Notas del Autor: DRAGON BALL Z/GT no me pertenecen, es propiedad del Señor Akira Toriyama.

CAPITULO 1.

¿Es que acaso los hombres no pueden disimular un poco su estupidez?

Miraba ante mis ojos al amor de mi vida, si, digo amor de mi vida por que no habrá otro ser en este planeta que sea más perfecto para mí.

Recuerdo con una sonrisa las historias que mi madre me contaba cuando me iba a la cama, ¡Esa hermosa princesa a la espera de su apuesto Príncipe, dispuesto a rescatarla y vivir felices para toda la eternidad! Y yo siempre imaginándomelo a él, sobre un hermoso caballo blanco, luchando contra monstruos y peligros para encontrarme y besarme. Si, y vivir felices para siempre…

Es decir, ¡Nacimos tal para cual! Yo era hermosa, popular, millonaria y educada, además de una princesa, por supuesto. Y El, un chico alto, apuesto, fuerte, cariñoso, romántico, un poco idiota, pero nada que no se pueda resolver, y además de todo, ¡Saiyajin!

Claro, no se puede pedir todo en esta vida. No pude evitar decepcionarme cuando me dijeron que era un clase baja, ¡Ah, mi corazón casi se rompe en mil pedacitos! Pero logre superarlo, y al pasar los años, mi amor por el creció, tal y como lo hizo mi cuerpo, mis curvas, mis pechos y mi belleza…

-¿Entonces, Goten, me acompañarías a la fiesta de graduación? Es decir, tengo taaantas invitaciones, tu sabes cuantos pretendientes tengo al ser tan hermosa, claro, ¡Pero yo se que por ser un amigo de la infancia, tengo que tomarte en cuenta antes que a los demás…!

-Eh… ¿Bra?

-Se que no te has animado a invitarme porque eres un poco tímido, ¡Pero es totalmente comprensible! Y espero te sientas más seguro de ti mismo después de esto, además quiero que mi pareja de baile sea el chico más guapo de la universidad…

-¡Bra!

Su tono de vos me callo peligrosamente fuerte, fruncí el ceño ante tal grosería y lo mire esperando a que hablara. ¿Por qué se dignaba a interrumpirme? Tendría que enseñarle, además de vestirse bien, un poco de modales, no lo culpo, creció en una familia pobre.

-No puedo ir contigo al baile de Graduación, Bra. Hoy en la mañana invite a Paris y ella ha aceptado ir conmigo… Lo siento.

¿Era una broma verdad?

Es decir… ¿Paris? Esa gata rastrera que se la pasaba de bar en bar buscando a que hombre atrapar entre sus garras para quitarle el dinero y manipularlo a su antojo… La misma chica que se había metido con el profesor de Matemáticas solo para que no reprobara el curso y repitiera el año. ¡Sí, claro, era una broma!

-Goten, ¡No debes de bromear así conmigo!

Me cruce de brazos esperando a que se disculpara por una mentira de tan mal gusto, me abrazara y me dijera que con mucho gusto iría conmigo al baile, que toda la vida había esperado para invitarme a salir, que siempre había sido el amor de su vida, que era el hombre más feliz del mundo por poder acompañarme…

-No es ninguna broma, ella es la chica que quería invitar desde un principio… ¡Me considero muy afortunado de que haya aceptado mi propuesta! Lamento no poder aceptar su invitación.

Sentía mi dignidad resbalar por mi cuerpo hasta el suelo, ¿me estaba rechazando? ¿Y por esa perra de Paris? ¡No, Goten estas en un error!

-¡No puedes ir con ella! Serás la burla de la escuela…

Ups, su expresión se volvió dura y fría. ¿Abre dicho algo malo?

-¿Y por que seré la burla de la escuela? ¿Solo porque no voy contigo? Mira Bra… Paris me gusta, me ha gustado desde primer año, es una chica dulce, agradable…

Una zorra…

-Es humilde y carismática… Tal vez deberías aprender algo de ella.

¿Aprender de ella? ¡Me estaba comparando! Ese maldito insecto me estaba comparando con una cualquiera…

-Me apena mucho que no puedas ver lo que en realidad es Paris… ¡Una mojigata! Podrías conseguirte a alguien mejor, Goten, una chica de clase, con estilo, bella, inteligente… Una Saiyajin.

Casi enfurecida, mire como sonreía burlonamente, ¿le causaba gracia lo que decía? ¡Pues no era ningún chiste lo que estaba contando! Y con mucha fuerza de voluntad, evite darle una enorme bofetada y simplemente me limite a mirarlo con mis manos sobre mis caderas. Empezaba a arrepentirme de haberme fijado en el.

-La mojigata aquí eres tú, Bra… creyéndote la última coca-cola del desierto, cuando en realidad ¡NO ERES MAS QUE UNA MOCOSA MIMADA!

¡Auch, algo dentro de mí se rompió! Podía sentirlo…

-Y si piensas que con esa actitud me vas a gustar algún día, estas muy equivocada, ¡Jamás me enamorare de ti! ¡JAMAS!

Y antes de decidir si matarlo a golpes o llorar desconsoladamente, vi como me daba la espalda y se iba dando furiosas zancadas cada vez mas lejos de mí, hasta desaparecer en una esquina del pasillo…

Solloce, sentía lagrimas inundar mis ojos y mi labio inferior temblar. Me habían insultado, me habían rechazado y comparado con una cualquiera. ¿Qué diría mi padre si me viera? Era una lástima que ya estuviera muerto, el hubiera podido darle su merecido a Goten…

-¡Bra, ¿estás bien?! Vimos que discutían, pero no queríamos interrumpir…

Era Maron y Mai, que se acercaron a mí a consolarme rápidamente. Mis dos mejores amigas, las que siempre me apoyaban en todo, las que nunca me dejaban sola en nada, y las que, como en ese momento, limpiaban mis lágrimas de desamor.

Esa tarde fue una de las peores de mi vida, llore desconsoladamente abrazada a ellas mientras me acariciaban la espalda y me decían cosas como "hay muchos chicos mejores que él, no debe de afectarte lo que te dijo" y "tú eres hermosa, el solo lo dijo porque sabe que nunca podrá estar a tu altura" lo cual solo aumentaban mis lagrimas y mi dolor interior, el dolor de la humillación.

Insistí en que no necesitaba que me acompañaran a mi casa, que estaba bien, ellas a duras penas me creyeron y se despidieron de mí con un cálido abrazo. Subí a mi coche y llore en todo el camino hasta Corporación Capsula. ¡Ah, y para rematar, mi canción favorita de amor comenzó a sonar en la radio!

Subiendo el volumen, comencé a cantar.

Mi pie se hundió en el acelerador…

*BIIIIIIIIIIP BIIIIIIIIIIIP*

Mi celular, Genial ¿Y ahora quién demonios se atrevía molestar a la humillada princesa Saiyajin?

Bajando la velocidad, busque el móvil en mi bolso hasta encontrarlo. Un número desconocido. Fruncí el ceño y conteste, tal vez sería Goten pidiendo disculpas…

"¿Hola?"

"Vaya, vaya… Miren a quien tenemos aquí, ¡A la princesucha de quinta! Dime, Bra, ¿Qué se siente ser rechazada y humillada por el amor de tu vida?"

Fruncí el ceño y apreté mis manos sobre el volante. ¡Esa maldita perra de Pan! ¿Cómo había conseguido mi número?

"¿Es que no te cansas de molestar? ¡¿Por qué no le haces un favor al mundo y te mueres?!"

Quería salir del auto y matarla, quería golpearla, quemarla, torturarla, ¡Tantos años de molestarme! Tantos años de hacerme la vida imposible, ¡Y todo por envidia!

"Sé que estas furiosa y deprimida por que mi querido Tío Goten te rechazo, ¡Ya me lo imaginaba! ¿Quién quisiera ir al baile con una p…?"

Colgué.

Mas lagrimas nublaron mi vista y tuve que limpiarlas con mi antebrazo para no chocar. ¡Quería morirme! ¿Cómo se había enterado de que Goten me había rechazado? Tal vez el se lo había contado. Ya podía imaginármelos a ambos, burlándose de mí a mis espaldas…

Si, la peor tarde de mi vida…

¡Ah, mi casa! POR FIN.

Baje del auto y camine tranquilamente hacia la entrada. Me había prometido en el camino no hacer un drama en mi casa, mi mama se preocuparía y no quería dar muchas explicaciones al respecto… No ahora.

Por suerte estaba trabajando en su laboratorio. Bien.

No tenía hambre, no tenía sed. No quería nada más que llegar a mi habitación y echarme a llorar 3 días seguidos, así que no lo pensé y subí las escaleras. Abrí la puerta de mi cuarto y la cerré. Casi al instante mis lágrimas cayeron sobre mis mejillas y mis manos cubrieron mi rostro, desconsoladamente llore sobre la puerta 1 hora.

Un poco más tranquila, logre componerme y llegue hasta mi cama, donde el recuerdo de Goten diciéndome "Jamás me enamorare de ti" volvió a mí y volví a llorar desconsoladamente sobre el colchón, abrazada a mi peluche de Majin Buu, mojándolo con mis dolorosas lagrimitas.

Cayó la noche y decidí tomar un baño. Me calme un poco con el agua caliente rodeando mi cuerpo y relajando mis músculos, tensos y abatidos, nuevamente llore sobre la tina.

Sé que una princesa no debe llorar, ¡Lo sé, lo sé! Pero es que no puedo evitarlo, chicas compréndanme, el amor de mi vida me rechazo, me humillo, me comparo… ¡Y luego esa maldita de Pan! Con ella podría vengarme fácilmente, pero eso jamás quitaría el dolor del desamor, de la decepción, mi mente, mi orgullo, mi dignidad clamaban por venganza, por masacrarlo, ¡me había hecho llorar! ¡Me había gritado! A la princesa de los Saiyajin.

Y eso se pagaba con la muerte.

Decidí ponerme una bata corta de encajes dorados para dormir, y acostándome de nuevo sobre mi cama, abrace mi peluche, llore otro poco más y finalmente caí dormida con la reconfortante idea de cómo vengarme de Pan en mi cabeza, hasta que comencé a soñar.

000

Una sombra se reflejo a través de la habitación, antes de que un par de pisadas se oyeran alrededor de la cama, en donde la joven peli azul se encontraba profundamente dormida.

Un sujeto se acerco tan rápidamente que el ruido apenas fue audible para ella. Sonrió al verla. Se inclino sobre la cama, no podía esperar, la quería besar.

-Bra, te amo, por favor perdóname por haber sido tan estúpido contigo esta tarde…

Sus susurros fueron oídos por la princesa, la cual abrió lentamente los ojos, mirando las negras pupilas del Saiyajin delante de ella.

-Goten… Te perdono. ¡Te amo!

Y se levanto para besarlo, sus labios sabían tan bien, se movían tan sensualmente sobre los suyos. Era un beso lleno de amor, ella intensifico los movimientos tímidamente, quería arrastrarlo hasta su corazón y atraparlo, jamás dejarlo ir. ¡Oh Goten, SU príncipe!

-¡GOTEN!

000

Abrí los ojos sin dejar de besarlo, sabía que Goten regresaría a mí, ¡Claro que lo sabia! Nadie podía rechazar a la princesa Saiyajin ni en un millón de años. Tal vez incluso me pediría que fuera su novia, ¡Oh, mejor aún, su esposa! Si, esposa del más guapo e inteligente y sensual…

Clave mis ojos sobre los suyos, si, eran tan negros, tan sensuales, profundos. Y sus labios no paraban de besarme tan apasionadamente… Solté un gemido de placer. Se sentía tan bien.

Tarde exactamente 4 segundos para darme cuenta de que no era Goten el que me estaba besando, y otros 3 segundos para reaccionar y separarlo de mí. Pensé rápido e hice la única cosa que pude haber hecho para que se alejara….

-¡Auuuuch! Hey Bra, ¿Por qué me has mordido así?-

Esa vos… esa silueta, ese hombre…

-Qué Demonios…

Lo mire tan horrorizada que incluso el se dio cuenta de que algo muy malo estaba a punto de suceder, y sin previo aviso, comencé a gritar…

Sin pensarlo, me aleje de él y salte de la cama hacia el otro lado de la habitación, ¡Qué demonios se pensaba ese insecto! ¡Me beso! ¿Es que acaso quería violarme? ¿Me había espiado toda la noche? ¡Pervertido!

-¡Bra ¿Qué pasa?!-

¡Mi mamita! Corrí hacia ella, casi casi llorando. ¿Qué podía hacer? Un pervertido horrible venia y me besaba mientras dormía… ¡Qué asco! ¡Qué asco!

-¡MAMÁ!-

La abrace fuertemente. Esta vez comencé a llorar sobre ella. Sus labios sobre los míos, tal vez me había tocado sin que lo sintiera, tal vez me había hecho algo, ¡IUUU QUE HORRIBLE!

-¿Goku? ¡¿Qué haces?! ¿Qué paso Bra?-

Mire a mi mama y luego al sujeto, ¿Goku? … Si, es cierto. Era el Señor Goku. ¡El papa de Goten! ¿Qué diablos? ¡COMO SE ATREVIA! Si tan solo mi padre estuviera aquí… Vi como el pervertido comenzaba a irse por el pasillo, mire hacia mi madre, aun asustada, horrorizada, asqueada.

Y finalmente, decidí desahogarme, y apuntando hacia donde se había ido ese horrible insecto comencé a gritar y llorar.

-¡Me ha besado! ¡Me ha tocado! ¡MAMÁ, GOKU ME INTENTO VIOLAR!

Y ese fue el comienzo de mi historia, de mi plan, de mi verdadera vida como lo que realmente soy:

BRA, LA PRINCESA DE LOS SAIYAJIN.

Continuara.

Notas del Autor: ¡LO PROMETIDO ES DEUDA! Y aquí tienen la tan esperada continuación de "Kakaroto" Ya se habrán dado cuenta de que la principal en esta historia es Bra. Ya verán como tengo preparadas muchas cosas para Goku y para nuestra adorada princesita.

¡Gracias por leerlo, para saber si les gusta, dejen Reviews!