Disclaimer: No falta afirmar que ninguno de los personajes de Naruto me pertenecen, son del Maestro Masashi Kishimoto-sama, yo solo los uso para divertirme un rato.

Nota de autora: Bueno oh Dios mío estoy algo nerviosa este es mi primer fic y no sé qué tal lo hare, por eso me arriesgue a hacerlo con trama Naruhina ya que es mi pareja favorita (Dios los amo tanto!). También quisiera dedicarle este fic a Tenshou Getsuga que espero y lo leas porque aunque no te conozca quiero decirte que me encantan tus historias y por eso me arriesgue a hacer esta, espero te guste o si no pueden patearme.

Bueno no los interrumpo más y dicho esto pasen y lean este primer capítulo de mi primera historia :')

Capitulo 1.

Lo que siempre había soñado.

En una hermosa tarde de la aldea de Konoha, la cual por cierto estaba ya tranquila debido a que la guerra contra Madara y Obito al fin había terminado, cierto rubio protagonista de esta guerra ya que había sido gracias a él que habían ganado, caminaba tranquilamente pero muy pensativo camino a Ichiraku, cuando cierta chica de ojos aperlados, piel blanca y cabello largo negro azulado, caminaba justo frente a él a unos cuantos metros de distancia.

Naruto de inmediato supo a la perfección de quien se trataba…Era la hermosa Hinata Hyuga, a quien desde hace varios días había tenido muyyyyyy presente en su cabeza, sin la menor idea, de cómo ser él quien diera el primer paso. Ya sabía cuáles eran los sentimientos de la Hyuga, y al parecer el sentía lo mismo, pero se sentía como un completo idiota al no saber que decirle.

Había logrado que Sasuke volviera a la aldea y lo había convencido de tener un completo cambio de personalidad y pensamiento. Y aun así siendo el, el ninja más fuerte e hiperactivo de su aldea y que digo solo de su aldea, del mundo shinobi por completo, no era capaz de reaccionar de una buena manera frente a los sentimientos de la chica más dulce, tímida y hermosa que haya existido así que en un arranque de inteligencia se le ocurrió algo…

Naruto salió corriendo hacia donde se encontraba la Hyuga y le dijo, Bueno prácticamente le gritó mientras se acercaba:

-Oye Hinata-channnnnn!- Si, el rubio sí que sabe hacer una buena entrada.

La ojiperla conocía a la perfección de donde provenía esa voz así que no puedo evitar sonrojarse levemente mientras volteaba a ver al dueño de esa voz que la llevaba a las nubes.

-Na- Naruto-kun ¿Cómo estás?- Pregunto un poco nerviosa, pero intento ocultarlo, tenía que superar esa timidez frente a la persona que ama, que más podía pasar, ya le había revelado sus sentimientos ya nada más malo podría pasar simplemente esperar esa respuesta del rubio que siempre había esperado.

-Muy bien ahora… y ¿tú?- Respondió él con una gran sonrisa, esa tan característica de él.

-Pues súper dime Naruto-kun ¿vas a algún lugar en especial?- soltó ella con una dulce sonrisa en labios.

-No pues la verdad estaba buscándote a ti.- Dijo el rubio a quien ya le había aparecido un leve sonrojo.

-¿A-a mí? ¿Por qué, ocurrió algo?- Ahora sí que estaba nerviosa.

-No! No es nada malo yo simplemente quería preguntarte si…Bueno yo….Tu…-Si el rubio estaba en problemas, pensó que sería más sencillo pero ahora los nervios se lo comían completo y eso era algo extraño en él.

JODER! Esto sí que es complicado como es posible que no sea capaz de decirle sin parecer un idiota. Pensaba el rubio con algo de rabia cuando una dulce voz lo saco de sus pensamientos.

-¿Qué pasa Naruto-kun? Vamos p-puedes decirme-

Y con esa dulce sonrisa de ella le basto para sacar fuerzas y soltar un:

-¿QUIERES SALIR CONMIGO ESTA TARDE!?- soltó apresurado quitándose una gran carga de encima.

-Y-yo m-me ENCANTARIA- Dijo ella a la vez que sentía que estaba en el paraíso, eso era algo que ella estaba esperando hace muchoooooo tiempo.

-¿E-Enserio?-Pregunto incrédulo .Naruto sí que era algo lento, no tenia de que preocuparse, conocía los sentimientos de la Hyuga y sabía que era algo casi imposible que ella lo rechazara y aun así parecía un tonto intentado invitarla a salir.- ¡QUE BIEN! Bueno, ¿qué te parece en este momento?

-S-si estoy libre en este momento, y ¿a dónde iremos?- okay ahora si el corazón de la Hyuga latía a mas no poder.

-ICHIRAKU! Vamos Hinata ya me estoy muriendo de hambre- Dijo graciosamente, y bueno sus nervios ya se habían ido.

-S-si!- le contesto con una dulce sonrisa.

Y así los dos se encaminaron hasta Ichiraku Ramen, pero no sin antes recibir ciertas miradas de complicidad o incredulidad de algunos de los aldeanos que se encontraban por las calles de Konoha.

Cuando llegaron al restaurante, Ayame y el viejo Teuchi no podían creer lo que veían. NARUTO con una chica y la verdad se les veía que los dos disfrutaban de su compañía juntos casi que se olvidaron que estaban acompañados por los dueños del local.

La comida transcurrió normal los dos simplemente hablaban y en ocasiones se escuchaban risas por parte de los dos, surgidas por las ocurrencias del rubio. Cuando terminaron de comer, Naruto pago lo que habían ordenado y salieron de aquel restaurante.

-Bueno Hinata que te parece si vamos a dar un paseo ¿te gusta la idea?-inicio la conversación el rubio.

-SI me fascina y ¿a-a dónde iremos?-Hinata simplemente no podía creer que esto estaba sucediendo y ya varias veces se había pellizcado intentado despertar de aquel sueño que era tan perfecto que no podía ser verdad.

-Tú solo sígueme- Le dijo en tono encantador para luego taparle los ojos con sus manos y guiarla por uno de los bosques de Konoha.

-E-está bien-sí, ahora estaba comprobado, Hinata no podía ocultar su nerviosismo y por poco se desmaya al sentir las manos del rubio que la guiaban con un suave tacto que la hizo estremecer.

Caminaron un rato luego…-Llegamos- acto seguido destapo los ojos de la Hyuga.

Hinata abrió sus ojos y lo que vio la dejó realmente maravillada era un hermoso lago con una pequeña cascada que con las pequeñas gotas que caían y con el sol, formaban un realmente maravilloso arco iris que hacia ver más verde aquella pradera que rodeaba al lago.

-N-Na-Naruto-kun esto es hermoso nunca había venido acá antes-Estaba realmente maravillada por aquel paisaje que nunca había visto.

-Bueno pues este es el lugar a donde venía cuando me sentía solo, lo descubrí hace mucho cuando era niño, y pues es un lugar muy especial para mí nadie lo conoce además de mi, excepto tu-Al decir esto miró a la Hyuga y tomo su mano haciendo que ella se sonrojara.

-Y ¿Por qué decidiste enseñármelo a mí si nadie más lo sabía?-sentía curiosidad ante lo que respondería el rubio.

-Suspiro antes de responder como recogiendo valor para hablar.- Pues, es porque tú eres en verdad muy importante para mí, eres la persona que siempre ha estado a mi lado y siempre a creído en mi aun cuando todos pensaban que jamás lograría ser alguien útil, y no sabes cuánto lamento no haberme dado cuenta de eso antes.

Al decir esto, en su tono de voz se notaba su seriedad y que lo estabas diciendo con el corazón lo cual hizo que a la chica, sus ojos perlas brillaran por la emoción de escuchar aquellas hermosas palabras.

Naruto quería llevar las cosas de una manera lenta pero muy romántica y tierna a la vez por lo que espero a tener otras hermosas citas como esas con la Hyuga para así después pedirle lo que hace tiempo ha querido… Que fuera su novia. Pero él no lo haría de una manera tradicional. NO. Él lo haría a lo grande y que todos se dieran cuenta de sus sentimientos por ella.

Así después de haberse recostado juntos en aquel hermoso prado y hablar sobre cantidad de cosas que les venía a la cabeza, decidieron que era momento de volver a casa, ya estaba anocheciendo y lo último que quería, era hacer que el padre de Hinata se enojará con ella. Él la acompaño hasta la entrada de la mansión Hyuga y se despidió de ella con un suave beso en su mejilla para luego susurrarle al oído algo como:

-Prométeme que te veré mañana-A lo que ella respondió:

-Tenlo por seguro y será algo que estaré esperando por toda la noche-El sentir ese cálido aliento chocar contra sus oídos proveniente de la boca de cada uno de ellos en verdad les pareció algo tan dulce y sensual que no pudieron evitar un leve rosar de sus labios, pero no un beso, sino como una muestra de la necesidad que tenían los dos de juntar sus labios en un dulce beso… En su primer beso pero no sucedería ya que sintieron al padre de Hinata salir de la mansión así que tuvieron que separarse y a regañadientes reprimir ese mutuo sentimiento.

Hinata entro a su casa no sin antes darle una última mirada al rubio y decirle en voz baja:

-Que descanses Naruto-kun- Con esa dulce y tímida sonrisa.

-Igual tú linda- y guiñarle un ojo en señal eminente complicidad.

Así Naruto un poco triste por no poder sentir los labios de Hinata, pero feliz ya que tenía la esperanza de después poder probarlos todas las veces que quisiera, caminó hasta su casa con esa imagen de Hinata que seguramente tendría presente toda la noche.

FINAL DEL PRIMER CAPITULO.

Que les pareciooooooooo? Merezco un review? Merece continuación? Por fa háganme saber su opinión soy nueva en esto tampoco sean tan malos siii? Si tienen también alguna opinión para mejorar este fic también háganmela saber, quiero hacer lo mejor para ustedes espero no defraudarlos. Si merece continuación prometo no tardar mucho en actualizar.

Hasta la próxima SAYONARA:3

Atte: Hinata-chan de Uzumaki

It's not just all physical
I'm the type who won't get oh so critical
So let's make things physical