Saluditos a Cookiesamm a penas pueda te paso el numero de Peeta, yo también tengo que hablar con él, jaja. Peetkat, sigamos echando humo jaja a y busca faldas, nada, nuestro Peeta no es de esos. AnnieOdair19 gracias por tu mensajitos a seguir enviciándonos con esta nueva historia. Juliper22 yo también me convierto en lo que sea por pasar las 24 horas con él, jaja

Gracias por sus alertas y favoritos: Sondaly, XkanakoX


-Vaya Katniss llegaste temprano, ven entremos, ¿estás emocionada por ayudarme?- oh si por ayudarle y hacer muchas más cosas.

-Aja, nunca he sido monitora, en realidad no se dé que se trata- dije mientras entrábamos, en el despacho tenía tres libreras inmensas llenas de libros de todos los tamaños, tenía varios archiveros, junto a la ventana tenía una colección de autos de lujo en miniatura, entre ellos uno igual al que estaba en el parqueo en ese momento –este es igual al suyo- le dije señalándolo.

-¿Qué? A si, donde he comprado mis autos siempre les pido una miniatura igual al real-

-¡Dónde los compras! ¿Has tenido todos estos?- eran 4 autos diferentes un Mercedez, un Camaro, un Audi, y por supuesto el Ferrari.

-Si, bueno los otros 3 están en Europa, solo traje este- hizo una pausa- me los he ido comprando, desde que trabajé, siempre he sido fanático de los autos de lujo y cuando logramos conseguir los primeros millones de euros, no me pude controlar y me compré el Camaro, el Mercedez no es gran cosa, fue mi primer auto, hasta es de segunda, pero cuando tuve dinero le conseguí su miniatura, y luego poco a poco fui comprando, no tenía en que gastar dinero y me sentía como un niño en una juguetería.

-Así que es una empresa de renombre lo que tienes en Europa- dije decididamente.

-Pues si, al inicio no nos iba bien, tenía 5 socios, todos pusimos dinero y lo estábamos perdiendo, así que varios desistieron, y solo quedamos 2, ambos empezamos a movernos entre grandes empresas, hasta que conseguimos un comprador para la nuestra, nos pagó mucho dinero, y luego con la ayuda del dueño, comenzamos a tener futuro, y muchos contratos y buenos escritos, así de simple, la empresa creció y se volvió la empresa editorial más importante de Europa, el dueño se volvió muy buen amigo nuestro y luego solo le volvimos a comprar la empresa y ahora somos los dueños, no me quejo- dijo con una sonrisa de satisfacción.

-Mmm que bueno-

-Si, bueno comencemos- dijo sacando varias listas y portafolios, estuvimos cerca de media hora solo metiendo hojas y expedientes en portafolios.

-Sabes Katniss tu le gustas a mi hermano, y mucho- dijo sin siquiera verme, como si me estuviese queriendo evadir la afirmación.

-¿En serio?- dije intentando no verme impresionada.

-Harían una linda pareja, él es apuesto y tu eres muy hermosa, a parte se llevan bien, ¿te gustaría ser su novia?-

-Disculpe Profesor, pero creo que ese no es su tema, a demás para mí, él es solo un amigo- hice una pausa y pensé que tal vez él quería saber algo en especial - ¿por qué la pregunta?-

-Mmm Gale me dijo que intentara saber que pensabas de esa opción-

Oh, sentí todo derrumbarse, solo me lo preguntaba porque Gale se lo pidió no por qué quería algo conmigo.

-No le digas que yo te conté, él me dijo que hiciera el intento de hacerte ver lo bueno que sería, pues ser su pareja…- respiró profundo –pero bueno yo no soy tan bueno uniendo parejas, mucho menos en una situación así-

-¿Situación así? ¿a qué te refieres?- dije sin comprender.

Él no me contestó, solo se rió ocultando algo –no me hagas caso, eres libre de escoger a quien tu quieras-

-Mmm bueno gracias por esa opción- le contesté sarcástica – sin embargo para mi Gale es solo un amigo, lo quiero y lo aprecio pero solo como un amigo, es extraño estar hablando esto con el hermano mayor del chico al que le gusto-

-Oh no te preocupes, lo que hablemos y hagamos aquí se queda aquí, solo entre nosotros dos- dijo con una sonrisa matadora, sentía que algo escondían sus palabras, pero no sabía si era lo que yo pensaba o solo mi mente deliraba.

-¿Estás con alguien en este momento?- preguntó al fin, dejando todo lo que estaba haciendo y viéndome directamente a los ojos, me sentía casi desnuda bajo su mirada celeste.

-No, pero me interesa alguien- dije mordiéndome el labio, pero bajé la mirada -¿tú estás con alguien?-

-No, pero me interesa alguien- dijo sonriéndome con picardía.

-Y llevas mucho conociéndola-

-Se puede decir que me han hablado mucho de ella, tanto que me enamoré de la forma en que me la describían, ahora llevo poco conociéndola, pero me siento demasiado atraído por ella- su voz casi salía en un susurro, se había acercado tanto a mí desde el otro lado del escritorio que podía sentir su respiración en mi rostro -¿tú llevas mucho conociendo a quien te interesa?-

-No-dije casi jadeando al sentirlo ten cerca de mí –llevo menos de un día, pero me hace sentir atrapada-

-¿Atrapada? ¿Por qué?-

-Por qué es demasiado perfecto para que esté conmigo- dije casi sin aire al verlo y sentirlo tan cerca de mí.

Peeta cogió mi barbilla entre sus manos y me acercó a su boca, sentí como sus labios chocaban con los míos, pidiendo una respuesta que no tardó en llegar, mi boca se unía a sus deliciosos labios, nuestras lenguas se rozaban saboreando una pasión casi prohibida, me tenía perdida en su besos, sus manos se ceñían a mi rostro, mis manos habían acabado agarrándole el perfecto cabello rubio, atrayéndolo más a mí, pero de pronto él me soltó y yo me quedé de nuevo sola.

-Lo siento Katniss, creo que… me dejé llevar… lo siento… en serio…- dijo alejándose de mí y volviéndose a sentar en su silla.

-¿Por qué lo sientes?¿por qué no seguiste? ¿por qué no te dejaste llevar?- dije con el deseo frustrado en mi voz, mi excitación había sido cortada y sabia porqué había sido, de pronto le dije con suficiente furia en mis palabras –es por Gale,¿cierto?-

-Katniss tienes que entender, él es… Yo no puedo hacer esto, él… él bueno es mi hermano, jamás podría lastimarle, yo no quería… cuando te vi hoy en el aula desee que… que tu no fueras la chica de la que me había hablado él… pero eras tú… eras más hermosa de lo que yo pensaba… tu no entiendes…. Él me había pedido que hiciera esto desde que le dije que daría clases aquí… él te quiere y mucho… yo no… no puedo venir y… y enamorarme de la misma chica que él… tu no…- se quedó callado.

-¿Qué? Entre ambos planearon que yo fuera tu monitora, para que me lavaras el cerebro y quisiera estar con mi amigo, ambos están locos, como pudieron, ¿cómo pudo Gale hacerme esto? De ti no me importa a penas y te conozco, pero Gale, me las va a pagar, esto no se quedará así, ni que yo fuera un títere, él sabe lo que detesto que me tomen como un jueguito-

-NO no no, no eres un jueguito, créeme, la intención no era decirte todo lo que te acabo de decir, era solo hacerte ver las cosas buenas que él es, solo hablarte como un amigo, pero en definitiva fallé, desde que te vi en la mañana olvidé lo que me había dicho Gale, durante la clase pensé que sería mejor no seguir con el plan, y tener que hablarte, a penas y tratarte como una alumna, pensé que lo mejor era no tener nada que ver con su relación, pero él me hacía caras y me mandaba mensajes al celular recordándome el maldito plan, en mi interior deseaba tenerte aquí conmigo, y por otra parte quería que dijeses que no… pero no yo te gusté a ti, tanto cómo tú a mi y…-

-¿Cómo sabes que me gustas?- le interrumpí.

-Katniss soy mayor que tu siete u ocho años, ¿crees que no se, cuando una chica gusta de mí?, tus ojos no mienten, y tu cuerpo te delata, hasta tus sueños te delatan, ¿o piensas que no me di cuenta que cuando te despertaste en el aula me miraste con las pupilas tan dilatadas que era excitante solo de verte?- oh que vergüenza y yo que pensé que no se había enterado - Katniss yo conozco y tu me atraes tanto que me da miedo el pensar en el daño que le puedo hacer a Gale si se entera, yo no soy así, pero tampoco deseo cerrar las puertas contigo, ahora que ya he frustrado los planes de mi hermano, y sabes lo que él quería, se que tampoco querrás nada con él, créeme que no quería que llegaras a eso, pero también soy egoísta y no deseo que estés con él…-

-Gale no tiene que enterarse- dije volviendo a interrumpirle.

Peeta me miró asombrado con esos profundos ojos celestes, y se rió- Katniss yo no creo poder resistirme a un simple romance de secundaria y mucho menos si es a escondidas…-

-A que te refieres con ¿romance de secundaria?-

-Señorita Everdeen es la tercera o cuarta vez que me interrumpe, la próxima levante la mano y con gusto le doy la palabra- dijo riéndose.

-Lo sé, lo siento pero cuesta un poco verte como mi profesor, inclusive cuesta verte como alguien mayor a mí, aún no me contestas, ¿a qué te refieres con romance de secundaria?-

-A ver, Katniss yo no soy de besitos y abrazos, no me conformo con un manoseo, o un simple rose, yo no…-

-¿Y quién ha dicho que yo soy así? ¿Quién te ha dicho que yo me conformo con un simple manoseo o un simple rose? ¿Eh? ¿Quién te ha dicho que yo si soy de besitos y abrazos?, creo que estás sacando conclusiones de un libro que aún no has abierto- le dije con picardía poniéndome de pie y apoyándome en su escritorio.

-Mmm buen argumento señorita interrupciones, ¿y entonces que me propones? ¿cómo hago para leer ese libro?- dijo levantándose y también apoyándose en su escritorio, nuestros rostros quedaron a escasos 5 centímetros –por qué me imagino que si ese libro es tan impresionante como usted lo hace parecer, debe de estar maquinando un plan, para tenerme a su entera disposición sin hacerme sentir un patán con mi hermano… usted sabe señorita… por leer el libro antes que él- sus labios dibujaron una sonrisa demasiado seductora y sexi.

-Por supuesto que te tengo una propuesta, primero Gale no se enterará, tú le dirás que somos muy buenos amigos, y que yo te he contado que por el momento no quiero salir con nadie, que quiero darme tiempo para mí; segundo te reto a resistir un "romance de secundaria" a mi modo, recuerda que yo tampoco me conformo con besos, abrazos, simples manoseos y roses, si no me equivoco cuando dejaste de besarme fui yo la que te regañó por parar- le dije con la misma sonrisa seductora que él tenía.

Peeta no dejó de sonreír, arqueó una ceja mirándome con deseo –así que eres una chica de secundaria que sabe lo que quiere, ¿tú no eres virgen cierto?-

-Bueno tú tampoco eres Jesucristo ¿o me equivoco?- ambos nos reímos.

-Mmm ¿y cómo haríamos para vernos?-

-Todos los días tendríamos una hora o más aquí, estás en tu derecho de tener una ayudante, tienes auto y podemos ir a lugares donde no nos vean los que nos conocen, después de eso los demás lugares saldrán a como pase el tiempo, entonces ¿aceptas mi propuesta?- dije acercándome a su rostro y dándole un fuerte y apasionado beso, este hombre era mío y tenía que ser mío siempre.

Peeta me contestó el beso con el mismo frenetismo, lleno de pasión y deseo, me soltó y rodeó el escritorio, primero se dirigió a la puerta y la cerró con llave, luego me miró y se me acercó decidido, me plantó un gran beso en la boca, agarrando mi cabello para acércame más a él, mis manos se aferraron a sus caderas, apretándolo contra mi vientre, donde podía sentir perfectamente lo duro que se iba poniendo su miembro, Peeta me besaba y comenzaba a tocar mis senos, los apretaba sobre la blusa y pellizcaba suavemente, oh mi sueño si se haría realidad después de todo.

Toc toc toc, alguien tocó la puerta. Peeta y yo nos quedamos inmóviles, jadeando y ambos viendo hacia la entrada de la oficina, por dicha a él se le había ocurrido cerrar con llave.

-Silencio- me dijo en un susurro, besándome tiernamente en los labios - nada de bulla-

-¿Hermano estás ahí?-

Ambos nos volvimos a ver y sin hacer ruido logramos gesticular "GALE".

-Creo que ya salieron, no me contesta al cel, tal vez están en el aula de literatura- dijo Gale.

-Kat tampoco contesta- escuché decir a Johana.

Se escucharon sus pasos al irse caminando rumbo al aula de literatura, de pronto recordé –íbamos a ir al cine, seguro vinieron por eso, ya es de noche, yo te tenía que preguntar si querías venir- le dije en un susurro.

-Si te sientas a mi lado, claro que sí- dijo dándome un pequeño beso en la comisura de los labios - arréglate la falda debemos de salir sin que nos vean- me dijo mientras él se acomodaba su ropa.

Volví a ver mi falda, ¿y en qué momento me había quedado sin bragas y con el ruedo de la falda enrollado en la cintura? Mmm este hombre es rápido más vale yo vaya con cuidado.

-¿No sabía que eras tan veloz? ¿Dónde está mi ropa interior?- le dije mientras acomodaba mi enagua.

-¿Tu ropa, no sé?, dame y te ayudo- Peeta comenzó a buscar entre las cortinas, por las sillas, hasta que la encontró tirada debajo de su escritorio –listo, aquí tienes preciosa- dijo dándome las bragas – ¿estamos listos? A por cierto claro que acepto tu propuesta-

-Excelente- me acerqué y le dí un beso en la mejilla, igual que él que él me había dado después de su clase –saldré yo primero profesor, iré al baño que está detrás de las oficinas, y luego saldrás tú-

Peeta asintió y me abrió la puerta, no había nadie en todo el pasillo, ya eran pasadas las 7 de la noche, corrí hasta los baños y también estaban solos, saqué mi maquillaje y comencé a retocarme.

Cuando salí Peeta me esperaba recostado junto a la puerta, tan tranquilo como siempre –ahí vienen- me dijo en un susurro.

-¿Dónde estaban?- preguntó Gale indignado.

-En la oficina- dijo Peeta tranquilamente.

-Pasé a tu oficina y no había nadie-

-Seguro pasaste cuando andaba en el auto, tenía que traer algunas cosas ¿por qué te exasperas? ¿qué pensaste?-

-¿Y dónde estaba Katniss?- preguntó Gale haciendo caso omiso a las preguntas de Peeta.

-Desde que él salió me vine al baño a arreglarme, ¿qué te pasa, por qué estas tan estresado?- lo reprimí.

-Por nada Katniss, por nada- Gale me tomó de la mano y me jaló hacia él haciéndonos caminar juntos, pero pude ver claramente como la tranquila mirada de Peeta se turbaba.