Konnichiwa! Tarde?... ok eso es malvado de mi parte, pero tengo ya el cap final, espero les guste...


(TN) vio con tristeza como Damiano se iba de regreso a su club solo para tomar sus cosas y marcharse, un pequeño deseo de pedirle que se quedara invadió su mente, estaba cabizbaja, con lagrimas amenazando con salir de sus ojos, que no quizo retener, comenzó a caminar para salir del área de Argentina, en donde fuera ya del área se topo con cierto pelirojo con el ceño fruncido

- Que haces aquí? - le pregunto limpiando sus lagrimas

- Nada, esperaba verte - respondió el oji-jade

- Para que? - pregunto (TN) inocentemente

Hiroto camino hacia (TN) y la tomo de la barbilla con la intención de darle un beso, cosa que fue impedida por ella, haciendo molestar mas al ex-18 del Inazuma Japan

- Porque? - pregunto molesto mientras ella lo miraba confundida - porque a el si y a mi no?

- A que te refieres? - pregunto la joven sin comprender

- Al italiano, a el lo dejaste besarte y a mi no, porque? - pregunto mientras la tomaba de los hombros bruscamente

- Hiroto, suéltame! - pidió cuando comenzó a sentir dolor

Hiroto miro su rostro, empezaba a sentir dolor y su rostro se lo decía, la jalo del brazo y a abrazo lo mas fuerte que pudo, haciendo que posara su cabeza en su pecho.

- No quiero - escucho la voz del pelirojo entrecortada - no quiero verte con nadie mas, no quiero que te alejes de nuevo - sintio como las lagrimas del oji-jade caian en su hombro - ya te perdí una vez, no quiero perderte de nuevo

- Damiano, solo venia a despedirse de mi - le dijo sin soltarse del abrazo

El pelirojo deshizo el abrazo para poder mirarla a los ojos, el silencio se hizo presente, no había necesidad de palabras, se decían todo con la mirada, de a poco se comenzaron a juntar sus rostros, el beso esperado por ambos estaba a punto de ser una realidad, con forme al acercamiento se iban cerrando los ojos de ambos, y a milímetros del beso...

- Hiroto! - escucharon un grito que los hizo separarse de golpe

(TN) miro de quien se trataba y vio a una mujer de pelo azul con mechones blancos, ojos azules, piel clara, que corrio para abrazar al pelirojo

- Llevo horas buscándote - le dijo la peli-azul abrazándose a el - no podía esperar a que regresaras

Un instinto lleno de furia y dolor invadió a (TN), que se encamino hacia el area de Francia, penso que ya era hora de terminar con todo el dolor, con la espera

- Espera! A donde vas?! - le grito el pelirojo soltándose del abrazo de Reina y viendo como se alejaba de nuevo (TN)

- Era ella? - pregunto la oji-azul, el solo asintió - y que esperas? - le dijo la peli-azul - No la dejaras ir de nuevo, o si?

El pelirojo miro a la peli-azul por un instante, le dio un abrazo corto y salio corriendo en la dirección que había tomado la castaña-oscuro, mientras corría para averiguar hacia donde se había ido la joven, ella estaba a unos pasos de tomar el amuleto

*Es lo mejor* pensó mientras tomaba el amuleto entre sus manos y se lo ponía, guardándolo debajo de su ropa *Después de despedir a Damiano, me iré yo también*

* * * A la mañana siguiente * * *

Damiano se encontraba parado en el aeropuerto, su avión partiría pronto y (TN) aun no llegaba

- Quizás no vendrá - dijo bajando la cabeza algo entristecido

- Damiano! - escucho la voz de (TN) que iba entrando por la puerta

- Pense que no vendrias - le dijo sonriendo

- No te dejaria ir sin despedirnos - le dijo sonriendo de igual manera

Ambos se miraron y se dieron un fuerte abrazo

- Te extrañare (TN) - le dijo Damiano abrazandola mas fuerte y con lagrimas en los ojos

- Igual yo - le dijo la joven en la misma condicion que el

- Es hora - dijo el entrenador del equipo de Italia

- Nunca te olvidare - dijo el joven italiano

Damiano se solto del abrazo y tomo su maleta, para encaminarse al avión, una vez abordo miro por la ventanilla a (TN) que le decía adios, el solo agacho la cabeza para no verla y no volver a llorar

(TN) salio corriendo a toda prisa hacia el acantilado por donde 5 veces seguidas había caído antes, pero esta vez con la intención de no volver mas a la isla, ya tenia el amuleto, solo le faltaba saltar, pero a lo lejos un pelirojo de ojos jade la vio dirigirse hacia alla por lo que comenzó a seguirla, pero Hiroto no iba solo, iba en compañía de Endou, Midorikawa y Fubuki.

- A donde vamos? - le pregunto Endou

- No lo se - le respondio Fubuki que corría a su lado

- Hiroto, que pasa? - le pregunto Midorikawa

- Temo que mi sueño se vuelva real - respondió el pelirojo angustiado

(TN) llego a la orilla del acantilado, y saco el amuleto que llevaba debajo de su ropa, mientras desde atras Hiroto habia llegado con sus compañeros

- Espera - le pidio el pelirojo - no lo hagas

- Es tiempo de irme - le dijo la joven entristecida

- Por favor, no te vayas - decia parado detras de ella - no quiero perderte de nuevo

- No te importo hace 10 años - respondió (TN) mirándolo a los ojos - ahora es a mi a quien no le importa

- Lo lamento, de verdad lo lamento - le dijo el tez de papel dejando en libertad sus lagrimas - fui un idiota, por favor perdóname

- Olvídalo, yo ya lo olvide - le dijo la oji-miel

- Me enamore de ti - le dijo el oji-jade - de verdad te amo (TN), te amo mucho

- Lo siento - le dijo la joven dándole la espalda - pero ya es tarde para eso

Hiroto miro el panorama, su sueño, cada frase, cada palabra, cada gesto de ella, cada una de las cosas que soño por los ultimos años, se habia dicho en un solo instante, sabiendo cual seria el final, Hiroto se levanto y corrio hacia ella

(TN) se lanzo hacia el acantilado, y tras ella se lanzo Hiroto, que la abrazo lo mas fuerte que pudo, mientras al mismo tiempo le colocaba el amuleto de Aiaga en el cuello, el tiempo parecía detenerse, el eco de los gritos de los acompañantes del pelirojo inundaron el aire, la siguiente imagen en los ojos de (TN) fue la de Sael y Destra, parados frente a ella

- Tu tienes la eleccion (TN) - le dijo Sael sonriendo, cosa que no comprendio

- Cual es tu decision? . le pregunto Destra

- Decision? de que hablan? - estaba confundida

- Mira - le dijo Sael, mostrandole que llevaba ambos amuletos en el cuello - con que amuleto te quedaras? - le pregunto amablemente

- Si te quedas con el Amuleto de Orioga, esto es lo que te espera - Destra le mostró una imagen que se podría considerar el paraíso, en donde la esperaban sus compañeros de equipo, su familia, sus amigos, toda la gente que conoció una vez, y que la estaban esperando

- Pero, si te quedas el Amuleto de Aiaga, te quedaras con esto - Sael le mostro una estampa completamente diferente, la imagen de Hiroto fue lo que vio, su querido pelirojo que le pedia que no lo dejara

La mente de (TN) se lleno de confusion, por un lado queria estar ya con su familia, con sus compañeros de equipo, con la gente que la quizo en vida, pero eso implicaria dejar a Hiroto, la persona que tanto la amaba, que fue capaz de buscar el amuleto para que estuvieran juntos, penso unos instantes y al final tomo la decision que creyo era lo mejor.

- Ya lo decidí - le dijo a Sael y Destra - me quedare con...

* * * Tokio / Japon (5 años después)* * *

Desde uno de los edificios mas grandes de la ciudad, en el balcón del ultimo piso, se puede ver a un pelirojo parado, apreciando el atardecer

- POV Hiroto -

Han pasado 5 años desde lo ocurrido en la isla Liocott, estuve 3 meses internado después de mi salto hacia la muerte, fue una locura según mis amigos, fue una estupides segun mi doctor, según yo, fue una prueba de amor, la prueba mas grande que pude entregar, mirar el atardecer me recuerda lo ocurrido, me recuerda muchas cosas, pero mas que nada, me recuerda los ojos de la niña de la que me enamore.

- Aun no terminas? - me pregunto una joven que entraba por la puerta - debemos desocupar el departamento, a que hora te apuras

Sonrio y me doy la vuelta para ver a mi prometida, la joven que conoci en la isla Liocott, pero que ahora ya no era una niña, su cuerpo estaba mas desarrollado, sus ojos recuperaron el brillo que había perdido, su cabello era mas corto que cuando la conoci, mi pequeña (TN) se habia convertido en mujer con 18 años recien cumplidos me mira, se que esta molesta, pero no importa.

- Date prisa - me dice mientras sigue guardando las cosas

- Cual es tu prisa, aun tenemos tiempo - le digo para tratar de calmarla, se que eso le molesta

- No quieras calmarme - me dice mientras me acerco a ella

Al mirarla me siento bien, siento que mi vida toma el rumbo que siempre quise, y ahora se, que si pudiera vivir de nuevo todo lo que vivi, no cambiaria nada, por que cambiar una sola cosa, haria que me alejara de ella, pero no se porque pienso en eso, solo debo pensar en el futuro que nos espera, a los dos.

- Fin POV Hiroto -


Y eh aqui el final, espero les haya gustado y de antemano gracias a los que lo leyeron. Un saludo y nos leemos pronto. Sayonara.