu tío Lorne y tu tío Gunn, ahora dame un beso y un abrazo bien dados (Connor esta vez le dio un abrazo más fuerte y un beso sincero).

- Tened cuidado.

- No sufras, tu padre siempre lo tiene (le contestó mirándolo con ternura y finalmente Ángel salió del hotel con una sonrisa en la cara, su chico se hacía el duro pero en el fondo era un amor de hijo).

- Venga chico, a la cama contigo, mañana tienes mucho que aprender.

- ¿En serio? Es aún muy pronto

- No son pasadas las once, y ya has oído a tu padre Lorne y yo estamos al mando. Así que sino quieres que te de unos buenos azotes antes incluso que tu padre saque el coche del garaje, ya te estás preparando para la cama.

- Eres peor que papá (dijo refunfuñando mientras subía las escaleras hasta el apartamento).

- Dentro de un rato subiré a chequear, meloconcito (dijo Lorne), y me aseguraré que no hay en tu cama chinches que te coman (Connor solo puso los ojos en blanco y negó con la cabeza. ¿porqué tenía él que aguantar todo eso?)