Capitulo 3

Después de la desaparición de los chicos vestidos de negro, las sailors se quedaron aun mas desconcertadas, ayudaron a Lita y a Michiru a incorporarse y se fueron directo al templo Hikawa para hablar acerca de lo que había sucedido en la casa de Serena esa noche, ya que ella había decidido no acompañarlas, no es que no apreciara a sus amigas, claro que lo hacia y era por ese cariño que les tenia que no podía permitir que se interpusieran en el camino de los Andri ya que si lo hacían habían jurado matarlas, tenia que mantenerlas lo mas lejos posible de la batalla que se avecinaba, aunque si era sincera consigo misma sus amigas no tardarían mucho en darse cuenta de la verdad, pero mientras aun estuviera en su mano el alejarlas del peligro lo aria, aun cuando eso implicara que ellas pensaran que era una traidora.

Una ves que las sailors estuvieron en el templo Hikawa se centraron en ayudar a Lita y a Michiru con sus heridas y claro a hablar acerca del comportamiento de su princesa y esas dos personas que la habían ayudado y juraban ser sus nuevos protectores.

Aun no puedo creer que Serena no haya querido venir con nosotras – dijo Mina con inminente molestia en su voz por la actitud de la rubia con coletas.

Tranquilízate Mina, es mas que obvio que Serena no quiere que nos pase nada, por eso esta tan renuente a que peleemos, aunque eso ya lo sabemos todas, que a Serena no le gusta que nos pongamos en peligro. – dijo Amy defendiendo a su princesa, ella no buscaba culpables, buscaba una explicación para el comportamiento de Haruka y el de Serena.

Tal vez tengas razón Amy, pero aun asi el comportamiento de Serena es muy raro, pero cambiando de tema, lo que me preocupa son esas personas que acabaron con nosotras con suma facilidad. – dijo Michiru, ella no quería indagar mas en el tema de la princesa, ya que si lo hacían terminarían hablando de Haruka y ese era un tema que no quería tocar.

Lo se, estuve estudiando sus movimientos y no se comparan con ninguno de los enemigos que hemos enfrentado antes, su velocidad, su fuerza, todo sobrepasa los limites a los que nos hemos enfrentado, no tengo ni idea que pueden ser, asi a simple vista parecen simples humanos, exceptuando sus ojos rojos, la computadora no encuentra signos de vida en esas personas, eso es algo que me tiene sumamente confundida, necesito investigar mas, recogí un poco de ceniza de los restos de los enemigos que combatieron para ver si encuentro algo. – dijo Amy ella se había dedicado a estudiar los movimientos del enemigo y había comprobado que ellas no eran rival para ellos.

Perfecto Amy, pero aun asi chicas, no debemos confiarnos, debemos estar mas alertas que nunca para proteger a Serena porque según esos sujetos ella es el blanco del nuevo enemigo, no podemos permitir que sea lo que sea que busquen de Serena lo obtengan. – hablo Rei ella se preocupaba mucho por Serena aunque cuando ella estaba cerca la trataba mal.

Rei tiene razón chicas, pero más importante aun, vamos a dormir que mañana tenemos que asistir a la escuela y si seguimos hablando de esto no podre levantarme y llegare tarde. – comento Mina ocurrente como siempre

Hay Mina! – dijeron todas las sailors al unísono.

Pero Mina tiene razón chicas es mejor que vayamos a dormir, no sacaremos nada si seguimos solo especulando acerca de lo que son esos sujetos, es mejor descansar, porque a partir de mañana montaremos guardia en la casa de Serena para protegerla. – a pesar de que Mina había aligerado un poco el ambiente con su comentario Setsuna estaba muy concentrada en su trabajo.

Si, Setsuna tiene razón será mejor que nos vayamos ya a descansar. – dijo Michiru un poco adolorida por su pelea.

No chicas quédense aquí esta noche, ya es muy tarde para que se vallan, pasen la noche aquí. – ofreció Rei no podía permitir que sus amigas se fueran con lo cansadas que se veían.

Gracias Rei – dijeron todas las sailors otra vez al unísono, estaban muertas de sueño y sinceramente no se quieran mover de donde estaban.

Asi las sailors pasaron la noche en el templo Hikawa, mientras que ciertos chicos apenas iban llegando a sus hogar, habían decidido tomar el camino largo y dar unas cuantas vueltas por si a esas niñas se les ocurría seguirlos, no podían permitir que se dieran cuenta que eran ellos lo que habían estado peleando con esas cosas afuera de la casa de Serena, intentarían por todos los medios ayudarlos, aunque sabían que a pesar de lo que les habían hecho y dicho ellas no se darían por vencidas, Haruka se los había dicho "ellas no cederán hasta que no sepan toda la verdad", una ves dentro de la mansión los otros miembros de la familia ya los esperaban.

¿y bien? ¿Cómo les fue? – pregunto Haruka nada mas ver llegar a sus hermanos

Si, a nosotros también nos agrada verlos y estamos bien he, no se preocupen. – contesto Aiden con humor.

Aiden, Haruka esta hablando en serio ¿como les fue en su guardia? – dijo Evangeline con total seriedad.

Nos enfrentamos a unos cuantos, nos eran muchos, no presentaron ningún problema, pero aparecieron esas niñas, pero tranquilos no nos vieron los rostros gracias a que Aiden ve demasiadas películas. – comento Kristen con un poco de humor.

¿A que te refieres con eso Kristen? – pregunto Summer.

A que nuestro hermano llevaba dos pasamontañas en el bolsillo de su pantalón Jajajajaja, pero no me mal interpretes Aiden gracias a tu afición no nos descubrieron. – se burlo Kristen de su hermano.

Eso quiere decir que hablaron con ellas ¿verdad? – cuestiono Haruka con un ligero tono de molestia.

Asi es Haruka, les advertimos pero creemos que no servirá de nada, incluso nos retaron una pelea, tu chica y Lita creo que se llamaba la otra. – contesto Kristen con la misma seriedad.

Yo no tengo ninguna chica, pero en fin ¿Qué paso? – respondió Haruka un poco molesto por el comentario de su hermana.

Tranquilo, no les hice daño alguno, solo les di un ligero golpe, para demostrarles la diferencia de nuestros poderes, pero aun asi insistieron en que la protección de Serena era responsabilidad de ellas. – comento Kristen como no dándole importancia al asunto.

No esperaba menos de esas niñas Kristen, lo digo por lo que nos había contado Haruka acerca de ellas. – dijo Evangeline en tono serio.

Si tienes razón Evangeline, pero creo que ahora se tomaran mas enserio su papel, lo más probable es que monten guardias para cuidar a Serena. – contesto Kristen.

Si lo sabemos, Kris eso era algo teníamos contemplado, pero díganme, ¿eran fuertes los sujetos a los que se enfrentaron? – cuestiono Evangeline tenia que saber que tan grave el asunto.

No, eran débiles, pero creo que solo los enviaron como cebo, para ver que tan protegida estaba la princesa, al ver que no han regresado, se preocuparan y la próxima vez enviara a otros más fuertes. – respondió Aiden de manera seria, como un soldado rindiéndole cuentas a su superior.

Si, lose Aiden era una posibilidad que tenia contemplada, lo que aun no tengo decidido es si decirles la verdad a las sailors o quedarme callada y encargarnos de esto nosotros solos. – dijo Evangeline, el decirles a las sailors la verdad era algo que no dejaba de rondar en su cabeza.

¿Qué? ¿Evangeline todavía lo estas contemplado? ¿pensé que eso ya había quedado claro? Esas niñas no van a combatir con nosotros. – cuestiono Haruka molesto por las dudas de su hermana.

Haruka es una posibilidad que no e descartado todavía, Serena necesita toda la protección que podamos brindarle y ellas serian un gran apoyo para nosotros, solo somos cinco Haruka, contra un numero indefinido de enemigos. – respondió Evangeline molesta por la preocupación que Haruka tenia para con las sailors.

¿apoyo? ¿bromeas verdad? Ellas ni siquiera pudieron hacerle un rasguño a Kristen ¿y quieres que combatan contra los enemigos? ¿es que acaso quieres que mueran? – volvió a cuestionar Haruka, no permitiría que usaran a gente inocente.

Haruka, es una decisión que aun no he tomado, pero sea cual sea mi decisión tendrás que acatarla, ahora estas con nosotros, o es ¿que acaso prefieres estar con ellas?, si es asi has me lo saber por favor, porque te ves muy interesado en el bienestar de ellas mas que en el de tus propios hermanos. – dijo Evangeline mas que molesta por el cuestionamiento y la preocupación de su hermano.

No, Evangeline no voy a permitir que cuestiones o pongas en duda mi lealtad para con la familia, no es porque son ellas, es porque las estas usando como cebo, Evangeline no puedes hacer eso, utilizarlas solo para tu conveniencia y permitir que mueran. – volvió a decir Haruka aun mas molesto.

Sabes a la perfección que tenemos que cumplir nuestra misión sea como sea, no importa los sacrificios tenemos que proteger a la princesa de la luna, a como de lugar. – respondió Evangeline mas calmada, no dejaría que esto afectara a su familia.

A costa de vidas inocentes no, Evangeline, no lo voy a permitir. – respondió Haruka de manera decidida.

Tú permitirás lo que yo quiera que permitas, no te permito que pongas en duda, mi juicio para esta misión. – dijo Evangeline molesta de nuevo por la insubordinación de su hermano menor.

Basta, Evangeline, Haruka, basta ya, Eva entiendo a la perfección la postura de Haruka, no puedes simplemente usar a las chicas que fueron su familia asi como asi y dejarlas morir. – dijo Aiden metiéndose para que la discusión no fuera a mas.

Tu y Haruka se están adelantando a las hechos, ya las están dando por muertas, pero dime algo, los oponentes con los que se enfrentaron ¿de verdad no crees que ellas puedan con ellos? ¿esas chicas son tan débiles? – cuestiono Evangeline tratando de tranquilizarse y hacerle ver a Haruka que esas niñas podrían defenderse en caso de que las llegaran a necesitar.

Evangeline, eso es algo que solo Kristen te puede responder, ella lucho contra esas niñas, si a eso se le puede llamar pelea, pero estoy seguro que estudio sus movimiento y te puede decir si tienen o no oportunidad contra ellos. – respondió Aiden a los cuestionamientos de Evangeline.

¿Kristen? ¿vas a decirme si esas chicas son capaces de pelear con uno de los nuestros de nivel mas bajo? – cuestiono la rubia, tenia que jugar todas sus cartas para que a Haruka no le quedara duda y entendiera que esas niñas podrían ser de ayuda. - ¿o te unirás a tus hermanos y me dirás que el que esas chicas peleen contra los nuestros es una locura?

No Evangeline, te diré lo que necesitas saber. – contesto la castaña. – lo poco que pude estudiar de ellas mientras combatíamos, si a eso se le puede llamar combate, es que son fuertes, lo suficiente para derrotar a uno de los nuestros de nivel bajo, la única desventaja que veo es que son lentas en comparación a nosotros, pero son buenas en trabajo en equipo a mi sorprendieron con un movimiento, pero lo pude esquivar con facilidad, algo que los de nivel bajo no harían, ¿si me preguntas si esas niñas tienen posibilidad de sobrevivir a un enfrentamientos con los nuestros? Te diré que si, si tienen esa posibilidad. – dijo la castaña convencida de su respuesta.

Lo ves Haruka, no hay ningún problema, ellas pueden arreglárselas solas, claro si en algún momento de la misión las llegáramos a necesitar. Haruka no te estoy diciendo que las vaya a llamar y a contarles todo ahora, solo quiero que estés consiente que si en algún momento el que se enteren puede salvar la misión lo are, les diré todo y las meteré en esta pelea y lamento mucho que no te guste todo eso, pero es lo que hay. – dijo la rubia con tranquilidad lo que menos quería es que las cosas se fueran a salir de quicio otra ves.

Tienes razón Evangeline, estaba sacando las cosas de quicio, yo mas que nadie debería saber que tan fuertes son las sailors, pero desconfié de ellas y desconfié de ti, puse en duda tu liderazgo, Evangeline no se, no se que esta pasando conmigo, siento mucha furia, como, como si quisiera tomar a alguien y matarlo con mis propias manos, ¿Qué me esta pasando Evangeline? – dijo la Haruka con angustia en la voz.

Tranquilízate Haruka, todo lo que sientes es normal, por tu falta de alimento. Haruka te has convertido en uno de nosotros hace exactamente cuatro meses y es precisamente el tiempo que llevas sin alimentarte, para uno de los nuestros en situaciones normales, ya habría enloquecido por la falta de alimento, es normal que tu sientas ira reprimida, tienes que alimentarte, por favor, si no lo haces, no se que vaya a pasarte. – explico la rubia con sinceridad, ellas mas que nadie sabia los riesgo de tener a uno de los suyos recién convertido sin alimentarse, si fuera una situación normal sabría que hacer, pero en el caso de Haruka, no tenia mucho conocimiento.

No, no lo are, me niego, te lo dije resistiré hasta donde pueda y si llego a perder el control mátame, porque seré un riesgo para ustedes y los humanos. – declaro Haruka y justo después de terminar su frase un ruido sordo se escucho en la sala, "splaff" Evangeline se había levantado del enorme sillón en el que se encontraba sentaba y se dirigió hasta la escalera en la que Haruka se encontraba para darle un bofetada. Lo único que hizo Haruka fue llevarse una mano al lugar donde antes había estado la de Evangeline.

Todos en aquella sala se quedaron de piedra por las acciones que acaban de acontecer, primero no podían creer que su hermano les pidiera que lo mataran solo porque se reusaba alimentarse, y segundo que Evangeline haya perdido los nervios por lo que Haruka había comentado y se atreviera a golpearlo, era algo que sin duda jamás habría ocurrió, su líder, la siempre fuerte, la que nunca perdía la calma incluso en los momentos mas difíciles, ahora se veía débil y todo a causa de el miembro mas joven de la familia, sin duda jamás pensaron que Haruka pudiera afectar tanto a su líder.

No quiero que vuelvas a repetir esa estupidez, ¿me entiendes? ¿piensas que te salve la vida aquel día solo para dejarte morir después? ¿por quien me tomas Haruka? Que te quede muy claro esto, no voy a dejarte morir, eres un idiota, un estúpido, ya quisieran otros tener una segunda oportunidad de vivir ¿y tu vienes aquí y me dices que te mate asi como asi? Estas, muy equivocado si piensas que voy a seguir tus deseos caprichosos, no te salve para eso, ese día te pregunte ¿si deseabas una segunda oportunidad? Te pregunte ¿si deseabas vivir? Y tu respuesta fue si ¿o ahora me dirás que ya has cambiado de opinión? ¿Qué me contestaste eso solo porque lo único que pasaba por tu mente en ese momento era el ver a Michiru Kaioh otra vez? Contéstame Haruka, dime que la promesa que me hiciste era mentira, ¡CONTESTAME! Y te juro que no esperare a que pierdas el control para matarte, lo hare ahora mismo. – declaro la rubia bastante molesta por la actitud de Haruka.

Evangeline, tranquilízate, estas sacando todo esto de quicio – trato de tranquilizarla el pelinegro.

¿sacar esto de quicio? Aiden ME ESTA POIDIENDO QUE LO MATE, DESPUÉS DE QUE FUI YO QUIEN LO SALVO, LAS COSAS YA SE SALIERON DE QUICIO. – volvió a gritar la rubia.

Eva, solo te pido que te tranquilices, deja de gritar, sabes también como yo que el no se encuentra bien, te lo acaba de decir, no entenderá aunque le grites, asi que por favor Evangeline, tranquilízate – dijo Aiden aligerando un poco la tención.

Aiden, Evangeline tiene razón, soy un idiota, la promesa que te hice es verdadera, la respuesta que te di ese día, no fue impulsada por mi deseo de ver a Michiru, sino porque de verdad deseaba vivir y demostrarle que podía vivir sin ella, pero estos últimos días e sentido que no soy yo mismo y el llegar aquí y verla, a provocado un sinfín de emociones en mi, Evangeline no se que hacer, siento que ella me llama, cuando la vi, solo quería atacarla, no se que esta pasándome. – contesto Haruka después de ver que su hermana estaba mas tranquila.

Haruka, ya te lo dije lo que estas sintiendo es normal, lo que no entiendo es eso que dices que ella te llama, ¿a que te refieres? – contesto tranquilamente Evangeline, no podía seguir discutiendo con su hermano menor al verle el rostro de confusión y frustración a la ves, ahora lo único que le nacía hacer era ayudarlo para que volviera a sonreír.

Yo se lo que te esta pasando Haruka – dijo Aiden muy serio – es algo que a nosotros que nacimos siendo asi también nos puede suceder, tu que alguna ves fuiste humano, es mas común que te suceda, lo leí en uno de los libros del abuelo, eres uno de los nuestros, no te has alimentado y lo único que sentiste al ver a la persona que amas fue atacarla, es parte de tu transformación, nosotros los nacidos asi no es muy común que tengamos ese problema, porque nos enamoramos de alguien en nuestra misma condición, alguien como nosotros, pero tu, que te has convertido y tu amor es un humano, es muy normal que tu solo quieras atacarla y que ella te llame, porque no es ella quien te llama, sino su… - pero Aiden ya no pudo continuar.

BASTA, no lo digas, de solo pensarlo yo… no lo digas Aiden, se suponía que ya no sentía nada por ella y ahora estas ansías de alimentarme solo me reafirman que jamás la e olvidado, no se que hacer – dijo Haruka con autentica frustración en su voz, era obvio que lo que le había dicho Aiden la había afectado mucho.

Haruka ¿Por qué no te vas descansar? Es obvio que hoy a sido un día muy largo, tu no aras guardia, estas débil, asi que será mejor que te vayas a dormir, te prometo que encontraremos una solución para lo que te esta pasando – dijo Evangeline dirigiéndose a Haruka, sabia que de seguir asi, Haruka no soportaría mas y terminaría huyendo de ahí para no tener que lastimar a Michiru.

Gracias Evangeline – fue lo único que dijo la rubia, se notaba que en verdad estaba bastante agotada, ya que no replico nada y solo se fue a descansar.

¿Dónde están Kristen y Summer? – cuestiono Evangeline al revisar la sala y darse cuenta que sus hermanas no se encontraban en ella.

Se fueron hace tiempo hacer la segunda guardia con la princesa de la luna – contesto de manera tranquila el pelinegro.

Ya veo, pero cambiando de tema, ¿es verdad todo lo que le dijiste a Haruka o solo fue para asustarlo? – cuestiono Evangeline.

Es verdad, pero puede controlarse, tu misma lo viste hoy, ninguno nos percatamos que quería atacarla hasta que nos lo dijo hace unos minutos, puede controlarse, me sorprende su fuerza de auto control, pero esta flaqueando porque no se alimentado, es por eso que le dije eso – contesto Aiden con un poco de entusiasmo en la voz.

O sea que le dijiste eso para obligarlo alimentarse – afirmo la rubia.

Asi es, es la mejor manera para obligarlo a que se alimente, no voy a perder aun hermano. Apropósito y cambiando de tema, cabeza de bombón vendrá hoy y con seguridad esas niñas la seguirán hasta aquí, asi que debemos estar preparados, será la prueba para Haruka. – dijo Aiden muy seguro de su declaración.

Ni yo pienso perder a un hermano Aiden. ¿Qué?... lo había olvidado por completo, que Serena vendría hoy y tienes razón las sailors las seguirán, quieres meter a Michiru a la casa ¿cierto? Para que Haruka pueda percibir su olor y su apetito aumente – afirmo la rubia, sabia a la perfección como funcionaba la mente de su hermano pelinegro.

Si, asi es, quiero eso, el estará muy tenso tendremos que estar muy alertas por lo que pueda suceder, tal vez incluso pueda perder el control. – dijo el pelinegro replanteándose la idea de que las sailors entraran en su casa.

Tranquilízate, eso lo veremos llegado el momento, mientras tanto vamos a descansar, que tendré que reponerle la guardia a Kristen después de esta noche. – declaro la rubia, por estar inmersa en su discusión con su hermano menor se olvido completamente que tenia que hacer guardia, en la casa de Serena.

Si, tienes razón, será mejor que vayamos a descansar, han sido muchas emociones por hoy. – afirmo Aiden el estaba un poco cansado por lo de esa noche, no físicamente, pero si mentalmente, tenia que encontrar la manera de salvar a Haruka, asi que esta noche probablemente solo pensaría en un manera de alimentarlo.

Después de eso cada uno se retiro a su habitación a descansar, no tenían mucho sueño pero tampoco les apetecía seguir conversando porque tarde o temprano terminarían hablando de Haruka otra ves y ese era un tema un poco delicado para los dos, por un lado Evangeline que no podía soportar la idea de que su hermano menor solo se dejara morir tenia que encontrarle una motivación para que a su hermano le devolviera la ganas de seguir adelante. Por otro lado estaba Aiden que al ver lo apegada que se había vuelto Evangeline al rubio no podía permitir que se dejara vencer tenia que sacarlo de esa deprecion que ni siquiera el cambio pudo sacar de alguna u otra manera tenia que encontrar una solución para ese problema, todo problema tenia una solución, siempre, siempre la había.

Con ese pensamiento en la mente de cada uno, pasaron la noche, Kristen y Summer regresaron una ves que Serena se fue a la escuela, solo llegaron y se metieron a su habitación, se veían cansadas, tal ves tuvieron que pelear con mas de esos enemigos o solo se la pasaron tonteando por el lugar, Evangeline y Aiden solo durmieron un poco por estar pensando en el problema de Haruka y este ultimo no durmió nada, cada que cerraba los ojos se veía atacando a Michiru y a las sailors y pensar que en unas horas tendrían que recibir a Serena como invitada y las otras sailors como intrusas. El resto del día se la pasaron en cama, no bajaron para nada, el mayordomo que había enviado el abuelo Andri se encargaría de todo mientras ellos descansaban.

Pronto llego la hora en que salían de clases, Serena lo esperaba con ansias, en verdad quería ver a Haruka y sus hermanos, se había apegado mucho a ellos después de que la ayudaron cuando el enemigo la capturo, se despidió de sus amigas y se dirigió rumbo a la casa de los Andri, que se encontraba en las afueras de la ciudad numero diez, era un caserón antiguo en el que nadie había vivido en mucho tiempo, hasta ahora. Y como los Andri esperaban las otras sailors siguieron a Serena hasta la antigua casa, una ves ahí, Serena solo toco el timbre y la puerta se abrió, Sebastián el mayordomo la recibió y la condujo hasta la sala, por otro lado las chicas buscaron la manera de entrar a la casa y la única que encontraron fue saltar la enorme barda que rodeaba la propiedad, una vez que lo hicieron solo se ocultaron entre los arboles que adornaban la entrada y el jardín de la mansión. Por su puesto las personas en el interior de la casa se dieron cuenta de inmediato de que tenían invitados no deseados, todos excepto Serena claro, ella ni siquiera se percato de que la seguían.

Ya en el interior de la casa Serena esperaba a que sus anfitriones se reunieran con ella, mientras esperaba Sebastián le había ofrecido un poco de te con pastel, a lo que la princesa de la luna no pudo decir que no.

Serena que bueno hayas podido venir a visitarnos – la recibió Evangeline con una sonrisa.

Si, gracias por recibirme – dijo Serena con la boca llena de pastel.

Evangeline-sama hay algo que me gustaría comentarle – hablo Sebastián el también se había percatado de la presencia de las sailors y quería saber si podía ocuparse de los invasores

Sebastián, si es referente a lo que pasa afuera déjalo estar, no tienes nada de que preocuparte – aclaro la rubia, ya seria ella misma quien se encargara de esas niñas.

Como usted ordene Evangeline-sama – obedeció Sebastián – ¿se le ofrece algo Evangeline-sama?

No Sebastián puedes retirarte – dijo la rubia y después de decir esto Sebastián desapareció. – ¿y dime Serena que es lo que te trae por aquí? – cuestiono la rubia un poco intrigada.

Mmm Evangeline, tu me dijiste en Londres que las chicas no servirían para esta batalla, ellas se enfrentaron con Kristen y… - dijo Serena pero Evangeline no la dejo terminar ya sabia asi a donde se dirigía esa conversación.

Lo se Serena y se lo que vas a decirme, pero justo ahora no lo tengo tan claro, tal ves en algún momento las llegaremos a necesitar espero que no sea el caso pero si es asi, les diré todo – declaro la rubia de manera fluida.

Pero Evangeline no creo que… - pero antes de que Serena pudiera terminar su frase alguien bajando de las escaleras la interrumpió.

¡Evangeline! Mi nariz me esta matando, me puedes decir porque toda la casa y el jardín huelen a humano. – bajo gritando Summer y justo detrás de ella venia Kristen.

Summer, no seas descortés, tenemos una invitada. – le pidió la rubia a su hermanita.

Ho, lo siento no sabia que estabas aquí Serena, ¿Qué haces aquí? – pregunto la pelinaranja.

Summer eso también es descortés cariño – dijo la castaña reprimiendo a su novia.

No te preocupes Kristen no me molesta, Summer solo vine a visitarlos y hablar algunas cosas con Evangeline. – contesto la rubia de las coletas.

Aun asi, el olor en el jardín no es de Serena, ¿verdad Evangeline? – cuestiono la castaña ella sea había percatado que pertenecía a las sailors ya que había combatido con ellas y tenia un gran olfato y podía identificar muy bien los olores.

¿Qué? ¿a que te refieres Kristen? Yo soy la única humana aquí. – hablo Serena que no estaba entendiendo nada.

Veras Serena, tus amigas te han seguido hasta aquí y han saltado la barda de la mansión y están escondidas en el jardín, no te había dicho nada porque no me molestan, pero veo que a mis hermanas si, y no tardara en molestarle a Aiden y Haruka. – dijo la rubia con un poco de pena.

Ho, lo siento Evangeline, no sabia que ellas habían hecho eso, pero hablare con ellas ahora mismo. – dijo Serena muy decidida y un poco molesta.

No, no tienes que disculparte Serena no es tu culpa, ellas solo quieren tu seguridad. – dijo Kristen para calmar un poco a Serena.

Será mejor que vayamos y les digamos que entren, no tiene caso que las dejemos ahí afuera. – hablo Evangeline, quería seguir con lo que habían hablado ella y Aiden en la noche.

¿Estas segura? Creo que lo mejor será que nos vayamos ya. – dijo Serena, se sentía un poco incomoda por lo que habían hecho sus amigas.

Pero antes de que ninguna hiciera algo, Haruka salto desde su ventana hasta donde se ocultaban las sailors, estaba muy molesto por la intrusión de las chicas, pero peor aun estaba bastante hambriento y el olor a humano lo estaba descontrolando y mas porque Michiru se encontraba entre las chicas. Esto asusto a las sailors ya que nunca se esperaron que Haruka apareciera de la nada.

¿Desde cuando el escabullirse a una propiedad privada es uno de sus pasatiempos? – hablo Haruka muy molesto.

Serena esta ahí adentro, estamos cuidando de ella – hablo Michiru era la única que podía hacerlo, las demás estaban mas que asustadas por ver a Haruka de esa manera.

Largo, váyanse. – dijo la rubia tratando de controlarse, pero al ver que ninguna de las chicas delante de el se movía no pudo controlar mas su enfado - ¿Qué NO ME OYERON? QUIERON QUE SE LARGUEN DE MI CASA AHORA MISMO.

No, no nos iremos sin Serena Haruka, ¿Qué es lo que pasa contigo? Pareces otro completamente diferente. – le dijo Michiru al rubio ocasionando que su molestia aumentara si era posible todavía mas.

Jajajajaja ¿Qué soy diferente? Es verdad ya no soy aquel idiota a quien le viste la cara hace un año, aquel imbécil que supiste engatusar con tus te amo falsos, ese ingenuo que creyó todo de ti y después asi como si le abriste las piernas a otro, cambie es verdad, ¿pero sabes de quien le debo este cambio? A Evangeline, ella me ayudo cuando tu me destruiste, MIRAME, ¿NO TE GUSTA LO QUE VES? ¿Qué bienes a buscar aquí?... Ha es verdad, tal ves el tipo con el que estas no te hace el amor como yo y vienes a pedirme que te haga el favor ¿no es asi?. – afirmo el rubio y justo después de terminar su frase su mejilla volvió a sentirse caliente. Michiru le había propinado una bofetada.

CALLATE, cállate, no tienes ningún derecho a ofenderme de esa manera – hablo Michiru entre lagrimas las palabras de Haruka la habían herido mucho.

Jajajajaja ¿lloras? ¿pero porque? Si a ti lo que mas te gusta es que te traten como a una cualquiera ¿no es asi? Vamos Michiru si te vas acostando con uno y con otro cada noche – hablaba la rubia y cada palabra que decía denotaba rencor y enfado.

BASTA, DEJA DE INSULTARME. – lloraba Michiru al final no había podido contener sus lagrimas, las otras sailors solo podían observar, era una discusión que se había postergado por un año y por mas que querían defender a Michiru de las acusaciones del rubio no podían inmiscuirse.

Jajajajaja que patética te ves Kaioh, vamos deja de montar escenitas, ho perdón lo olvidada a ti se te da muy bien el actuar ¿no es asi? – Haruka estaba sacando todo su enfado en esa discusión, no podía parar hasta que no le dijera todo lo que había estado reprimiendo.

Basta papa-Haruka, deja de insultar a mama-Michiru, tú no eres asi, jamás insultarías a mi mama-Michiru, dime que te hicieron esas personas para que nos trates asi. – decía la pequeña Hotaru también entre lagrimas, no pudo soportar mas como su papa-Haruka insultaba a su mama-Michiru.

Esa personas como tú las llamas son mi familia ahora y lo único que han hecho a sido ayudarme. Váyanse no quiero verlas en mi casa, no se crucen en mi camino o en el de mi familia, ¿entienden? – declaro Haruka un poco mas tranquilo no quería seguir discutiendo enfrente de su hija.

Haruka no tienes porque ser tan cruel, Michiru y Hotaru solo están preocupadas por ti, tu eres su familia, no es justo que las trates de esa manera. – dijo Lita no pudiendo contener mas el enfado que le provocaba aquella situación.

Yo no tengo ningún lazo que me una a ellas – dijo Haruka de manera fría. Se había percatado de que Evangeline, estaba deteniendo a Serena y sus otras dos hermanas lo estaban observando, no tenia de que preocuparse.

¿Cómo puedes hablar de esa manera? ¿no es posible que esas personas no te hayan hecho algo? Haruka yo te conozco y tu no eres asi, jamás tratarías a Michiru y Hotaru como lo estas haciendo, ellas lo eran todo para ti. – dijo Setsuna con mucha impotencia en la voz.

Pues ya no lo son, dejaron de serlo el día en que esa mujerzuela le abrió las piernas a otro. – insulto Haruka nuevamente a Michiru.

¿Cómo puedes decir eso? – dijo Rei y se abalanzo sobre el rubio para darle otra bofetada pero este le detuvo la mano y se la mantuvo cautiva entre una de las suyas. – suéltame Haruka, me haces daño, suéltame.

… tu querías hacerme daño primero, solo respondo a tu agresión – dijo el rubio como si nada.

¿Qué hicieron contigo? ¿no lo entiendo? ¿Dónde quedo el Haruka gentil, dulce y amable que yo conocía? – cuestiono Michiru aun con lagrimas en los ojos.

Tú lo mataste. – dijo Haruka de manera sombría, nunca lo había odio hablar de esa manera, en lo que hablaba con Michiru no había soltado la mano de Rei y esta ya se encontraba en el suelo por el dolor que Haruka estaba infringiendo en ella.

Suéltala ya Haruka. – dijo Evangeline que se encontraba atrás de Haruka, quien al momento de escuchar la voz de la rubia soltó a Rei. – niñas que yo recuerde solo Serena pido autorización para venir a nuestra casa, háganme en favor de retirarse, no son bienvenidas.

Vinimos porque Serena… - trato de explicar Mina pero Evangeline no se lo permitió.

No me interesa porque hayan venido, quiero que se vayan ahora mismo de mi casa. – declaro la rubia estaba mas que molesta, todas las sailors juzgaban a Haruka por su comportamiento pero ¿que pasaba con Michiru? Ella había sido la causante de que Haruka se fuera.

Haruka, yo estoy segura que estas personas te hicieron algo y no descansare hasta averiguar que fue y vuelvas con nosotras, con tu verdadera familia, Haruka yo aun te amo, solo déjame ayudarte – pidió Michiru de manera suplicante.

¿aun sigues diciendo que nosotros le hicimos algo? ¿Por qué no apuntas hacia otra dirección? Como por ejemplo para contigo Kaioh, tu lo engañaste, no te importo lo mucho que te amaba y le partiste el corazón. Nadie mas tiene la culpa de que Haruka sea frio mas que tu ¿y ahora vienes y le dices que todavía lo amas sin tener en cuenta como se siente el? Eres una egoísta. – dijo Summer cansada de escuchar como acusaban a su hermano.

Summer tranquilízate, esto es algo que solo Haruka puede arreglar, solo les diere una cosa, ustedes solo acusan a nuestro hermano por como le habla a esa mujer, pero ¿Por qué no se ponen un poco en sus zapatos y piensan como se siente el? Ella lo engaño por todos los cielos y ustedes lo único que hacen es ponerse del lado de esa mujer, ¿no decían que eran su familia? ¿Qué clase de familia permite que hieran a uno de sus miembros? Ustedes son dignas de decir que son familia de Haruka, no lo protegieron como debían, solo se aliaron con esa mujer – dijo Kristen también molesta por la situación.

Chicas esta claro que su presencia lo único que hace es afectar a mi familia y yo no puedo permitir eso, ellos son lo mas importante para mi, son mis hermanos, Haruka ahora es parte de mi familia, es uno de los nuestros y sepan que no voy a permitir que ustedes y mucho menos tu Kaioh le hagan daño… - dijo Evangeline pero una de las chicas no la dejo terminar.

Nosotros no queremos hacerle ningún daño a Haruka, el es uno de los nuestros, es parte importante de esta familia, solo queremos recuperarlo, no nos aparten de el, tiene una hija, no sabemos que le paso en Londres, solo queremos respuestas. – dijo Amy que se había mantenido al margen de todo.

aunque tu me lo pidas Amy es el quien decide que es lo que quiere, y discúlpame si soy un poco ruda pero no creo que a el le apetezca estar cerca de ustedes. – declaro Evangeline y aunque fuera el deseo de su hermano no permitiría que se acercara a ellas.

Mi verdadera familia esta aquí, son los Andri y Michiru lo único que yo siento por ti es odio, no quiero que se vuelvan a escabullir a esta casa, no quiero que investiguen acerca de mi familia, aléjense de mi, no soporto el tenerte cerca Michiru, olvídense que alguna ves fui parte de su grupo, porque si insisten con investigarnos, seré yo mismo, quien las Matarahablo por fin el rubio para terminar de romper con las ilusiones de las sailors.

Continuara…