El tenia una mano en mi cintura y la otra en mi pierna acariciándome, ahora abandona mi boca para besar mi cuello, me sorprendí que me besara con tan solo unos metros de distancia de su novia, pero mejor para mí.

-Nos vemos mañana- me dijo separándose de mí, yo asentí con la cabeza, pero antes que se fuera me beso de nuevo, cuando se separo se fue con su novia.

Cuando se fue suspire, me senté en el suelo, estoy cansada. El que me estaba besando era mi hermano mayor Justin, el tiene novia, si esta de novio con Julieta, son la pareja mas "adorable", ella está embarazada de 3 meses, yo también estoy embarazada de mi hermano de tres meses, no sé cómo le voy a decir a mi familia ni a él.

Lo nuestro empezó tan solo como un juego llamado "La Pasión De Lo Prohibido", a mi me encantaba el riesgo y la adrenalina que sentía cuando casi nos descubrían, pero todo se salió de control, yo me enamore de mi hermano de verdad, pero yo no le dije nada y no lo va a saber, estoy nerviosa no sé cómo tomara la noticia, se lo diré mañana cuando venga a visitarme.

Me pare y salí de la habitación, lo primero que vi fue a Justin hablándole a la aun plana barriga de Julieta, en un movimiento inconscientemente lleve mis manos a mi barriga.

-¿Estás bien hija?- me pregunto mi madre, yo aparte mi mirada de Justin y vi a mi madre que tenía una mirada preocupada, yo le sonreí y quite mis manos de mi estomago.

-Si mama, ¿porque preguntas?- le conteste tranquila, ella me sonríe.

-No nada- me dice y se va a la cocina con mi papa, dirigí mi mirada ahora en Max con Harper, nadie se espero que ellos se hicieran novios, si como oyeron son novios y muy pegachentos, guacaleé, aparto mi mirada de allí, siento nauseas así que me voy al baño.

Cuando termino de, bueno ya saben, me lavo la boca y me veo en el espejo, estoy algo sonrojada, y tengo una gotas de sudor en mi frente, bajo mi vista y veo mi barriga que aun esta plana, me la acaricio con cariño, este bebe es mío, salió del amor que le tengo a mi hermano, y si él no lo quiere no importa porque me tiene a mí, oigo que tocan la puerta.

-¿Qué?- pregunto para saber quién es.

-Alex, ¿estás bien?- me pregunta mi hermano al otro lado de la puerta.

-Sí, ¿porque preguntas?- le conteste, me veo al espejo y suelto mi barriga, me acomodo mi cabello.

-Porque estas ahí desde hace 20 minutos- me contesta como el que no quiere la cosa.

Guau, 20 minutos, sí que me demore, ah bueno, me acomodo la blusa y abro la puerta, ahí veo a mi hermano apoyado a la pared de al lado con los brazos cruzados y sonriéndome, yo le sonrió de vuelta.

-¿Que hacías?- me pregunta.

-Nada que te importe- le conteste como siempre sarcásticamente, nosotros nos seguimos tratando como siempre, no hemos cambiado y me encanta, es lo divertido de nuestra "relación".

-Porque eres mi hermanita menor- me contesta y se va como si nada, no se ustedes pero no me creí su respuesta.

Me iba a la sala pero en el camino me encontré con Julieta, ella me sonrió y me pregunto:

-¿Podemos hablar en privado?-

-Claro- le conteste, la guie a mi habitación, oh no les dije yo sigo viviendo con mis padres y mi habitación sigue igual, cuando llegamos ella se sentó en la cama, yo me quede enfrente de ella parada.

-¿Que quieres hablar?- le pregunte rompiendo el silencio incomodo.

-Te quería pedir que fueras la madrina de mi bebe, ya sé que es muy pronto pero no aguante preguntarte- me dijo con emoción, si ella supiera que su hijo tendrá a un medio hermano y primo, me mataría por estar con su novio y mi hermano.

-Si porque no- le conteste sonriéndole pero por dentro me siento mal, ella me sonríe cariñosamente.

-Si vieras lo emocionado que esta Justin- me comenta sin saber que esas palabras me matan por dentro, me siento mareada ella se da cuenta porque me ayuda a sentarme junto a ella.

-¿Estás bien?-me pregunta preocupada, yo asiento con la cabeza, ya me siento mejor.

-Sabes, yo diría que estas embarazada con todos los síntomas que has tenido estos días- me dice y yo la miro asombrada, ella lo sabe, si lo sabe, claro ella no es boba además ella también está embarazada, percibe todo y como me mira eso fue una afirmación no un simple comentario.

-No te preocupes no le diré a nadie, además mi bebe tendrá un primito- me comenta y se va como si nada dejándome sorprendida.

Me pregunto si ella le dijo algo a Justin, no, no creo porque el ya me hubiera preguntado ahora que lo pienso mejor, yo si soy boba debí imaginarlo antes por cómo me miraba cuando sentía mareos y nauseas frente a ellos, mi familia no se daba cuenta pero ella sí, me acuesto en mi cama boca arriba, estoy cansada, todo fuera mas fácil si Justin y yo no fuéramos hermanos, además que soy la mama de mi bebe soy su tía, eso sí es raro, pero desde que me entere que estaba embarazada decidí que lo tendría.

Justin y Julieta tienen tres años de novios, si, pero aun Justin y yo seguimos con lo nuestro, el sigue como el director del colegio para magos, Justin siempre quiso tener hijos y bueno va a tener dos a la vez, no se puede quejar, el quiso terminar con migo cuando conoció a Julieta y yo me enoje mucho con el que ni siquiera hablaba ni lo miraba, hasta que el llego un día y me dijo que me extrañaba, así que continuamos, el fue y sigue siendo el primer hombre en mi vida.

Bueno ya me aburrí de hablar de Justin, mejor les cuento de la relación de Max y Harper, fue algo raro al principio pero ya es normal verlos besar y todo eso, ya tienen 1 año de novios y son muy felices, a Max le encanta ser el nuevo dueño del negocio familiar, ah y casi se me olvida Max y Harper ya se quieren ir a vivir juntos y solos.

Con mis padres bueno ellos siguen iguales, como si el tiempo no corriera con ellos, están súper felices por ver a su primer nieto, bueno que mas puedo decir sobre ellos.

Y sobre mi relación con Masen, la verdad no funciono, yo solo pensaba en Justin y la verdad no me pareció justo, para el estar sin amarlo, así que terminamos, pero somos grandes amigos aun.

-Alex la comida ya esta- me dice mi madre al otro lado de la puerta.

-Ya voy- le conteste parándome de la cama, abro la puerta y me voy al comedor, hay están ya todos.

Yo me siento al lado de Justin, al otro lado de el esta Julieta, al otro lado de Julieta esta mi hermano menor Max a su otro lado esta Harper y por ultimo esta mi madre al lado de Harper y mi padre al lado de mi madre y de nuevo yo.

La comida estuvo tranquila, nos hicimos bromas entre nosotros, recordando cuando éramos pequeños, cosas así. Fue hasta divertida la verdad. Bueno ya Justin y Julieta se van, para mi propio bien.

-Gracias señora Russo, todo le quedo excelente- dijo Julieta dándole un beso en la mejilla a mi madre como despedida, yo rodé mis ojos.

-Gracias hija visítanos cuando quieras- le respondió mi madre, Julieta se despidió de todos igual como lo hiso con mi madre.

-Adiós Alex, tu secreto está seguro con migo- me murmuro en la oreja Julieta y antes que yo pudiera decir algo ella ya estaba despidiéndose de Max.

-Adiós hermanita- me dijo Justin despidiéndose de mi, el se acerco y sin que nadie se diera cuenta me dio un beso en la comisura de los labios, cuando se separo me giño el ojo.

-Adiós Justin- me despidió con una sonrisa en mi cara.

Hola ¿cómo están? Esta es una historia nueva, bueno soy nueva escribiendo, espero que no sean muy rudos con migo, esta historia es un Jalex %100, espero y les guste y comenten por favor me ayuda a seguir.

Adiós Cami.