De repente la chica rubia divisó en la acera del frente a un crio, de pelo oscuro y piel clara, con una ropa semejante a la de su hijo, mientras esta se derrumbó y se dejo caer de rodillas en el suelo, solo decía:

-Es mi culpa, es mi culpa,…

Al otro lado, veíamos a la morena suplicándole al Sheriff que le dijese que si aquel crio que estaba tendido en el suelo delante de un Lincoln oscuro era su Henry, y maldiciéndose tanto a ella como a la rubia por haber dejado a su niño salir de casa sin ellas.

/-/

Mary Margaret al escuchar a su marido al teléfono le preguntó.

-¿Era nuestra Emma? ¿Qué le ocurre?- Decía Mary M. mientras se levantaba de la cama.

David giró su cabeza a la que era su esposa para darle unas respuestas que simplemente le asustaba y le provocaba la caída de sus lágrimas por los lados de sus pómulos.

-Si, era ella, me preguntaba si habíamos visto a Henry… ha habido un accidente en el pueblo, un coche a atropellado a un niño que puede ser nuestro nieto.

-¡QUÉ!-Decía esta mientras se derrumbaba y se vestía como alma que lleva el diablo.

/-/

Emma y Regina tenían entre las cuerdas al sheriff que no pudo callar más y dijo el nombre del crio que habían atropellado.

-Creemos que puede ser vuestro hijo, Henry.

Estas se derrumbaron y se dirigieron lo más rápido posible hacía los padres de la rubia a los que les contaron lo que el sheriff dijo y estos se emocionaron dirigiéndose como podían al coche de David.

En el hospital, solo se escuchaban sirenas, megafonías, gritos de un medico a otro y el hedor a medicamento inundaba todo el recinto.

-Es un 10-30,atropello con peatón, chico de 10 años, blanco y de pelo moreno, pupilas dilatadas-Decía el doctor que había acompañado en todo momento al crio en la ambulancia.

-No pueden pasar, ahora vendrá el doctor a preguntar una serie de cuestiones-Dijo una enfermera que iba en el lado de la camilla.

A los 10 minutos de pasar el niño por la puerta de urgencias

-Hola Emma, Regina, ¿el chico que ha entrado es vuestro hijo?-Dijo el Dr. Whale dubitativo.

-Eso creemos-Dijo Regina con un nudo en la garganta.

-Uno de ustedes puede pasar a reconocerle a ver si es su hijo.

Esos minutos fueron agónicos, todos estaban esperando a que Emma saliese de identificarle, todos estuvieron allí mirando el reloj como si fuese a andar más rápido.

Eran las 8:15 am

Firmado:

CristineB_L