Los cinco hombres que rescataron su nave, se presentaron como los Omega, los condujeron a un extremo solitario del espacio donde un único planeta brillaba. El lugar era tranquilo, con una vegetación abundante y casas hechas de madera y hojas, el unico lugar que tenia un estructura compleja era el gran templo que resaltaba en el centro del pueblo. Era tan grande y majestuoso que aun desde una inmensa distancia se podia notar el dorado techo y los blancos pilares que lo rodeaban.

Ambas naves (La de los omegas y la de los titanes) aterrizaron a un lado del templo, y al instante fueron recibidos por un grupo de mujeres vestidas en túnicas doradas. Al bajar de las naves, los saludaron respetuosamente y les indicaron el camino de entrada al templo. Los titanes dudaron si seguirlos.

- Son uno de los pocos pueblos pacifistas que existen- Se apresuro a hablar el anciano, que se había presentado como Andre- Una de sus mas antiguas tradiciones es recibir al viajero con comida y hospedaje.

Los habitantes de aquel lugar se asemejaban mucho a los humanos, la única diferencia eran los cristales que decoraban sus frentes y brazos. Entraron a la sala central del templo donde les habían preparado una mesa llena de frutos y agua.

Cyborg y Chico Bestia se abalanzaron a comer, ganandose una mirada reprobatoria de Robin. Los Omega agradecieron la atención y luego se fijaron en los Titanes.

-Lamento no haber presentado a mi equipo antes- Andre, volteo a mirar a los suyos.

-Me llamo Tigorr- hablo con voz dura un hombre con semejanza a un felino, tenia la piel naranja y unas cuantas rayas negras en su pecho- El es Broot- señalo a un hombre enorme, con piel similar a una roca-ella es Felicity- La mujer en cuestión embozo una sonrisa, al igual que su compañero tenia las facciones de un felino, tenia el cabello blanco y una figura muy definida- Y el es Ryand'r- El pelirrojo no despego la mirada de sus hermanas.

Robin se adelanto y presento a su equipo (y a Blackfire) cordialmente.

- Un gusto titanes- La resonante voz de Tigorr retumbo en la habitación- nos gustaría saber cual es su situación actual.

-Bueno, pues nos persiguen los Gordonianos que trabajan con el "Citadel", y con ese Rapture..- Comenzó Chico Bestia.

-¿Rapture?- Un silencio sepulcral invadio el lugar, Tigorr miro a los titanes con un gesto de sorpresa.

-Como escuchaste- Blackfire tomo una de las frutas de la bandeja y le dio un bocado- Queda uno, y los del Citadel lo tienen.

-Así es como han logrado acabar con tanta gente- Starfire se acerco a los Omega- Ellos mataron a mi gente, destruyeron mi pueblo...- Miro a Ryand'r- Y lo siguen haciendo, siguen atacando gente-

-Nuestro trabajo es detenerlos...

-Lo se, lo he escuchado- Interrumpió Starfire. Todos la miraron con atención. Los titanes se sorprendieron por la determinación en su voz- Por eso quiero ir con ustedes-

Nadie dijo nada.

Robin se adelanto y tomo a Starfire por los hombros, pero ella no lo miro, mantenía su mirada fija a los ojos de Tigorr.

-¿Quieres unirte a los Omega?-

-¿Nos vas a dejar?-

-¿Te volviste loca?-

-Star...-

-Chicos- Star se dio vuelta y miro a sus amigos- No quiero dejarlos- Volteo a los Omegas- Tampoco quiero ingresar a su equipo, solo quiero ayudarlos a detener al Citadel-

-¿Y que te hace pensar que necesitamos tu ayuda?- Replico Tigorr.

-Yo he estado allí, yo se como entrar, donde se encuentra todo- comento logrando que Tigorr mostrara interés en ella- Yo podría guiarte-

-Si lo pones de esa manera..-

-Iremos con ustedes también- Robin compartió una mirada con su equipo. Raven, Chico Bestia y Cyborg asistieron.

-Chicos...- Starfire los observo con apresion- Esta no es su batalla..-

-Iremos contigo a donde sea- Afirmo Cyborg con una sonrisa confiada.

Starfire miro a sus amigos con lagrimas en los ojos, saber que todos irían con ella la hacia sentir mas segura que nunca.

-Esperen un poco- Tigorr miro a sus camaradas y luego rió sarcásticamente- Yo nunca dije que vendrían con nosotros-

-Pero..-

- Si tanto sabes ¿porque no vas sola allí- La voz del hombre se volvió agresiva- Si piensan que son tan importantes en esto- comenzó a caminar hacia Starfire-¿Porque nos necesitas?-

-Ambos equipos nos necesitamos- Explico Starfire lo mas confiada posible, aunque la mirada de Tigorr la ponia nerviosa- Si somos mas los que luchamos..-

-Mi equipo no necesita al suyo- Antes de que Tigorr llegara mas lejos, Robin se interpuso en su camino.

La situación era tensa, los dos equipos evitaron cruzar miradas, excepto el anciano Andre. El hombre miraba a cada uno de ellos, pero permaneció callado. De repente se puso de pie.

-Las peleas no nos llevaran a ningún lado- Tigorr lo fulmino con la mirada pero el anciano lo ignoro- Trabajando juntos podríamos llegar mas lejos de lo que nuestro equipo a llegado en todos estos años-

Nadie dijo nada. El hombre tenia razón.

Starfire miro a su hermano, y el la miro a ella.

Habían cosas para hablar.