Disclaimer: Los personajes son propiedad de la escritora L.J Smith y CW. / La historia es de la autora KindOfAmy. Yo solo la traduzco y la publico únicamente en Fanfiction.

N/A: Hey chicos, esta es mi segunda historia ''Klaroline'' aquí. Espero que les guste, por favor déjenme comentarios para saber lo que la encantadora gente piensa. Me gusta hacer los títulos y capítulos basados en las canciones que escucho mientras escribir la historia, así que te recomiendo que te animes a escuchar la canción para poder tener los sentimientos correctos, como yo los siento.

La canción de este capítulo es "Look After You" de The Fray.)


Capítulo 1: Look After You. (Mira detrás de ti).

Klaus POV.

Me subo en mi coche hasta el hospital y aparco cerca de la parte delantera. Es mi primer día aquí. Para cualquier enfermero/a promedio, eso significa estar dispuesto a mearse en los pantalones.

Por suerte, no estoy nervioso. Supongo que podría tener que ver con el hecho de que mi hermano Elijah es uno de los médicos de aquí y él me ayudó a conseguir el trabajo.

Hago tres pasos hacia la construcción y ya estoy dentro, la recepcionista me regaña que firme un chequeo de seguridad. No estoy de humor para nada ingenioso de nuevo a su réplica, sé está tratando de hacer su trabajo. Así que hago lo que dice, y por el momento he terminado, veo a Elijah girar en una esquina y me saluda.

— ¡Klaus, lo hiciste! —dice, mientras nos movemos en un abrazo rápido. — ¿No tuviste problemas para encontrar el lugar?

— Es un pueblo pequeño, Mystic Falls. No creo que yo podría perderme incluso si lo hubiera querido. —le respondo con sarcasmo y agarro mis cosas del control de seguridad.

Se ríe suavemente. — Bueno, eso es bueno. Te voy a enseñar todo.

Nos dirigimos a una habitación detrás del escritorio de la recepcionista que dice ''SOLO PERSONAL" un cartel. Elijah abre la puerta con su juego de llaves y entramos. En el interior hay oficinas independientes, sala de archivo, sala de descanso, una cocina, un baño y una pequeña pared de armarios.

Elijah me indica cual es la mía y me da un pequeño juego de llaves. Explica lo que cada uno es, y luego me da mi propio conjunto de matorrales verdes para cambiarnos. Todas las enfermeras visten verde, los médicos usan azul (a veces con sus batas blancas por encima), y los pacientes se visten de blanco. Los ayudantes y voluntarios llevan sus propias batas con diversos diseños.

Aunque me da un recorrido por el edificio de tres pisos, hablamos de lo que hay de nuevo en nuestras vidas. Le hablo de volver a la escuela en el otoño para obtener mi doctorado, y le doy las gracias por haberme ayudado a llegar al internado pagado de verano en el hospital. Hablamos de nuestro hermano Kol y cómo él ha estado de fiesta en fiesta su primer año de universidad. Creo que podría tener que ver con la influencia de su nuevo amigo Damon. Luego está nuestra hermana menor, Rebekah, entrando en su último año de la escuela secundaria y disfrutando de todas sus actividades extracurriculares.

— ¿Has oído hablar de mamá? —me pregunta.

— Sólo que ella nos echa de menos y se enorgullece de que estamos trabajando juntos. —le digo.

— ¿Y... papá? —pregunta con cuidado.

Le doy una mirada severa. Él sabe que no me llevo bien con papá. Técnicamente, ni siquiera es mi papá. Mi madre tuvo una aventura con un tipo al azar y luego llegué yo.

— Bien, bien. Valía la pena intentarlo. —dice y cambia de tema. — ¿Quién es el paciente con suerte?

Elijah me dio la oportunidad de escoger mi propio paciente para estudiar antes de venir. Hablamos brevemente por teléfono acerca de unos pocos, pero había uno en particular que se destacó para mí.

— Yo estaba pensando en esa chica que ha estado aquí por siete años. —le digo mientras nos dirigimos de nuevo al área de ''Solo para personal''. — ¿La que sufre de delirio?

— Caroline, ¿Eh? —dice y abre la puerta. — ¿En serio? ¿Y la chica muda, Elena?

Niego con la cabeza. — Tú me dijiste que ella no ha hablado desde que sus padres murieron, y que no responde a los tratamientos. No puedo ayudar a alguien que no quiere ser ayudado.

— Me parece bien. —dice mientras abre la puerta de la sala de archivos. — Dejame que voy a agarrar el archivo y luego vamos por ella.

Le toma un segundo para buscar el archivo, y luego me lo da a mí y se va. Me pongo mi uniforme verde, tomo una taza de agua, y me siento en la sala de descanso mirando sobre su información:

Nombre: Caroline B. Forbes

D.O.B.: 08/28/1994

D.O.A: 11/20/2004

Madre: Elizabeth Forbes

Padre: N/A

Dirección: 20133 Oso Avenida

Mystic Falls, VA 22314

Teléfono: (703) -555-5555

Diagnóstico: Sufre de delirio grave.

Síntomas:

-Cambio rápido entre estados mentales.

-Cambios en los niveles de conciencia o conocimiento.

-Cambios en los patrones de sueño.

-Confusión (desorientación) sobre el tiempo o lugar.

-Alucinaciones.

-Disminución de la memoria y el recuerdo.

-Atención vaga o interrumpida.

-Pensamiento desorganizado (habla incoherente).

- Cambios de personalidad

Medicamento recetado:

-Salud mental: Thorazine.

-Estrés. Zoloft.

-Insomnio: Restoril.

Notas Personales: Toma medicamentos a diario, aunque no siempre es eficaz. Cooperativa, un placer ayudarla.

Esto es lo más lejos que puedo llegar a leer cuando Elijah regresa a la habitación.

— Ella está esperando en la sala de conferencias en las afueras, a la derecha. —me dice. — Buena suerte.

— Nos vemos en unos minutos. —dije con una sonrisa, mientras que agarro la carpeta y hago mi camino a la puerta.

Mientras camino por el pasillo, me doy cuenta de que hay pequeñas cámaras circulares en el techo. EN TODAS PARTES. En secreto, ruego por el tonto que decidiría a la negligencia aquí.

Encuentro la sala de conferencias a la derecha y alcanzo a ver en el interior a través de la ventana de la puerta. Ahí está. Esta de espaldas a la puerta. Rubia, delgada y pálida. Vestidos con batas blancas todos. Ella está sola, sentada en una de las sillas en la mesa gigante. Hay un aura esperanzadora en ella mientras juega guerra de pulgares con ella misma. Elegí el paciente correcto.

Pongo mis dedos en el pomo de la puerta y presione hacia abajo.


Caroline's POV.

Y ahí está. Está bien, no arruines esto Caroline. Enfocate.

— Hola, señorita Forbes. ¿Puedo llamarte Caroline? —me pregunta, poniendo mi archivo sobre la mesa y se sienta en la silla frente a mí.

— Mmm. —le digo. Tengo que tener cuidado en lo que digo. Elijah dijo que este tipo va a estar estudiándome. Quiero asegurarme de que puedo demostrarle lo mucho que estoy tratando de vencer a mi enfermedad. Si lo hago, tal vez pueda ayudarme.

— Está bien ahora Caroline. —dice, abriendo mi archivo. — Voy a pedir que respondas sólo algunas preguntas básicas para que podamos empezar. ¿Suena bien?"

— Mmm. —le digo y me siento con la espalda recta.

— ¿Cuál es tu nombre completo?

— Beula Caroline Forbes.

— ¿Cuándo naciste?

— Veintiocho de Agosto de mil novecientos noventa y cuatro.

— Tu cumpleaños es muy pronto. ¿Tienes grandes planes?

— ¿Aquí? Si seguro.

Él se ríe. Eso es una buena señal. Tal vez pueda realmente ser yo mismo con él.

— ¿Dónde vives?

— Bloque número dieciséis. —le digo. — Es una friolera de trece por tres metros, sin incluir el baño.

Él está sonriendo.

— Quise decir... ¿Qué ciudad? ¿Estado? —ahora es mi turno de sonreír.

— Mystic Falls, Virginia.

— ¿Cuál es el nombre de tu madre?

— Liz.

— ¿Y tu padre?

Abro la boca para decir, pero nada sale.

—... Yo no recuerdo. —traté de recordar, pero esa parte simplemente sigue apareciendo en blanco.

— Eso está bien. —dice con calma. — Cada cosa a su tiempo. —y continua. — ¿Cuándo fue admitida en la sala para el delirio?

— Cuando yo tenía diez años.

— ¿Y usted ha sido internado aquí desde entonces?

— Sí, siete años. —suspiro y miro hacia abajo, jugando con mis dedos otra vez. — Se siente como setenta...

— ¿Te acuerdas de lo que te hizo entrar en delirio?

— No. Quiero decir, yo recuerdo haber tenido una fiebre. —me encojo de hombros. — Pero todo el mundo tiene fiebres.

— Correcto. —él marca algo en uno de los papeles. — Entonces, ¿Qué recuerdas?

Respiro hondo y suelto el aire. — Mi mamá me llevó al hospital y la enfermera me dice que me ponga mi ropa nueva. Ella también dijo que iba a darme un globo después, pero eso nunca sucedió.

— Eso es interesante. —dice, mirándome.

— ¿Qué?

— Que te acuerdes ese pequeño detalle con la enfermera, pero no recuerdes lo que le hizo terminar aquí.

— Bueno, yo realmente quería ese globo.

Él se ríe. Me gusta verlo sonreír.

— ¿Cuánto tiempo ha pasado sin experimentar...?

— Dos meses. —le digo de inmediato. Yo sé que él me iba a preguntar por mis alucinaciones.

— ¿Y cuándo fue la última vez que experimentaste una?

— Hace dos meses. —digo con orgullo.

— Oh, bueno felicitaciones.

— Gracias. —le digo a través de mi sonrisa, y tomo una pequeña reverencia. — Dicen que si sigo así en seis meses, me van a dejar salir de aquí, pero voy a seguir siendo observada. Enviaran a una enfermera a mi casa cada semana, o algo así. Mi fecha esperada para salir de aquí es el 28 de Octubre.

— Bueno, Caroline... —él escribe algo nuevo. — Voy a asegurarme de que se haga todo lo posible para que puedas mejorar.

Él me mira y sonríe. No puedo evitar sonreír de nuevo.

— Dr. Mikaelson, ¿Puedo hacerle una pregunta?

— Por supuesto.

Espero sinceramente que no arruinar las cosas con esto. — ¿Qué hizo que usted me elige como su caso?

Él no respondió. Su boca cuelga ligeramente abierta mientras me mira fijamente a mí. Trato de reformular la pregunta... — Quiero decir, hay un montón de pacientes necesitados aquí. ¿Por qué yo?

— ¿Por qué no? —dice, y se cruza de manos sobre la mesa.

Nos miramos el uno al otro.

— Yo tenía un puñado de personas para elegir. Cuando me encontré con la carpeta, vi un luchador. —me mira fijamente. — Caroline, eres hermosa, fuerte y llena de luz. Yo sé que puedes conseguir salir de este infierno oscuro que está aquí y lo harás. Ya sea que esté con mi ayuda o no.

Ahora mi boca, está ligeramente entreabierta. — ¿Cree que soy hermosa...?

Él sonríe. — Y descarada... Te veré mañana Caroline.

Cierra la carpeta y se levanta de su asiento. Está a punto de salir por la puerta cuando se detiene.

— ¡Oh! —se da la vuelta. — Y yo no soy un médico, sin embargo, puedes llamarme por mi nombre de pila. Es Klaus.

— Está bien, Klaus... Gracias. —le digo educadamente.

Él sonríe y camina hacia la puerta.


N/A: Entonces, ¿Qué piensan ustedes de esta historia? Háganmelo saber con comentarios.

N/T (Nota de Traductora): ¡Me encanta esta historia! Necesitaba traducirla, es muy linda. Al mismo tiempo que traduzco esta historia, también traduzco otra más de Christian Grey y Anastasia Steele, y además escribo 4 historias propias. Prometo no tardar (mucho) en actualizar, pero sepan entender. Dejen REVIEWS, para mi y para la autora verdadera :)