Holisss! Mi nombre es sofia (por si no se dieron cuenta je! *inteligente yo*) y soy nueva en esto pero tenia esta idea en mi cabeza hace mucho tiempo. Justamente porque soy nueva no tengan compasión, estoy aquí para aprender entonces... comencemos.

Disclaimer: Los personajes de Naruto pertenecen a Masashi Kishimoto, pero la historia si me pertenece en un 100% así que si la historia no les gusta la culpa es de Masashi por crear los personajes, naaa mentira 100% mi responsabilidad. No es copiada ni se copia ehhhh asi que ojito que yo se donde viven... ahora mismo puedo ver tu cara de sorpresa jaa! te asuste... naa a quien quiero engañar¬¬U

CAPITULO 1

Era un sábado a las 2 de la tarde y se podía divisar en la salida del aeropuerto de Konoha, lugar donde viven las familias mas prestigiosas de todo Japón, una joven peliazul de unos 17 años que había vivido 2 años lejos de su familia y amigos, y sobretodo de él, si, ese chico que le quitaba los suspiros desde pequeña, ese que la rechazó tantas veces que ya había perdido la cuenta, ese que creyó que no vería nunca más y que para desgracia de ella no iba a ser así.

*Casa de Sakura

-¿A que hora habías dicho que eran las batallas de bandas?- preguntó Sakura, una muchacha de un hermoso cabello rosa y ojos jade, de gran carácter y poca paciencia.

-A eso de las 5, 5:30 ¿Por? Hace mucho no vamos a una- contestó su amiga de la infancia, Ino, una rubia muy hermosa, cabello largo hasta la cintura y unos ojazos celestes, ella es la extrovertida del grupo y es la que siempre anda en busca de chicos al contrario que su amiga pelirrosa.

-Porque tenemos que llevarla a Hinata después de todo a ella le encantan.

-Si, pero no creo que a su padre… ¡¿QUÉ?! ¡¿Dijiste Hinata?!- preguntó Ino asombrada mientras Sakura veía con una sonrisa la sorpresa de su amiga, pero el asombro duró poco pues ahora su amiga la miraba enojada- ¡VOLVIÓ Y NO ME DIJISTE NADA!

-Y QUE SE SUPONE QUE ESTOY HACIENDO AHORA, CERDAAA- dijo imitando los gritos de su amiga- Aparte hay que animarla su padre esta muy enfermo y pronto tendrá que hacerse cargo de la empresa familiar- agregó mas tranquila y con un poco de inocencia.

-¡OK! Déjame ver si comprendí- dijo Ino con ironía- su padre se encuentra muy enfermo, por experiencias anteriores es obvio que odia todo lo referido a la música, y ¡TÚ QUIERES LLEVARLA A UNA BATALLA DE BANDAS!- la reprendió

-Espera un segundo, primero no me grites, segundo si su padre esta enfermo se puede escapar unas horitas- dijo la pelirrosa al tiempo que numeraba con sus dedos- y tercero hay que conseguirte un chico porque te estas dejando estar y te estas convirtiendo e un verdadera cerda, por eso ¿Qué mejor que un chico para mantenerte linda y en forma?-aprovechó para insultar a su amiga

Ino, con la paciencia ya colmada hace ademán a querer pegarle pero piensa y contesta

-Por lo menos yo hago ejercicio y una dieta y se me quita lo de gorda, pero vos siempre tendrás esa frente de marquesina que ocupa ¾ de tu cabeza, ¡FRENTUDA!- Ya estaban por matarse cuando suena el teléfono de Sakura.

-Hola, ¡Hinata!... Si, si, ya le conté a la cerda… ¿Que vayamos a tu casa?... ¿A qué hora?, ¡OK! A las 3 estaremos allí- la ojijade corta la llamada y habla consigo misma mientras un aura maligna la rodea y una sonrisa sádica se coloca en su rostro- Jeje perfecto, justo para llevarla.

-¿Era Hinata? ¿Quería que vayamos a su casa?- preguntó intrigada la rubia sacando de interrumpiendo los pensamientos de Sakura

-¡Noooo!-alargó su respuesta en forma irónica- era mi abuelita diciéndome que perdió su dentadura en una Montaña Rusa y tenemos que ir a buscarla- terminó riéndose

- ¡YA DEJATE DE BROMAS QUE SINO LA DENTADURA QUE SE PERDERÁ SERÁ LA TUYA!- gritó Ino al tiempo que golpeaba a su amiga.

-Bueno, Bueno, tranquila, solo era un chistecito. Si, era ella- dijo Sakura mientras sobaba su cabeza

- ¿Estás segura que quieres llevarla? Recuerdas lo que sucedió la última vez.

Flash back

Ahí se encontraba la pelirrosa junto con la rubia esperando a su amiga Hinata en un bar muy popular en la secundaria donde asistían tanto bandas escolares como de todos los lugares de Konoha, que tocaban en vivo sus propias canciones con la esperanza de convertirse en famosos grupos musicales, el lugar contaba de dos pisos: en el de abajo se apreciaba un escenario ubicado en el centro, de un costado una barra para pedir bebidas y todo el resto del lugar vacío ya que allí se acumulaba la gente para observar las famosas batallas de bandas; en el piso de arriba había un deposito de instrumentos y un baño.

Sakura todavía no entendía porque insistía en asistir a ese lugar donde él participaba si ya la había rechazado mas de una vez, ¿Por qué insistía por un estúpido como él?, que ahora que integraba una banda y por las alas que las mismas muchachas rechazadas por él le habían dado se había convertido en un chico mujeriego e irreconocible para ella quien lo conocía desde pequeño, ¡el verdadero Naruto nunca se hubiese comportado de esa forma! No importa la razón uno no puede, no debe cambiar sus principios y él habia sido criado en valores: amor, respeto, valentia… y nada, nada de eso lo demostraba ahora. Pero el cambio ya estaba hecho, y su amiga ¿creía que el cambiaria? ¿Por ella? ¡Ja! ¡No lo creo! Ella sufría por su amiga, su amor no le estaba haciendo nada bien.

-Hola hermosas- alguien interrumpió sus pensamientos-¿Vinieron a verme?- Esa vos la conocía, era Naruto Uzumaki, hijo de una de las disqueras mas importantes haciendo competencia con la Uchiha, rubio, ojos celestes, 16 años y propietario de todos los comentarios anteriores y del corazón de Hinata

-No- dijo cortante- vinimos a acompañar a alguien, ¡ya sabes quien!

-¡Otra vez ella!- gritó cambiando drásticamente de humor- ¡No la aguanto! ya me tiene cansado, todo el día atrás mío, ¿No entiende la palabra no?

- ¡Wow! realmente me sorprende lo hipócrita que es la gente- dijo Ino sacada de quicio- que yo sepa nunca le has dicho ¡no! así como lo expresas, o por lo menos yo no lo recuerdo así, no puedo creer que digas eso si ella ni te habla solo te observa y encima te idolatra cuando en realidad eres un tremendo idiota que lo único que tiene para idolatrar es que siendo como eres todavía conservas tus dientes y tu cara intacta.

-Ok, entendido, si tu lo dices - contestó sin haber escuchado una sola palabra de las que Ino se había gastado en decir- simplemente díganle que no me mire tanto y menos que me hable, miren si espanta a las verdaderas linduras- agregó dándose la vuelta con aire de superioridad

- ¡Ay! ¡Ya!, que me hizo enojar, a este lo voy a golpear- Dijo Sakura quien se caracterizaba por sus impulsos violentos.

-¡No! No vale la pena, realmente no la vale- dijo la rubia al tiempo que agarraba a su amiga.

Para ese entonces Naruto ya había desaparecido y aparece una Hinata de 16 años, pelo corto y azulado, con dos mechones que enmarcaban su delicado rostro y sus ojos color luna, y sus ropas características, catalogadas por sus amigas como masculinas y poco sexy.

-Hola chicas- saludo con una sonrisa la cual se borró al ver a su amiga Ino sosteniendo a un Sakura sumamente nerviosa y con ojos asesinos-¿Sucedió algo?-Preguntó

-Si paso que tu…- Sakura comenzó a hablar pero Ino le tapó la boca

-…Tu…Tu reloj debe estar muy atrasado ¿que horas son estas para llegar? Hace mas o menos una hora que estamos esperándote- Cambió el tema que Sakura quería abordar para no incomodar a su amiga

-¡Gomen! Es que fue muy difícil convencer a mi padre de que me quedaría a dormir en tu casa, por alguna razón hoy estuvo más insistente que otros días.- dijo la ojiperla pensativa

- ¡Ya no importa!- dijo Sakura un poco molesta todavía safándose del agarre de su amiga-¿Cómo van tus clases de árabe?-trató de seguir a su amiga rubia.

-¡Shhh!M- Mi padre no se puede enterar por nada del mundo, así que no grites, que las paredes tienen orejas- dijo al tiempo que se escondía detrás de una columna mientras que a sus amigas les resbalaba una gota en sus sienes.

- En verdad creo que las discusiones con su padre la están volviendo loca- Ino le susurra a Sakura.

-¡Si! Loca tiene que estar para seguir amando a ese estúpido- dijo la pelirrosa todavía afectada por escena anterior.

-¡Sakura, ya basta!- reprendió a su amiga dando inicio a una guerra de miradas ya comunes entre las dos amigas

-¡Shhh! Que esta por comenzar- las calló nuevamente a sus amigas.

El brillo que desprendían los ojos de Hinata al escuchar cantar y tocar a Naruto era indescriptible y le duró todo el recital hasta que se hizo la hora de irse, pero haber comprado una entrada VIP para ver a su amado la cual incluía bebida libre en la barra tiene su lado malo.

-¡Oigan, esperen! Tengo que ir al baño, no me tardo. ¿Alguna sabe en donde se encuentra?- preguntó

- Un chico me dijo que se encontraba en una de las dos puertas subiendo las escaleras ¿Quieres que te acompañemos?- contestó Sakura protectoramente

- Sakura, tendríamos que cuidar que no venga su padre- le recordó Ino lo que ya era rutina

- Si, no se preocupen, sino es una puerta es la otra ¿verdad?-dijo sonriendo

- Si…Si- Sakura respondió dudando- tengo un mal presentimiento- pensó pero rápidamente sacudió su cabeza eliminando esos pensamientos- ¡debe ser idea mía! ¿Que podría suceder?

*Camino al baño

Hinata sube las escaleras, abre la puerta y ve a Naruto semidesnudo el cual se encontraba sobre una rubia quien solo usaba su ropa interior

-¡Aggghhhh!- el rubio expresó enojado- ¡mierda! Que ya nadie toca la puerta-ahora mira en dirección a la puerta tirando a su acompañante al suelo- ¿¡TÚ!? ¿¡OTRA VEZ TÚ!? Ya decía yo que el día había sido demasiado tranquilo.

Hinata avergonzada por la escena intentó disculparse- Go- Gomena…

-¡No! Ya basta, estoy hasta aquí de ti- le dijo señalando su cuello- de seguro estabas persiguiéndome, eres una acosadora, ¿Qué no tienes vida propia?- Hinata se entristece pero no se sorprende, ya estaba acostumbrada a esos rechazos aunque esta vez se podía notar a Naruto un poco mas enojado que de costumbre.

-Yo solo me dirigía al…- intentó explicarse

-Yo solo me dirigía al, Yo solo me dirigía al ¡una mierda! Déjame en paz, eres desagradable el mundo seria mejor sin ti en él, acéptalo ya te rechace, ¿No entiendes que ni siquiera puedo distinguir si eres hombre o mujer? Ya vete no quiero ver mas tu cara de…

-¡YA BASTA!- Interrumpió Sakura apareciendo por la puerta al tiempo que veía a su amiga al borde de las lágrimas- Yo sabia que algo malo sucedería- ella había oído previos rechazos pero nunca uno tan hiriente, de verdad Naruto se había pasado esta vez- sigues hablando y te rompo los dientes pedazo de…

-¡Sakura! Detente, fue mi culpa- reteniendo a su amiga ahora se dirige a Naruto con los ojos llorosos- No volverá a suceder.

-¡Chicas!- grita Ino advirtiendo algo importante lo cual se notaba por la respiración acelerada que poseía, eso significaba que había corrido, y uno no corre porque si.

-Claro que no volverá a suceder- una sombra de un hombre aparece en la puerta, rápidamente Naruto se esconde, por alguna razón no deseaba ser visto.

-Pa-Padre- dice incrédula Hinata mirando a ese hombre alto, de pelo largo y marrón, dueño del Banco mas importante de todo Japón pero mucha mas importante aún, padre de la ojiperla.

Fin flash back

Sakura e Ino recordaban y se reprendían por no haber cuidado mejor a su amiga, se culpaban por haber creado el peor día de la vida de Hinata luego de la muerte de su madre. De que había sido el peor día de su vida no se equivocaban pero no tenían la culpa todo lo sucedido, no era culpa suya que haya entrado en la puerta equivocada, ni que su padre la hubiese seguido, ni mucho menos de que luego la hubiese enviado a un internado en Tokio para que estudiara administración y para ser reprendida por sus malos actos

Pero eso estaba en el pasado, ahora tendrían tiempo de compensar los errores que "habían cometido" y recuperar su tiempo perdido juntas. Hinata volvía, no porque hubiese terminado su castigo, sino que su padre solicito su regreso ya que se encontraba muy enfermo.

*Mansión Hyuuga

Hacia 2 años que ella no visitaba su antigua casa pero en esos años no había cambiado nada, todo seguía igual pero siempre pulcro como si recién hubiesen limpiado. La recibe su primo Neji el cual se había convertido en todo un hombre, su cabello era largo y marrón, sus ojos perla como los de su prima y era realmente alto

-Tiempo sin vernos, Hinata-sama- dijo contento pero sin revelar ninguna emoción después de todo esa era su forma de ser, frío y distante, sin emociones por nada ni por nadie. Hinata corre y lo abraza con todas sus fuerzas

-Los extrañe tanto- dice casi rompiendo en llanto

- Y nosotros a usted Hinata-sama- cede ante al abrazo, después de todo el estaba feliz de que regresara

-¿Qué es eso de Hinata-sama? Llámame Hinata, somos primos ¿no lo recuerdas?-sonríe

- Si es lo que usted desea- responde sin contradicciones

- ¿Qué acaso ahora también soy una vieja? ¿Qué es eso de usted? Neji no me digas mas así o puedo llegar a enojarme- le dijo ahora con un puchero en su rostro.

-De acuerdo Hinata- dice con una pequeña pero muy pequeña sonrisa

Detrás de ellos aparece una niña de 12 años- Oneeee-san- grita y se lanza a abrazarla ella realmente se había vuelto mas bonita, su cabello era marrón y sus ojos perla como los de su hermana y su primo

-Hanabi, cuanto te extrañe, no sabes cuanto te necesite todo este tiempo- ya no pudo contener el llanto por lo que ambas se echaron a llorar, Hanabi siempre supo lo de Naruto y la escuchaba desahogarse, ella era la que le daba ánimos, la fuerza para seguir. Por el contrario la pequeña pensaba que Hinata era su fuerza, en ella había encontrado una hermana, una amiga y una madre, la apreciaba muchísimo.

En eso aparece Neji quien se había retirado previamente

-Hinata, Hiashi-sama te espera en su habitación

*En la habitación de Hiashi

-Buenos días padre- Hinata vio como estaba su padre recostado en la cama con muchos cables a su alrededor, esa imagen la entristeció porque aunque su padre era frío con ella lo quería mucho.

-Pasa- le ordena y ella obedece observando como parecía que para él hubiesen pasado 10 años y no 2, en su cara había ojeras y en su pelo marrón se podían divisar hilos color plata que le daban los aires de vejez- Debes saber que es probable que me quede poco tiempo- comenzó a hablar su padre y una lagrima amenazó con salir por los orbes de la ojiperla- y yo no puedo prohibirte estar aquí cuando eso suceda, aunque me odies.

- No digas esas cosas padre- dijo a punto de estallar en llanto

-Yo se que fui duro contigo- continuó haciendo caso omiso a las palabras de su hija- pero fue para cuidarte, eres demasiado buena y no quería que los demas te pasaran por encima- él seguía siendo igual de frío- Decidí no separarte mas de tu familia y amigos por lo que te hice regresar a Konoha , volverás al secundario al cual ibas para terminar tu último año y vivirás en la casa de una amiga de tu madre –Hinata escuchaba atentamente, pues aunque no le gustaba la idea de separarse de nuevo de su familia no quería decepcionar a su padre y además quizás que conocería mas sobre su madre- ella te enseñará modales y demas cosas que una mujer de negocios debe saber. Podrás visitarnos, pero no te excedas no quiero que te distraigas de tus objetivos, irás el lunes e la noche así que no desempaques, sal con tus amigas y diviértete que en dos días comienzas el colegio- Hinata corre a abrazarlo y luego se dirige a la puerta, eso realmente la había emocionado nunca en su vida le había dicho más de 5 palabras juntas.

-Si padre, Gracias.- Hiashi se conmovió un poco pues hacia dos años que no veía a su hija y esta siempre, tanto en apariencia como en actitud, le hacia recordar a su difunta esposa, Hana.

-No me decepciones- agrega su padre antes de que pase por la puerta.

*En la habitación de Hinata

Ya eran las 3 de la tarde en cualquier momento llegarían Sakura e Ino y todavía no se había cambiado la ropa que llevaba desde el viaje.

Justo cuando termina de cambiarse tocan el timbre, abre la puerta y la emoción las consume a las tres pues, verse en fotos no es lo mismo que verse cara a cara, aparte de que todas estaban ya convertidas en mujeres lo que les hizo notar mas el paso del tiempo- ¡HINATAAAAAAA!- Gritaron las invitadas al tiempo que se lanzaron a abrazarla pero al tiempo se separaron- ¡OH! lo sentimos señorita Hyuuga hemos arrugado su ropa horrenda- bromearon ambas sabiendo el mal gusto de su amiga para vestir y se echaron a reír

-Tan solo mírate Hinata con ropa horrenda y todo ¡como has cambiado! estas hermosa- le dijo Ino al tiempo que con Sakura entraban a la enorme mansión – Tan solo mira tu cabello como ha crecido, por fin podré hacerte toda clase de peinados- agrego Ino con una sonrisa diabólica a lo que Hinata tragó en seco y a Sakura le resbaló una gota por su sien, sintiendo pena por su amiga teniendo la experiencia de que tu amiga experimente con tu pelo

-Tranquila parece malo pero te terminaras acostumbrando- le hablo Sakura a la ojiperla quien al mirarla se percato de algo

-¡Es cierto! Eso es- dijo la ojiperla mientras golpea su mano hecha un puño contra la palma de la otra en señal de victoria- Yo sabia que tenias algo distinto ¡tu cabello esta mucho mas largo! el de Ino también pero ella siempre tuvo largo así que no me llamó la atención, yo creí que lo preferías corto, pero igualmente te queda hermoso.

-JEJE Gracias… Solo quise hacer un cambio de imagen- dijo Sakura para salir de la situación

-Si claro, como no, se lo dejo crecer por Sasuke-Kun- dijo Ino

-¡MENTIRA!- dijo la pelirrosa tapándose los oídos-Ya te dije que lo odio, su cambio de actitud cambio mis sentimientos también. Tu me crees ¿Verdad, Hinata?- agregó suplicante tratando de refugiarse en su amiga la cual no entendía nada de lo que sucedía-

-¿Sasuke-Kun? ¿Regresó? Creo que tiene muchas cosas que contarme-pensó- Pasen por favor-

Las amigas entraron a su casa y la recorrieron mientras Hinata les contaba lo que había hablado con su padre con todos los detalles, así se quedaron recordando situaciones que habían vivido juntas y rieron otra vez todas juntas como hace 2 años. En un momento Sakura mira su reloj y se da cuenta de que eran las 5 de la tarde

-Bueno Hinata, Ino y yo te llevaremos un lugar para festejar tu regreso así que, por favor ¿Te pondrías esta venda y confiarías en nosotras?

*Ya en ese lugar

Le sacaron la venda y sus ojos se abrieron recordando todo lo vivido ene se lugar, todo volvió a su cabeza como una bomba, pero ¡no! Ella era fuerte ahora, ya no sufría mas por eso, ya lo había superado. Por lo que puso una sonrisa en su rostro y miro a sus amigas quienes estaban un poco preocupadas tal vez no debieron llevarla.

-¿Cómo supieron que era lo que yo quería?- dijo la ojiperla dejando sorprendidas a sus amigas

- ¿Realmente quieres entrar? Yo pensé que era una buena idea traerte aquí pero quizás…

- Sakura- cortó a su amiga Hinata muy seria- ya supere lo de Naruto y les puedo demostrar que cambié.

- Pero…

- Pero nada- dijo ahora con una sonrisa- aparte tiene que ser muy creído para pensar que solo iba a verlo a él.

- Si claro otra que miente- dijo Ino

- De acuerdo, tienes razón en ese momento solo lo iba a ver a él- dijo rindiéndose ante su amiga- pero la música me encanta así que ¿podemos entrar? Vamos que nos estamos perdiendo las batallas

*Dentro del bar

- Igualmente me dijeron que su banda se disolvió hace medio año mas o menos, realmente no se porque hace mucho que no venimos pero de seguro se disolvió por su culpa cada día está mas insoportable- dijo Ino tratando de calmar a su amiga

- Si ese Baka de Naruto- dijo Sakura apretando su puño recordando su cara altanera.

- Y ahora con ustedes… Los Heavy Stones- se escucho una vos masculina de presentador y al segundo comenzó a sonar la música

Los ojos de Hinata se abrieron de par en par al igual que los de sus amigas, arriba del escenario estaba…

FIN CAP 1

Una pequeña dedicacion para una gran persona:

Esta historia la había pensado desde hace mucho tiempo pero nunca *tenia tiempo* bueee eso dice la gente importante... en fin no tendria que haber esperado a que esto pasase para subirla pero asi se dieron las cosas y quiero dedicarle a mi querida abuelita que me mira desde el cielo desde el 1/8/2013

"Una gran madre, esposa y abuela... pero sobre todo una gran persona" todos te vamos a extrañar y puede que estemos tristes pero después de todo me sentiría muy mal si supiera que con tu partida nadie sintiese nada por eso uno se da cuenta lo buena persona que fue en la vida.

Te quiere, tu gotita de miel

Queridos lectores desde ya muchas y disculpen por el momento depre, pero con esto quiero aclararles que la historia la voy a terminar sea como sea y no se olviden de sus criticas sean buenas o malas ¡no importa! todas entran por una oreja y salen por la otra ehhhh... jeje XD perdon quiero decir... todas serán bienvenidas jeje si... eso ¬¬ era una bromita voy a leer toda y cada una de ellas con alegría y emoción (Hasta yo me sorprendo de lo cursi que me pongo en ciertos momentos ^^* jijiji) Tengo cierto problemita con el tu y el vos por que para leer es mucho mas cómodo del tú pero en mi país se habla del vos y a veces me suena medio raro, pero será algo que se irá puliendo con el tiempo y con sus criticas constructivas.

Mil disculpas para todo aquel que se paso antes por aquí y no vio mas que el capitulo es que como dije antes soy nueva y no tenia idea de como se hacia esto pero ahora que lo se soy imparable... bueee o algo parecido

Saludos desde Argentina, Bs. As., Capital Federal