Todo esto pertenece a Stephenie Meyer, y la historia a My-Bella, yo sólo traduzco con su permiso.

-CUIDADO. Esta historia contiene drama, situaciones de rubor digno de maldición, (algunas) situaciones maduras.

Como expliqué, solo voy a traducir las notas de autora que sean principalmente importantes. En la nota del capítulo 2, My-Bella explica básicamente sus reacciones escribiendo Worth The Burn, que el POV va a ser básicamente Bella, pero que habrá otras voces que explicarán algunos capítulos, y habrá algunos Edward POV's también.

Título del capítulo: Morning Aftermath

Canción del capítulo: Twisted de Carrie Underwood

Bella's Pov

''Las cuatro de la maldita mañana,'' murmuré mientras miraba a los números que brillaban intensamente azules en el reloj alarma de Edward. ¡Se están burlando de mí! ¡Estoy segura de ello!

Giré mi cabeza lo suficiente para ver la cara de Edward y verificar que todavía estaba frío. Unos pocos celos ardían en mi corazón por lo tranquilo que parecía ser cuando yo estaba despierta y hacer todo lo que yo no podía para espantar al infierno. No era como si yo lamentara el tiempo que había pasado con él esta noche -o el increible sexo. Solamente no sabía que hacer ahora. ¿Cómo deberíamos actuar alrededor del otro cuando él despertara? ¿Qué tan enserio estaría él sobre conocerme? ¿Quiero que él me conozca? ¿Estaba preparada para las consecuencias si no le gustaba lo que descubría? ¿Podría una pelea entre nosotros dos de alguna manera dar lugar a una división entre Alice y yo?

No pude resistir más las preguntas; cada una se sentía como el endurecimiento de una mano sobre mi garganta, que poco a poco me ahogaba. ¡Necesitaba espacio y aire fresco! Moviendome lo más silenciosa posible, me levanté de la cama, cogiendo prestada algo de ropa, y escabulléndome de su habitación.

En el segundo en el que estaba sola en el pasillo, pude respirar mejor. Tomé tres grandes respiraciones de aire fresco mientras se me ocurrían posibles cosas que hacer conmigo misma en estas horas intempestivas. Tenía muchas ganas de llegar a la ropa extra que se encontraba en la habitación de Alice y salir como el infierno de aquí, pero sabía que en el momento en el que tocara el pomo de la puerta, ella se despertaría y me llenaría de malditas preguntas. ¿Cómo demonios iba a explicárselo a ella cuando ni yo misma siquiera entendía por qué había pasado de querer intentar esto a estar muerta de miedo?

Terminé en la cocina sentada en un taburete en la pequeña isla con lo que estaba segura sería la primera de muchas tazas de café humeante. Los tenues hilos de calor visibles se sentían bien en mi rostro cansado cuando me incliné sobre la taza, mirando el remolino líquido alrededor con cada giro de mi cuchara.

''Cualquier respuesta que necesites, probablemente no esté en el fondo de eso.''

Salté del taburete con un chirrido y envolví mis brazos alrededor de Esme. ''Te he echado mucho de menos,'' dije sin vacilar. Ella era una mujer increible y había hecho tanto por mí en estos años, estando a mi lado cuando menos lo merecía y siempre me trataba con amor y afecto.

''También te he echado de menos, cariño.'' Esme se apartó del abrazo y me tomó la cara entre las manos. ''No has dormido en toda la noche.''

''¿Cómo haces eso?'' le pregunté, volviendo a mi taburete mientras ella cogía su propia taza de café.

''Soy la madre de tres hijos muy diferentes y eso significa que he visto y oído practicamente de todo.'' Se sentó a mi lado y volvió sus cálidos ojos verdes hacia mi. ''¿Qué te preocupa, Bella?''

''La vida.''

Esme soltó un bufido y me apretó la mano sobre la encimera de granito negro. ''Está bien si no estás dispuesta a hablar de ello todavía. Sólo que sepas que estoy aquí para tí.''

No se podía dudar de su sinceridad o su amor por mí y me dio el empujón que necesitaba para abrirme tanto como yo sentía que podía. ''No quiero tener disfunción central de nuevo, Esme.''

''Bella, tu nunca fuiste-''

''Sí, lo fui,'' la interrumpí. ''Y acepto la respondabilidad por ello y he hecho toneladas de cosas para compensar por ello. La idea de poder volver a ser esa persona me asusta a la vez que quiero sacar esa mierda fuera de mí.

''¿Ha pasado algo drástico en la universidad?'' preguntó, con preocupadas arrugas en la frente que por un momento mostraron su verdadera edad. Tenía una belleza en ella que la hacía parecer imposiblemente joven, como si fuera todavía una mujer joven justo al borde de la edad adulta en lugar de la madre de tres hijos adultos. Tenía el pelo largo y de color caramelo naturalmente curvado en los extremos y la piel tan perfecta que parecía que nunca había pasado por la etapa adolescente torpe cuando las piernas son demasiado largas y las caras están llenas de manchas rojas y antiestéticas. Conocía bien esa etapa y había vivido en el infierno de ella durante más de un año antes de venir por el otro extremo con cigarrillos calientes que proporcionaban tanto placer como molestia en función de las circunstancias.

Con un suspiro que no vino casi cercano a trasmitir la presión de mi corazón, respondí a su pregunta. ''Hice algo de lo que totalmente no me arrepiento. Pero ahora no sé lo que viene y lo que me hace sentir como si me tuviera que lamentarlo.''

''¿Puedes explicarte?''

¿Y tenerla odiando mis tripas por haberme acostado con su hijo? No estaba segura de poder soportar eso. Esme era guay y probablemente la madre con más entendimiento que había conocido nunca, pero todavía era madre. Más que eso, era la madre de Edward.

''Bella, ¿esto tiene algo que ver con Edward volviendo de repente a casa?''

Una respuesta verbal era muy innecesaria con la mirada extravagante con los ojos abiertos que le di. O tal vez fue el hecho de que estaba sentada a su lado con la ropa de su hijo a las cuatro de la maldita mañana. ¡Malditamente brillante, Bella! Me regañé, en silencio.

Esme rió mientras me miraba. ''¿Te ha dicho finalmente que está loco por ti?'' preguntó.

Juraría en un montón de biblias que sus ojos verdes brillaban, como si se tratara de un salvaje sueño que se hacía realidad. Pero eso debería ser la locura debido a la falta de sueño por mi parte. Ella sabía todo sobre mi historia, así que no había forma en la que ella querría alguien como yo para su pulcro muchacho todo americano Edward.

''Él ha mencionado algo así,'' le dije. ''¿Te dijo él que se sentía de esa manera?''

Esme sonrió entre dientes, sacudiendo su cabeza un poco. ''Edward no me ha hablado de chicas desde que tenía catorce. Estoy bastante segura de que las bromas de Emmett pusieron fin a nuestro corazón-a-corazón. Por suerte para mí, nunca he tenido que preguntar para saber lo que estaba en la mente de Edward. Él es mi libro abierto. Siempre se ve en sus ojos y sus movimientos. ¿Te has dado cuenta de la forma en la que se pasa los dedos por el pelo?''

''Sólo un billón de veces. El maldito hombre tiene un tic.''

Ella se rió entre dientes mientras asentía con la cabeza. ''Es una forma de revelar la ansiedad para él.''

''Menos mal que es frotar esa cabeza.'' solté. El nivel de enrojecimiento una vez que mi boca y mi cerebro registraron esas palabras fue una locura porque mi temperatura interna subió cinco grados. ''Así que mis disculpas por esas palabras,'' dije rápidamente.

''Está bien,'' dijo Esme, sonriendo y acariciando mi mano. ''He oído muchas cosas así de la boca de Emmett sin una disculpa después.''

Dejé caer los codos en la encimera y puse la cabeza en mis manos. ''Esme, no sé que hacer.''

''¿Qué te gustaría hacer?''

Pensé en la pregunta durante unos minutos. Ya había pensando en todas las situaciones que podrían ocurrir, pero no me había parado el tiempo suficiente para pensar en lo que me gustaría que pasara. Después de acostarme en su cama y de hablar con Edward esta noche, yo sabía que estaba este lado de él que me gustaría y quería conocerlo mejor. En un mundo perfecto, me gustaría salir con él y tener una relación que durara más de un par de meses por una vez. No estaba segura de que fuera muy inteligente, sobre todo cuando no sabía como iba a reaccionar el resto de la familia si las cosas no funcionaban.

Levanté la cabeza hacia la cara de Esme, realmente sacando mis miedo hacia ella. ''Quiero mantener mi lugar en la familia, especialmente contigo y Alice'' le dije.

Claro que quedé como el tipo de persona increíblemente obstinada que podría llevarlo bien sola, pero no era la verdad. La verdad era que necesitaba a Alice y Esme más de lo que podría expresar con palabras. Ellas fueron la razón de mi limpieza cuando no podía encontrar ninguna buena razón en mi interior. Y también, las amaba. No podía dejar que nada estropeara mi relación con ellas, ni siquiera un chico que podría ser la persona más increíble que jamás había conocido. Eran las dos únicas personas que me conocían por dentro y por fuera y todavía me aceptaba y me querían. ¿Como podría correr ese riesgo?

''Bella,'' dijo Esme, haciendo que mi nombre sonara como un regaño. Envolvió su brazo a mi alrededor y apretó mi cabeza contra su hombro como si tuviera cinco años, tuviera una rodilla raspada y necesitara consuelo. ''Cariño, siempre tendrás un lugar con nosotros. Las relaciones son difíciles y no todas funcionan. Si decides darle a Edward una oportunidad y las cosas no salen bien, no te vamos a condenar al ostracismo. Entenderíamos que a veces las cosas no están destinadas a ser.''

''Él no sabe nada de todo lo que hice.''

''Eso fue antes de que él expresara su interés en ti. En lo que a mi respecta, no es asunto suyo. Pero si decides compartir esas cosas con él, debes saber que no te juzgará por ellas. Él entiendo que no todo el mundo hace las mejores elecciones todo el tiempo. Además, él ha hecho un buen número de sus propios errores.''

Suspiré, sintiéndome todavía insegura y confusa. Había pasado tanto tiempo desde que había perdido mi camino de esta manera y se sentía de esta manera cuando no sabíamos nada el uno del otro... No sabía como hacerlo en este momento.

Así que pedí una opinión externa. ''Esme, si estuvieras en mi lugar, ¿qué harías?''

''Aprovecharía la oportunidad. Nada se puede ganar si no se hace el intento.''

''Supongo que me estás diciendo que debería hablar él también.''

''Sí, pero después de que duermas un poco, cariño. De lo contrario, empezarás a hablar entre comillas y confundirás al pobre chico.''

Me reí y deslicé mis brazos alrededor de ella, apretando con fuerza. ''Te quiero.''

''Mis palabras favoritas.'' dijo mientras me dejaba ir. ''Ahora vamos ambas a la cama y durmamos unas cuantas horas antes de que Alice nos arrastre de compras.''

Estuve de acuerdo y después de tirar el café y de reprimir las ganas de llorar por el desperdicio de cafeína nos dirigimos a las escaleras, separándonos en la segunda planta. En el momento en que llegué al tercer piso, se sentía como si tuviera bloques de cemento en los pies que me arrastraran hacia abajo. Y por un momento, juré que el pasillo se había alargado y la puerta de la habitación de Edward estaba imposiblemente lejos.

Finalmente llegué a la puerta, respiré hondo y cogí el pomo. Resultó que antes de que pudiera tocar, se abrió, revelando a un Edward adormilado, con el pelo pegado arriba y hacia afuera en varias direcciones.

''Ahí estás,'' dijo, llegando y cogiendo mi mano. ''¿Está todo bien?''

''Más tarde,'' repliqué, moviéndome dentro de la habitación y cerrando la puerta. ''Simplemente vayamos a dormir ahora.''

Asintió pero sus ojos verdes -la misma sombra y profundidad que los de Esme- me cuestionaban hasta que aparté la vista de ellos. Me arrastré hasta su cama enorme, al mismo lado de antes. Se instaló justo detrás de mí, sin dejar espacio entre nosotros y apoyando su mano en mi cadera. Yo nunca había sido del tipo de caricias, siempre sintiéndome claustrofóbica y atrapada cuando el brazo del chico colgaba sobre mi, pero era agradable con Edward.

Sentí sus labios en mis alas de ángel y entonces su cálido aliento en mi oído. ''Si soy la razón por la que estás molesta, te pido disculpas. Pero al mismo tiempo, no devolvería un segundo de la pasada noche contigo. Gracias por darme al menos eso.''

No supe realmente qué decirle y no quería ser sarcástica o decir algo que pudiera no ser cierto a la luz de la mañana, así que me conformé con apretar los dedos en la cadera.

xXxXxXxXxXx

''Me alegro de que no destrozaras mi iHome,'' dijo Edward, inclinándose sobre mi para mirar los pedazos esparcidos por el suelo.

Me las arreglé para encogerme de hombros mientras bostezaba. ''Te conseguiré un reloj nuevo en el centro comercial hoy.''

''Está bien. No es que vaya a necesitar otro de inmediato.''

''No importa. Lo he roto así que tengo que reemplazarlo.''

''Podríamos tener sexo mañanero y ya está,'' ofreció, moviendo sus cejas arriba y abajo.

''Sí, una imitación de Emmett es exactamente lo que debes hacer cuando la mujer que yacía cerca de tu basura ha dormido sólo dos horas.''

Edward se deslizó lejos de mí y dejó caer una mano bajo la manta, probablemente para cubrirse. ''Has dormido cuatro horas.''

''Incorrecto,'' le dije. Salí de la cama y procedí a hacer mis cosas mañaneras mientras explicaba mi teoría. ''Los relojeros te han engañado diciéndote que entre las cuatro y las ocho hay cuatro horas, pero en realidad hay sólo dos. Caí en su truco durante el primer año de escuela secundaria. Si una persona duerme desde las ocho de la noche, se levantan descansados y listos para ir, ya que, efectivamente, han dormido cuatro horas. Pero desde las cuatro a las ocho, nunca te despiertas descansado. Uno se siente como si sólo se hubiera quedado dormido. Y es a causa de la mentira.''

Edward se tragó su risa, casi ahogándose con ella. ''Um... ¿y qué beneficio gana un relojero con la mentira?

''Simetría. Un reloj de diez horas no es tan visualmente atractivo para los consumidores.''

''Los creadores originales no vivían en la América Corporativa. Estoy seguro de que no estaban preocupados por eso.''

''Los creadores originales trataban de vender a la nobleza, la gente con el dinero y el amor por los elementos llamativos y hermosos.''

''Deberíamos probar esta teoría tuya. Deberíamos permanecer despiertos veinticuatro horas con un cronómetro y verificar cuánto tiempo pasa.''

Dejé de estirarme y le miré a los ojos, buscando alguna señal de burla.

''¿Qué?'' preguntó, retrocediendo hacia la cabecera.

Me reí de mi capacidad de intimidarlo antes de contestar. ''Sólo le he rogado un billón de veces a Alice que se quedara conmigo y me ayudara a probarlo, ero ella se negó siempre. Pensé que quizá ella te lo había contado.''

Él sacudió su cabeza y sonrió un poco. ''He sido muy cuidadoso de preguntarle mucho sobre ti. No quería que sacara suposiciones.''

''Bueno eso funcionó muy bien,'' repliqué sarcásticamente.

''Creo que lo hizo.'' Su tono fue sincero y serio a la vez y supe que era el final de mi estancamiento.

Me senté en el borde de la cama y lo miré. ''Edward, no quiero que pienses que me arrepiento de lo que pasó anoche porque realmente no lo hago. Tengo curiosidad acerca de a dónde va todo esto. Hemos estado alrededor unos seis años, pero no nos conocemos realmente el uno al otro.''

''No sé exactamente a dónde irá. Creo que el mejor lugar para comenzar es tomarse el tiempo para realmente conocernos el uno al otro. De lo que me enteré anoche, pienso que eres aún más asombrosa.''

Rodé los ojos y sacudí la cabeza. ''Lo último que soy es asombrosa. Sólo estoy haciendo lo que puedo para ir de un día a otro sin repetir los mismos errores.''

''Algunas personas consideran la unidad para ser una persona increíble.''

''Edward, no soy ninguna mujer perfecta que va a encajar perfectamente en tu vida aseada y ordenada. ¿Estás preparado para darte cuenta de lo profundo y oscuro que puede ser el agujero del conejo?''

''¿Y tú?''

Le sonreí a la deflexión, habiéndola usado un montón de veces yo misma. ''Yo pregunté primero.''

''No creo que eso sea realmente algo para lo que pueda estar preparado. No puedo pensar en nada que podrías decir que me haga no querer salir contigo, si no quieres una relación abierta. Yo no comparto.''

''Bien porque yo tampoco lo hago. Y no tengo ningún problema en hacer valer mi propiedad así que si empezamos a salir en serio, es mejor advertir a todos tus seguidores para que permanezcan fuera de mi camino.''

Los ojos de Edward se abrieron como platos por un segundo antes de girar calculadores. ''¿Tiene que funcionar en ambos sentidos?''

''Sólo cuando se justifica. Si un hombre está coqueteando descaradamente y hace un pase, eres libre de manejarlo sin golpear. Pero si estamos hablando y tiras alguna de esa mierda machista que he visto a Emmett hacer, patearé tu trasero.''

Asintió antes de levantar sus ojos verdes hacia los míos. ''Deberías saber que no soy perfecto tampoco. Todo el mundo parece creerlo porque visto bien y mantengo mi habitación limpia.''

''Yo no pienso que seas perfecto. Un poco pijo, pero no perfecto.''

''¿Así que qué pasa ahora?''

Me encogí de hombros, sin tener ni idea y resultando demasiado pronto para obligar a mi cerebro a trabajar. ''El café suena como un buen comienzo.''

''Café será,'' dijo mientras salía de la cama. Por alguna maldita razón, el hombre se dirigió hacia la puerta de su dormitorio.

Estuve malditamente tentada de dejar que abriera la puerta y caminará fuera, pero eso podría ser material suficiente para Emmett para molestar a Edward el resto de su vida, y no parecía la mejor idea -malditamente gracioso, pero no era la idea más inteligente.

''Aunque yo personalmente estoy disfrutando de la vista, es posible que desees considerar ponerte alguna ropa. Esme es una madre relajada y todo, pero algo me dice que no es tan relajada.''

Edward me miró con su cuerpo desnudo y sonrió. ''Ha pasado mucho tiempo desde que dormía sin ropa.''

''¿De verdad? ¿Todas esas chicas que te persiguen por el campus y todavía te las arreglas para ir a la cama y despertar vestido? ¿En qué clase de mundo enfermo estamos viviendo?''

El se rió tanto que casi se cayó al intentar coger sus calzoncillos. ''¿No deberías estar contenta de que no me he acostado con la mitad de PSU?'' preguntó.

''Estaré contenta cuando mi mente se envuelva totalmente alrededor del concepto.''

Resopló mientras me sacaba de la cama. ''Como no siempre hay dos o tres chicos que cuelgan de cada una de tus palabras.''

''No soy mis palabras en lo que están interesados,'' corregí.

Edward me detuvo en la escalera y me dio la vuelta para mirarlo, agachándose lo suficiente para que sus labios casi tocaran los míos. ''Eso es en lo que yo estoy interesado.''

''Ya veremos, Cullen,'' repliqué, retrocediendo en el siguiente escalón para escapar de su agarre.

''Ciertamente lo haremos, Swan,'' dijo moviéndose rápidamente a mi lado y poniendo un brazo alrededor de mi espalda.

Solamente sonreí y rodé los ojos a su bobo comportamiento, decidiendo que era muy temprano para burlarme de él todavía. Necesitaba un café primero. ¡Un montón!

XxxXxXxXxXx

''Así que, ¿cómo fueron las cosas anoche?'' preguntó Alice. Ella estaba haciendo esa cosa mirándome mientras se metía entre dos coches en movimiento -Juro que envió mi corazón hacia mi maldita garganta.

''Presta atención a la carretera, enana,'' demandé, señalando hacia el parabrisas. ''Mientras que tú eres lo suficientemente pequeña para pasar esta caja de cerillas bajo otro coche, yo no lo soy.'' Esme debería estar aquí también, pero se había librado de nuestro viajo en el último momento, prefiriendo tomar la oferta de Carlisle de una cita para almorzar. ¿Quién podría culparla?

Alice giró los ojos hacia la carretera, pero su mente estaba claramente todavía en los eventos de la noche pasada. ''¿Cómo fueron las cosas con Edward?''

''¿Cómo fueron tus vacaciones de verano?'' contesté.

''¿Qué?'' preguntó, mirando rápidamente hacia mi

''Oh, lo siento,'' dije, completamente segura de que ella había notado el sarcasmo en mi tono. ''Pensé que estábamos lanzando preguntas a la gente para ser amable, pero sin querer las respuestas realmente.''

''Todavía no lo sé.''

Suspiré y puse los ojos en blanco. ''¿No recuerdas cómo nuestros nuevos profesores siempre nos preguntaban eso el primer día de escuela? Es probable que ames tus historias efervescentes de familia feliz en vacaciones, pero en la mía no estaban encantados de oír hablar de tres meses con una adolescente de mierda enfadada provocado por una mujer egoísta que pasaba por todos los culos jóvenes sobre su marido y su hija. Al igual que ellos no querían saber sobre mi verano, tú no quieres saber lo que pasó con tu hermano.''

''Podrías haberte inventado unas vacaciones.''

Me encogí de hombros. ''Para qué hacer el esfuerzo de mentir.''

''Todavía piensan que es una mentira de todas formas. Nadie creía que tu hiciste la mitad de las cosas que decías. Demonios, yo estaba contigo la mayoría de las veces y todavía no me lo creo.''

''Por suerte para todos, Bella DC ha muerto y se ha ido y no va a resucitar.'' (Con DC se refiere a la Disfunción Central que le nombra a Esme antes.)

''Es bueno saberlo. Ahora dime qué pasó con mi hermano.''

''He sacudido su mundo, él ha sacudido el mío, hemos hablado, hemos dormido, y hemos tomado café en la encimera de la cocina juntos esta mañana. ¿Responde eso a tu pregunta?''

''No. Detalles. Ahora.''

Por alguna razón, su necesidad de más información me molestó demasiado así que decidí molestarla de vuelta. ''¿De qué clase de detalles estamos hablando, Oompa-loompa? ¿Formas y localizaciones de marcas de nacimiento? ¿Un recorrido de su charla sucia? ¿Una lista de las posiciones sexuales que usa y con qué frecuencia? ¿O prefieres una estimación bastante precisa del tamaño de su polla?''

''Isabella,'' gritó Alice, extendiendo la mano y pellizcándome el brazo. ''¡Coge todo eso en este instante!''

''Bien,'' grité, haciendo palanca con sus dedos como tenazas de langosta para sacarlos de mi tierna carne. ''Lo siento si he sido una molestia para ti. Pido disculpas.''

''¿Qué demonios ha pasado con el tanga en tu culo esta mañana? Te has bebido como tres tazas de café y sólo mientras yo estaba contigo. Es imposible saber cuántas te has tomado antes. Normalmente sólo eres así de ácida sin cafeína en tu sistema.''

''¡Él me está volviendo loca como el infierno, está bien!'' No había querido admitir eso y definitivamente no quería gritarlo en el pequeño coche, pero era todo verdad.

''¿Qué ha hecho? ¿Está siendo pegajoso? ¿O está siendo demasiado tranquilo de nuevo?'' preguntó, mirando consternada.

''No, no está siendo pegajoso en absoluto y habla hasta por los codos. Él sigue diciendo sólo las cosas correctas. ¡El es The Office y The Soup a la vez, Alice! Se suponía que él era un anti-yo completamente, pero tenemos muchas cosas en común y no teníamos ni idea porque no habíamos hablado realmente en estos seis malditos años. Estoy cabreada por eso, pero también entiendo por qué él no me dijo nada y me siento mal porque él pensaba que la única manera de tratar conmigo era dejarme fuera.'' Suspiré y me incliné hacia delante, apretando la cara contra las rodillas y haciendo caso omiso a la picadura del cinturón de seguridad. ''Simplemente no lo sé, Ali... Estaba dispuesta a tener una corta relación con él y de repente, me encuentro queriendo salir con él. Estoy fuera de mi elemento y ya sabes como odio esa mierda.''

''Todo irá bien,'' prometió mientras me acariciaba el pelo. ''Pasarás el día conmigo, hablaremos, y para el tiempo en el que estés lista para ir a casa con él, lo tendrás todo resuelto.''

Me senté y le di una sonrisa. ''Mejor será, Skipper, o te haré completamente responsable. Tú fuiste el gancho detrás de todo esta maldita cosa.''

''¿Skipper?'' preguntó, arrugando la frente de la misma manera que Esme cuando hablamos la noche pasada.

Asentí. ''¡Sí! Eres demasiado malditamente pequeña y delgada para ser Barbie.''

Alice sacó su labio inferior haciendo un puchero.

''Vamos, Ali. Sabes que fue divertido y tienes ganas de reírte,'' dije, pinchándole en el lado con mi dedo.

Ella resopló y levantó la barbilla con altivez. ''Sólo por ser tan mala conmigo, tendrás que hacerte la manicura y pedicura conmigo en el centro comercial.''

''¡Perfecto! Hay un nuevo pintaúñas Violeta Venganza al que le he echado el ojo en tus sesiones de belleza.''

''Probablemente más por el nombre que por el color,'' murmuró.

''Alégrate, niña Ali. Voy a comprar el almuerzo, lo que significa un viaje a tu restaurante favorito para que puedas comerte con los ojos a tu amado latino mientras disfrutas de uno de los mejores margaritas de la ciudad. Yo me quedaré con una Corona para mantener a mi boca fuera de problemas cuando llegue a casa con Edward más tarde.''

''Sí, la bebida siempre ha hecho que vomites palabras en lugar de valor,'' agregó riéndose.

Suspiré y sonreí. ''Ah, Cabo. La alegría y vergüenza que has traído a mi vida. Nunca voy a olvidar tus playas de arena, el tequila y los chupitos de lima, o el caliente tatuador que habría puesto 'tanto tiempo para entrar' en mi muslo interno si Alice no me hubiera sacado de ese lugar.''

Alice soltó una risita. ''¿Has lamentado eso?''

''Lamenté la idea de uno. Y te doy las gracias de nuevo por ser la voz de la razón, Pepito Grillo. No sé que haría sin ti.''

''Sí, estoy segura de que estarías perdida sin nadie a quién torturar con tus cortas bromas,'' dijo, rodando los ojos.

''No,'' contesté, apretándole la mano sobre la palanca de cambios. ''Podriá continuar sin hacer bromas, pero estaría perdida sin mi mejor amiga.''

Alice me dio una sonrisa tan grande y tan hermosa que no pude hacer nada más que sonreirle de vuelta y agradecer por tenerla en mi vida.

''Momento cursi terminado,'' le dije. ''Vamos a ir al grano y a conseguir que mi cerebro funcione correctamente de nuevo.''

''Vamos a empezar con la lista de citas. ¿Es mono?''

''Extra-mono. ¡No, espera! Lámete los labios y ten los más sucios pensamientos sobre ser mono.''

''Ew y ¡wow!.'' dijo Alice, enfatizando su última palabra.

''Lo sé. No he dado esa calificación desde que le capitán Jack Sparrow entró en mi vida.'' Me dio un falso escalofrío que hizo que Alice riera. ''Maldito pirata sucio.''

''¿Sabe Edward que tiene competencia tan famosa?''

''No hemos llegado a la parte de 'quién es tu maldito sueño' todavía, Ali.''

Ella asintió y rió. ''Creo que él te lo diría ahora mismo.''

''Dios espero que no. ¿Quién diablos quiere tratar con la presión del desempeño? Él espera a la estrella porno Jenna Jameson, yo voy a ser más como la carrera de Miley Cyrus, y luego los dos estaremos marcados de por vida.''

''Ni siquiera quiero entender esa declaración del todo,'' dijo Alice, sacudiendo la cabeza. ''La siguiente pregunta, ¿él viste a la moda?''

''Eso no está en mi lista. Es de la tuya,'' repliqué.

''Oh, lo siento. ¿Él viste ropa limpia?''

''Sí.''

''¿Él usa y sabe el significado de grandes palabras?''

''Sí.''

''¿Sabe él la importancia del café?''

''¡Malditamente sí! Y ya sabe como lo tomo.''

''¡Doble punto! ¡Sí! Vale, así que es grande. ¿Lee algo más que no sea Playboy?''

''Sobretodo ficción histórica, pero tiene también algunos clásicos que le gustan.''

Alice deslizó el coche en una plaza y aparcó, con los ojos verdes muy abiertos por la sorpresa mientras me miraba. ''¿Hasta qué hora os quedasteis hablando?''

Me encogí de hombros. ''Un rato anoche y otro rato esta mañana durante el café.''

''Estamos casi acabando la lista y todavía no hay ningún 'no'.''

''Así que, ¿cómo de insana es esta mierda? ¿Yo y tu guapo hermano?''

''No es tan insano. Tenéis suficiente para atraeros y suficiente en común para sosteneros.''

''Ali, por favor no te hagas ilusiones de que todo esto va a ser algún tipo de emparejamiento mágico permanente. Sí, me gusta. Sí, el sexo es in-jodidamente-creible. Pero estamos hablando de mí. La permanencia no es algo que haya tenido en mi vida. Si estoy en esta cosa por dos meses, me consideraré afortunada.''

''Creo que vas a estar agradablemente sorprendida de lo bien que van a ir las cosas.''

Su excitación era un poco demasiado para mí en mi inseguro estado y terminé gritándole. '''Mira aquí, Jambi! Mantén toda esa mierda del futuro especulativo para ti misma.''

''¡Oh, genial! Ahora estoy reducida a ser una pequeña cabeza flotando en un teatro gigante.''

''¡Oh, no, there ain't no rest for the wicked! Until we close our eyes for good,'' canté, echando los brazos hacia arriba mientras bailaba en mi asiento y le daba una gran sonrisa. Maldición, me encantaría ser un poco como Cage the Elephant. Están a la altura de Crazy Town, capaces de mezclar ritmos pegadizos con letras memorables. (N/T. Ambas son bandas estadounidenses. La primera de indie rock y rock alternativo, y la segunda de rapcore/nu metal.)

Alice ignoró mi canción y salió del coche. ''¡Corte de pelo!'' chilló mientras nos encontrábamos en la parte trasera del coche.

''Esa no es la palabra secreta,'' dije, enlazando mi brazo con el suyo.

''No voy a discutir Pee Wee Herman contigo. Estoy hablando de lo que tenemos que hacer para concentrarte y volver al modo Bella normal.''

''¿Y un corte de pelo es la manera de hacerlo?''

''Siempre has hablado de llevarlo corto. Podríamos hacer eso y algunos reflejos burdeos. Va a ser raro pero completamente aceptable.''

''Ali, grandes idaes como esta van a asegurarte tu lugar en mi corazón,'' le dije, dándole un apretón.

''Aw, Bells. Amo cuando eres tan dulce y sentimental.''

''Seguro, seguro. Además, no es que necesites mucho espacio con tu cuerpo Liliputiense.''

Alice me fulmió con la mirada y me empujó. ''Te odio.''

Yo sólo sonreí y la acerqué a mi de nuevo. ''Con la más fiera clase de amor.''

Ella suspiró y asintió. ''Siento si te he presionado mucho.''

''Yo no. Es bueno sacar cosas de vez en cuando. Sólo ha pasado un tiempo desde que me molestaba y tengo que ajustarlo. Pero cuando lo haga, Edward Cullen se verá malditamente mejor.''

''Esa es mi chica,'' dijo Alice riéndose. ''Sólo hazme un favor.''

''¿El qué?''

''Trata de no corromperlo demasiado. Él tiendo a estar muy amplificado en el momento y quiere probarlo todo y luego se arrepiente.''

''Así que no puedo emborracharlo, joderlo insensiblemente, y luego arrastrarlo a la tienda de tatuajes? Maldición, Alice. Esa iba a ser completamente nuestra primera cita.''

''No es divertido,'' dijo estrechando los ojos y frunciendo el ceño.

''Yo me estoy riendo,'' dije entre mis risas.

''Hey, ¿Bells?'' me llamó Alice, mirándome.

''¿Qué?''

Sus ojos verdes estaban ahora brillando como pequeñas esmeraldas y sus labios mostraban una sonrisa. ''Realmente tengo buenas vibraciones sobre esto.''

No dije nada porque no tenía nada que decir. Debía ser bueno tener buenas vibraciones sobre esto, pero ahora mismo, todavía estaba ocupada tratando de relacionar al Edward que apenas hablaba con el hombre con el que había pasado la noche y la mañana. Esto tenía definitivamente los ingredientes para ser una maldita aventura.

N/T. Espero que les guste. Todos los nombres que Bella le dice a Alice son pequeños motes, no he explicado ninguno porque creo que se entienden bastante bien, pero si alguien no lo entiende, que me lo diga y en el próximo capítulo intentaré explicarlos lo mejor que pueda.

Por cierto, no volveré a publicar hasta el 28 de Junio, que ya estaré de vacaciones, ya que ahora estoy muy liada con los exámenes y no tengo tiempo de traducir. Y lo siento por las chicas que leéis The Twilight Books, no he podido subir el capítulo que estaba programado porque no lo tenía terminado y no pude subirlo, lo subiré el 26 de Junio sin falta.

Besos y gracias por todo:)

¿Me dejáis reviews?:)