Título: Porqués.
Fandom: Assassin's Creed.
Personaje: Desmond.
Palabras: 318.
Advertencias: spoilers del final de Revelations.
Notas: drabble para Mileya, con un poco de Desmond/Lucy.


Oía el ruido de pasos a su alrededor. Las voces de Shaun y Rebecca hablaban entre susurros, y una tercera persona pasaba hojas rápidamente. Desmond aún sentía los pinchazos cruzándole el cráneo de una punta a otra, los párpados pesados y la sensación constante de mareo. Hacía probablemente una o dos horas que había despertado, sin saber dónde estaba ni cuánto tiempo había pasado encerrado en el laberinto del Animus y su subconsciente. Rebecca, a pesar de los intentos de Desmond por intentar decirles lo que había descubierto (sabía dónde tenían que ir; lo sabía), le había pedido que se recostase un rato para evitar cualquier daño cerebral secundario por la exposición al Animus. Si es que su cerebro podía soportar más daño del recibido.

Los recuerdos eran borrosos. Sujeto 16, el capítulo final de Ezio y aquella visión. Sin embargo, entre la maleza de imágenes que se agolpaban en su mente de ese período en coma, una apareció entre todas ellas para perseguirle: vio la mirada perdida de Lucy y sintió, de nuevo, cómo su propia mano hundía la hoja involuntariamente. Desmond mantuvo los ojos cerrados. La última memoria que tenía antes de haber caído. ¿Cuánto tiempo había pasado? ¿Y por qué? ¿Por qué?

Sin respuestas, se encontró más perdido que nunca en aquella pesadilla, en aquella guerra de asesinos contra templarios. Y Desmond sabía que tendría que levantarse en unos minutos y continuar, porque no había llegado hasta ahí para quedarse de brazos cruzados. Demasiados años huyendo. Si esto era lo que el destino le deparaba, que así fuese. Aunque lo único que quisiese fuera desaparecer.

Pero el recuerdo permanecería imborrable; la visión de esa mirada atónita que se desvanecía, de la sangre caliente y del sentimiento de impotencia. Una imagen que le perseguiría en todo momento, en busca de una respuesta al constante por qué.

Un recuerdo que llevaría consigo hasta el final del viaje.

-fin-