Bueno, no doy más de sí, aquí tenéis un fic que espero que os guste. Estaba (y sigo) estudiando y los exámenes finales acaban de pasar asi que espero q os guste el cap, por suerte ya he terminado jaja. Os dejo de mis rollos y aquí tenéis el cap. Por favor leer al final, sobre todo lo del twitter porfi…

Me sentia en las nubes, todo era bonito. Vale, estoy siendo cursi de narices.

Caminaba por el patio buscando a mis amigos. Parecían haber desaparecido. Pase por la cafetería y entre, era la hora de la comida y vi a todos en nuestra mesa. Cogi la "comida". Consistía en un puré verduzco, parecía moho, y un filete frio. Me sente con ellos y vi como Odd devoraba su comida.

-Hola

-Hola-respondieron todos al unisono, solo que el hola de Odd sono Aguha.

-¿Cómo puedes comerte esto?-señale el puré.

-Ulrich, amigo, me he saltado el desayuno.

-Oh, por dios que crimen-me burle y Aelita rio.

-A que si-volvio la mirada a su plato

-No tiene nada que ver-dije intentando que me hiciera caso.

-Me comería una cucaracha del hambre que tengo.

-Agh, Odd-dijo Aelita apartando su plato.

-¿Puedo?-se dirigio a Aelita, pero miro a la comida

-Adelante-miro con cara de asco como Odd comía los restos de filete y todo el puré.

Mi estómago rugió asi que intente comer el filete. Corte un trozo y lo mire: estaba duro, frio, pero en aspecto parecía estar bueno. Aelita fijo su mirada en mí y puso una cara de asco cuando me meti el trozo en la boca. Mastique lentamente para ver si encontraba algo raro.

Vi a Yumi a través de la ventana, venía con ojos llorosos y maletas. Se paró y me vio, lagrimas corrieron por sus mejillas. Me levante de la silla y escupí el trozo de filete en una servilleta, estaba malísimo y el hambre se me habia quitado. Me diriji a ella.

Nadie habria notado que habia llorado. Era casi imperceptible, excepto para la gente que la conocía muy bien. Yo la habia visto llorar al igual que ella a mí, teniamos la relacion más bonita y estable que habia visto nunca; eso si, como amigos.

Sali mientras que todo el mundo entraba. Escuche algunas quejas, pero me dio igual llegue a ella y me abrazo, llorando en mí. Tendria que ser muy importante si lloraba delante de la gente.

Senti las miradas posadas en nosotros, pero bien poco me importo. Ella era más importante que lo que pensara la gente.

Levanto la cabeza un poco en mi hombro.

-Lo siento-empezo a sollozar otra vez.

-No me pidas perdón-la abrace más fuerte aun, presionándola contra mi cuerpo. La gente empezo a salir de la cafetería- Yums, vamos a otro lado.

Levanto la cabeza un poco y miro por encima de mi hombro.-Si, mejor-la voz le sono cortada. Me miro y le limpie las lágrimas, ella se puso recta y camino como si nada pasara. Cogi las maletas y nos dirigimos al bosque. Caminamos hacia nuestro rincón. Era un pequeño claro con flores silvestres. Lo descubrimos un dia caminando por el bosque. Era de muy dificil acceso y estaba bien escondido.

Deje las maletas al lado de un árbol y vi como Yumi se tumbaba en la hierba, en la sección del claro donde no habia flores. Me tumbe a su lado y la abrace. Ella se acomodó en mi pecho. Nos quedamos asi, en silencio, disfrutando de la presencia del otro.

-Siento mucho el numerito del lloro-dijo ella rompiendo delicadamente el silencio, con un susurro.

-Te lo repito, conmigo puedes llorar, gritar, reír, enfadarte, siempre que eso no lo hagas conmigo, contarme todo.

-Gracias-me dio un beso en la mejilla.

-Para eso estoy-le di un beso en la coronilla.

-Lo que pasa es que mis padres quieren ir a Japon de vacaciones

-No veo el problema

-Si vuelven alli es para quedarse Ulrich y yo no quiero volver y quedarme alli, quiero quedarme aquí, contigo.

Me quede en silencio, esa afirmación me alegraba y entristecía a la vez. Me alegraba saber que se quedaría aquí por mí, pero no queria que se fuera. Sabía que si sus padres la obligaban ella iba a ir, la habian educado asi.

-Se me ha ocurrido un plan-dije

-Eso me da miedo, pero es mejor que nada-dijo

-Ehh, que mis planes no son malos-dije

-Vale, son buenísimos, pero cuéntame tu plan.

-Mis padres no van a venir a recogerme y me han dado un billete en primera clase en tren para ir a Alemania.

-No lo pillo-dijo ella interrumpiéndome

-Si me dejaras acabar-ella asintió-cambio ese billete por dos en clase turista y te vienes a casa de mi abuelo.

-¿Me dejaran?

-Mi abuelo sí, mi padre no, pero como es la casa de mi abuelo, puedes venir.

-Es que no quiero ir si él no lo sabe, me parece de mala educación-dijo ella

-Vale-saque mi movil-le llamo y te digo que le parece. Aviso con el hablo en alemán, pero si quieres que te lo diga el, sabe francés

-Me fio de ti

Llame al movil de mi abuelo y me contesto. Le pregunte si Yumi podia pasar las vacaciones con nosotros y él me dijo que sí. Le pedí que no se lo dijera a mi padre, sabia como iba a reaccionar.

-Hecho

-¿Y?

-Ha dicho que si-me abrazo y le di un beso en la mejilla-¿Se lo dirás a tus padres?-ella dudo, pero yo tenía que preguntárselo. Nos quedamos en silencio. Ella parecio tomar una decisión.

-¿Sabes que voy a hacer?

-¿Qué?-dije yo.

-Les avisare cuando este subida al tren

-Eres mala

-Mucho

Mire la hora en el reloj digital. Llevábamos aquí dos horas.

-Yums, creo que es hora de que vaya a hacer mis maletas.

-Vale-dijo ella-¿Quedamos en algún sitio?

-No, simplemente espérame aquí.

-Vale.

YUMI

El desapareció entre los árboles y yo suspire. Nunca me atrevía a dar el primer paso, y eso era lo que más queria en el mundo. Simplemente imaginarme con él, dándonos besos, que me dijera algún mote cariñoso, que me dijera que me quiere… Sería perfecto, pero el seguramente queria algo mejor que yo.

Estaba mirando el cielo. Pense en que él me iba a presentar a su familia. Bff, no queria pasar tiempo cerca de su padre despues de lo que le habia hecho a Ulrich. Me cabreaba y mucho. Yo soy una persona muy pacifica pero a ese hombre le pegaría puñetazos hasta que se le quitara su estupidez, su prepotencia, su todo.

-Yumi

Me levante y vi a Ulrich con una maleta. Fui hacia él y cogi las mías. Solo habia una, la pequeña. Me faltaba la grande.

Levante la vista y vi a Ulrich con mi maleta grande.

-Puedo con ella

-Ya lo sé-dijo. Y se fue andando. Me resigne a seguirle.

Andamos hasta la estación de tren. Ahora sabía que no habria podido con la maleta. A mitad de camino estaría jadeando mientras que a él no parecía que le pesara nada. Le agradecí mentalmente ese gesto.

Entramos en la estación de tren y él se dirigio al mostrador.

-Perdone-le dijo al taquillero-querría cambiar este billete por dos en clase turista

-Vale señor-miro el ordenador e imprimió dos billetes-aquí tiene. Son dos asientos al lado de la ventana-se los tendio a Ulrich.

-Gracias.

Nos alejamos y el miedo me recorría el cuerpo. ¿Qué pensarían mis padres?

-Yumi, ¿estás bien?-nos sentamos en un banco.

-No-dije-creo que me va a dar un ataque al corazón-el me cogio la mano y entrelazo nuestros dedos. Se sintió muy bien tener las manos juntas.

"El tren con destino a Berlín llegara al andén 5" oímos.

-Vamos-dijo él.

Cogimos las maletas y andamos hacia el andén con las manos aun entrelazadas. Entramos al tren y me senti como si fuéramos una pareja que se iba a fugar, y me encantaba esa idea.

-Son estos-dijo él. Me dejo pasar y sentarme al lado de la ventana.

-¿No quieres ver el paisaje?

-Nah-dijo el quitándole importancia-ya lo he visto muchas veces-el sonrio con esa sonrisa que hacía que mi corazón enloqueciera. Le sonreí tambien.

Sentimos y vimos como el tren se movía. Pasamos por toda Francia y nuestras manos seguían entrelazadas.

-Bienvenida a Alemania-susurro apoyando su barbilla en mi hombro. Fue muy romántico tengo que admitirlo, la puesta de sol, nuestras manos entrelazadas, fue lo más bonito que habia visto y sentido. Me dieron ganas de girar la cara y darle un beso, pero solo la gire. El me sonrio y dijo:

-No quiero arruinar el momento, pero tengo que hacerlo-y me beso. Al principio no respondí, pero luego le seguí. Fue el beso más dulce del mundo, nada que ver con el que nos dimos en Lyoko. Sonreímos y yo apoye la cabeza en su hombro.

-Cierra los ojos-lo hice. El deshizo el enlace de nuestras manos y senti algo frio deslizarse por mi dedo.-Yumi, ¿harías el favor de hacerme el hombre más feliz de este mundo diciéndome que serás mi novia?

-Claro que si-abri los ojos y le di un beso. Nuestro segundo beso.

-Queria que fuera más romántico, pero al ver la puesta de sol y tu sonrisa supe que era el momento.-entrelace nuestras manos otra vez y vi el anillo. Una fina banda de oro blanco con diamantes cubría mi dedo anular derecho.

-Ulrich, es precioso

-No tanto como tú-me sonrio

-Ja ja, este anillo le da millones de vueltas a mi "belleza"

-No quiero discutir ahora-dijo el intentando parecer enfadado, pero se le escapo una sonrisa al rato.-Es imposible enfadarse contigo.

-Ya lo sé-le di un beso en la mejilla.

Nos tiramos el resto del camino hacia Berlín jugando y haciéndonos carantoñas. Algo se me olvidaba.

-Ulrich, déjame tu movil-dije agitada. El me lo dio y yo marque el número de mi madre.

-Diga

-Mama, soy Yumi

-¿Dónde te has metido?

-Estoy con Ulrich en Alemania, no te asustes, solo voy a pasar aquí las navidades. Luego volveré a Francia.

-Yumi, tú te quedaras en Francia. Nosotros volvemos a Japon. Eres mayor de edad, quedate con la casa.

-Pero mama…

-Yumi, sé que si te vienes a Japon no vas a ser feliz. Solo te pido que tengas cuidado.

-Vale

-Pásame a Ulrich-le di el telefono a Ulrich. El me hizo un gesto para preguntarme quien era y se lo puso al oído

-…Si, señora…Claro señora…Lo prometo, la protegeré con mi vida si hace falta…Adios señora-el colgo.

-¿Qué te ha dicho?

-Que te cuide mucho que tus ataques de ira no son buenos-le di un golpe en el hombro-Era broma, tranquila.

Dijeron algo por el altavoz y Ulrich me miro

-Ya hemos llegado-mire por la ventana y asi era, ya habíamos parado en la estación-Ahora conocerás a mi familia.

-Socorro-dije en broma

-Tranquila-dijo levantándose y cogiendo la maleta-no todos son como mi padre.

-Ya lo sé-el me miro raro-a alguien te tendras que parecer.

-Ja ja, que graciosa.

Salimos del tren y vi un montón de gente corriendo de un lado para otro. Ulrich me condujo a través de la estación. Llegamos a unas puertas de cristal que daban al exterior. Ulrich cogio aire y cuadro los hombros, cogio mi mano y entrelazo nuestros dedos. Salimos al exterior y habia más gente corriendo de un lado para otro y coches, muchos coches. Esperamos un rato y de repente vimos un coche negro con cristales tintados para enfrente de nosotros.

Le dijo algo a Ulrich de lo que solamente entendi Stern. El hombre abrio la puerta y Ulrich me dejo pasar. Si por fuera Parecia grande por dentro no se quedaba corto.

-¿Te gusta?-dijo Ulrich cogiendo mi mano.

-Mmm, si es muy lujoso.

-Algo bueno tiene que tener ser un Stern-dijo él. Note como en sus ojos de reflejaba la furia.

-¿Adónde vamos?-dije, intentando que no se enfadara

-A la casa familiar, en las afueras-dijo sonriendo-Ese sitio es lo más bonito que he visto nunca, despues de ti y de nuestro prado-sonreí

-¿Va a haber mucha gente alli?

-Pues…-se puso la mano tras la nuca-toda la familia

-Bfff-eche la cabeza atrás en el asiento.

-Tranquila, yo te protegeré.

Senti que paramos, el viaje habia sido rapido. El chofer abrio mi puerta y me ayudo a salir. Levante la vista y vi un campo que Parecia infinito. Ulrich me abrazo por detrás y admiro el paisaje. El chofer se fue y nosotros seguíamos mirando el paisaje.

-Ohhhh-oimos detrás de nosotros

-Puaj-dijo Ulrich en mi oído-haz el favor de no girarte, ignóralas-le hice caso. Oímos como la gente salia afuera y la madera crujir, junto con murmullos.

-Te reto a una carrera-le dije y Sali corriendo.

-Tramposa-dijo el corriendo detrás mía. Habia olvidado el pequeño fallo de que él era más rapido que yo. Senti que me levantaba en volandas y oi aún más murmullos. Los murmullos distrajeron a Ulrich y me zafe. Le tire al suelo y me rei

-La cagaste Ishiyama-se levantó y yo corrí lo más rapido que pude. El me cogio como a un saco de patatas.

-Suéltame Stern-dije dándole en la espalda. La familia miraba la escena, sentia las miradas clavadas en mi espalda.

Senti como la espalda de Ulrich se tensaba. Me bajo y él se dio la vuelta, caminando hacia el prado.

-Ulrich-dijo una voz masculina. Mire y era Walter. Le lance una mirada de desprecio y fui tras Ulrich. Él se habia dado la vuelta encarándose a su padre.

-¿Qué?-dijo el desafiante. Vi en su mirada sed de venganza. La familia estaba mirándolos sin hacer nada. Ambos se iban acercando más y más. Nadie hacia nada. Me acerque y cogi a Ulrich empujando su pecho. Se resistía y vi que no apartaba la mirada de su padre.

-Walter, Ulrich parad-grito un señor mayor, pero ellos ignoraron su grito. Me obligue a echar a Ulrich hacia atrás y vi como una señora de pelo castaño cogia a Walter y lo apartaba hacia atrás. Yo lo tenía más dificil. Ulrich seguía empeñado en enfrentarse a él.

-No me hagas pegarte-le dije. El parece que reacciono y me miro. Le abrace y él se calmó.

-Lo siento-me susurro.

-Lo sé.

La familia me miraba con asombro.

-¿Te habia pasado antes?

-Si-me dijo-no soporto que mi padre se crea que tiene derecho sobre mí

-Tranquilo-le dije.

El me paso el brazo por los hombros y yo abrace su cintura. Walter ya no estaba y la mujer tampoco. Él se sento en el porche, en una butaca que habia y yo me sente en sus piernas. Apoye a cabeza en él. Todos habian entrado dentro. Nadie se habia preocupado por Ulrich.

-Nunca se preocupan por mí, tranquila-este hombre me leía los pensamientos-si lo hago-dijo él.

-No me parece bien que no te hagan caso.

-Esperate, que aún falta mi tía.

-¿Qué tía?

-Mi tía Ángela-dijo el-ella ha sido la única que se ha preocupado por mí. La quiero mucho.

-¿Me enseñas la casa?

-Claro-se levantó de la butaca y me abrio la puerta. La casa era preciosa y solo habia visto el recibidor.-Ven, vamos a mi cuarto.

Subimos escaleras arriba y entramos en un cuarto totalmente rustico. Los colores principales eran el de la madera y el verde. Él se tumbó en la cama y yo lo hice tambien. Mire hacia arriba y me encontré con un collage de fotos.

-¿Lo hiciste tú?

-Yo y mi tía. Todas las navidades hacemos fotos y yo traigo algunas de vosotros y cada vez se va haciendo más grande.

Me quite los zapatos-Ulrich, ¿puedo mirarlo de más de cerca?

-Claro-dijo él.

Me subi a la cama y mire. Habia fotos de Ulrich de bebe y de niño. En todas aparecía con una mujer que Parecia de verdad su madre.

-¿Quién es la mujer?

-Mi tía-dijo el

-Pues parece tu madre

-Todo el mundo dice lo mismo-suspiro-me gustaría mucho que fuera de verdad mi madre.

Encontré una foto nuestra, de todos.

Me tumbe otra vez a su lado. Nos quedamos en silencio mirando las fotos. Era un collage muy bonito.

Oímos un revuelo abajo, pero como Ulrich no se movió, asi que yo tampoco lo hice.

-¡Ulrich! ¡Baja!

El gruño y yo me rei.

-Vamos, amor-me agache a atarme los zapatos

-¿Qué me has llamado?

-Amor-repetí

-Me encanta que me digas eso-me dio un beso y yo se lo seguí.

-Vamos, nos están esperando

Bajamos de la mano, creo que hoy se nos fusionaran. Ulrich me guio a lo que Parecia el salon. Todo el mundo estaba alli y al ver al padre de Ulrich le apreté la mano, el tambien lo estaba mirando.

-Mi niño-dijo una mujer

-Tía-el me soltó y abrazo a la mujer. Seguro que era su tía Ángela.

-¿Quién es esta preciosa chica?-le pregunto a Ulrich, haciendo que él se sonrojara-¿Es la famosa Yumi?-espera, ¿acaba de decir famosa?

-Si-dijo él. Se acercó con su tía y dijo-Yumi, mi tía Ángela. Tía, mi novia Yumi.

-Encantada-dije. No era adecuado en mi país dar abrazos. Ella se quedó extraña.

-¿No me das un abrazo?-dijo ella.

-Emm…-dije-es que no es costumbre en mi país.

-¿De dónde eres?-dijo ella

-De Japon

-Vale, tranquila, no pasa nada. Es que como hablas tan bien el francés creía que eras francesa con raíces japonesas-Ulrich rio-¿De qué te ríes renacuajo?

-Soy más alto que tú.

-Ya claro-dijo la tía.

La familia me miraba raro y por suerte la tía me salvo.

-Venid los dos un momento-dijo ella cogiéndonos de la mano y sacándonos al jardín. Caminábamos un poco hasta que nos alejamos de la casa. Llegamos a un sitio donde habia sillas puestas en círculo.

-Sentaos-ambos lo hicimos sin rechistar-Vale, os he traido aquí porque nos estaban mirando mal y porque quiero conocer a la mujer que ha enamorado a mi niño. Ulrich me ha hablado muchísimo de ti y por lo que dice eres una buena persona. No quiero que te pongas incomoda pero quiero saber algunas cosas de vuestra relacion que no me habéis contado-miro mi mano derecha-empezando por ese anillo-dijo ella.

-Vale-dijo Ulrich-se lo he regalado al pedirle ser mi novia.

-¿Ese fue el que fuimos a encargar?

-Si lo es.

-¿Cómo os conocisteis?

-Eso te lo conté…

-No quiero tu versión, quiero la suya.

-Pues-dije-creo que es la misma. Le vi por primera vez en una clase de Pentac Silat.

-¿Fue amor a primera vista?

-Si-dijimos los dos.

-Yumi, ¿sabes de la situación familiar de Ulrich?

-Emm-mire a Ulrich y el me dio permiso con la mirada-sí, se algunas cosas.

-¿Les has visto llorar?

-Si-dije.

-Vale-dijo ella-¿Le quieres?

-Mucho

-¿Cuánto de mucho?

-Más que a mi vida.

-Carinñooo-oimos una voz a lo lejos.

-Ahí viene tu madre—dijo la tía riéndose

-No te rías-dijo él. Se levantó y fue hacia su madre.

-Yumi-gire la cabeza para mirarla-sé que le quieres, se te nota en la mirada. Solo te pido una cosa, no le decepciones. Aguanta cada una de sus rabietas de niño, cada llanto, cada miembro familiar. Por qué sé que él ha sufrido mucho hasta que te ha confesado su amor hacia ti.

-Lo voy a hacer-dije.

-Por cierto, evita a sus padres. Ellos se creen que Ulrich es un muñeco al que pueden manipular y no pueden hacerlo.

-Lo sé, el me lo ha contado.

Nos levantamos y andamos hasta la casa. Ella me contaba anécdotas de cuando Ulrich era pequeño y yo le contaba anécdotas de ahora. Ya sabía a quién habia salido Ulrich.

-Hermana-dijo Walter

-Walter-respondió ella cortante. Me cogio de la mano y nos metimos a la casa-Voy a saludar a mi familia, ¿vienes?-dijo ella

-Prefiero quedarme en el jardín

-Lo entiendo-me habia caído muy bien-nos vemos

-Nos vemos-me dirigi hacia el árbol que habia en el prado y me sente. Mire el anillo. Hoy habia sido un dia lleno de emociones. Ulrich me habia pedido ser su novia, mis padres se iban a Japon y me dejaban la casa y habia "conocido" a la familia de Ulrich. Mis ojos se cerraban y aun no era por la noche. Todo se desvaneció, dejándome en brazos de Morfeo.

-Yumi-grito alguien-corre dentro por favor.

Me levante y corrí dentro. Vi a Ángela llorando y entre

-¿Qué pasa?

-Es Ulrich-Ángela me cogio del brazo y me arrastro dentro. Vi la escena más horripilante del mundo, un padre y un hijo pegándose a puñetazo limpio. Los hombres intentaban separarlos mientras que algunas mujeres lloraban. Ninguna se atrevía a pasar.

-Dejadme-grite y las mujeres rompieron el circulo. Vi la ira en los ojos de Ulrich y me recordó a cuando XANA le poseía. Me acerque a ellos y mire los movimientos de Ulrich por un minuto. Estaba cegado por la ira y no los controlaba. El padre intentaba luchar pero Ulrich era mucho más fuerte que él. Vi un hueco y me meti dentro. Oi exclamaciones de las mujeres y gritos de los hombres. Ulrich siguio golpeando pero ahora yo le paraba los movimientos. EL padre se apartó y observo la pelea. Le pare lo golpes y en un momento le tumbe al suelo bloqueándolo. El paro y le abrace. Todos estaban conmocionados, la madre de Ulrich y la tía lo miraban tristes.

-¡Eres una bestia!-grito el padre. Ulrich me puso con delicadeza a un lado y se acercó otra vez a él. Nadie le paro. Le di un golpe y cayó al suelo. Otra vez me puse encima.

-Ulrich, reacciona. Este no eres tu-la familia nos miraba fijamente-Donde está el guerrero de sangre fría que yo conocí. No dejes que la basura te queme por dentro, eres fuerte, eres un guerrero Lyoko-el sonrio y me hizo cosquillas. Yo me rei como una loca. La familia hacia ruidos enternecidos.

-Sabes que

-¿Qué?

Me lo susurro al oído-Tu eres mi familia-nos sonreímos y vi que tenía la cara morada e hinchada.

-Ulr, quita de encima que te voy a curar la cara-subi a mi cuarto y cogi un botiquín que llevaba siempre encima. Entre en el baño privado de Ulrich y cogi dos toallas. Moje con agua una de ellas. Nunca habria hecho esto si no fuera porque es una emergencia. Tenía un poco de conocimientos médicos, mi abuela era enfermera. Baje las escaleras y me puse a curar a Ulrich, el de vez en cuando hacia muecas de dolor, pero por lo general intentaba hacerse el fuerte.

Oímos la puerta y alguien fue a abrir. Ulrich miro por encima de mi hombro y yo le pregunte con la mirada.

-Es mi primo, Daniel.

-¿Ese te cae bien?-dije

El rio ante mi comentario y dijo-Si, es como mi hermano.

Oi unos tacones y Ulrich sonrio-Parece que no viene solo. Estoy presentable-dijo

-Mmm, un poco amoratado e hinchado pero si.-le deje para que saludara y me fui a la habitacion de Ulrich. Lave las toallas y guarde el botiquín en mi maleta. Empece a sacar la ropa y decidi ducharme. Yo tardaba muy poco. Sali y me cambie de ropa. Guarde la ropa sucia en una bolsa. Me sente en la cama. Todo esto era de locos. Me tumbe en la cama mirando al techo, sin ningún pensamiento, solo mirando arriba. Pense en Japon, en su belleza y me emocione. Lagrimas se escapaban y corrián por mis mejillas. Echaba de menos todo eso, la tradición, los kimonos, mi familia. Pero yo habia decidido esto y me alegraba de haber venido.

Alguien entro y yo me asuste. Vi que era Ulrich y gente detrás pero el cerro la puerta. Se acercó y me dijo

-Te quiero presentar a la gente de mi familia a la que más quiero, ¿me dejas?

-Claro-me levante y me puse al lado de Ulrich. El abrio la puerta y varias personas entraron. Me miraron y yo me limite a sonreír. Vi cómo tras unas palabras en alemán de Ulrich se sentaron en sillas que habian traido. Vi a la tía Ángela y ella me sonrio. Oi mi movil sonar

-Disculpen-me dirigi a mi bolso y vi que era mi familia.

(En japonés)-Abuela-dije

-Yumi, ¿Por qué no has venido?

-Tenía un asunto que aclarar aquí.

-Te echo de menos-oi a mi abuela llorar y lágrimas corrieron por mis mejilla

-Yo tambien, no imaginas cuánto.

-Escúchame, se feliz alli donde estés, pero nunca olvides tus creencias ni cómo eres, no cambies por nadie

-Lo se abuela-dije con la voz quebrada

-No llores mi niña, recuerda, mira al cielo y busca la estrella más brillante, yo estaré mirando la misma-ambas llorábamos y oi como alguien le colgaba el movil, yo hice lo mismo. (Ya no es en japonés)

-Yumi, ¿estás bien?-todos me miraban con tristeza.

-Sí, lo estoy-me seque las lágrimas.

-Vale-me miro con su mirada de luego me contaras-ellos son, mi tía Ángela, a la que ya te presente. Ella es mi madre a pesar de que digan que no. Mi primo Daniel, hijo de Ángela, mi hermano-él era alto de ojos azules y pelo rubio, un claro ejemplo de estereotipo alemán

-Encantado-dijo el en Francés, pero sin levantarse de la silla

-Encantada-dije desde mi sitio.

-Él es mi tío David, el marido de mi tía, mi padre

-Encantado-él era igual que el hijo pero con más arrugas.

-Encantada

-Y ella-dijo señalando a una chica pelirroja de ojos azules-es Mireia, la novia de mi primo.

-Encantada-dijo ella

-Encetada.

-Y ellos son mi familia

-Guay-dije

-Ella es Yumi mi novia

-Vale-dijo la tía Ángela-¿Qué te pasa?-Todos me miraron a mi

-Nada

-Entonces, ¿Por qué estaba llorando?

-Es que hecho de menos a mi familia de Japon, eso es todo-Sonrei un poco y Ulrich me rodeo los hombros con el brazo, apretándome.

-Tranquila, es normal que los hechos de menos, pero me alegro de que estés aquí-dijo ella-Mañana hay una cena de empresa muy importante y todos tenemos que ir. Nos iremos a la empresa para prepararlo todo y nos quedaremos a dormir alli, mañana sed puntuales.

-Sí, tía-dijo Ulrich.

-Os dejamos solos en casa no hagáis nada-dijo Daniel, a lo que Mireia le dio en el brazo.

-Nos vamos-dijo Mireia-Encantada de conoceros

-Igualmente-dijimos los dos. Salieron de la habitacion y más tarde se oyeron pasos y la puerta principal cerrarse.

-Bueno, ¿qué quieres hacer en esta finca tan grande y con tantas cosas divertidas?

-Quiero ir a los caballos y luego al lago-dije

-Perfecto-se levantó y me cogio de la mano, aun sentia chispas cuando me tocaba.

Salimos de la casa y, aunque era un poco tarde, fuimos a los establos. Ulrich ensillo a una yegua y a un semental. Mire a la yegua con una pizca de ¿miedo? Más bien era miedo a hacer el ridículo si me caía.

-¿Te ayudo a subir?-Ulrich me leía los pensamientos o algo-no te leo los pensamientos, tu cara lo dice todo

-Tonto-le saque la lengua y el hizo lo mismo.

A pesar de todo, me ayudo a subir a la grupa y, tras asegurarse de que no me cayera, se subio a su caballo.

Salimos del establo al paso, pero ambos nos miramos y sonreímos a la vez. Los caballos empezaron a galopar tras nuestra orden. Llegamos al lago justo cuando el sol estaba poniéndose.

Ulrich desmonto y me ayudo a bajar. Sus manos se posaron en mi cintura haciendo que me estremeciera. Me dio un beso justo antes de posarme en el suelo. Me fije en que llevaba puesta la camisa que le regale en su último cumpleaños…

Era 25 de Noviembre, ese dia era el cumpleaños de Ulrich. Estaba muy nerviosa porque este año le daria el mejor regalo, o eso esperaba. Me conto una vez que siempre habia soñado con que le regalaran una camisa con sus iniciales, US, bordadas, y ¡yo lo conseguí!

Le compre una camisa blanca de traje e hice que le bordaran las iniciales en el bolsillo y en los puños de la camisa. Estaban bordados con hilo verde, de su color favorito.

Le lleve la caja a Kadic y, por suerte, estaba el solo. Le entregue la caja y, cuando vio la camisa, su cara se ilumino, como la de un niño en Navidad. Me dio un abrazo tan fuerte que creí escuchar mi espalda crujir…

-¡YUMI!-Ulrich estaba agitando su mano delante de mi cara

-Perdón, ¿Qué decías?

-Mira-señalo al horizonte y vi el sol ponerse. Ulrich poso su barbilla en mi coronilla y me rodeo la cintura con sus brazos. Fue lo más romántico del mundo.

Ulrich empezo a besarme el cuello delicadamente, luego, mordió mi oreja. Me estremecí de placer. Me di la vuelta y le bese. Ambos empezamos un beso lleno de pasión y de amor.

El beso dio pie a caricias por parte de los dos. Ulrich metió la mano debajo de mi camisa, quitándomela. Yo desabroche la camisa, bese su cuello, pero un gemido me interrumpió. Ulrich me habia quitado el sujetador y tocaba mis pechos. Yo baje la mano hasta llegar al borde de su pantalón, lo desabroche. Ulrich hizo lo mismo con el mio. Solo quedaban dos prendas para dejarnos desnudos.

-¿Estas segura de esto?-dijo Ulrich mientras me besaba

-Completamente-respondí.

El me cogio de los muslos, cargándome, mientras seguíamos besándonos. Acabamos tumbados a la sombra de un árbol, nuestras últimas prendas cayeron.

El sol se puso completamente y la Luna salió, siendo testigo de cómo dos cuerpos se fusionaban en uno.

Me desperto el ruido de un movil, y no era el mio. Mire a los lados y vi que estábamos en el lago. Algo se me olvidaba… Mire al lago, pensando, ¡LA REUNION!

-Ulrich

-¿Qué?

-La reunión-ambos nos miramos y, rapido, nos levantamos y vestimos. Subimos a los caballos y a galope tendido, llegamos a la casa de los Stern.

Entramos por la puerta y la familia nos miró.

-¿Os quedasteis dormidos?-dijo la tía Ángela

-Si

-No pasa nada, la reunión se ha suspendido-dijo Daniel, el primo de Ulrich

-A vale-ambos fuimos hacia las escaleras y justo cuando empezamos a ascender

-¿Ulrich, que es esa mancha de tu camisa?-ambos bajamos la mirada y vimos que habia barro.

-Mmm, barro-dijo Ulrich

-Sabía que no podia dejarte solo-dijo la tía Ángela, provocando risas en la familia y que nosotros nos pusiéramos rojos como tomates.

¿Qué os ha parecido mi primera escena "lemon"? Ya sé que ha sido un poco caca, pero no es que tenga mucha experiencia en ese tipo de escenas.

Sé que he tardado mucho en actualizar, y no es solo culpa de mi falta de creatividad, es tambien el instituto, internet que no me deja acceder, mi ordenador que me borraba las últimas partes del fic…

Pero hay una buena noticia, al menos eso espero. Intentare organizarme muy bien para poder estudiar y subir fics, ya que este trimestre solo me ha quedado mates (no puedo con ellas). En fin, os dejo de mis rollos de vida y siento muchísimo no haber subido.

A parte, quiero dejar aquí mi twitter por si alguien que no tenga cuenta en fanfiction quisiera comunicarse conmigo, o que le diera vergüenza ponerlo en los comentarios, sobre todo me gustaría tener el de aquellos que no tienen cuenta y comentan. Solo seguirme y os doy followback, pero decirme que sois lectores jeje. Es RcYaiza tambien podéis poner comentarios del fic o preguntarme cuando subo jeje

Pasamos a los comentarios que me enrollo mucho:

·CodeYumishiyama: noah es superadorable, lo se :3. Me encanta ver que te gustan mis historias y personajes, (algunos más que otros) en fin, espero que este te guste (espero que mas) besoooosssss

·Sara: sé que tardó mucho en escribir, soy un desastre organizándome y nada me lo facilita, como he dicho antes, si noah es genial, me encantan las niñas pequeñas son geniales :3 feliz año supermegaatrasado y espero que la felicidad tambien haya rodeado tu familia amigos y por supuesto a ti. De nada aunque no me agradezcas lo del apoyo, me gusta conocer y ayudar a personas y más si pasan una etapa dificil, se demasiado bien lo que es eso. Me alegra que mis fics te ayuden, solo por eso, me dedico a escribir, me encanta que mis palabras te hayan servido. Debería haber más arcoíris en la vida, pero los pocos que hay, hay que disfrutarlos al máximo. Tu eres una de las personitas que ha provocado que ponga mi twitter, asi que espero ver pronto una notificación que me diga q podemos conocernos mejor (solo si tú quieres) besosss enormes y sonríe mucho =)

·Coderiel: cariflorrrrrrr gracias por el review, ojala internet se ponga de mi lado y pueda poner reviews, (ya sabes lo gafe que soy con internet jeje) quiero ver un fic tuyo subido ehhhhh…. Otra cosa más en común, la verdad es que lo del futbol no lo entiendo, pero bueno Yo te quiero muchisisisissimo

Creo que hay demasiado en negrita, pero tras tanto tiempo si estar aquí… bueno os dejo… besososossssss