Holi =w= Ya el ultimo capitulo, creo ._. yo estoy melón-cólica Q.Q sí, soy un melón con cólicos *badum tss*, ok no. Pero bueno.

Disclaimer: Naruto (que por cierto Tenten aparece en el capítulo del manga… en un panel… atrás de Lee ._.) y toda su fanfarria no me pertenece a mí, le pertenece a Masashi Kishimoto.

Ningún personaje resulto lastimado físicamente en la escritura de este capítulo.

Enjoy~ (~.w.)~


– Neji- El aludido solo levanto su vista- ¿Qué soy yo para ti?

Neji trago en seco. Era hora de confesarse.

Podría terminar una gran amistad y comenzar algo serio con Tenten, terminar viviendo con ella y hasta formar una familia... o en el peor caso de que su orgullo y soberbia hicieran que la cagara, terminaría en el hospital o sin ver más a su amiga castaña y morir solo…en el peor de los casos. Sin darse cuenta la escaneo con la mirada mientras Tenten cruzaba los brazos y fruncía el ceño, impaciente por una respuesta que para él era más que obvia.

- Una amiga – La cara de enojo se transformo rápidamente en una de decepción – confidente, alguien con quien puedo confiar – de la decepción a la confusión, ¿Qué tan rápido podía expresarse facialmente Tenten? Mientras él solo daba vueltas al asunto, aunque irónicamente prefería ir al grano – Tu…

- ¿Sabes por qué elegí a Sasuke? – Dijo Tenten interrumpiendo al ojiperla harta de su discurso, confundiéndolo ahora a él solo que como siempre se veía tranquilo e inexpresivo- Lo elegí, porque era lindo, serio y taciturno, algo así como tú – Ahora fue turno de Neji fruncir el ceño, mientras Tenten fijo su vista en sus ojos, algo que no había hecho desde que salieron del auto- Pero, a fin de cuentas… no eras tú.

Un silencio incomodo se formo unos minutos, Neji no sabía si terminar su frase o dejar que ella hablara, hasta que Tenten lo abrazo escondiendo su cara en el pecho del ojiperla sorprendiéndolo con esa acción- Tenten… yo – ¿Tan difícil era?

- Lo sé, yo igual.

- ¿Y ahora qué?- Pregunto Neji, colocando sus brazos alrededor de la cintura de la castaña.

- Todavía quiero una familia Neji.

- Bien, yo estaré contigo para lo que decidas.


Tenten estaba impaciente, habían pasado cuatro insoportables minutos de cinco, esa prueba casera era lo que podía tener ahora ya que en dos semanas era su consulta con Tsunade ya que la rubia no había regresado de Suna todavía. Y no se podía quejar, se había mudado junto al adonis de su ahora novio a un apartamento más grande hace unas semanas, y como resultado no habían desempacado muchas de las cosas que para Tenten eran importantes – como su poster a tamaño real del Capitán América, su peluche de ornitorrinco verde, sus necesarias 32 muñecas Barbie y el recuerdito que había comprado cuando fue a la playa de Cancún– ya que junto al Hyuuga había bautizado* la mayoría del apartamento en los momentos que se encontraban solos dentro de las cuatro paredes de la casa.

Una raya. Negativo. Maldición, sus ilusiones habían ido aumentando hacia el cielo cuando tuvo nauseas en la mañana… para bajar en ese momento hasta el inframundo.

-Putos todos – murmuro para sí la castaña encerrada en el baño, mientras Neji como de costumbre se había ido a trabajar.


- ¡Felicidades! – Exclamo Ino disparando hacia arriba con una pistola de serpentinas.

- Gra-cias chicas – Dijo la tímida ojiperla mientras entraba al departamento de Temari donde le habían hecho una pequeña sorpresa.

- Muchas felicidades Hinata – Dijo Tenten, abrazando a Hinata con algo de envidia. ¡¿Cómo hostias se pudo embarazar ella primero?!

Y él muy estúpido de Naruto no se dio cuenta de todos sus síntomas hasta que la encontró al fin, recostada en una de las tantas habitaciones de los Hyuuga siendo revisada por un doctor. Aunque el karma ayudo… Naruto casi murió ahorcado a manos de su suegro, ya que su pobre e inocente niña había sido manchada por ese vil ser.

- Si, digo embarazada… wow… no nos lo esperábamos de ti- Admitió Temari.

- Viendo esto, tengo la teoría de que Neji es esteril…

- ¡Sakura! – Exclamo molesta la castaña.

- Digo, llevan meses tratando de ensamblar un niño y nada- Se justifico la peli rosa.

Tenten solo suspiro.


Suspiro por enésima vez ese día, al parecer Dios, Odín, Kami-sama, Jashin, Alá, Goku, Kira, Atenea y sus homosexuales caballeros, Lelouch, Belldandy o como carajos se llamara, la odiaba… era la única explicación que tenia. Lo único que ella quería era un bebé y de hecho era lo único que había pedido a dios… eso y una dotación de por vida de nutella; ¡Y ninguna le habían dado! Tal vez no había oído sus plegarias por andar de vacaciones con Buda*… sí, eso debía ser.

Pero si ella era una buena persona, no había hecho nada malo… ¿Acaso tener una enorme carpeta de Yaoi en su PC era malo? Tal vez, solo tal vez y en su otra vida fue una persona malvada, tan malvada que no tenía ni siquiera un bigote completo y solo el karma se vengaba de ella por los jabones y botones hechos con personas… aunque no se imaginaba a dicho personaje con su peinado habitual, y eso era raro… antes lo había pensado besándose con Cantinflas**.

Si, seguramente era eso ya que de camino a la consulta con Tsunade, a la cual no pudo ir con ella Neji debido a que tenía una importante junta, y por ende no la podía llevar en su veloz auto – ya que el suyo se lo había prestado a la menor Hyuuga; GRAVE ERROR – teniendo que utilizar el transporte público… en el cual, tan solo junto a ella conto a tres chicas jóvenes con panza de embarazada. Masculló un poco mas despotricando contra su vida al ver que en la sala de espera se encontró a otra mujer un poco más grande que ella con un enorme estomago.

- ¿Para cuando nace su niño? – Pregunto por cortesía la castaña.

La mujer la vio con horror e ira mezclados para responderle – No estoy embarazada.

Mierda. Estúpido Karma.


No sabía que le dolía mas, si la cabeza o toda su dermis y es que solo a ella se le ocurre no ponerse bloqueador en Suna… y luego quedarse dormida afuera, donde el sol le quemo la mayoría de su piel, haciendo que cada vez que se movía doliera como los mil demonios, eso sin contar que quedo mas roja que un camarón; y la estúpida cruda que le llego después de ayer, que celebro como si hubiera ganado un Nobel de medicina. Aun no entendía por qué fue a trabajar…

- ¡Shizune! - Bien, fue una mala idea gritar ya que un taladro imaginario la empezó a golpetear en la cabeza- Que pase la siguiente… - Dijo Tsunade masajeando su cabeza.

Su asistente de toda la vida en unos minutos trajo a Tenten, ¿A qué venía ella? Ah sí, su inseminación. Algo que ella no comprendía, la chica la conocía y era lista entonces no entendía el por qué quería arruinarse una vida llena de fiestas y borracheras solo por un niño, pero debía respetar su decisión.

Estaba algo nerviosa por todas las pruebas hechas, pero después de algunos minutos Tsunade le hablo.

- Tenten, ya no podemos hacerte más tratamientos para la inseminación.

Esa noticia le cayó como un balde de agua fría - ¿Por qué? Tsunade-sama yo…

- Porque estas embarazada… ¡Felicidades! – Dijo la rubia, forzando una sonrisa al final.

Silencio. Y luego un grito de felicidad que casi deja a Tsunade tan sorda como Katniss al final de los 74° juegos del hambre.


La situación era algo tensa en la oficina, después de su escena de recate en casa del Uchiha no lo había visto. Hasta que ese día llego a su oficina.

- Hyuuga – Saludo Sasuke.

- Uchiha – Dijo Neji algo desconfiado.

- Iré al punto. Tenten es especial, cuídala o te la quitaré.

- Dudo que puedas – Respondió orgullosamente el Hyuuga.

- Tengo mis métodos – Dijo socarronamente, sonriendo de lado.

-Tenten me ama y yo confió en ella.

- Hn.

Salió del despacho de su socio, pero se encontró con una persona que no pensaba ver.

- Sakura.

- Sasuke.

- ¿Qué haces aquí?

- Venía a devolverte esto, lo dejaste en mi casa la ultima vez – Dijo la peli rosa, mientras le mostraba un saco negro, doblado perfectamente. Oh, la ultima vez se la habían pasado genial…

- Vamos por un trago.

-No soy tan fácil Uchiha.

- Hn – sonrió de lado- Yo invito – Camino un trecho hasta que se dio cuenta que Sakura no lo seguía.

- Necesitarás más que eso para que te perdone- Sin más, camino hacia el elevador, pasando de largo al pelinegro y aguantando esas jodidas ganas que tenía de seguirlo; pues ya la había lastimado demasiado.


Llego cansado a su casa donde esperaba que Tenten lo recibiera, como había sido desde hace varios días. Aunque lo hizo, la noto diferente. Ella actuaba diferente. Lo abrazaba más, lo besaba transmitiéndole todo el cariño posible y cada cuando ella tocaba su plano vientre. Y entonces lo supo. Su Tenten esperaba un hijo, suyo. Algo que lo alegro, cargándola de la cintura riendo felizmente. Aunque el embarazo fuera algo hermoso; vendría el momento que mas temía: Paternidad. Pero eso lo pensaría cuando llegara ese cambio.


FIN.


* Me refiero a un anime que se llama "Las vacaciones de Jesús y Buda" se los recomiendo ;)

** Cantinflas era un actor y comediante mexicano que tenia un bigote solo en los extremos de los labios porque vi en internet "Si Cantinflas y Hitler se besaran ¿Sus bigotes se tocarían?" y me los imagine ._. Estoy muy perturbada.

Yosh! Después de una huelga que casi nadie noto (;A;)9 regreso con un capitulo y la edición de los primeros tres capítulos (luego edito los demás). Espero y hayan disfrutado este fic tanto como yo en escribirlo (Aunque el final resulta chafa :V, por lo menos para mí). Pero no se desesperen me falta el epilogo.

Gracias de corazón, por llegar hasta aquí.