Fairy Tail y sus personajes pertenecen a Hiro Mashima.

Aquella pregunta.

MI INGLES NO ES BUENO.

Espero no haberme equivocado.

:::::::

Natsu podía sentir como el viento había volar su cabello mientras el yacía, recortado sobre la cabeza de aquel formidable dragón rojo. Sonrió sintiéndose tranquilo mientras escuchaba como sus amigos seguían celebrando unos metros lejos de ellos. Sin abrir los ojos ni moverse movió sus labios soltando sonidos conocidos como palabras. En un idioma extraño, fácilmente confundible, con gruñidos.

-Father.
-When is the best time to tell someone you love her?

Igneel sonrió por la peculiar pregunta de su hijo, resoplo haciendo salir humo de sus fosas nasales, dirigió su vista hacia una chica de cabello rubio, que bailaba con un pequeño gato azul mientras sonreía y bromeaba con los magos amigos de ella y su hijo.

-Before someone else does.

Contestó con su voz gruesa, sintió a su hijo levantase un poco sobre su cabeza, después lo escucho reír con ganas. Natsu seco con sus dedos algunas gotas de lágrimas que le salían de sus ojos, causadas por su risa. El viento soplo fuerte, el sonido de las hojas con los tallos parecían rugidos.

-I understand.

Respondió aun sonriente el peli rosa, mientras desviaba su vista hacia la maga estelar, sonrió con más tranquilidad, sabiendo que quizás esa, chica ahora vendada casi al completo pero con una sonrisa que nunca perdía su belleza, era algo así como el punto mas vulnerable y a la vez mas fuerte que tenia, el ahora llamado, o consagrado con el titulo del mas fuerte. Al parecer ella sintió su mirada, pues volteo, llamándolo con una mano, seguro para que se uniera a la celebración.

Natsu sonrió, rechazando su oferta y volviendo a acostarse sobre la cabeza de su padre.

No podía, ahora aun no podía acercarse a ella, aquel temor que habia sentido al pensar que la perdería aun no lo dejaba respirar, con naturalidad cuando se encontraban cerca. Sentía una necesidad de abrazarla y nunca soltarla que temía hacerle daño.

Su cuerpo tembló. Recordando el horror en aquellos ojos chocolate.

-Natsu.

Igneel gruño el nombre de su hijo con un ligero tono de advertencia, tal vez adivino lo que pensaba.

-Desist someday?

El Dragón Slayer de Fuego, relajo su rostro, que se habia puesto tenso mientras pensaba, suspiro pesadamente, se acomodo mejor, con sus manos tras su nuca, sintiendo el fresco del lugar y escuchando las risas y peleas de sus amigos.

-No, never.

Respondió. Haciendo que ahora sea su padre el que se tensara, dejando salir un soplido bastante potente para relajarse, después de todo no podía hacer nada. No habia forma alguna de que su hijo renunciara aquel objetivo que se habia puesto.

Natsu, Zeref, Agnologia y aquella delicada mujer humana, Lucy Heartfilia. Sus destinos entrelazados, era algo inevitable.

Igneel, Mavis y los ya nombrados lo sabían con certeza, la batalla fue ganada por los magos pero aquella guerra, aquella batalla final de la que hablo Zeref aun estaba próxima a llegar.

La guerra continuaría, después de todo no existe la paz sin sacrificios.

::::::

Corto, Mas corto no puede ser xDDD

Bueno espero que les haya gustado.

Gracias por leer!

Lucy Conejita se despide!