Kagome y...¡¿Los Vengadores?!

CAPÍTULO UNO:

-¡Kagome!-la aludida se giró para ver a sus espaldas a una de sus amigas corriendo con un montón de cables en la manos y varios micrófonos.-¿Dónde estabas?Te he estado buscando por todas partes, y ni siquiera estabas en la tienda de comics- dijo la pelirroja intentando recuperar el aire.

-No te preocupes Ayame estaba con los chicos haciendo algo de skate en el edificio que está en construcción de al lado del centro comercial, pero he tardado más en llegar porque el tonto de Skinner se a caído y lo hemos tenido que acompañar al hospital y al final y gracias a dios nnoo tenía nada más que un rasguño-dijo con un suspiro entre aliviado y hastiado recordando lo que había sucedido hacía ya como una media hora.

-Vale no te preocupes, pero yo que tú iría a hablar con el jefe, está que echa humos por la orejas porque su "cantante y bailarina principal" no está ensallando-dijo claramente señalando con la mirada al hombre que estaba gritando a unos compañeros por seguramente alguna tontería haciendo que los pobres incluo llegaran a llorar.-yo que tú iría cogiendo la ropa que te vallas a poner esta noche, hoy vendrá mucha gente ya que empiezan las vacaciones de verano.

-Si, si, no te preocupes-dijo Kagome haciendo un gesto a su amiga diciendole que no le diera importancia. Así la demonio lobo pelirroja se despidió diciéndole que tenía que seguir con su trabajo que según ella "era el trabajo más laborioso de todos los puñeteros trabajos del mundo" que consistía en conectar todos los cables de sonido, así como lo altavoces, amplificadores, micrófonos...

Kagome ahora de 17 años trabajaba a tiempo parcial en un local llamado "Live to party",en Nueva York, un sitio dónde generalmente todos los adolescentes venían a pasárselo bien bailando y haciendo lo que más le gustara. Todas los sábado-noches se dirigían allí cientos de adolescentes con ese propósito. Ella era como su amiga había dicho la "cantante y bailarina principal" que con unos pocos de compañeros de baile y su pequeño grupo de musica "The mafia rock land" que estaba compuesta por ella como cantante y guitarrista, su amigo Skinner de 17 años como ella que tocaba la batería, Buccket también de 17 que tocaba el bajo,Rob el hermano de Skinner de 22 que tocaba también la guitarra, aunque este último ya solo se presentaba para las actuaciones y ni siquiera iba a los ensayos argumentando que "tengo mucho que estudiar para estar pasando el tiempo con un memo como mi hermano" aunque en realidad ella sabía que no era por eso, el verdadero motivo era que el le había pedido salir y ella rechazó amablemente la invitación.

Ella se había mudado allí con su padre con la intención de intentar olvidar todo lo que pasó con el pozo y todo lo relacionado con el, y con todo me refiero a TODO. Ella había vuelto de la era feudal junto con su espada literalmente echa un cromo, estaba llena de magulladuras y cortes y un zarpazo enorme se extendía por toda su espalda haciéndole perder tanta sangre que hizo que perdiera el conocimiento. Su madre claramente asustada y alarmada por la vida de su querida hija la llevó corriendo al hospital y allí permaneció como tres meses. Aún recordaba lo que había pasado: era la batalla final y definitiva por la posesión de la joya y la destrucción de ella y Naraku. A medida que la batalla iba avanzando su cuerpo estaba cada vez peor, Inuyasha por otra parte se encargaba de lanzarle sus mejores ataques a Naraku consiguiendo que cada vez perdiera más fuerzas y claro está, proteger a Kikio, no a ella, que la había ayudado y dado todo su amor a aquel hanyou no, el protegió a Kikio, aquella mujer que había causado tanto daño a ambos, pero en realidad ella ya no necesitaba a Inuyasha protegiéndola, ella ya sabía defenderse y muy bien la verdad. Esto último se debía a que Seshomaru el gran Lord de las tierras del Oeste le enseñó todo lo que sabía incluyendo así una llave-espada-bastante pesada y grande por cierto-en su armamento junto con su arco y flechas. Esa llave-espada según Sesshomaru estaba elaborada con uno de sus colmillos haciéndole una de las espadas más poderosas y proporcionándole poderes demoníacos que al mezclarse con su poderes de miko daban lugar una explosión de poder tanto destructivo como regenerador. El ahora le consideraba una de sus mejores guerreras ya que como sus inmensos poderes y su prodigiosa habilidad y fuerza era capaz incluso de ganarle en batalla. Así destruyeron a Naraku y la perla desapareció pero dejando su cuerpo en condiciones pésimas. A partir de hay ya no se acordaba de nada más solo sabía que el pozo se había sellado para siempre y que ella ya no volvería a ver a ninguno de sus amigos. No más Shippo, no mas Sango, no más Miroku, pero sobre todo no más Inuyasha.

Después de llegar a Nueva York, su padre la había recibido con los brazos abiertos en su pequeño apartamento sabiendo de ante mano lo que le sucedió a su pequeña "princesita". Ella ya había ido en múltiples ocasiones allí, tanto que hasta sus mejore amigos se encontraban allí, pero a causa de los viajes a través del pozo no había ido en un buen tiempo. Además le matriculó en un instituto que al parecer era de los más caros además de las clases del conservatorio-guitarra tanto eléctrica como española, violín y canto-. A medida que pasaba el tiempo iba reencontrándose con sus viejos amigos de la época feudal. El primero fue Sesshomaru, con su actitud arrogante lo encontró en un café starbucks pidiendo un café al dependiente. Obviamente salio corriendo en su busca dándole un fuerte abrazo que el correspondió después de averiguar quién era -que ni ella misma se creyó lo haría- a partir de ese momento todos los viernes iban a entrenar con sus espadas y después se pasaban por algún starbucks-que a ella tampoco es que le gustara mucho, prefería alguna otra cafetería antes-y pedían un café y charlaban un rato. Sesshomaru ahora era un famoso y rico empresario que controlaba la mayoría de los productos de software más importantes del mundo. En una de sus charlas Kagome descubrió que Rin ahora todavía seguía viva con la diferencia de que ahora tenía la apariencia de una chica de 15 años y era un demonio. Ella no sabía el por qué de eso pero decidió no preguntar.

Después de Sesshomaru se encontró con Ayame ya que ahora trabajaba con ella en el mismo sitio. Se habían convertido en grandes amigas. Al parecer ella al final no se había casado con Kouga porque al parecer él prefería esperarla a ella.

Kouga y Shippo no tardaron en aparecer, Shippo era ya un hombre hecho y derecho-o mejor dicho demonio- y ahora ellos dos trabajaban juntos en una empresa automovilística de gran calibre.

Kagome ahora era una virtuosa cantante y música a su edad además de gran bailarina y todavía seguía teniendo su habilidad en batalla. Ella había cambiado bastante en esos dos años. Ahora ere una apasionada de los comics y videojuegos, además de la pintura, también se convirtió en una estupenda skater junto con sus mejores amigos. En definitiva, había cambiado mucho pero que mucho. Ahora la llamaban friki por sus gustos pero a ella tampoco es que le importara, porque gracias a esos gustos conseguía quitarse de la cabeza todo su pasado para poder vivir el presente.

-Hey Billy ¿que tal?-dijo Kagome intentando que su queridísimo jefe no le gritara como lo hizo a sus compañeros.

-¡¿QUE QUE TAL?!¡¿Dónde demonios estabas Kagome?!¡Te he estado buscando!¡Deberías estar ensayando!-le dijo(o mejor dicho gritó) Billy rojo de furia Kagome haciendo que esta pegara un saltito del susto.

-Esque...-pero el la interrumpió.

-Da igual, solo ve a cambiarte y a ensayar,¡corre!

-Sí mi capitán-haciéndo un saludo militar y corriendo hacia los bastidores.

EN OTRO LUGAR EN NUEVA YORK...

-Venga vamos a desmelenar nos un poco esta noche Stevee- dijo Tony con un puchero al rubio a su izquierda.

-¿Para qué?Yo estoy muy bien aquí-contradijo Steve al millonario.

-¿Cómo que para qué? ¡Para pasárnoslo bien y divertirnos!-contraatacó el moreno.

Ya habían pasado dos años después de lo del Teseracto y la invasión alienígena y ahora todo el grupo de los Vengadores se encontraba viviendo en la Torre Stark, ya reparada después de todos los daños causados.

-No

-¿Pero por qué?-dijo Tony casi desesperado intentando que aceptara su oferta.

-Si voy¿me dejarás después tranquilo?-dijo el rubio ya hastiado de su compañero.

-¡Sí! Pero por favor ven, si no ¿para que están los amigos sino es para pasarlo bien juntos?-dijo con una sonrisa victoriosa a Steve.

-Esta bien-dijo con uns suspiro el ojos azules que se levantó de la silla de la cocina dónde estaba leyendo un libro de Ken Follett "El invierno del mundo" que dejó con la página marcada con una servilleta y se dirigió a coger su cazadora.-¿Nos vamos?

-¡Sí!-respondió con entusiasmo el millonario.