Pov Alex.

Hoy tenía mi primera ecografía, al fin veré a mi bebe. Mi madre quería acompañarme pero yo le dije que no, lo mismo pasó con Harper y mi padre, pero Justin dijo que quería ir a la ecografía, está más que claro que mi familia no me podía acompañar, si no descubrirían quien es el padre de mi bebe.

Son las 10:00, y la cita es a la 11:00, así que me levanto de la cama y me baño, al salir del baño me visto con: un jean ajustado azul oscuro, una blusa de encaje blanca con manga corta y un chaleco ajustado de color negro, unas botas sin tacón negras, y mi cabello lo dejo suelto.

Listo, estoy perfecta cuando termino de maquillarme y peinarme, ahora bajo a la cocina, cuando ya estoy hay, me doy cuenta que la casa esta vacía, eso significa que están en el sub, bueno yo soy la única que me levanto tan tarde. Me sirvo algo de cereal, y me lo como en el sofá naranja.

Ya paso dos semanas desde lo que paso, en mi habitación con Justin, dos semanas que solo hablo con Harper y Mason, dos semanas que solo quiero estar con Justin, pero que eso no puede pasar, después de todo, el solo es mi hermano, una palabra que me duele cada vez más.

Aunque esa palabra ya no es de verdad ese significado, pues los hermanos no se besan, los hermanos no tienen hijos juntos, pero eso ya no importa, ahora tengo algo lindo de eso, algo que tendré de recuerdo de ese bonito amor.

Cuando termino de comer, llevo el plato que estaba usando al lavaplatos, y después miro el rejo, son las 10:49, baya, sí que me demore al bañarme, vestirme y desayunar. Me encojo de hombros y bajo al sub, donde está algo lleno, mejor, así ellos no podrán acompañarme por estar ocupados y no seguirán insistiéndome.

-Adiós familia, no me esperen despiertos- dijo sarcásticamente en lo último.

-Adiós Alex, y no se te olvide traernos una foto del bebe- se despide mi familia de mí, yo asiento con la cabeza y salgo del sub.

Silbo para parar un taxi, me subo en él y le doy la dirección al taxista. Al llegar al hospital, bajo del taxi le pago y entro al hospital, la secretaria me dice que la cita es en el tercer piso, yo le doy las gracias y me voy al ascensor, miro me rejo, son las 11:02, bueno no llego justo al tiempo, pero unos minutos no afectan.

Al llegar el piso voy al atención al cliente y les pregunto dónde tengo que ir, una mujer mayo dice que espere en la sala de espera 2 y hay me llaman ellos, yo asiento y me voy donde me dijeron. Hay me encuentro a Justin, él está sentado viendo una pareja que está al frente que él, la mujer ya tienen una barriga grande y su acompañante, que me imagino es su esposo, le soba su panza. Yo me acerco a Justin.

-Hola, Justin- le saludo.

Él se para de su silla y me sonríe.

-Hola Alex, ¿Cómo estás?- me pregunta y me abraza, estas dos semanas fueron largas sin verlo.

En estas dos semanas, él no ha ido a la casa, mientras que Julieta solo se la pasa allá, me muria por saber cómo estaba, este tiempo fue como dos meses sin él, yo no soy muy paciente, me aburro con facilidad, y sin el ya no es divertido la casa, sin nuestras peleas y las noches que pasábamos como antes, lástima que no se puede atrasar el tiempo.

-Bien, para que quejarme- le contesto sin mucho ánimos.

-Señorita Russo- me llama una enfermera.

-Yo- contesto.

Ella me lleva a una sala de ecografía, con una máquina, una camilla y otras cosas apartes, en la habitación está el doctor, el cual me dice que me recueste en la camilla, yo asiento y Justin se hace al lado mío.

-Bien, ahora esto estará algo frio señorita Russo- me dice el doctor antes de untar un gel frio en mi estómago, yo me estremezco.

-Muy bien, ¿Dónde estás pequeño?- habla solo el doctor mientras mueve esa cosa que no sé cómo se llama en mi estómago.

-Miren, ahí está el feto- dice el doctor mostrando una mancha en la pantalla.

Miro bien y si hay esta, se nota sus piecitos y manitas, su espalda, su torso y cabecita, es hermoso, me pongo a llorar, Justin me agarra de la mano, lo miro y él también tiene lágrimas en sus ojos, yo le sonrió y me nuevo dirijo mi vista a mi bebe de nuevo.

-Este es su corazón- dice el doctor.

En eso empieza a sonar un ruido muy bonito, su corazón, el corazón de mi bebe. Es tan relajante y pausada, es muy lindo, yo sonrió más aun de la felicidad. Justin besa mi frente y me sonríe, parece que él también está feliz por nuestro hijo.

-¿Quieren saber el sexo?- pregunta el doctor.

Yo miro a Justin, el asiente con la cabeza, si estoy emocionada por saber si es niña o niño.

-Si por favor- decimos Justin y yo a la vez.

El doctor asiente y hace cosas con los aparatos.

-Bien… es una niña, felicitaciones- dice el doctor.

Veo como los ojos de Justin se iluminan, se nota que él será muy consentidor con la bebe. Mientras yo, estoy feliz, quiero que la niña se parezca a mí, pero también a Justin, algo que después tendré que explicar a mi familia, pero bueno, yo soy buena en las mentiras.

-Ya puede limpiarse la espero en mi despacho, con la información y fotos del bebe- me dijo el doctor pasándome un papel para limpiarme, yo asiento con la cabeza.

El doctor sale de la habitación y yo me limpio, Justin me ayuda a sentarme en la camilla.

-Tendremos que pensar un nombre para la bebe- comenta Justin agarrándome en la cintura, yo aun sigo sentada en la camilla.

-Sí, tienes razón, pero yo los escojo, porque tú tienes mal gusto en eso- le digo y él se ríe -¿Por qué no has venido estas semanas?- le pregunto con la curiosidad, aunque yo sepa la respuesta.

-Tenía mucho trabajo, lo siento- me dice serio Justin, se le nota que no sabe mentir.

-Ah ya- le digo haciéndome la loca, que no me di cuenta que yo sé por qué no vino.

Pongo mis brazos en su cuello y él me sonríe. Esta vez no lo pienso y lo beso, sin importarme nada. El me sigue sin pensarlo, mi estómago da un vuelco cuando sus labios tocan los míos. Sus labios saben a menta, lo que provoca que sus labios sean más adictivos. Justin profunda el beso, haciendo que sea más pasional. Nuestros labios se mueven en un compás de pasión, el empieza a acariciarme el estómago debajo de la blusa. Pero en mi mente me viene, en donde estoy y con quien, así que lo aparto de mi bruscamente, el me mira sin entender, pero después se da cuenta.

-Creo que mejor nos vamos, el doctor nos espera- me dijo Justin ayudándome a parar.

Nos dirigimos a la oficina del doctor, la cual sí que es grande. Justin y yo, no sentamos enfrente de él doctor.

-Muy bien, señor tienen suerte de tener una mujer fuerte y hermosa como la señorita Russo- comenta el doctor a Justin, el cual se pone algo rojo, y yo me muero el labio para aguantar la risa.

-Gracias pero ella es solo mi hermana- dice Justin, y a mí me rompe el corazón esa palabra.

-Oh, perdón, pero no parecen en nada hermanos- dice el doctor, escribiendo en su computador.

-No importa- digo algo aturdida por lo que dijo el doctor.

En cierta forme Justin y yo no nos parecemos, pero nunca nadie dijo eso, además yo nunca pensé eso, yo nunca me di cuenta que, el doctor tiene razón.

-Muy bien, aquí tienen sus fotos e información- dijo el doctor entregándome un grande sobre.

-Gracias, adiós- me despedí y Justin y yo salimos de la oficina.

Justin y yo salimos a la calle, él se despidió de mí y se fue aparte, mientras yo cogí un taxi, le dije al taxista donde me tenía que llevar, en todo el camino pensé en lo que pasó en el hospital, desde lo de mi hija, lo de Justin y yo, hasta lo que dijo el doctor. El taxista me dijo que llegamos, yo le pague y me fui a mi casa.

Adentro todos me preguntaron qué paso, que era él bebe, como estaba, entre muchas otras cosa, yo les entregue las fotos y datos de mi bebe. Harper se pudo loca cuando se enteró que era una niña, así como mi padre y mi madre, mientras Max dijo que estaba bien, pero quería un sobrino más que una sobrina, yo rodé mis ojos.

Cuando logre escaparme, me fui a mi habitación a dormir. Después de cómo una hora durmiendo, oye como que alguien me llamaba, logre reconocer esa vos, era la de Julieta.

-¡Alex baja por favor!- grito desde abajo Julieta.

Yo suspire y baje, cuando solo me faltaba 7 escalones para bajar, vi a Julieta sola en la cocina, parecía que estaba cocinando.

-¿Qué quiere Julieta?- le pregunte algo molesta.

Ella se voltio a mírame y sonrió, algo que me pareció raro, parecía como malvada, no le hice caso a mi loca mente y la mire más calmada.

-Tienes que comer, para la bebe- me dijo tan dulcemente Julieta que casi me da diabetes.

Yo rodé mis ojos y baje los escalones que me faltaban, pero justo cuando iba en el quinto escalón, me resbale golpeando mi estómago en el escalón, y en el suelo me golpe en la cabeza, quedando en la oscuridad total.

Pov Julieta.

Sonreí cuando la idiota, se quedó noqueada en el suelo, todo quedo excelente, con semejante golpe, de seguro que perdió al bastardo. Mi plan salió más fácil y mejor de lo que pensé, ya quiero ver la cara de la idiota cuando se entere que perdió a su bastardo.

Me acerco al escalón que tiene un pequeño, pero firme hilo, lo arranque y lo bote en la basura, así ya no hay puebla alguna, de que el accidente de la idiota, fue intencional, ya gane yo.

Ahora me arrodillo a la altura de Alex y la veo, como la odio cada vez más, pero no negare que es bonita, aun así no me quitara lo que es mío y de nadie más.

Pov Justin.

Estaba en mi oficina de director, pensando en mi bebe, niña, es una hermosa niña, quiero que se parezca a mí, pero también a Alex. Alex como la extraño, yo no sé cómo eh aguantado no estar con ella, desde hace dos semana, dos semanas muy largas.

Justo en ese momento, me dio un dolor en mi corazón, como si algo malo pasara, algo que no entiendo, pero estoy seguro que no es bueno.

En mi cabeza aparece la imagen de Alex, no, no puede ser, de seguro que estoy imaginándome cosas, pero ¿Y si le paso algo a Julieta?

Hay dios, esto me está matando, vamos Justin relajante, de seguro que no es nada.

Suspiro y me concentro en los papeles que tengo en mi mano. Lo único que puedo hacer es trabajar.

Hola ¿Cómo están? ¿Les gusto el capítulo? Yo creo que lo hice algo… no sé, basto, pero no tengo mucha inspiración, pues me duele mi pobre pierna, pero en fin, les quiero decir que hice una nueva historia, que es totalmente original, jeje, se llama: Casandra hija de Zeus.

Me encantaría que le dieran una oportunidad, quiero saber si es buena, jeje, ahora hablando de vuelta a Secretos Russo, les quiero decir que hice una imagen y quiero que me digan cómo me quedo. Aquí la podrán encontrar, para los que leen mi historia en , www . potterfics historias / 143711, me dicen si les gusta ¿Ok?

Y aquí podrá encontrar mí otra historia www . potterfics historias / 148348, espero que le den una oportunidad.

Leknyn y Melisa Mayte, gracias por comentar en el capítulo anterior y los que comentaron en los capítulos anteriores también, gracias los nuevos que ponen mi historia en sus favoritos y los que al menos la leen, eso me anima mucho, gracias.

Ahora como siempre les pido, COMENTEN POR FAVOR, háganlo por esta niña, que se emociona mucho cuando ve, tan solo un cometario. Ah y antes de irme, una pregunta ¿Qué quieren que sea el hijo de Julieta? ¿Niño o Niña? El que tenga más comentarios será el hijo de Julieta en mi historia, de acuerdo, creo que ahora si es todo.

Les mando saludos y besos Camipotter.

P.D. Junte los espacios en las direcciones para poder entrar a las otras páginas, por favor.

P.D. Junte los espacios en las direcciones para poder entrar a las otras páginas, por favor.